AUTO SUPREMO Nº 304/2013

Sucre, 03 de julio de 2013


EXPEDIENTE:        A.122/2009

DISTRITO:                La Paz

VISTOS: El recurso de casación de fojas 99 a 100, interpuesto por Elena Lucia Verastegui, del Auto de Vista Res. Nº 053/2009 SSAII de 5 de marzo de 2009, pronunciado por la Sala Social y Administrativa Segunda de la Corte Superior del Distrito Judicial de La Paz (fojas 94 y vuelta), en el proceso contencioso tributario por extinción de obligación de IVA e IT de los periodos diciembre 1999 a febrero de 2000 por prescripción, seguido por la recurrente contra la Gerencia Distrital La Paz del Servicio de Impuestos Nacionales, la respuesta de fojas 104 a 105 y vuelta, los antecedentes del proceso y,

CONSIDERANDO I: Que, tramitado el proceso contencioso tributario, el Juez Cuarto de Partido Administrativo, Coactivo Fiscal y Tributario del Distrito Judicial de La Paz, emitió la Sentencia Nº 017/2007 de 14 de noviembre de 2007 (fojas 28 a 33), declarando IMPROBADA la demanda incoada a fojas 4 a 6 y vuelta por Elena Lucia Verastegui, manteniendo firme y subsistente la Resolución Determinativa Nº 00636 de 30 de junio de 2004.

En grado de apelación, recurso interpuesto por la demandante, por Auto de Vista Res. Nº 053/2009 SSAII de 5 de marzo de 2009, (fojas 94 y vuelta), la Sala Social y Administrativa Segunda de la Corte Superior de La Paz, ANULÓ el auto de concesión de fecha 15 de diciembre de 2007 cursante a fojas 81, disponiendo que el Juez de la causa en su lugar declare la expresa ejecutoria de la Sentencia Nº 017/2007 conforme al ordenamiento legal vigente. Sin multa por ser excusable.

El fundamento del Auto de Vista fue de que la parte recurrente debió presentar su recurso en forma ineludible, ante la autoridad que conoce el caso y dentro del plazo previsto por ley; al inobservar este requisito establecido por ley, da lugar al rechazo, por cuanto el descuido o la negligencia de cualquiera de las partes no puede ser convalidado por el Tribunal de alzada, por lo que el Juez de instancia al haber concedido simple y llanamente el recurso de apelación, ha obrado erradamente, al no compulsar de manera correcta los actuados procesales y normas que rigen la materia.

Que, contra el referido Auto de Vista, la parte demandante interpuso recurso de casación (fojas 99 a 100), el que contiene los siguientes argumentos:

La recurrente expresa que conforme a lo dispuesto por el artículo 97 del Código de Procedimiento Civil que permite la presentación de memoriales ante otro Secretario o Actuario en caso de urgencia y estando por vencer un plazo perentorio, se presentó el recurso de apelación ante la Secretaría del Juzgado Segundo, en razón a que como conoce la propia Administración Tributaria, el Secretario del Juzgado donde se ventilaba el proceso, se encontraba con permiso ese día y siendo que la siguiente en número (Secretaria del Juzgado Primero) gozaba de baja médica por el nacimiento de su hijo, siguiendo el orden en número se recurrió a la Secretaria del Juzgado Segundo quien accedió recepcionar la apelación, habiéndose configurado precisamente en el caso lo dispuesto por el artículo 97 del Código de Procedimiento Civil. Al respecto refiere el texto de la Sentencia Constitucional Nº 0104/2007-R de 6 de marzo de 2007, aplicable al caso presente.

Que, el Auto de Vista al dar a entender que forzosamente se debe presentar el recurso en el juzgado donde se ventila el proceso, ha aplicado erróneamente lo previsto por el artículo 97 del Código de Procedimiento Civil.

Concluye su recurso solicitando se “ANULE el Auto de Vista recurrido, fallando sobre lo principal del asunto declarando PROBADA la demanda Contenciosa Tributaria.”(Sic.)

CONSIDERANDO II: Que así expuestos los fundamentos del recurso, para su resolución es necesario realizar las siguientes consideraciones:

Antes de ingresar al análisis de la problemática planteada, es menester indicar que en el marco de la amplia jurisprudencia desarrollada por la Corte Suprema de Justicia de la Nación, hoy Tribunal Supremo de Justicia, el recurso extraordinario de casación, sea en la forma o en el fondo, debe observar en su interposición los requisitos esenciales exigidos por el artículo 258 inciso 2) del Código de Procedimiento Civil;  debiendo cumplir con una fundamentación precisa y concreta, identificando las causas que motivan la casación, ya sea en la forma, en el fondo, o en ambos casos; toda vez que cada una de ellas persigue un fin y objetivo diferente, no siendo suficiente, la simple acusación de interpretación errónea de disposiciones legales, como en el caso de autos, sino demostrar en el recurso en qué consiste la infracción que se acusa, fundamentando cómo, porqué y de qué manera hubieran sido vulneradas dichas normas.

De la lectura del recurso, se colige que dicho memorial no contiene una verdadera crítica legal del Auto de Vista impugnado, pues no efectúa un análisis técnico-jurídico que desvirtúe de manera razonada y razonable los fundamentos que lo sostienen, y no expresa en el mismo, elementos que señalen de manera precisa y concreta el cumplimiento de los requisitos establecido para el efecto, interponiendo “recurso de casación” fundamentando como expresa “SOBRE CUESTIONES DE FONDO”, acusando la interpretación errónea del artículo 97 del Código de Procedimiento Civil, y contradictoriamente en su petitorio solicita “se aplique el Art. 275 del C.P.C. y ANULE el Auto de Vista recurrido”, que hace al recurso de casación en la forma, por lo que se colige que el memorial del recurso carece de total técnica procesal, en el que la recurrente no consideró ni distinguió ambos recursos (en la forma y en el fondo), los que se sustentan en causas diferentes y persiguen efectos distintos que no pueden confundirse entre sí. Al respecto, considerando la amplia jurisprudencia sentada, cabe señalar que la casación en el fondo debe fundarse en errores (infracciones) "in judicando" en que hubiese incurrido el Tribunal de instancia al emitir su resolución, debiendo identificarse estas infracciones por separado y subsumirlas a las causales insertas en la norma prevista por el artículo 253 del Código de Procedimiento Civil; mientras que para el recurso de casación en la forma, debe fundarse en errores (infracciones) "in procedendo", referidas a la violación de formas esenciales del proceso, por infracción de normas adjetivas incumplidas o mal aplicadas por el Tribunal de instancia, especificadas en el artículo 254 de la misma norma legal.

No obstante las observaciones realizadas precedentemente, ingresando en el fondo del recurso y en mérito a lo argumentado por la recurrente de que por la urgencia y estando por vencer el plazo perentorio, presentó el recurso de apelación en Secretaría del Juzgado Segundo Administrativo Coactivo Fiscal y Tributario de La Paz, en razón a que el Secretario del Juzgado Cuarto de Partido Administrativo, Coactivo Fiscal y Tributario donde se tramitó la causa estaba ausente con permiso en el día, y la Secretaria siguiente en número con baja médica; cabe señalar que de la revisión minuciosa de antecedentes procesales se establece que efectivamente, la demandante presentó el recurso de apelación el 29 de noviembre de 2007 en Secretaría del Juzgado Segundo de Partido Administrativo Coactivo Fiscal y Tributario de La Paz (cargo de fojas 35 vuelta); empero, no existe ninguna documentación o justificativo que acredite esa situación expresada en su recurso, máxime si se considera que la indicada fecha era un día hábil de trabajo, de conformidad a lo establecido por el artículo 143 del Código de Procedimiento Civil, infiriéndose que no existía razón legal que amerite la presentación de un escrito en un juzgado diferente a donde se tramitó la causa, pudiendo haber recibido el escrito el Auxiliar del juzgado, de acuerdo al mandato del artículo 210 de la Ley de Organización Judicial, quien pudo haber dado fe de la fecha y hora de esa presentación, como lo hizo en anteriores memoriales presentados por las partes y que corren en obrados.

Tampoco puede obviarse el hecho de que no consta la fecha y hora en que el memorial de apelación fue recibido en el juzgado de origen, donde necesariamente debió ser presentado, ni el funcionario que lo recibió, acto que como lo expresa el Auto de Vista  es errado y “…al que no se le puede dar validez alguna, por no adecuarse a las prescripciones establecidas claramente en el art. 97 del C.P.C…”.  Además, la ley prevé los casos específicos en los cuáles un escrito puede ser presentado ante otro Secretario de Juzgado, como lo instituye el artículo 97 del Código de Procedimiento Civil, que establece que en caso de urgencia y estando por vencer un plazo perentorio, los escritos podrán ser presentados en la casa del secretario o actuario, quien hará constar esta circunstancia en el cargo. Si no fueren encontrados, el escrito podrá presentarse ante otro secretario o actuario o ante un notario de fe pública del respectivo asiento judicial. Por lo que de lo establecido en esta norma, se entiende que la referida presentación del escrito se la efectúa fuera de estrados judiciales, ya sea en el domicilio del secretario o en una Notaría de fe pública, situación que no se dio en la especie. En relación con esta disposición, el artículo 99 del mismo Procedimiento Civil señala que los secretarios o actuarios no recibirán los escritos que no estuvieren arreglados a lo dispuesto en la norma de los artículos 92 al 101 del Código de Procedimiento Civil, consiguientemente, la Secretaria del Juzgado Segundo de Partido Administrativo, Coactivo Fiscal y Tributario, no tenía las atribuciones para recibir el memorial de apelación.

En virtud a lo anotado, debe colegirse que la apelación concedida a través del Auto de 15 de diciembre 2007 (fojas 81), contra la Sentencia Nº 017/2007 de fojas 28 a 33, fue concedida indebidamente, resultando atinado lo señalado en el Auto de Vista que “el Juez de primera instancia, al haber concedido simple y llanamente recurso de apelación, mediante Auto de 15 de diciembre de 2007, que cursa a fs. 81 de obrados, ha obrado erradamente, al no compulsar de manera correcta los actuados procesales y normas que rigen la materia” por lo que el Tribunal de Segunda instancia obró en sujeción a las normas que rigen la materia al haber anulado la concesión del recurso, sin que existan las pretendidas infracciones acusadas por la recurrente.

En el marco legal descrito, se concluye que el Auto de Vista recurrido se ajusta a las normas legales en vigencia no observándose interpretación errónea de norma legal alguna, por lo que corresponde aplicar el artículo 273 del Código de Procedimiento Civil, con la facultad remisiva prevista en los artículos 214 y 297 del Código Tributario, Ley Nº 1340 de 28 de mayo de 1992.

POR TANTO: La Sala Social y Administrativa Liquidadora del Supremo Tribunal de Justicia, con la facultad prevista en la Disposición Transitoria Octava y el numeral 1 del parágrafo I del artículo 42, ambos de la Ley del Órgano Judicial, así como del artículo 8 de la Ley Nº 212 de 23 de diciembre de 2011, declara INFUNDADO el recurso de casación de fojas 99 a 100, sin costas en aplicación del artículo 39 de la Ley Nº 1178.

MAGISTRADA RELATORA: Dra. Carmen Nuñez Villegas

REGÍSTRESE, NOTIFÍQUESE Y DEVUÉLVASE.