SALA SOCIAL Y ADMINISTRATIVA LIQUIDADORA

AUTO SUPREMO Nº  189/2013

EXPEDIENTE: A.68/2009        

PARTES: Periodistas Asociados Televisión Ltda. c/ GRACO La Paz del SIN

PROCESO: Contencioso Tributario

DISTRITO: La Paz

*******************************************************************************************************   

VISTOS: El recurso de casación en el fondo de fojas 80 a 82, interpuesto por Sergio Weise Márquez, en representación de Periodistas Asociados Televisión Ltda., en virtud del Testimonio de Poder Nº 198/2007, otorgado por ante la Notaría de Fe Pública Nº 74 a cargo de Mary Daphne Burgoa Luna, correspondiente al Distrito Judicial de La Paz (fojas 15 a 17 y vuelta),  del Auto de Vista Nº 134/2008 de 29 de agosto de 2008 (fojas 72 y vuelta), pronunciado por la Sala Social y Administrativa Primera de la Corte Superior del Distrito Judicial de La Paz, en el proceso Contencioso Tributario por concepto de omisión de pago respecto del Impuesto al Valor Agregado (IVA), por el período fiscal correspondiente a enero de 2004, de acuerdo con la Resolución Sancionatoria Nº 15-107-07 de 30 de abril de 2007 (fojas 14), seguido por la Gerencia GRACO La Paz del Servicio de Impuestos Nacionales (SIN), contra el recurrente, los antecedentes del proceso y,

CONSIDERANDO I: Que, tramitado el proceso contencioso tributario, la Jueza Segunda de Partido Administrativo, Coactivo Fiscal y Tributario del Distrito Judicial de La Paz, emitió la Resolución Nº 34/2007 de 25 de agosto de 2007 (fojas 37 a 38), por la que admitió la demanda de fojas 20 a 23 y la subsanación de fojas 36.

Posteriormente, en recurso de reposición con alternativa de apelación deducido por la Administración Tributaria de fojas 59 a 61 y vuelta, la Jueza Segunda de Partido Administrativo, Coactivo Fiscal y Tributario del Distrito Judicial de La Paz, emitió la Resolución de 2 de mayo de 2008 (fojas 70 a 71), por la que confirmó la Resolución Nº 34/2007, concediendo el recurso de apelación ante el superior en grado.

En grado de apelación, por Auto de Vista Nº 134/08 SSA-I de 29 de agosto de 2008 (fojas 72 y vuelta), la Sala Social y Administrativa de la Corte Superior del Distrito Judicial de La Paz, revocó la Resolución Nº 15-107/07 y deliberando en el fondo, dejó sin efecto el auto de admisión de la demanda de fojas 34, disponiendo su rechazo.

Que, del referido Auto de Vista, Sergio Weise Márquez, en representación de Periodistas Asociados Televisión, interpuso recurso de casación en el fondo (fojas 80 a 82), el que se pasa a examinar:

Señala que el Tribunal de Alzada incurrió en interpretación errónea y aplicación indebida de la ley, al disponer dejar sin efecto el auto de admisión de la demanda de fojas 34 y 35, además de referir equivocadamente la revocatoria de la Resolución 15-107/07 que es el acto administrativo impugnado.

Considera el recurrente que se produjo errónea interpretación de la Ley Nº 1562 de 12 de mayo de 1994, modificatoria del artículo 260 de la Ley de Organización Judicial, transcribiendo su texto a continuación. Agrega que existe un vacío legal respecto del plazo para presentar una demanda encontrándose de vacaciones el Órgano Judicial y que en su concepción se interrumpe dicho plazo. Añade que el Tribunal de Alzada no consideró la disposición contenida en el inciso 1) del artículo 242 de la Ley Nº 1340, que faculta a la parte demandada, que ante la presentación extemporánea de una demanda, oponga la excepción perentoria prevista en el artículo 227 del mismo cuerpo legal, excepción que debe ser resuelta junto con lo principal en Sentencia, en conformidad con lo dispuesto por el artículo 243 de la Ley Nº 1340.

Continúa el memorial con una cantidad de redundancias respecto de los aspectos señalados en los párrafos anteriores, incidiendo en que el Supremo Tribunal de Justicia escudriñe la voluntad del legislador y en una interpretación sistemática de las normas, incluida la Constitución Política del Estado en cuanto a la protección del debido proceso y la seguridad jurídica, aplique la normativa de manera extensiva y no restrictiva.

Concluye el memorial solicitando a este Supremo Tribunal, case el Auto de Vista recurrido y consiguientemente confirme la Resolución Nº 34/07 de 25 de agosto de 2007.

CONSIDERANDO II: Que, así expuestos los fundamentos del recurso, para su resolución es menester realizar las siguientes consideraciones:

El objeto del presente recurso se halla orientado a determinar si el Tribunal de Apelación efectuó una correcta interpretación de las normas aplicables, respecto de la presentación, supuestamente extemporánea de la demanda, para iniciar un proceso contencioso tributario en contra de la Administración Tributaria, en virtud a la calificación que ésta efectuó de la conducta del contribuyente como omisión de pago del Impuesto al Valor Agregado (IVA) por el período fiscal correspondiente a enero de 1994.

El tercer párrafo del artículo 260 de la Ley de Organización Judicial, vigente en virtud de la disposición del artículo único de la Ley Nº 1562 de 12 de mayo de 1994, dispone: “Durante los períodos de vacaciones, todo término en la tramitación de los juicios quedará interrumpido y se reabrirá automáticamente a la reiniciación de labores, debiendo cada Corte establecer con precisión el momento de interrupción y de reapertura de dichos términos, a fin de evitar incidentes al respecto.”

La disposición referida en el párrafo anterior, debe ser interpretada en relación con el artículo 141 del Código de Procedimiento Civil, que indica: “Los plazos transcurrirán ininterrumpidamente y sólo se suspenderán durante las vacaciones judiciales.” Se aclara que las disposiciones del Código de Procedimiento Civil, son aplicables al caso, en los límites establecidos por disposición de los artículos 214 y 297 de la Ley Nº 1340.

En observancia de las normas citadas precedentemente, se tiene que los plazos procesales se suspenden únicamente durante las vacaciones judiciales y que todo término o plazo en la tramitación de los juicios, quedará interrumpido por dicha circunstancia. En este sentido, no existe vacío legal, pues las disposiciones referidas hacen alusión a los procesos que se encontraren en trámite, pero no a la presentación de una demanda, ya que no existe justificación para ello. Se suspenden los plazos para los procesos en trámite, en razón que encontrándose en vacación colectiva el personal dependiente del Órgano Judicial, no hay funcionarios que puedan dar continuidad a la tramitación de los mismos; en cambio, en tratándose de una demanda nueva, en todo tribunal queda personal que atiende la recepción de documentos en  general y aún puede recurrirse a la aplicación del artículo 97 del Código de Procedimiento Civil, que dispone: “En caso de urgencia, y estando por vencer algún plazo perentorio, los escritos podrán ser presentados en la casa del secretario o actuario, quien hará constar esta circunstancia en el cargo. Si no fueren encontrados, el escrito podrá presentarse ante otro secretario o actuario o ante un notario de fe pública del respectivo asiento judicial.”

Por otra parte, deben ser tomadas en cuenta las disposiciones del parágrafo I del artículos 139 y el parágrafo I del artículo 140 del Código Adjetivo Civil, en cuanto el primero de ellos señala: “Los plazos legales o judiciales señalados en este Código a las partes para la realización de los actos procesales, serán perentorios e improrrogables, salvo disposición contraria.” Y el otro, expresa que: “Los plazos procesales comenzarán a correr desde el día hábil siguiente a la citación o notificación con la resolución judicial respectiva.” Es decir, que en principio, los plazos procesales son perentorios e improrrogables, reiterando una vez más, que sólo se suspenden en período de vacaciones, en virtud a que éste es colectivo y sólo respecto de las causas en trámite.

La Jurisprudencia desarrollada por la Corte Suprema de Justicia, ha señalado en el Auto Supremo Nº 305 de 25 de julio de 2008, correspondiente a su Sala Social y Administrativa Primera entre otros, que: “…se llega a la indudable conclusión de que la demanda contencioso tributaria intentada (…) fue interpuesta estando vencido el plazo de los 15 días establecidos por los arts. 174 y 227 del Cód. Trib. anterior, L. Nº 1340, cuya vigencia fue repuesta a tenor de las sentencias constitucionales precedentemente citadas; plazo perentorio, válido y legal… (Las negrillas son añadidas). Asimismo, este Supremo Tribunal Liquidador, ha expresado a través del Auto Supremo Nº 287/12 de 30 de octubre, que “…el cómputo de los plazos se suspenden por vacaciones judiciales cuando ya se encuentran en trámite, y no así para la interposición de la demanda nueva que viene a ser un acto procesal inicial no sujeto todavía a suspensión de plazo alguno…  (Las negrillas son añadidas). Por otro lado, la Sentencia Constitucional Nº 965/2003-R de 14 de julio, señala: “…Debe entenderse que la suspensión prevista en este precepto implica interrumpir un acto o un proceso o trámite que está en curso (las negrillas son añadidas), interrupción o detención temporaria de un acto (una audiencia) o de la tramitación de una causa... dice la doctrina, recogida por la norma procesal antes citada cuando dispone que los plazos transcurrirán sin interrupción.” En consecuencia, por lo señalado precedentemente, no se verifica que fuera evidente la vulneración acusada.

En cuanto a que el Tribunal de Alzada no consideró la disposición contenida en el inciso 1) del artículo 242 de la Ley Nº 1340, referida al vencimiento de los plazos señalados por el artículo 227, admisible como excepción perentoria y oponible de acuerdo con la norma contenida en el artículo 243 del mismo cuerpo legal, debe tenerse presente que dicha disposición es absolutamente clara cuando señala que el plazo para la interposición de la demanda contencioso tributaria es de 15 días, computables a partir de la notificación con la resolución administrativa; se reconoce como excepción, es decir que dicho plazo podrá ser ampliado: a) En caso que el contribuyente no resida en la ciudad de La Paz, en un día por cada doscientos kilómetros de distancia de esa ciudad; b) si el interesado reside en el extranjero y no tiene representante legal en Bolivia, el término se amplía a 60 días; y c) para el supuesto que el contribuyente falleciera, se suspenderán los plazos hasta la fecha de reconocimiento judicial de los herederos, supuestos que no son aplicables en la especie, por lo que no se verifica que fuera evidente la vulneración que acusó el recurrente.

Respecto de la mención en el Auto de Admisión de la demanda de fojas 34 y 35, de la Resolución 15-107/07 que es el acto administrativo impugnado, se trata de un lapsus cálami, entendido como un error involuntario e inconsciente al escribir, que en los hechos no afecta a la esencia de la resolución ni tiene trascendencia, habida cuenta que además, dicho Auto fue notificado a las partes, la Administración Tributaria interpuso el recurso de reposición de fojas 56 a 58 y vuelta (numeración inferior) y respondido por Periodistas Asociados Televisión por memorial de fojas 63 a 66 (numeración inferior), con lo que el error fue convalidado.

En relación con la invocación del debido proceso y la seguridad jurídica en la búsqueda de su aplicación de manera extensiva y no restrictiva, el recurrente debe comprender que el proceso se encuentra sujeto a determinadas formalidades que deben ser cumplidas más allá de su consideración como simples ritualidades. Precisamente, la aplicación de los principios aludidos, se encuentra orientada a brindar respuestas y satisfacción a las demandas de justicia de la sociedad, sobre la base de la aplicación uniforme de las normas en las causas que son sometidas a conocimiento del juzgador, observando y aplicando el principio de igualdad, habiéndose señalado en la presente resolución, la base legal y el entendimiento jurisprudencial desarrollado sobre el objeto del recurso, por lo que no se encuentra que fueran evidentes las vulneraciones acusadas.

Que, en este marco legal, se concluye que el Auto de Vista recurrido se ajusta a las disposiciones legales en vigencia y no se observa violación de norma legal alguna; al contrario, realiza una correcta valoración y apreciación de la prueba adjuntada al proceso, como la interpretación y aplicación de las normas legales citadas. Por consiguiente, habiendo el Tribunal de Alzada, obrado sin incurrir en las violaciones acusadas en el recurso, corresponde resolver conforme previene el artículo 273 del Código de Procedimiento Civil, con la facultad remisiva prevista en los artículos 214 y 297 del Código Tributario, Ley Nº 1340 de 28 de mayo de 1992.

POR TANTO: La Sala Social y Administrativa Liquidadora del Supremo Tribunal de Justicia, con la facultad prevista en la Disposición Transitoria Octava y el numeral 1 del parágrafo I del artículo 42, ambos de la Ley del Órgano Judicial, así como del artículo 8 de la Ley Nº 212 de 23 de diciembre de 2011, declara INFUNDADO el recurso de casación de fojas 80 a 82, sin costas, en aplicación del artículo 39 de la Ley Nº 1178.

MAGISTRADA RELATORA: Dra. Carmen Nuñez Villegas

REGÍSTRESE, NOTIFÍQUESE Y DEVUÉLVASE.

Fdo. Dra. Carmen Nuñez Villegas

Fdo. Dra. María Arminda Ríos García

Fdo. Dr. Delfín Humberto Betancourt Chinchilla

Sucre, 11 de abril de 2013

Ante mí: Abog. Soraya Ortega Aparicio. Secretaria de Sala Social y Administrativa Liquidadora