SALA SOCIAL Y ADM. II. AUTO SUPREMO: Nº 133

Sucre, 30 de marzo de 2011

DISTRITO: Tarija PROCESO: Social

PARTES: Herminio Sandoval c/ Empresa "Línea Roja"

MINISTRO RELATOR: Hugo R. Suárez Calbimonte.


VISTOS: El recurso de nulidad o casación en el fondo de fs. 94-95, interpuesto por Néstor Jesús Flores Zavala, en representación de la empresa "Línea Roja", contra el Auto de Vista de 1 de noviembre de 2007, cursante a fs. 90-91, pronunciado por la Sala Social y Administrativa de la Corte Superior del Distrito Judicial de Tarija; dentro del proceso social seguido por Herminio Sandoval contra la Empresa "Línea Roja", los antecedentes del proceso y

CONSIDERANDO I: Que, tramitado el proceso social, el Juez Segundo de Trabajo y Seguridad Social de la ciudad de Tarija, emitió la Sentencia de 7 de septiembre 2007 cursante a fs. 70, declarando improbada la demanda de fs. 1-2 interpuesta por Herminio Sandoval.

En grado de apelación, formulada por Herminio Sandoval (fs. 75-77), mediante Auto de Vista de 1 de noviembre de 2007 cursante a fs. 90-91, emitido por la Sala Social y Administrativa de la Corte Superior del Distrito Judicial de Tarija, se revocó la sentencia apelada y declaró probada la demanda, con costas, disponiendo que la empresa cancele la suma de Bs. 5.328.

Este fallo motivó el recurso de casación en el fondo y en la forma interpuesto por el representante de la empresa Línea Roja (fs. 94-95), alegando en el recurso lo siguiente:

En la forma: Que el tribunal de alzada a momento de pronunciar el auto de vista, concedió mas de lo pedido por la parte apelante al declarar en la parte resolutiva que revoca la sentencia apelada y declara probada la demanda con costas. Acusa vicio de nulidad el hecho de que ni el juez de instancia, ni el tribunal de apelación han resuelto la excepción previa de impersonería.

En el fondo: Que el tribunal de alzada incurrió flagrantemente en error de hecho y consiguientemente en error de derecho en la valoración de la prueba (informe cursante a fs. 8), previsto en el art. 253 inc. 3) del Cod. Pdto. Civil en la medida que le exige el art. 397 del Cod.Pdto.Civil relacionado con los arts. 399, 400 y 401 de la ley ritual concordante con los arts. 1290 y 1283, 1285, 1286, 1287 y 1289 del Cod. Civ.; así como el art. 1321 del mismo código vinculado al art.404-I y II del Cod. Pdto.Civ.

Concluyó solicitando que este tribunal case el auto de vista, dicte una nueva resolución fallando en lo principal del litigio aplicando las leyes conculcadas.

CONSIDERANDO II: Que, conforme a la línea jurisprudencial del tribunal supremo, el recurso de casación se asimila a una nueva demanda de puro derecho, que debe contener los requisitos enumerados en el art. 258 del Cód. Pdto. Civ. y además que debe fundamentarse por separado de manera precisa y concreta cuáles son las causas que motivan la casación en la forma o en el fondo, no siendo suficiente la simple cita de disposiciones legales, sino demostrar en qué consiste la infracción que se acusa.

Que de la revisión del recurso se desprende que el recurrente no cumplió los requisitos enumerados en el inc. 2) del art. 258 de la norma procesal civil, toda vez que de manera sucinta manifiesta que el tribunal de alzada ha incurrido flagrantemente en error de hecho y de derecho en la valoración de la prueba previsto en el inc. 3) del art. 253 del C.P.C. en la medida que le exige el art. 397 del Cod. Pdto. Civil relacionado con los arts. 399, 400 y 401 de la ley ritual concordante con los arts. 1290 y 1283, 1285, 1286, 1287 y 1289 del Cod. Civ., así como el art. 1321 del mismo código vinculado al art. 404-I y II del Cod. Pdto.Civ.

Refiere también que de manera equivocada se señala que su persona no ha producido ninguna prueba, limitándose a valorar simplemente la prueba de la parte actora, sin precisar de qué manera se hubiera incurrido en tales violaciones, pues no puede hacerse una enumeración taxativa de los supuestos errores de hecho o de derecho, simplemente citando un sin número de preceptos jurídicos, sin alegar y demostrar el error en la apreciación de las pruebas.

El recurrente deja de lado que las causales de casación en la forma, se fundamentan en los "errores in procedendo", que se encuentran identificados en el art. 254 del Cód. Pdto. Civ., y que en el presente recurso no se tiene sustentado el inc. 4) del referido articulo, pues no se evidencia que el auto de vista recurrido conceda más de lo pedido o no se pronuncie sobre las pretensiones deducidas en el proceso y que fueran reclamadas oportunamente ante los tribunales inferiores.

Y por último, el recurso de casación en el fondo, que es un instituto del derecho diferente, se fundamenta en las causales insertas en el art. 253 de la norma citada y que se sustenta en "errores in judicando", que en la especie, tampoco fueron fundamentados adecuadamente.

Que dentro de este marco legal, lo expuesto en el recurso es insuficiente, no diferencia el recurso de casación en el fondo con la nulidad en la forma, haciendo inviable su consideración e impidiendo a este tribunal supremo abrir su competencia para ingresar al fondo, correspondiendo aplicar los arts. 271-1) y 272-2) del Cód. Pdto. Civ., por mandato remisivo del art. 252 del Cód. Proc. Trab.

POR TANTO: La Sala Social y Administrativa Segunda de la Corte Suprema de Justicia, con la atribución contenida por el núm. 1 del art. 60 de la L.O.J., declara IMPROCEDENTE el recurso de casación de fs. 94-95, con costas.

Relator: Ministro Hugo R. Suárez Calbimonte

Regístrese, notifíquese y devuélvase.

Firmado: Min. Hugo R. Suárez Calbimonte.

Min. Esteban Miranda Terán.

Sucre, 30 de marzo de 2011

Proveído: Mirtha Dolly Ortiz Paniagua.

Secretaria de Cámara de la Sala Social y Adm. II.