SALA SOCIAL Y ADM. II. AUTO SUPREMO: Nº 121

Sucre, 28 de marzo de 2011

DISTRITO: Santa Cruz PROCESO: Reclamación

PARTES: por Martha Busch Barbery c/ SENASIR

MINISTRO RELATOR: Esteban Miranda Terán.


VISTOS: El recurso de casación en el fondo de fs. 271-272, interpuesto por Edwin Ramón Villarte Antezana Administrador Regional del Servicio Nacional del Sistema de Reparto (SENASIR), Regional Santa Cruz, contra el Auto de Vista Nº 1126 de 6 de octubre de 2008, cursante a fs. 269, pronunciado por la Sala Social y Administrativa de la Corte Superior del Distrito Judicial de Santa Cruz, dentro del recurso de reclamación sobre pago de renta básica de vejez, seguido por Martha Busch Barbery, contra el SENASIR, la respuesta de fs. 280, los antecedentes del proceso, y

CONSIDERANDO I: Que tramitado el proceso administrativo, la Comisión de Calificación de Rentas del SENASIR, mediante Resolución Nº 015428 de 15 de noviembre de 2004, concedió a favor de Martha Busch Barbery, renta básica de vejez, equivalente al 38% de su promedio salarial, en el monto de Bs. 829,02, incluido incrementos de ley que se pagaría a partir de mayo de 1999 (fs. 111).

Concediendo la misma Comisión, mediante la Resolución Nº 0004505 de 14 de mayo de 2007, a la solicitante, pago global complementario equivalente a 17.33 mensualidades de renta de vejez que le hubiese correspondido en el monto de Bs. 7.250,87 (fs. 174).

Reclamada la calificación de la renta básica, mediante carta presentada el 24 de febrero de 2005 cursante a fs. 120, reiterada por cartas y memoriales cursantes a fs. 126, 145 -146 y 192, se concedió el recurso por Auto Nº 00014415 de 28 de noviembre de 2007 cursante a fs. 199.

La Comisión de Reclamación del SENASIR, mediante Resolución Nº 1920/07 de 31 de diciembre de 2007 cursante a fs. 201-202, confirmó la Resolución Nº 015428 de 15 de noviembre de 2004, por considerar que fue emitida conforme a las normas que rigen la materia.

Contra esta resolución la solicitante formuló recurso de apelación por memorial cursante a fs. 232-233, por ello, la Sala Social y Administrativa de la Corte Superior del Distrito Judicial de Santa Cruz mediante Auto de Vista Nº 1126 de 6 de octubre de 2008 (fs. 269), revocó la Resolución Nº 1920/07 de 31 de diciembre de 2007 y deliberando en el fondo, ordenó a la Comisión Calificadora de Rentas del SENASIR, proceder al recálculo de la renta básica de vejez de Martha Buch Barbery, en base a las 232 cotizaciones, considerando para dicho efecto el promedio salarial de los doce últimos salarios equivalente a BVs. 44.007,32, correspondientes al Hospital San Juan de Dios de abril a junio de 1996 y de la H. Alcaldía Municipal de Santa Cruz, correspondientes a julio 1996 a febrero 1997, sea a partir de la rehabilitación de su renta básica de vejez, en el mes de mayo de 2006, sin costas.

Esta resolución motivó el recurso de casación en el fondo, formulado por Edwin Ramón Villarte Antezana, Administrador Regional del SENASIR, Regional Santa Cruz, cursante a fs. 271-272, en el que después de analizar los antecedentes del proceso y los fundamentos del auto de vista recurrido, alegó que se causa daño irreparable al Estado por la calificación de la renta ordenada, porque no se consideró que los aportes a la H. Alcaldía Municipal de Santa Cruz y los del Hospital San Juan de Dios, son paralelos, por cuyo motivo es que no se otorgó la "renta complementaria" por no tener la densidad de cotizaciones requeridas, conforme consta el informe de reparto cuenta individual de 6 de mayo de 2005, por ello es que la Comisión de Reclamación en uso de sus atribuciones confirmó la Resolución Nº 015428 de 15 de noviembre de 2004, por ello considera que el tribunal ad quem hizo una mala interpretación de los arts. 5, 55 y 57 de la Ley Nº 1732 de 29 de noviembre de 1996, 23 inc. 1) del manual de Prestaciones de Rentas en Curso de Pago y Adquisición, aprobado por Resolución Secretaría Nº 10.0.0.086 de 21 de julio de 1997, art. 15 del D.S. Nº 27543 de 31 de mayo de "1004", R.M. Nº 559 de 3 de Octubre de 2005 e Instructivo Nº 035.04 de 22 de abril de 2004.

Concluyó solicitando que se conceda el recurso, para que este tribunal case el auto de vista recurrido con las formalidades de Ley.

CONSIDERANDO II: Que así interpuesto el recurso, previo análisis minucioso de los antecedentes, se establece lo siguiente:

1.- En primer lugar, se advierte que el SENASIR, sin fundamento, dilató innecesariamente la tramitación del presente proceso, pues el primer recurso de reclamación fue presentado el mes de febrero de 2005 y después de muchas solicitudes y reiteraciones, se concedió recién dicho recurso el 28 de noviembre de 2007.

Pudo tramitarse el referido recurso y emitirse una resolución oportuna, admitiendo o rechazando la reclamación, pero sin embargo, solo se dilató el trámite, solicitando informes, analizando pruebas y otros sin determinar nada, hasta que por la persistencia del recurrente se remitió el expediente ante la Comisión de Reclamación del SENASIR, quien finalmente desestimó las pretensiones pedidas el 31 de diciembre de 2007.

Se advierte que el SENASIR, en lugar de rehuir la determinación final del proceso y alivianar la carga procesal que tiene a su cargo, beneficiando al Estado y a los asegurados, emite determinaciones dilatorias en los trámites del Sistema de Reparto, es decir, no pronuncia resoluciones positivas o negativas, a favor o en contra de los solicitantes, sino que innecesariamente retrasa y dilata la resolución de los expedientes que tiene en trámite, sin definir la situación jurídica de los interesados, determinaciones éstas, que lógicamente provocan daño al Estado, más que el pago de las rentas retroactivas, reintegros y otros beneficios que se reconocen en la instancia jurisdiccional, si se actuaría diligentemente y si se aplicaría la jurisprudencia de este tribunal supremo, la resolución de las causas se vería simplificada, resultando con ello, menor gasto para el Estado en dichos trámites.

Este aspecto ocurre cotidianamente y que ya fue objeto de muchísimas llamadas de atención de parte de los órganos judiciales, pues es más importante una justicia pronta, que una justicia tardía y morosa como ocurre en el caso presente, por ello, corresponde en la parte resolutiva de la presente resolución llamar, la atención a los funcionarios del SENASIR.

2.- Resolviendo los fundamentos del recurso, se advierte que el fundamento principal del presente proceso es la renta básica de vejez otorgada a favor de la solicitante Martha Busch Barbery, porque no se consideró las 232 cotizaciones que tiene acreditadas y el promedio salarial, que debe considerarse de abril a junio de 1996 correspondiente al Hospital San Juan de Dios y de julio de 1996 a febrero de 1997, en la Alcaldía Municipal de Santa Cruz, empero la recurrente refiere que "no se otorgó la renta complementaria de vejez, por no tener la densidad de cotizaciones requeridas, aspecto que ciertamente fue resuelto por la Comisión de Calificación de Rentas del SENASIR, mediante Resolución Nº 0004505 de 14 de mayo de 2007, en la que se determinó otorgar Pago Global Complementario a favor de la solicitante (fs. 174), sin embargo, este aspecto no fue motivo de reclamación ni formó parte de los puntos de la alzada y por consiguiente el tribunal de apelación, no emitió ningún fundamento respecto de la renta complementaria ni del aludido pago global.

Por último, si bien el recurrente denunció la mala interpretación de los arts. 5, 55 y 57 de la Ley Nº 1732 de 29 de noviembre de 1996, 23 inc. 1) del Manual de Prestaciones de Rentas en Curso de Pago y Adquisición, aprobado por Resolución Secretaría Nº 10.0.0.086 de 21 de julio de 1997, art. 15 del D.S. Nº 27543 de 31 de mayo de "1004", R.M. Nº 559 de 3 de octubre de 2005 e Instructivo Nº 035.04 de 22 de abril de 2004, sin embargo, entre los fundamentos del memorial de recurso, no cursa una explicación clara y concreta referida a determinar cómo y de qué manera se hubiese incurrido en esa interpretación errónea y cómo se ha provocado el presunto daño al Estado denunciado en el recurso.

Consiguientemente al no haberse identificado ninguna infracción a la ley, corresponde emitir resolución en aplicación de los arts. 271 inc. 2) y 273 del Cód. Pdto. Civ., aplicable por mandato de los arts. 663 del R.C.S.S. y 15 del Manual de Prestaciones de Rentas en Curso de Pago y Adquisición.

POR TANTO: La Sala Social y Administrativa Segunda de la Corte Suprema de Justicia, con la facultad conferida por el art. 60 num. 1 de la L.O.J. declara INFUNDADO el recurso de casación de fs. 271-272, sin costas en aplicación del art. 39 de la Ley Nº 1178.

Se llama la atención a los funcionarios del SENASIR, por dilatar innecesariamente la resolución final del presente proceso, provocando daño económico tanto al solicitante como al Estado.

Relator: Ministro Esteban Miranda Terán

Regístrese, notifíquese y devuélvase.

Firmado: Min. Esteban Miranda Terán

Min. Hugo R. Suárez Calbimonte.

Sucre, 28 de marzo de 2011

Proveído: Mirtha Dolly Ortiz Paniagua.

ecretaria de Cámara de la Sala Social y Adm. II.