SALA SOCIAL Y ADM. II. AUTO SUPREMO: Nº 134

Sucre, 30 de marzo de 2011

DISTRITO: Santa Cruz PROCESO: Reclamación

PARTES: Willam Miguel Sainz Menacho c/ SENASIR

MINISTRO RELATOR: Hugo R. Suárez Calbimonte.


VISTOS: El recurso de casación en el fondo de fs. 120-122, interpuesto por Jeannette Justa Castro Escobar, en representación del Servicio Nacional del Sistema de Reparto (SENASIR), contra el Auto de Vista Nº 581 de 11 de diciembre de 2009 (fs. 117-118), pronunciado por la Sala Social y Administrativa de la Corte Superior del Distrito Judicial de Santa Cruz, dentro del recurso de reclamación seguido por Willam Miguel Sainz Menacho contra el Servicio Nacional del Sistema de Reparto (SENASIR), la respuesta de fs. 130-131, los antecedentes del proceso y

CONSIDERANDO I: Que dentro del recurso de reclamación de renta única de vejez con reducción de edad interpuesto por Willam Miguel Sainz Menacho, la Comisión de Calificación de Rentas de la Dirección General de Pensiones, pronunció la Resolución No. 006647 de 10 de mayo de 1999 (fs. 24), resolviendo otorgar a favor de Willam Miguel Sainz Menacho, renta única de vejez con reducción de edad, equivalente al 100 % de su promedio salarial, en el monto de Bs. 4.161,54 de la cual corresponde a la básica 50 %, Bs. 2.080,77 y a la complementaria 50 %, Bs. 2.080,77 del señalado promedio más incrementos de ley, renta única que se pagaría a partir del mes de noviembre de 1998.

Luego la Comisión de Calificación de rentas del SENASIR, mediante Auto Nº 0015526 de 18 de diciembre de 2007 (fs. 31) dispuso:

1.- El recálculo de la renta complementaria de vejez con reducción de edad, otorgado a favor del asegurado, por modificación en la densidad de cotizaciones.

2.- Descontar el 20 % mensual de la renta única de vejez con reducción de edad recalculada, hasta cubrir lo indebidamente cobrado.

A continuación la Comisión de Calificación de Rentas del SENASIR, mediante Resolución Nº 0000215 de 9 de enero de 2008 (fs. 38), resolvió otorgar en favor del asegurado, recálculo de renta única de vejez con reducción de edad, equivalente al 93 % de su promedio salarial en el monto de Bs. 4.479.19, correspondiendo a la básica el 50 % Bs. 2.080.77, a la complementaria el 43 % Bs. 1.789.46, más incrementos de ley, que se pagaría a partir del mes noviembre de 1998.

En estas circunstancias, el asegurado interpuso recurso de reclamación conforme consta a fs. 67-68, que fue resuelto por la Comisión de Reclamación mediante Resolución Nº 0384/09 de 7 de julio de 2009 (fs. 91-94), que confirmó la Resolución Nº 000215 de 9 de enero de 2008 (fs. 38), emitida por la Comisión de Calificación de Rentas, por encontrase de acuerdo a datos del expediente y normas legales que rigen la materia.

Contra esta resolución Willam Miguel Sainz Menacho, formuló recurso de apelación (fs. 101), que fue resuelto mediante Auto de Vista Nº 581 de 11 de diciembre de 2009 (fs. 117-118), emitido por la Sala Social y Administrativa de la Corte Superior del Distrito Judicial de Santa Cruz, revocando en parte la Resolución Nº 0384/09 de 7 de julio de 2009, dictada por la Comisión de Reclamación y deliberando en el fondo, dispuso el recálculo de renta única de vejez con reducción de edad, considerándose los aportes efectuados en el régimen complementario desde la creación del Fondo Complementario en el año 1975, procediendo a la devolución de todo lo descontado hasta la fecha, de acuerdo al Decreto Supremo Nº 27991. Sin costas.

Ante esta determinación, la representante del SENASIR recurrió de casación en el fondo (fs. 120-122), en el que luego de referirse a los antecedentes procesales señaló que en el auto de vista recurrido, se aplicó indebidamente el D.S. Nº 27991, manifestando que este fallo es contradictorio, en cuanto consolida lo pagado en demasía al apelante y dispone en detrimento a fondos públicos la devolución de lo descontado hasta la fecha, puesto que el SENASIR, en cumplimiento del art. 9 del mencionado Decreto Supremo, referido a la facultad que tiene para proceder a la revisión de rentas en curso de pago de oficio, por imperio de la Ley Nº 2127, de 9 de mayo de 2001, modificatoria del art. 57-III de la Ley de Pensiones Nº 1732, deber ineludible, porque son recursos públicos del T.G.N., que se financian con rentas, correspondientes a vejez, invalidez o muerte, causadas por riesgo común, del Sistema de Reparto, revisión en la cual se determinó un pago que fue indebidamente percibido y sujeto a cobro por medio de descuentos mensuales de la renta recalculada, descuento legal que no contraviene con las disposiciones legales que cita el fallo, manifestando además que al ordenarse la devolución de todo lo descontado, se violó el art. 45-IV de la C.P.E., en relación a la colectividad rentista y beneficiaria del Sistema.

Concluyó solicitando se conceda el recurso ante la Corte Suprema de Justicia de la Nación y deliberando en el fondo dicte Auto Supremo casando en parte el auto de vista recurrido y confirme en todas sus partes la Resolución Nº 0384/09 de 7 de julio de 2007, con las formalidades de ley

CONSIDERANDO II: Que así expuestos los fundamentos del recurso, corresponde resolver el mismo en base a los hechos denunciados y la normativa invocada, estableciéndose lo siguiente:

El SENASIR como Institución dependiente del Viceministerio de Pensiones, Valores y Seguros, tiene la facultad de suspender provisional o definitivamente la renta, dentro de la potestad de revisión establecida en las disposiciones que rigen para el Sistema de Reparto, otorgadas por el art. 477 del Reglamento del Código de Seguridad Social, que dispone: " Las prestaciones en dinero concedidas podrán ser objeto de revisión de oficio o por denuncia a causa de errores de cálculo o de falsedad en los datos que hubieren servido de base para su otorgamiento. La revisión que revocare la prestación concedida o redujere su monto, no surtirá efecto retroactivo respecto a las mensualidades pagadas, excepto cuando se comprobare que la concesión obedeció a documentos, datos o declaraciones fraudulentas, caso en el que la Caja exigirá la devolución total de las cantidades indebidamente entregadas".

También es cierto que el art. 9 del D. S. Nº 27991 de 28 de enero de 2005 y el art. 2 inc. b) de la R. A. Nº 044 de 18 de julio de 2001, autorizaron primero a la Dirección de Pensiones y luego al SENASIR, a revisar de oficio o por denuncia justificada las calificaciones de rentas y pagos globales concedidos, constituyéndose los documentos cursantes en archivo, prueba para ejecutar revisiones, estando autorizado a realizar descuentos por planillas, en mérito a la variación de los cálculos.

En el presente caso, al disponerse la revocatoria parcial de la resolución recurrida, el ad quem actuó correctamente, toda vez que el error cometido no fue por datos o declaraciones fraudulentas tal como señala el art. 477 de R.C.S.S., sino debido a una mala aplicación de las normas por parte de los funcionarios del SENASIR.

De la norma en análisis, se infiere que a efectos de proceder al descuento de los montos que han sido "cobrados indebidamente" por el asegurado, es menester determinar, si el cálculo de la prestación que se le otorgó, fue realizado en base a documentación, datos o declaraciones fraudulentas proporcionadas por él, única situación en que procede la devolución de prestaciones indebidamente recibidas por un asegurado surtiendo, además, efectos retroactivos.

En la especie, de la revisión de los datos que informan al proceso, se evidencia que la Comisión de Calificación, si bien es cierto que vía revisión de prestaciones detectó un cálculo erróneo en la calificación de la renta complementaria asignada a Willam Miguel Sainz Menacho, procediéndose a su recálculo por modificación en la densidad de cotizaciones en el régimen complementario de 296 a 220, empero, no acreditó que dicho error es atribuible o se originó en la información proporcionada por éste cuando solicitó se le conceda renta única de vejez con reducción de edad, requisito que como se ha visto anteriormente es de inexcusable cumplimiento a tenor de lo dispuesto en el art. 477 del Reglamento del Código de Seguridad Social, a efectos de disponer la devolución de los excedentes cancelados al asegurado y que han sido cobrados por éste.

En definitiva, el hecho de que sean recursos del Estado, no es motivo para atribuirse la facultad de proceder al descuento de oficio de las rentas, que a título de precautelar derechos del Tesoro General de la Nación, (que en realidad se trata de dineros de los asegurados) se contraponen y vulneran derechos de preferente aplicación como son la tutela del capital humano y las rentas de vejez, consagrado en los arts. 158 y 162 de la C.P.E. de 1967, 45 y 67 de la C.P.E. vigente.

Bajo estas premisas, se concluye que el auto de vista no transgrede ni vulnera ninguna norma, por el contrario se ajusta a las disposiciones legales en vigencia, por ello, corresponde resolver la acción intentada en la forma prevista por los arts. 271 inc. 2) y 273 del Código de Procedimiento Civil, aplicables por disposición de los arts 630 y 633 del Reglamento del Código de Seguridad Social.

POR TANTO: La Sala Social y Administrativa Segunda de la Corte Suprema de Justicia, con la facultad que le confiere el art. 60 num. 1 de la Ley de Organización Judicial, declara INFUNDADO el recurso de casación de fs. 120-122 interpuesto por la representante del SENASIR.

Se regula el honorario del profesional abogado en Bs. 500, que mandará pagar el tribunal de apelación.

Sin costas en aplicación del art. 39 de la Ley Nº 1178 de 20 de julio de 1990.

Relator: Ministro Hugo R. Suárez Calbimonte

Regístrese, notifíquese y devuélvase.

Firmado: Min. Hugo R. Suárez Calbimonte.

Min. Esteban Miranda Terán.

Sucre, 30 de marzo de 2011

Proveído: Mirtha Dolly Ortiz Paniagua.

Secretaria de Cámara de la Sala Social y Adm. II.