SALA SOCIAL Y ADMINISTRATIVA LIQUIDADORA

AUTO SUPREMO Nº 130/2013

EXPEDIENTE: A.177/2011                        

PARTES: Alejandro Ortega Martínez c/ Servicio Nacional del Sistema de Reparto (SENASIR)

PROCESO: Reclamación de Pensiones

DISTRITO: La Paz

**********************************************************************************************   

VISTOS: El recurso de casación en el fondo de fojas 126 a 124, interpuesto por Diego Alejandro Mark Baldivieso en representación legal del Servicio Nacional de Sistema de Reparto SENASIR, y el recurso casación de fojas 131 a 129 interpuesto por Alejandro Ortega Martínez del Auto de Vista Nº 290/10 de 22 de diciembre de 2010 (fojas 116 a 115) dentro del proceso de pago de rentas atrasadas o retroactivos, seguido por Alejandro Ortega Martínez contra el SENASIR, la contestación de fojas 131 a 129, el memorial de solicitud de sorteo extraordinario de fojas 146, el Acuerdo de Sala Plena Nº 094/2013 de fojas 152 y vuelta, los antecedentes del proceso y,

CONSIDERANDO I: Que, la Comisión Calificadora de Rentas del Servicio Nacional de Sistema de Repartos SENASIR del Viceministerio de Pensiones y Seguros, emitió la Resolución Nº 08578 de 27 de octubre de 2003 (fojas 41), en la que dispone la DESESTIMACIÓN de “Renta Única de Vejez como el pago global, por no contar con los requisitos establecidos.”

Contra esta resolución, el asegurado interpuso recurso de reclamación el 5 de noviembre de 2003, en respuesta el 2 de julio de 2005 la Comisión de Reclamación determina la suspensión transitoria del trámite requiriendo al asegurado la presentación de fotocopias legalizadas de todo el proceso judicial de Anulación de Partida de Nacimiento hasta la Sentencia que determine la cancelación de dicha Partida; en cumplimiento a esa determinación en fecha 9 de agosto del 2007 el asegurado presenta Ejecutoria de la Sentencia del proceso ordinario de cancelación de Partida de Nacimiento en el cual señalaba como fecha de nacimiento el 11 de enero de 1952, quedando vigente el certificado de nacimiento cuya fecha es el 11 de enero de 1942, consecuentemente la Comisión de Reclamación del SENASIR mediante Resolución Nº 1907/07 de fecha 31 de diciembre de 2007 (fojas 72 a 70), dispone otorgar a favor de Alejandro Ortega Martínez Renta Única de Vejez a partir de septiembre de 2007 en aplicación de los artículos 471, 539 del Reglamento del Código de Seguridad Social y la Resolución Ministerial Nº 266 de fecha 25 de mayo de 2005.

Que, la Comisión de Calificación de Rentas pronunció Resolución Nº 2019 (fojas 80) resolviendo otorgar a favor de Alejandro Ortega Martínez renta única de vejez, equivalente al 85% de su promedio salarial en el monto de Bs. 525,00 correspondiendo a la básica el 42% Bs. 328,01 a la complementaria el 43% Bs. Bs. 181,34 más nivelación, renta que se pagará a partir del mes de septiembre de 2007.

Que, contra la Resolución Nº 0002019 de 15 de febrero de 2008 (fojas 80) Alejandro Ortega Martínez interpuso recurso de reclamación argumentando que debían pagarle su renta desde el año 2001, fecha en que realizó la solicitud de renta única de vejez.

Que, tramitado el recurso de reclamación, la Comisión de Reclamos del Servicio Nacional del Sistema de Reparto, emitió la Resolución Nº 1021/08 de fecha 2 de octubre del 2008 (fojas 95 a 93), CONFIRMANDO la Resolución N° 0002019 de 15 de febrero de 2008 de la Comisión Calificadora de Rentas.

En grado de apelación interpuesta por Alejandro Ortega Martínez mediante Auto de Vista Nº 290/10 de 22 de diciembre de 2010 (fojas 116 a 115), la Sala Social y Administrativa Tercera de la Corte Superior del Distrito Judicial de La Paz, CONFIRMÓ EN PARTE la Resolución Nº 1021/08 de fecha 2 de octubre de 2008, debiendo el SENASIR otorgar retroactividad a la Renta de Vejez del Asegurado Ortega Martínez Alejandro MAT 420111-OMA por el periodo de octubre 2003 hasta agosto 2007, todo sobre la base de liquidación de renta.

Que, contra el referido Auto de Vista, Diego Alejandro Mark Baldivieso en representación legal del SENASIR y Alejandro Ortega Martínez interpusieron recurso de casación, en los que señalan:

PRIMER RECURSO DE CASACIÓN EN EL FONDO.-

Refiere que el Auto de Vista recurrido en su segundo considerando no tomó en cuenta el artículo 554 del Reglamento del Código de Seguridad Social; además no cumplió con los requisitos de forma de la Sentencia establecidos en el artículo 192 inciso 2) del Código de Procedimiento Civil; agrega que viola la ley porque aplicó incorrectamente preceptos legales al no haber efectuado un estudio adecuado de las circunstancias particulares del caso. Añade que la fundamentación supone un enlace lógico de una situación particular, específica y concreta, con la previsión abstracta, genérica e hipotética con la ley, aspectos que el Auto de Vista recurrido no consideró  provocando un quebrantamiento  que “viola las formas esenciales del proceso provocado, una insuficiencia tanto en la parte considerativa como en la resolutiva” (Sic.)

Manifiesta que el Tribunal de Apelación no consideró lo dispuesto por los artículos 471 y 539 del Reglamento del Código de Seguridad Social que establecen que la fecha de solicitud de renta es el día de la presentación de los documentos faltantes y que las prestaciones de dinero nacen a partir del primer día del mes siguiente de la presentación de todos los documentos. Normas concordantes con el artículo 74 del Manual de Prestaciones de Rentas en Curso de Pago de Adquisiciones. 

Señala que a fojas 52 a 55 de obrados el asegurado presentó testimonio de la Sentencia Nº 62/2007 del proceso ordinario de cancelación de Partida de Nacimiento en fecha 8 de agosto de 2007, extremo que demuestra que SENASIR actuó en apego al artículo 471 del Reglamento del Código de Seguridad Social al otorgar la renta a partir de septiembre de 2007 en razón a que se presentaron todos los documentos recién el 9 de agosto de 2007.

Concluye el memorial pidiendo se case parcialmente el Auto de Vista Nº 290/2010.

SEGUNDO RECURSO DE CASACIÓN.-

Refiere que en fecha 9 de marzo de 2001 solicito la Renta Única de Vejez, acompañando la documentación exigida por ley incluido el certificado de nacimiento, pero mediante “Auto  Nº 08578 de 27 de octubre del 2003” (Sic)  la Comisión  de Calificaciones de Rentas, resolvió DESESTIMAR la otorgación de la misma aduciendo inconsistencia de edad sin tomar en cuenta que el certificado de nacimiento establece como fecha de su nacimiento el 11 de enero del año 1942, añade que, contra esa resolución interpuso Recurso de Reclamación y después de cuatro años mediante Resolución de Reclamación Nº 1907/2007 se Revocó “el Auto Nº 08578” (Sic.), disponiendo otorgar Renta Única de Vejez a partir de septiembre de 2007 sin tomar en cuenta que la solicitud de su renta la realizó el 31 de marzo del 2001, y que de acuerdo al artículo 6º de la R.S. Nº 10.0.0.087 de 21 de julio de 1997 concordante con el artículo 394 del Reglamento del Código de Seguridad Social es competencia de la Comisión Calificadora establecer la fecha desde cuando corresponde el pago de las rentas.

Manifiesta que no le notificaron con la Resolución 586/07 y que directamente pasaron a las comisiones técnicas para concederle el pago de su renta, excluyendo el pago de sus rentas atrasadas constituyendo una injusticia.

Que el Auto de vista recurrido vulneró las siguientes normas:

Finalmente solicita CASE EN PARTE con referencia a la fecha  desde cuando le corresponde el pago de sus rentas atrasadas, disponiendo el pago retroactivo de su renta a partir del mes de abril de 2001.

CONSIDERANDO II: Que, así expuestos los fundamentos de los recursos, para su resolución es menester realizar las siguientes consideraciones:

PRIMER RECURSO DE CASACIÓN EN EL FONDO.-

El recurrente, haciendo abstracción de la adecuada técnica jurídica interpone recurso de casación en el fondo con el fundamento que se vulneró el artículo 192 inciso 2) del Código de Procedimiento Civil y que se violaron las formas más esenciales del proceso, confundiendo con el recurso de casación en la forma, posteriormente alega infracciones a los artículos 471 y 539 del Reglamento del Código de Seguridad Social.

Es determinante considerar que, el  recurso de casación puede interponerse solo en el fondo o solo en la forma y también puede interponerse en ambos casos, pero eso sí, tiene que ser formulado y expuesto necesaria e ineludiblemente en uno de estos tres casos. Lo contrario significa desconocimiento de los requisitos que debe reunir  el recurso y su destino es la improcedencia.

El recurso de casación en la forma ataca las formas o maneras de hacer, el proceso, el o los modos incorrectos y viciosos en que se tramitó el juicio siempre y cuando dichos vicios no hayan precluido y sean de orden público y de cumplimiento obligatorio. En síntesis lo que persigue este recurso es anular el proceso hasta su vicio más antiguo para continuar el mismo cumpliendo con las normas procesales y los principios que atañen al correcto trámite de un proceso.

En cambio el recurso de casación en el fondo, no busca la nulidad de obrados sino busca pronunciamiento en lo principal del litigio, pretende la resolución de la cuestión debatida, que persigue se resuelva el litigio y termine el pleito.

Consecuentemente no se pude confundir una decisión de fondo con una de forma porque son dos situaciones jurídicas distintas que tienen sus específicos y particulares efectos, de donde se infiere que el recurso debe especificar y demostrar si se impugna el orden sustantivo o la regulación procesal, sin confundir ambos extremos, conforme establecen los artículos 250, 253 y 254 del Código de Procedimiento Civil, el recurso de casación en el fondo debe fundarse en errores (infracciones) "in judicando" en que hubiese incurrido el Tribunal de instancia al emitir su resolución, debiendo identificarse estas infracciones por separado y subsumirlas a las causales insertas en la norma prevista por el artículo 253 del Código de Procedimiento Civil.

Que analizados los argumentos expuestos en el memorial del recurso, se infiere que el recurrente, desconociendo la distinta finalidad que persiguen la casación en el fondo y en la forma, y que en el recurso de casación en el fondo no se pueden analizar aspectos o denuncias relativa a errores in procedendo que hacen a la nulidad del proceso, como equivocadamente pretende el recurrente, haciendo inviable su consideración e impidiendo a este Tribunal abrir su competencia, por lo que corresponde su resolución en la forma prevista por el inciso 2) del artículo 272 del Código de Procedimiento Civil, con la facultad remisiva del artículo 633 del Reglamento del Código de Seguridad Social.    

SEGUNDO RECURSO DE CASACION  EN EL FONDO.-

En cuanto al recurso de casación referido a la problemática de establecer a partir de cuándo corresponde cancelar al asegurado su renta única de vejez, debe considerarse para ello dos momentos importantes, el primero, la fecha de solicitud de renta única de vejez, y el segundo, la presentación del testimonio de la Sentencia de cancelación de una de las partidas de nacimiento.

Al respecto, se observa que el 23 de febrero de 2001, Alejandro Ortega Martínez  presentó solicitud de calificación y pago de renta única de vejez (fojas 31) adjuntando toda la documentación requerida para tal efecto, conforme consta en el formulario 400 de fojas 30.

Posteriormente, de acuerdo al formulario 460 INT de fojas 40,  de 16 de mayo 2003, la verificadora del SENASIR recomienda que se debe desestimar el trámite porque existía contradicción en la documentación presentada por el interesado con la base de datos del AVC de fojas 39 donde figura con matrícula Nº 52-0111-0MA presentando inconsistencia de edad; posteriormente por la certificación  emitida por la Corte Nacional Electoral se observó que el asegurado contaba con dos partidas de nacimiento la una con fecha de 1942 y la otra con 1952, evidentemente el certificado de nacimiento presentado a momento de solicitar la renta única de vejez fue la que establecía como fecha de nacimiento 11 de enero de 1942. Luego, la Comisión de Calificación de Rentas con la Resolución Nº 08573 de 27 de octubre de 2008 (fojas 41), resolvió desestimar la renta única de vejez y el pago global a favor del asegurado, con el argumento que el interesado tenía dos partidas de nacimiento con diferentes fechas que imposibilitaba determinar con certeza si el asegurado contaba con la edad requerida para acceder al pago de su renta única de vejez. A raíz de esta resolución, el rentista  procedió a demandar en la vía ordinaria la cancelación de la partida de nacimiento que señalaba como fecha 11 de enero de 1952, concluido que fue el proceso el recurrente presentó ejecutorial de la Sentencia del proceso ordinario de cancelación de partida de nacimiento en fecha 8 de agosto de 2007.

Ahora bien, por la fecha de presentación de este documento (8 de agosto de 2007), la Comisión de Reclamación del SENASIR, aplicando lo previsto en los artículos 471 y 539 del Reglamento del Código de Seguridad Social, revocó la Resolución Nº 005853 otorgando renta única de vejez con reducción de edad y determinando su cancelación desde septiembre de 2007, circunstancia que no fue subsanada acertadamente por el Tribunal Ad quem, al disponer su pago a partir del mes de enero de 2003, porque si bien es cierto que Alejandro Ortega Martínez presentó solicitud de calificación y pago de renta única de vejez adjuntando el certificado de nacimiento de 1942 no es menos cierto la existencia de otro certificado del año 1952, pero no desvirtúa el derecho a la renta del solicitante y menos la fecha de presentación de la solicitud, que constituye base para el nacimiento de las prestaciones en dinero a partir del primer día del mes siguiente al de la solicitud con todos los documentos que la justifican conforme establece el artículo 539 del Reglamento del Código de Seguridad Social.

Consiguientemente, teniendo en cuenta que es deber del Estado defender el capital humano protegiendo la salud de la población, asegurando sus medios de subsistencia, propendiendo el mejoramiento de las condiciones de vida del grupo familiar y que el régimen de seguridad social se inspira en los principios de universalidad, solidaridad, interculturalidad, entre otros, conforme consagra el artículo 45 de la Constitución Política del Estado, que a su vez se encuentran desarrollados por los artículos 1, 2 y 3 del Código de Seguridad Social, el Tribunal Ad quem al disponer que la renta básica de vejez sea cancelada retroactivamente desde enero de 2003, no  actuó acertadamente y conforme a lo previsto en el artículo 74 del Manual de Prestaciones de Rentas en Curso de Pago y Adquisición, aún si se tiene en cuenta que determinar su pago desde noviembre de 2007, como estableció el SENASIR, implicaría privarle al asegurado de percibir su renta de vejez por aproximadamente 6 años y por ende atentar sus derechos sociales que son irrenunciables conforme determina el artículo 48. III de la Constitución Política del Estado vigente.

Con relación a la interpretación errónea y en consecuencia la aplicación indebida de normas de Seguridad Social y Decretos Supremos referentes a la materia,  agraviando y causando perjuicio al interés del Estado, es evidente en virtud que la Constitución Política del Estado en el artículo 45 numerales I, II, III, IV señala: (2009) “… todas las bolivianas y los bolivianos tienen derecho a acceder a la seguridad social, inspirados en los principios, de universalidad, solidaridad, oportunidad,  y eficacia, cubriendo las contingencias de enfermedad, maternidad, riesgos profesionales, invalidez, vejez, muerte, siendo deber del Estado garantizar el derecho a la jubilación con carácter universal, solidario y equitativo”, en consecuencia el Auto de Vista recurrido no interpretó erróneamente ni aplicó indebidamente las normas vigentes de la materia.

Que habiendo, resultando parcialmente evidentes las infracciones acusadas en el recurso de casación de fojas 131 a 129, queda abierta la competencia del Tribunal Supremo, para aplicar el artículo 274 parágrafo II del Código de Procedimiento Civil, conforme al mandato de la norma remisiva, contenida en el artículo 633 del Reglamento del Código de Seguridad Social.

POR TANTO: La Sala Social y Administrativa Liquidadora del Supremo Tribunal de Justicia, con la facultad prevista en la Disposición Transitoria Octava y el numeral 1 del parágrafo I del artículo 42, ambos de la Ley del Órgano Judicial, así como del artículo 8 de la Ley N° 212 de 23 de diciembre de 2011, declara IMPROCEDENTE el recurso de casación de fojas 126 a 124, y CASA parcialmente el Auto de Vista Nº 290/2010 y determina el pago de Renta Única de Vejez a partir del mes del mes de abril de 2001.

Para fines de ley remítase copia de la presente resolución al Consejo de la Magistratura.

MAGISTRADA RELATORA: Dra. María Arminda Ríos García

REGÍSTRESE, NOTIFÍQUESE Y DEVUÉLVASE.

Fdo. Dra. Carmen Nuñez Villegas

Fdo. Dra. María Arminda Ríos García

Fdo. Dr. Delfín Humberto Betancourt Chinchilla

Sucre, 3 de abril de 2013

Ante mí: Abog. Soraya Ortega Aparicio. Secretaria de Sala Social y Administrativa Liquidadora