SALA SOCIAL Y ADM. II. AUTO SUPREMO: Nº169

Sucre, 30 de mayo de 2011

DISTRITO: Tarija PROCESO: Social

PARTES: Magda Feliza Sánchez Portal c/ Carnicería Belgrano

MINISTRO RELATOR: Esteban Miranda Terán.


VISTOS: El recurso de casación de fs. 103-106, interpuesto por Adolfo Alcoba Guerrero, propietario de la "Carnicería Belgrano", contra el Auto de Vista 49/08 de 29 de marzo de 2008, cursante a fs. 99-100, pronunciado por la Sala Social y Administrativa de la Corte Superior del Distrito Judicial de Tarija, dentro del proceso social de pago de beneficios sociales y otros derechos seguido por Magda Feliza Sánchez Portal, contra el recurrente, la respuesta de fs. 109, el Auto por el que se concedió el recurso de fs. 110, los antecedentes del proceso y

CONSIDERANDO I: Que tramitado el proceso laboral, el Juez de Partido Tercero de Trabajo y Seguridad Social de la ciudad de Tarija, emitió la Sentencia Nº 1/2008 de 5 de enero de 2008, cursante de fs. 69 vta. a 71, por la que declaró PROBADA en parte la demanda, ordenando que Adolfo Alcoba Guerrero, cancele a la actora la suma de Bs. 9.904,01.- por concepto de indemnización por 5 años, 5 meses y 23 días, aguinaldo en duodécimas por la gestión 2007 (9 meses y 23 días) y desahucio.

En grado de apelación, deducida por ambas partes (fs. 76-78 y 83-84, respectivamente), por Auto de Vista Nº 49/08 de 29 de marzo de 2008, cursante a fs. 99-100, la Sala Social y Administrativa de la Corte Superior del Distrito Judicial de Tarija, CONFIRMÓ parcialmente la sentencia apelada, modificando y reconociendo las horas extraordinarias, consecuentemente disponiendo que el demandado cancele a la actora la suma de Bs. 17.709,01.- por conceptos de indemnización, desahucio, aguinaldo y horas extras, sin costas.

Este fallo motivó el recurso de casación de fs. 103-106 vlta., interpuesto por Adolfo Alcoba Guerrero, propietario de la Carnicería Belgrano, afirmando que interpone recurso de casación, porque considera que el auto de vista es inconsistente por no revisarse los agravios alegados en el recurso de apelación, ni los comparó respecto de los documentos cursantes en obrados, incurriendo en errada valoración de la prueba, transcribiendo todos los fundamentos de su memorial de apelación.

Concluye pidiendo que al no haberse demostrado los fundamentos de la demanda, se corrijan los errores de valoración de la prueba, casando el auto de vista y deliberando en el fondo, se declare improcedente el pago de la indemnización, desahucio y horas extras.

CONSIDERANDO II: Que, conforme ha establecido la amplia jurisprudencia del tribunal supremo, el recurso de casación se asimila a una nueva demanda de puro derecho, que debe contener los requisitos enumerados en el art. 258 Cód. Pdto. Civ., porque además de fundamentarse por separado de manera precisa y concreta cuáles son las causas que motivan la casación ya sea en la forma o en el fondo, no es suficiente la simple cita de disposiciones legales, sino que debe demostrarse en qué consisten las infracciones que se acusan.

Que de la revisión del recurso, se colige que el recurrente no ha cumplido los requisitos enumerados en el inc. 2) del art. 258 del Cód. Pdto. Civ., porque no identifica si recurre de casación en el fondo o en la forma, no cita ninguna disposición o norma infringida y solo trascribe inextenso los fundamentos del recurso de apelación. Es decir, solo realiza un relato intrascendente de escaso contenido jurídico del expediente, limitándose a solicitar se case el auto de vista, sin concretar su reclamo como casación en el fondo o casación en la forma.

Simplemente señala que no se cumple con el D.S. Nº 11478 de 16 de mayo de 1974, ni se adecua el reconocimiento de horas extraordinarias a lo señalado por el art. 46 de la L.G.T., lo hace de una manera genérica, global y sin demostrar de qué forma se ha violado dicha normativa.

El recurrente no consideró que conforme establece la doctrina y jurisprudencia, el recurso de casación en el fondo debe fundarse en errores "in judicando" que hubieran incurrido los tribunales de instancia al emitir sus resoluciones, debiendo estar debidamente identificadas en las causales señaladas en el art. 253 de la citada norma, mientras que el recurso de casación en la forma, se funda en errores "in procedendo", referidas a la infracción de normas adjetivas incumplidas o mal aplicadas en la tramitación del proceso, que se encuentran especificadas en el art. 254 de la misma norma legal.

Que, en ese marco legal, el recurso interpuesto es insuficiente e injustificable, haciendo inviable su consideración porque impide a este tribunal abrir su competencia para resolver en el fondo del litigio, correspondiendo en consecuencia resolver conforme establecen los arts. 271 inc. 1) y 272 inc. 2) del Cód. Pdto. Civ., por mandato del art. 252 del Cód. Proc. Trab.

POR TANTO: La Sala Social y Administrativa Segunda de la Corte Suprema de Justicia, con la atribución contenida en el num. 1 del art. 60 de la L.O.J., declara IMPROCEDENTE el recurso de casación de fs. 103-106, con costas.

Se regula el honorario profesional en Bs. 500 que mandará pagar el tribunal ad quem.

Relator: Ministro Esteban Miranda Terán

Regístrese, notifíquese y devuélvase.

Firmado: Min. Esteban Miranda Terán

Min. Beatriz Sandoval de Capobianco.

Sucre, 30 de mayo de 2011

Proveído: Sandra M. Mendivil Bejarano

Secretaria de Cámara de la Sala Social y Adm. II.