SALA SOCIAL Y ADMINISTRATIVA LIQUIDADORA

AUTO SUPREMO Nº 106/2013

EXPEDIENTE: S.22/2009                        

PARTES: Sandra Lucía Pucho de Terrazas c/ Restaurant La Casa de Los Paceños

PROCESO: Beneficios Sociales

DISTRITO: La Paz

**********************************************************************************************   

VISTOS: El recurso de nulidad o casación de fojas 106 a 107 y vuelta, interpuesto por Cinthia Olivo Carrasco en representación de la Casa de Los Paceños, en mérito al Poder N° 208/2008 de 18 de septiembre de 2008 de fojas 104 y vuelta otorgado por Sergio Gustavo Amatller Fernández, del Auto de Vista  N° 271/08 SSA-I de 13 de octubre de 2008 (fojas 103 y vuelta), emitido por la Sala Social y Administrativa Primera de la Corte Superior del Distrito Judicial de La Paz dentro del proceso social por pago de beneficios sociales seguido por Sandra Lucía Pucho de Terrazas contra el recurrente, el responde de fojas 110 y vuelta, los antecedentes del proceso; y,

CONSIDERANDO I: Que tramitado el proceso, el Juez Segundo de Trabajo y Seguridad Social de La Paz, dictó Sentencia Nº 58/2007, el 30 de julio de 2007 (fojas 86 a 89) declarando PROBADA EN PARTE la demanda de fojas 11 a 12 de obrados, sin costas, debiendo la parte demandada cancelar a la actora la suma de bolivianos 6.301,43, de acuerdo a la siguiente liquidación:

Tiempo de Servicios: 1 año, 10 meses y 12 días

Sueldo promedio indemnizable:        Bs. 1000.-

Indemnización:                                        Bs.        1.866,33

Desahucio:                                                Bs.        3.000,00

Aguinaldo: duodécimas 2006                        Bs.           301,77

Sueldos de 15 d/marzo, 19/abril/06                Bs.        1.133,33

TOTAL A CANCELAR:                                Bs.        6.301,43

Los montos referentes a la indemnización y desahucio serán actualizados en ejecución de fallos de conformidad al Decreto Supremo 23381 de 29 de diciembre de 1992.

En grado de apelación, deducida por el demandante, la Sala Social Administrativa Primera de la Corte Superior del Distrito Judicial de La Paz, pronunció el Auto de Vista Nº 271/08-SSA-I de fecha 13 de octubre de 2008, (fojas 103 y vuelta) confirmando la Sentencia Nº 058/07 de 31 de julio de 2007, de fojas 86 a 89 de obrados. Sin costas.

Que, el referido fallo motivó la interposición del recurso de nulidad o casación (fojas 106 a 107 y vuelta), en el que señala el recurrente a través de su apoderada legal, los siguientes agravios:

Manifiesta que el Auto de Vista recurrido no realiza un correcto análisis de los documentos y pruebas aparejadas en el proceso ya que la demandante abandonó su fuente de trabajo, indicando que durante sus vacaciones tenia que atender la salud de su hijo, a pesar de sus ofrecimientos que constan en el informe del inspector del trabajo, de que realice el trámite del seguro para su hijo y de reubicarla en otra sucursal mas cercana a su domicilio. Que al tomar el abandono de trabajo por vacaciones, demuestra que la actora infringió la Ley General del Trabajo en sus artículo 16 incisos a), d) y f) concordante con el Decreto Supremo Nº 1592 de 19 de abril de 1949, y con el abandono a su fuente laboral por 18 días, incurrió en retiro voluntario, no correspondiendo pagar sueldo devengado alguno, infringiendo con esta conducta también el artículo 12 de la Ley General del Trabajo, pidiendo que la actora le cancele por el perjuicio ocasionado como dispone dicho articulado.

Asimismo indica que corroboraron el abandono intempestivo a su fuente de trabajo las declaraciones de los testigos de descargo que cursan a fojas 79 y 81, adicionándose las declaraciones de los testigos de cargo que a fojas 43 y 35 vuelta manifestaron no constarles que la demandante fue retirada de su trabajo.

Concluye su recurso, solicitando se dicte resolución CASANDO el Auto de Vista RES.A.V. Nº 271/08 SSA-I, por infracción a leyes laborales expresas.

CONSIDERANDO II: Que, analizando los fundamentos del recurso de nulidad o casación, corresponde a este Tribunal considerar lo siguiente:

De la lectura del memorial de recurso, se verifica que éste no cuenta con la debida técnica recursiva, ni cumple con lo establecido en el inciso 2) del artículo 258 del Código de Procedimiento Civil que textualmente expresa: “Deberá citar en términos claros, concretos y precisos la sentencia o auto del que se recurriere, su folio dentro del expediente, la ley o leyes violadas o aplicadas falsa o erróneamente, y especificar en qué consiste la violación, falsedad o error, ya se trate de recurso de casación en el fondo, en la forma, o ambos. Estas especificaciones deberán hacerse precisamente en el recurso y no fundarse en memoriales o escritos anteriores ni suplirse posteriormente.” (las negrillas son añadidas).

Conforme a esta norma legal, el recurrente está en la obligación de citar la ley o leyes violadas o infringidas, lo que no cumplió en el presente caso, limitándose a manifestar que al abandonar la trabajadora su fuente laboral intempestivamente, con su actitud infringió la Ley General del Trabajo en sus artículos 12 y 16 incisos a) d) y f) concordante con el Decreto Supremo Nº 1592 de 19 de abril de 1949, argumento totalmente impertinente y erróneo, porque el recurso de casación no tiene por objetivo cuestionar la conducta de las partes, sino de realizar un análisis técnico jurídico al Auto de Vista impugnado que desvirtúe de manera razonada y razonable los fundamentos que lo sostienen, es decir identificar las normas infringidas, vulneradas, o aplicadas indebidamente, resultando por tanto inadecuado el argumento vertido en el memorial de recurso.

Considerando que el recurrente no acusa violación a norma alguna por parte del Tribunal de apelación en la resolución dictada, mal podría este Tribunal casar el Auto de Vista conforme lo solicita en su petitorio, por cuanto, conforme al artículo 274 del Código de Procedimiento Civil, el Tribunal, para casar un Auto de Vista, debe con carácter previo verificar si en el recurso se acusa la infracción de ley alguna y, si en el Auto de Vista se incurrió efectivamente en esa infracción legal. Concurridos ambos presupuestos, podrá fallar en el fondo "aplicando" esas "leyes conculcadas".

En ese entendido, y debiendo el Tribunal aplicar ésta norma legal, no tiene la posibilidad de casar un Auto de Vista si el recurrente no acusa infracción legal alguna, y de hacerlo estaría pronunciándose ultra petita y casando de oficio, lo que resulta ajeno a sus competencias.

Por lo señalado precedentemente, se evidencia la importancia que tiene el cumplimiento de las formalidades establecidas por el artículo 258 inciso 2) del Código de Procedimiento Civil referidas a la cita clara, concreta y precisa de la ley o leyes violadas o aplicadas falsa o erróneamente, y de  explicar en qué consiste la violación, falsedad o error, ya se trate de recurso de casación en el fondo, en la forma o ambos, a objeto de que el recurso cumpla su finalidad de abrir la competencia del Tribunal de casación. No habiendo cumplido  el recurrente con esas formalidades, éste tribunal se vea imposibilitado de dar lugar a la casación invocada.

Por otra parte, en cuanto al argumento del recurrente de que el Auto de Vista no realiza un correcto análisis de los documentos y pruebas aparejadas en el proceso, cabe expresar que la valoración de la prueba constituye una atribución privativa de los juzgadores de instancia, incensurable en casación, más aún al tratarse de materia laboral en la que el Juez no se encuentra sujeto a la tarifa legal de la misma, sino por el contrario debe formar libremente su convencimiento, inspirándose en los principios científicos que informan la sana crítica en la valoración de la prueba y atendiendo las circunstancias relevantes del proceso y la conducta procesal observada por las partes, conforme lo dispone el artículo 158 del Código Procesal del Trabajo. Y, en el recurso de casación en el fondo, por mandato del inciso 3 del artículo 253 del Código de Procedimiento Civil, cuando en la apreciación de las pruebas se hubiere incurrido en error de derecho o error de hecho, este último deberá evidenciarse por documentos o actos auténticos que demostraren la equivocación manifiesta del juzgador, circunstancias que no concurrieron en el reclamo efectuado por el recurrente.

En mérito a lo fundamentado precedentemente, se concluye que el recurso de fojas 106 a 107 y vuelta, es insuficiente e injustificable, toda vez que no cumple con la técnica recursiva exigida por el artículo 258 inciso 2) del Código de Procedimiento Civil, haciendo inviable su consideración, e impide a éste Tribunal abrir su competencia, correspondiendo en consecuencia resolver en la forma prevista por los artículos 271 numeral 1) y 272 numeral 2) del Código de Procedimiento Civil, con la facultad remisiva del artículo 252 del Código Procesal del trabajo.

POR TANTO: La Sala Social y Administrativa Liquidadora del Supremo Tribunal de Justicia, con la facultad prevista en la Disposición Transitoria Octava y el numeral 1 del parágrafo I del artículo 42, ambos de la Ley del Órgano Judicial, así como del artículo 8 de la Ley Nº 212 de 23 de diciembre de 2011, declara IMPROCEDENTE el recurso de casación de fojas 106 a 107 y vuelta, con costas.

MAGISTRADA RELATORA: Dra. Carmen Nuñez Villegas

REGÍSTRESE, NOTIFÍQUESE Y DEVUÉLVASE.

Fdo. Dra. Carmen Nuñez Villegas

Fdo. Dra. María Arminda Ríos García

Fdo. Dr. Delfín Humberto Betancourt Chinchilla

Sucre, 20 de marzo de 2013

Ante mí: Abog. Soraya Ortega Aparicio. Secretaria de Sala Social y Administrativa Liquidadora