SALA SOCIAL Y ADM. II. AUTO SUPREMO: Nº 95

Sucre, 9 de marzo de 2011

DISTRITO: Potosí PROCESO: Social

PARTES: Mario Rosso Mamani c/ Cooperativa Minera Unificada Potosí Ltda..

MINISTRO RELATOR: Hugo R. Suárez Calbimonte.


VISTOS: El recurso de casación fs. 191, interpuesto por Benito Ramos Calisaya representante de la Cooperativa Minera Unificada Potosí, contra el Auto de Vista Nº 85/2007 de 12 de noviembre de 2007 cursante a fs. (185-188), emitido por la Sala Social y Administrativa de la Corte Superior del Distrito Judicial de Potosí, dentro del proceso social seguido por Mario Rosso Mamani contra de la Cooperativa Minera Unificada Potosí Ltda., la respuesta de fs. 194, los antecedentes procesales y

CONSIDERANDO: Que, tramitado el proceso social, el Juez de Trabajo y Seguridad Social de la Capital y Provincia Frías del Departamento de Potosí, a los 26 días del mes de septiembre de 2007, pronunció la Sentencia Nº 37/2007 de fs. 158-166, declarando probada en parte la demanda de pago de beneficios sociales y bono de antigüedad, disponiendo que la empresa demandada deberá cancelar al actor por concepto de indemnización por tiempo de servicios (3 quinquenios), vacación por duodécimas de 3 meses y 18 días, bono de antigüedad, la suma de Bs. 27.417 monto que procederá a pagarse dentro del tercer día de ejecutoriada la sentencia.

En grado de apelación deducida por ambas partes fs. (170-172 y 175-177), la Sala Social y Administrativa de la Corte Superior del Distrito Judicial de Potosí, por Auto de Vista Nº 85/07 de 12 de noviembre de 2007 fs. (185-188), confirmó parcialmente la Sentencia Apelada Nº 37/2007 de 26 de septiembre de 2007 cursante a fs. (158-166) y modificó la liquidación determinando un monto total de Bs. 22.050, señalando que deberá cumplirse el pago de acuerdo a lo dispuesto en la sentencia apelada, sin costas.

Dicho fallo motivó el recurso de casación de fs. 191, interpuesto por el demandado Benito Ramos Calisaya, representante de la Cooperativa Minera Unificada Potosí Ltda., en el que acusó que el tribunal ad quem, no interpretó correctamente el art. 13 del D.S. 07850 de 1º de noviembre de 1966, al señalar que en el punto IV párrafo tercero, cuarto y quinto del auto de vista, referido al bono de antigüedad y vacaciones que se mantendrían con la fecha original de ingreso a su trabajo, siendo que el trabajador prestó sus servicios en dos periodos y no reclamó sus beneficios dejando transcurrir más de dos años de dicha ruptura, habiendo prescrito este derecho, señalando además que el computo de tiempo de servicios para efectos de indemnización corre sólo a partir de la última recontratación.

Concluyó solicitando se case el Auto de Vista Nº 85/2007 y modifique tan solo la indemnización en cuanto a su antigüedad.

CONSIDERANDO II: Que, así expuesto el recurso, corresponde su análisis y consideración, en base a los antecedentes del proceso:

De la revisión de los antecedentes, se advierte que el actor trabajó en la institución demandada por dos (2) períodos, es decir:

1º Periodo.- Desde el 12 de mayo de 1981 hasta el 14 de enero de 1992, como se acredita por el certificado de trabajo de 24 de abril de 1995 fs. 6 y en el memorial de demanda, en fecha 14 de enero de 1992 solicitó licencia indefinida, la que fue aceptada por el presidente de la Cooperativa Minera Unificada Potosí Ltda., como se advierte en la parte final de fs. 6;

2º Periodo.- Se reincorporó el 19 de marzo de 1997 hasta el 18 de abril de 2007 fecha en que el actor fue despedido de su fuente laboral por las causales establecidas en el art. 16 incs. a), f) de la L.G.T.; para mayor entendimiento, es preciso señalar que el actor fue chofer y se lo despidió porque en estado de ebriedad causó daño al vehículo que estaba asignado a su cargo e hizo un viaje sin el permiso de sus superiores, como se acredita en la confesión provocada del actor de fs. 123 y vta.; por cuya razón, se le cancelo únicamente por los conceptos de indemnización y reintegro de bono de antigüedad, conforme consta en el auto de vista.

En aplicación estricta del art. 3 del D.S. 07850 de 1º de noviembre de 1986 que determina: "El trabajador conservará su antigüedad desde la fecha de su contratación original, aún cuando hubiera percibido una o más indemnizaciones por retiro voluntario, siempre que el contrato no hubiera sido extinguido y sólo para efectos del cómputo de categorización o bono de antigüedad y del período anual de vacaciones" (sic), el tribunal de alzada claramente determinó en el Considerando parte V que: "...si bien el reintegro del bono de antigüedad dispuesto en la sentencia apelada, se ha ceñido a la nueva escala fijada para todos los sectores laborales por el art. 60 del D.S. Nº 21060 de 29 de agosto de 1985, empero, por el despido justificado del trabajador, sólo corresponde el reintegro de dicho bono de antigüedad por un quinquenio, es decir, computable de acuerdo a la escala señalada en la sentencia apelada, desde el 1º de octubre de 1998 hasta el 1º de octubre de 2003, en virtud de la pérdida de los beneficios sociales correspondientes al último quinquenio." (sic); consecuentemente, se procedió a realizar el reintegro del bono de antigüedad y se modificó la liquidación practicada por el inferior, de manera correcta.

Es importante indicar además, que la resolución de vista ha explicado coherentemente y de forma puntual, respecto de todos los puntos apelados y con referencia al D.S. Nº 07850 de 1º de noviembre de 1986, se estableció que en el caso de autos, se produjo la recontratación del trabajador y por ello, para el pago de dicho bono de antigüedad el cómputo del tiempo de servicios para el pago de la indemnización por antigüedad se efectuó desde la fecha de la última recontratación, hubiese existido o no la interrupción en la continuidad de los servicios entre uno y otro periodo; razón por la que el recurrente no debiera insistir en una modificación en la liquidación practicada por el ad quem, por no corresponder, advirtiéndose además que su petición contraría la norma y este supremo tribunal no podría emitir ninguna resolución contraria a la ley.

Asimismo, siendo el único agravio expresado por el recurrente la revisión del pago del bono de antigüedad y el tribunal de alzada en su resolución de vista, sólo reconoció el bono de antigüedad por un quinquenio, es decir, su equivalente a Bs. 7.200.- siendo lo correcto y en estricta aplicación del D.S. Nº 07850 de 1º de noviembre de 1986.

Que, en ese marco legal, se concluye que lo dispuesto en el auto de vista, se ajusta a las normas legales en vigencia, no se observa violación de norma legal alguna; al contrario, realiza una correcta valoración y apreciación de las normas aplicadas, en consecuencia, el tribunal de alzada ha obrado sin incurrir en las violaciones acusadas en el recurso, por ello, corresponde aplicar los arts. 271 y 273 del C.P.C. por mandato del art. 252 del C.P.T.

POR TANTO: La Sala Social y Administrativa Segunda de la Corte Suprema de Justicia, en ejercicio de la atribución contenida en el art. 60 num. 1. de la Ley de Organización Judicial, declara INFUNDADO el recurso de casación de fs. 191, con costas.

Se regula honorario profesional en la suma de Bs. 500 que mandará hacer efectivo el tribunal de alzada.

Relator: Ministro Hugo R. Suárez Calbimonte

Regístrese, notifíquese y devuélvase.

Firmado: Min. Hugo R. Suárez Calbimonte.

Min. Esteban Miranda Terán.

Sucre, 9 de marzo de 2011

Proveído: Mirtha Dolly Ortiz Paniagua.

Secretaria de Cámara de la Sala Social y Adm. II.