SALA SOCIAL Y ADMINISTRATIVA LIQUIDADORA

AUTO SUPREMO Nº 314/2013

EXPEDIENTE: S.140/2009        

PARTES: Freddy Fernandez Torrico c/ Caja Nacional de Salud

PROCESO: Beneficios Sociales

DISTRITO: Cochabamba

**********************************************************************************************   

VISTOS: El recurso de casación en el fondo de fojas 207 a 209, interpuesto por Freddy Fernández Torrico, contra el Auto de Vista No. 387/2008 de 17 de diciembre de 2008, emitido por la Sala Social y Administrativa de la Corte Superior de Justicia de Cochabamba (fojas 203 a 204), dentro del proceso social de reposición de nivel salarial de cargo y cobro de saldo de salarios adeudados, seguido por el recurrente contra la Caja Nacional de Salud Cochabamba, la contestación de fojas 211 a 212, los antecedentes del proceso y,

CONSIDERANDO I: Que, tramitado el proceso social, la Jueza Primero de Partido de Trabajo y Seguridad Social de la ciudad de Cochabamba, emitió la Sentencia de 30 de septiembre de 2006 (fojas 166 a 169), declarando PROBADA en todas sus partes la demanda de fojas 9 y vuelta de obrados conminándose en consecuencia a la Caja Nacional de Salud Cochabamba para que por intermedio de su representante legal Lic. Hernán Salamanca Zenteno restituya al nivel 15 y cargo como Jefe Regional de Mantenimiento a Freddy Fernández Torrico, así mismo cancelarle el monto de la liquidación que a continuación sigue por concepto de diferencia de haberes desde el mes de junio de 2004 a la fecha, y sea dentro de tercero día de ejecutoriada la Sentencia bajo conminatoria de apremio.

DE JUNIO/2004 A octubre/2006 son 2 años, 4 meses

SALARIO Nivel 15 Item Nº 03733        Bs.- 2.966,04 (41-45) Mayo/2004

SALARIO Nivel 8 Item Nº 0333                Bs.- 2.005,92 (fojas 46, 121 a fojas 132)

DIFERENCIA                                 Bs.-    960,12

JUNIO/04 A MARZO/05, c/mes                Bs.-    960,12        Bs.-9.601,20

AGUINALDO 2004                                                           Bs.-   960,12        

SUELDO NIVEL 15                                 Bs.- 2.966,04

ABRIL/2005 SUELDO NIVEL 8                 Bs.- 2.085,52 (fojas 133 a fojas 135)

DIFERENCIA                                 Bs.-    880,52

ABRIL/05 A JUNIO/05 c/mes                 Bs.-    880,52        Bs.- 2.641,60

SUELDO NIVEL 15                                 Bs.- 2.966,04

JULIO/2005 SUELDO NIVEL 8                  Bs.- 2.253,88  (fojas 136 a fojas 140)        

DIFERENCIA                                  Bs.-    712,16

JULIO/05 A NOVIEMBRE/05 c/mes          Bs.-   712,16        Bs.-3.560,80

SUELDO NIVEL 15                                  Bs.- 2.966,04

SUELDO NIVEL 8 DICIEMBRE/2005      Bs.- 2.442,52  (fojas 141 a fojas 147)

DIFERENCIA                                  Bs.-   523,52

DICIEMBRE/05 A ABRIL/06 c/mes          Bs.-   523,52        Bs.- 2.617,60

AGUINALDO/2005                                                        Bs.-    712,16

SUELDO NIVEL 15                                       Bs.- 2.966,04

MAYO/2006 SUELDO NIVEL 8                       Bs.-2.759,53  (fojas 148 a fojas 152)

DIFRENCIA                                               Bs.-    206,51

MAYO/06 A JUNIO 2006 c/mes                       Bs.-    206,51        Bs.-    619,53

SUELDO NIVEL 15                                       Bs.- 2.966,04

AGOSTO/2006 SUELDO NIVEL 8                Bs.- 2.664,63

DIFERENCIA                                       Bs.-    301,41        Bs.-    904,23

MONTO TOTAL A CANCELAR                                        Bs.- 21.617,24

A solicitud de complementación y enmienda por parte del demandante (fojas 177), cursa el Auto Definitivo de fecha 21 de octubre de 2006 emitido por la Jueza de primera instancia (fojas 178), declarando, no ha lugar a la solicitud de enmienda y complementación.

En grado de apelación, presentado por una parte, el representante legal de la entidad demandada (fojas 172 a 174), y por la otra parte, el demandante (fojas 181 y vuelta); por Auto de Vista No. 387/2008 de 17 de diciembre de 2008, la Sala Social y Administrativa de la Corte Superior de Justicia de Cochabamba (fojas 203 a 204), REVOCÓ la Sentencia apelada y declaró IMPROBADA la demanda, sin costas.

Los fundamentos de la revocatoria por parte del Tribunal de Alzada, fueron que la relación laboral no quedó extinguida, debido a que no se produjo el despido del actor, que continuó en su cargo asignado y cobro sus respectivos salarios,  correspondientes a sus servicios. El artículo 2 del Decreto Ley de 09 de marzo de 1937 dispone la posibilidad de permanecer en su cargo o retirarse percibiendo la indemnización correspondiente a sus años de servicios.

El actor efectuó reclamos ante las autoridades nacionales de la Caja Nacional de Salud para la restitución a su cargo y nivel salarial y no existe constancia que se agotó el trámite administrativo.

Notificadas las partes con el referido Auto de Vista, el demandante interpone recurso de casación en el fondo (fojas 207 a 209), en el que señala los siguientes argumentos:

Manifiesta que los juzgados de trabajo tienen competencia para conocer demandas de beneficios sociales y acciones emergentes de las relaciones laborales, conforme el inciso b) del artículo 43 de la Ley General del Trabajo.

Alega que el cambio de nivel e ítem y consiguiente rebaja de su salario fue un error de la entidad demandada, citando el artículo 162 de la Constitución Política del Estado, y que está por encima del Decreto Ley de 9 de marzo de 1937.

Por lo que afirma se ha infringido lo dispuesto por el artículo 162 numeral II de la Constitución Política del Estado (1967) y la inapropiada aplicación del Decreto Ley  de 9 de marzo de 1937 y el desconocimiento del artículo 4 de la Ley General del Trabajo.

Concluye el memorial de recurso, pidiendo a la Corte Suprema de Justicia CASE el Auto de Vista No. 387/2008 cursante a fojas 203 a 204, declarando probada su demanda así como el pago de los incrementos y salarios de las gestiones 2005 y 2006.

CONSIDERANDO II: Que, así expuestos los fundamentos del recurso de casación del recurrente, para su resolución es menester realizar las siguientes consideraciones:

Antes de ingresar al análisis del proceso en cuestión, nótese la insuficiencia de argumentos jurídico-legales que justifiquen la interposición del recurso de casación, en lugar de hacer un análisis técnico jurídico creíble, que desvirtué de manera razonada y razonable los fundamentos que sostiene la Resolución impugnada,  abundando en el extenso relato de las etapas del proceso, sin cumplir el mandato contenido en los artículos 253 en relación con el inciso 2) del artículo 258, ambos del Código de Procedimiento Civil, por lo que carece de relevancia jurídica.

Que, conforme la jurisprudencia desarrollada por la Corte Suprema de Justicia, el recurso de casación es uno extraordinario, constituyéndose por esta razón en una nueva demanda de puro derecho, que debe contener y circunscribirse a los requisitos enumerados en el artículo 258 del Código de Procedimiento Civil. En este sentido, el recurrente se encuentra obligado a fundamentar de manera precisa y concreta las causas que dieron lugar a la interposición del recurso ya sea en el fondo, en la forma o en ambos a la vez, no siendo suficiente la simple cita de normas legales y la relación de los hechos que se dieron a lo largo del proceso, sino demostrar en términos razonados y razonables, en qué consiste la infracción que se acusa. 

Al respecto es oportuno citar como ejemplo la jurisprudencia sentada por la ex Corte Suprema de Justicia -hoy Tribunal Supremo de Justicia-, que ésta enseña, a través del Auto Supremo No. 172 de 10 de mayo de 1995, correspondiente a la Sala Civil Segunda, disponiendo: “El recurso de casación se equipara a una demanda nueva de puro derecho, en la que se tiene que dar cumplimiento a una serie de presupuestos y condiciones insoslayables, como las de citar la Ley o Leyes violadas o aplicadas falsa o erróneamente y especificar en qué consiste la violación, falsead o error, ya se trate de recurso de casación en el fondo, o en la forma o ambos, conforme establece el artículo 258-2) del Código de Procedimiento Civil, que en el sub lite no ha sido observado”.

Que, pese a la falta de cumplimiento a la normativa citada en los anteriores acápites, a efectos de dar respuesta pronta y oportuna a las partes en litigio, se debe considerar en cuanto al artículo 43 de la Ley General del Trabajo, que dispone: “Los días y horas de descanso se indicarán en las empresas mediante carteles especiales”. Deduciéndose que la referida disposición legal no contiene el inciso que asevera el recurrente. Por otro lado, el Auto de Vista No. 387/2008 impugnado en casación, en su segundo considerando, numeral 1 fundamentó: “...no se produjo el despido del actor...éste continuó voluntariamente en su cargo asignado y cobro los salarios correspondientes a sus servicios, por lo cual, las pretensiones demandadas no se encuentran dentro de los alcances previstos en el artículo 43 del Código Procesal del Trabajo”. El recurrente textualmente menciona que el cambio de nivel e ítem y consiguiente rebaja de su salario fue un error de la entidad demandada, por lo que se coincide con el razonamiento legal antes citado al que llegaron los Vocales de Corte que suscribieron el Auto de Vista impugnado.

En cuanto al artículo segundo del Decreto Ley de 9 de marzo de 1937 (vigente), dispone: En caso de rebaja de sueldos, los empleados tendrán la facultad de permanecer en el cargo o retirarse de él, recibiendo la indemnización correspondiente a sus años de servicio. El patrono deberá anunciar la rebaja de sueldos, con tres meses de anticipación”. En el caso de autos, el recurrente siguió prestando sus servicios personales en la entidad demandada y por ende ha cobrado sus remuneración mensual conforme el cargo que se le asigno en la Caja Nacional de Salud, sin que conste en obrados que haya optado por la aplicación de la referida normativa antes citada, que le permitía recibir la indemnización de los años de servicios.

Que, en cuanto a la aplicación del parágrafo II del artículo 162 de la Constitución Política del Estado (1967), dispone: “Los derechos y beneficios reconocidos en favor de los trabajadores no pueden renunciarse, y son nulas las convenciones contrarias o que tiendan a burlar sus efectos”. A su vez el artículo 4 de la Ley General del Trabajo, dispone que “Los derechos que esta Ley reconoce a los trabajadores son irrenunciables, y será nula cualquier convención en contrario”. En la especie, y ante el eventual despido indirecto el recurrente no optó por la aplicación del Decreto Ley de 09 de marzo de 1937, mas al contrario mantuvo vigente la relación laboral con la entidad demandada.

Que, las deficiencias relacionadas al memorial del recurrente, hacen inatendible el recurso, por cuanto conforme establece la doctrina y la jurisprudencia, la apreciación y valoración de la prueba es facultad privativa de los juzgadores de instancia, en cumplimiento de la disposición contenida en el artículo 397 del Código de Procedimiento Civil, debiendo apreciarlas de acuerdo a su prudente criterio o sana crítica, y es incensurable en casación; extraordinariamente podrá procederse a una revaloración de la prueba, en la medida que el recurrente acuse y demuestre que se hubiera producido error de hecho o de derecho por los juzgadores inferiores, lo que en la especie no sucedió.

En el marco legal señalado, el recurso de casación en el fondo de fojas 207 a 209, es insuficiente, haciendo inviable su consideración, pues impide a este Tribunal abrir su competencia, correspondiendo en consecuencia resolver en la forma prevista por los artículos 271 inciso 1) y 272 inciso 2) del Código de Procedimiento Civil, con la facultad remisiva del artículo 252 del Código Procesal del Trabajo.

POR TANTO: La Sala Social y Administrativa Liquidadora del Supremo Tribunal de Justicia, con la facultad prevista en la Disposición Transitoria Octava y el numeral 1 del parágrafo I del artículo 42, ambos de la Ley del Órgano Judicial, así como del artículo 8 de la Ley No. 212 de 23 de diciembre de 2011, declara IMPROCEDENTE el recurso de casación en el fondo de fojas 207 a 209, sin costas.

MAGISTRADA RELATORA: Dra. María Arminda Ríos García.

REGÍSTRESE, NOTIFÍQUESE Y DEVUÉLVASE.

Fdo. Dra. Carmen Nuñez Villegas

Fdo. Dra. María Arminda Ríos García

Fdo. Dr. Delfín Humberto Betancourt Chinchilla

Sucre, 10 de julio de 2013

Ante mí: Abog. Soraya Ortega Aparicio. Secretaria de Sala Social y Administrativa Liquidadora