SALA SOCIAL Y ADM. II. AUTO SUPREMO: Nº 166

Sucre, 30 de mayo de 2011

DISTRITO: Chuquisaca PROCESO: Social

PARTES: Juan Sandi Ventura y otros c/ Teodoro Céspedes Méndez

MINISTRO RELATOR: Esteban Miranda Terán.


VISTOS: El recurso de casación en la forma y en el fondo de fs. 65-67, interpuesto por Teodoro Céspedes Méndez, contra el Auto de Vista Nº 040/2008 de 18 de febrero de 2008 (fs. 60-62), pronunciado por la Sala Social y Administrativa de la Corte Superior del Distrito Judicial de Chuquisaca, dentro del proceso social seguido por Juan Sandy Ventura, Germán Sandy Chumacero, Roberto Pillco Chambi, Pedro Pillco Gómez y Filemón Condori Huarachi, contra Teodoro Céspedes Méndez, la respuesta de fs. 69, el auto que concedió el recurso de fs. 70, los antecedentes del proceso y

CONSIDERANDO I: Que, tramitado el proceso social, la Juez Segundo de Trabajo y Seguridad Social de la ciudad de Sucre, emitió la Sentencia Nº 70/07 de 13 de diciembre de 2007 (fs. 43), declarando probada la demanda de fs. 7-8 e improbada la excepción perentoria de pago de fs. 17-18, con costas, disponiendo que el demandado, pague a favor de los actores Bs. 3.460, por concepto de salarios devengados, conforme al siguiente detalle.

Juan Sandy Ventura Bs. 730.-

Roberto Pillco Chambi Bs. 510.-

Germán Sandy Chumacero Bs. 810.-

Filemón Condori Huarachi Bs. 810.-

Pedro Pillco Gómez Bs. 600.-

Total Bs. 3.460.-

En grado de apelación deducida por el demandado (fs. 47-48), por Auto de Vista Nº 040/2008 de 18 de febrero de 2008 (fs. 60-62), emitido por la Sala Social y Administrativa de la Corte Superior del Distrito Judicial de Chuquisaca, confirmó la Sentencia Nº 70/2007 de 13 de diciembre de 2007, con costas.

Dicho fallo motivó el recurso de casación en la forma y en el fondo de fs. 65-67, planteado por el demandado, en el que alegó:

En la forma: Acusó la violación del art. 236 del Cód. Pdto. Civ., porque el tribunal de apelación tenían la obligación de circunscribir el auto de vista, considerando todos los puntos resueltos por el inferior y que hubieran sido objeto de apelación, pues en el punto VII de la sentencia, la Juez a quo determinó que los actores trabajaron 16 días, a excepción de Juan Sandy Ventura y Pedro Pillco Gómez, sin embargo, este punto de la sentencia fue impugnado, porque a criterio del demandado, todos los actores solo trabajaron once días, pues entre el 4 al 20 de enero de 2007, hay días sábados y domingos no trabajados por los demandantes, que recayeron en fechas 6, 7, 13, 14 y 20 y que no fue considerado por el tribunal de apelación.

En el fondo: Acusó la aplicación indebida del art. 161 inc. a) del Cód. Proc. Trab., porque no tomaron en cuenta, el reconocimiento y aceptación de la documental de fs. 16, efectuada por los actores, a excepción de Juan Sandy Ventura, incurriendo en error de hecho y error de derecho en la apreciación de dicha prueba de descargo, consistente en el registro de los días trabajados, ya que el tribunal de apelación en el auto de vista recurrido indicó "... que los actores...ni lo han reconocido posteriormente", errónea apreciación, pues los actores al firmar el memorial de 30 de noviembre de 2007 (fs. 30-31), bajo la suma de absuelve respuesta a demanda, reconocieron los días trabajados anotados en ese "papelito" como se indica, porque corresponde a la verdad, el que el tribunal ad quem no otorgó ningún valor a un documento que por muy fotocopia simple que sea, fue reconocido por los actores.

Concluyó solicitando que este tribunal anule obrados o case el auto de vista recurrido declarando improbada la demanda y probada las excepciones opuestas, con las formalidades de ley.

CONSIDERANDO II: Que, ingresando al análisis de lo fundamentado en el recurso de casación y de los datos del proceso se desprende que:

En cuanto al recurso de casación en la forma; el recurrente denunció la violación del art. 236 del Cód. Pdto. Civ., que determina el marco al que deberá circunscribirse el auto de vista, de modo que el tribunal de apelación no incurra en extralimitación de sus poderes ni en denegación de justicia, ya sea resolviendo "ultra o infra petita", pese a que en materia laboral este límite no se aplica porque el tribunal ad quem, tiene facultad como tribunal de conocimiento, de revisar y analizar nuevamente toda la prueba que cursa en obrados, sin restricción alguna y reconocer inclusive, derechos que aunque no hubiesen sido discutidos, fueron demostrados en el proceso, conforme establecen los arts. 158 y 202 inc. c) del Cód. Proc. Trab.

En el caso presente, el tribunal ad quem a tiempo de resolver el recurso de apelación, consideró todos los agravios alegados, incluido el referido al número de días adeudados a los actores, no siendo evidente la violación de la norma descrita, pues la resolución de vista se circunscribió a los puntos resueltos por el inferior y que fueron objeto de apelación y fundamentación por el recurrente.

Resolviendo el recurso de casación en el fondo, en el que el demandado denunció la violación del art. 161 inc. a) del Cód. Proc. Trab., referido a la validez de los documentos: "Cuando la parte contra la cual se presente la copia, la reconozca expresa o tácitamente, como genuina.", porque el recurrente cuestionó que el tribunal de apelación no habría tomado en cuenta la prueba de descargo de fs. 16, al ser una fotocopia simple.

Analizada la literal en cuestión, se advierte que evidentemente se trata de una fotocopia simple, referente a un control personal de los días trabajados por el co-demandante Juan Sandy Ventura en el mes de enero de 2007, empero conforme prescribe la norma descrita en el inc. a), esta prueba contrariamente a lo afirmado por el demandado, fue rechazada por los actores en el memorial presentado el 30 de noviembre de 2007 cursante a fs. 30-31 que en el punto 10 reza: "En cuanto a la planilla de montos adeudados que el demandado presenta como prueba documental, es otra ilaridad más del contratista, que solo nos causa gracia, ya que como el bien sabe, se trata de un simple papelito que yo, Juan Sandy Ventura, como albañil disciplinado, tengo a bien llevar el registro de los días trabajados, en toda ejecución de obra y en esta ocasión, después de tantas cobranzas infructuosas, hablamos con el ingeniero encargado de la obra, para hacerle conocer nuestro problema, donde nos enterarnos que la Empresa había cumplido con el pago total al contratista, momento en el cual mi persona en presencia de los otros actores, entregó al ingeniero este simple papelito, que luego, seguramente al reclamarle al contratista, le dio este borrador con mis anotaciones; Teodoro Céspedes aprovecho el espacio en blanco del papel para hacer un resumen de jornales, con el fin de adjuntarlo en calidad e prueba documental según él, como planilla de montos adeudados, alegando que los propios actores hemos presentado a la Empresa Constructora E&J. Juzgue su señoría".

Este aspecto desvirtúa lo alegado por la parte demandada, porque además ese documento no cuenta con firma de ninguno de los actores y por consiguiente carece de valor legal para ser admitido como prueba, desvirtuándose la existencia de error de hecho o de derecho en su apreciación, más aún si no presentó otros medios probatorios que desvirtúen lo afirmado por los actores, incumpliendo con lo establecido en los arts. 3 inc. h), 66 y 150 del Cód. Proc. Trab., referidos al principio de la inversión de la prueba.

Por último corresponde puntualizar que al haber sido los actores contratados para recibir su pago en quincenas, estas incluyen el pago de los salarios por los sábados y domingos que se encuentran en el periodo trabajado, siendo correcto el razonamiento de los de grado el haber ordenado el pago por todos los días de los periodos trabajados.

Por lo relacionado precedentemente y al no ser evidentes las infracciones denunciadas en el recurso, corresponde resolver conforme establecen los arts. 271 inc. 2) y 273 del Cód. Pdto. Civ., aplicables por mandato de la norma remisiva contenida en el art. 252 del Cód. Proc. Trab.

POR TANTO: La Sala Social y Administrativa Segunda de la Corte Suprema de Justicia, con la atribución contenida por el num. 1 del art. 60 de la L.O.J., declara INFUNDADO el recurso de casación en la forma y en el fondo de fs. 65-67, con costas.

Se regula el honorario de abogado en la suma de Bs. 500 que mandará hacer cumplir el tribunal inferior.

Relator: Ministro Esteban Miranda Terán

Regístrese, notifíquese y devuélvase.

Firmado: Min. Esteban Miranda Terán

Min. Beatriz Sandoval de Capobianco.

Sucre, 30 de mayo de 2011

Proveído: Sandra M. Mendivil Bejarano

Secretaria de Cámara de la Sala Social y Adm. II.