SALA SOCIAL Y ADM. II. AUTO SUPREMO: Nº 91

Sucre, 9 de marzo de 2011

DISTRITO: La Paz PROCESO: Reclamación

PARTES: Máximo Quenta Encinas c/ SENASIR

MINISTRO RELATOR: Hugo R. Suárez Calbimonte.


VISTOS: El recurso de casación en el fondo de fs. 134-136, interpuesto por Diego Alejandro Mark Baldivieso, en representación del Servicio Nacional del Sistema de Reparto (SENASIR), contra el Auto de Vista Nº 077/10-SSA-I de 7 de mayo de 2010 (fs. 125-126), pronunciado por la Sala Social y Administrativa Primera de la Corte Superior del Distrito Judicial de La Paz, dentro del trámite de reclamación de renta única de vejez instaurado por Máximo Quenta Encinas, contra el SENASIR, los antecedentes del proceso y

CONSIDERANDO I: Que dentro del recurso de reclamación de renta única de vejez interpuesto por Máximo Quenta Encinas, la Comisión de Calificación de Rentas de la Dirección General de Pensiones, mediante Resolución Nº 008742 de 15 de mayo de 1998 (fs. 21 vta.), resolvió otorgar en favor de Máximo Encinas Quenta, renta básica de vejez, con reducción de edad, por trabajo en lugares insalubres y peligrosos, en el equivalente al 42 % de su promedio salarial en el monto de Bs. 240,00 a partir del mes de julio de 1998.

Luego la misma comisión, mediante Resolución Nº 015274 de 25 de octubre de 2000 (fs. 63-64) resolvió autorizar el recálculo de la renta básica de vejez con reducción de edad del asegurado, conforme a las disposiciones expuestas en la parte considerativa de dicha resolución.

Posteriormente la Comisión de Calificación de Rentas de la Dirección de Pensiones, mediante Resolución Nº 001929 de 12 de febrero de 2001, resolvió otorgar a favor de Máximo Encinas Quenta, recalificación de renta básica y calificación de renta complementaria con el 93 % de su promedio salarial, en el monto de bs. 1.331.54, correspondiendo a la básica Bs. 672.26 y a la complementaria Bs. 530.05 del señalado promedio más incremento de ley, renta única de vejez con reducción de edad por trabajos en lugares insalubres y "penosos", tomando en cuenta la fusión de la renta a partir de febrero de 2001 y el pago de reintegros de la complementaria por diferencia a partir de agosto de 1998.

Ulteriormente la misma comisión, mediante Resolución Nº 02336 de 4 de abril de 2003, resolvió otorgar a favor del asegurado, plus de mayo/97 a mayo/98, en el equivalente al 2.17 %, en el monto de Bs. 28.05, el mismo que forma parte de la renta única de vejez con reducción de edad por trabajos en lugares insalubres y "penosos", que se pagaría a partir del mes de agosto de 1998.

Disponiendo también mediante Resolución Nº 018221 de 14 de diciembre de 2005, en vía de complementación de la Resolución Nº 8742 de 15 de mayo de 1998, la inserción de la menor Neiva Quenta Mercado con matrícula Nº 885705QMN, en calidad de hija del asegurado.

Que mediante Resolución Nº 0015866 de 24 de diciembre de 2007, la Comisión de Calificación de Rentas del SENASIR resolvió:

1.- El recálculo de la renta única de vejez con reducción de edad por trabajos en lugares insalubres y peligrosos al asegurado, por modificación en el salario promedio.

2.- Descontar el 20 % mensual de la renta única de vejez con reducción de edad por trabajos en lugares insalubres y peligrosos recalculada, hasta cubrir el monto total de lo indebidamente cobrado.

En cumplimiento de esta resolución, la Comisión de Calificación de Rentas del SENASIR, mediante Resolución Nº 0000620 de 14 de enero de 2008, resolvió otorgar a favor de Máximo Quenta Encinas, recálculo de renta única de vejez con reducción de edad por trabajo en lugares insalubres, equivalente al 93 % de su promedio salarial en el monto de Bs. 1.649.15, correspondiendo a la básica el 52 % Bs. 597.88, a la complementaria el 14 % Bs. 471.41, más incrementos de ley y plus, que se pagaría a partir del mes de agosto de 1998, estableciendo en la parte del informe legal un cobro indebido de Bs. 17.716.51 que deberá ser descontado en el equivalente al 20 % mensual de la renta única de vejez con reducción de edad por trabajo en lugares insalubres recalculada.

Formulado el recurso de reclamación por el demandante (fs. 103-105), que fue resuelto por la Comisión de Reclamación de Rentas del SENASIR, mediante Resolución Nº 0747/08 de 3 de septiembre de 2008 (fs. 113-115), revocando en parte la Resolución Nº 0015866 de 24 de diciembre de 2007 de fs. 89 y la Resolución Nº 0000620 de 14 de enero de 2008 de fs. 98, emitida por la Comisión Calificación de Rentas, disponiendo recalcular la renta básica de vejez por modificación de fecha de inicio de renta a partir de marzo de 1998, manteniéndose firme y subsistente el recálculo de la renta complementaria de vejez.

Interpuesto el recurso de apelación por Máximo Quenta Encinas (fs. 116-118), mediante Auto de Vista Nº 077/10-SSA-I de 7 de mayo de 2010 (fs. 125-126), la Sala Social y Administrativa Primera de la Corte Superior del Distrito Judicial de La Paz, confirmó en parte la Resolución Nº 0747/08 de 3 de septiembre de 2008 disponiendo mantener las Resoluciones Nos. 0015866 y 0000626, con la modificación efectuada por la Comisión de Reclamación y revocó en lo que se refiere al monto establecido como supuesta percepción indebida debiendo ser devueltas las sumas retenidas de las rentas del titular asegurado.

Esta resolución originó que el representante del SENASIR, formulase recurso de casación en el fondo (fs. 134-136), en el que luego de referirse a los antecedentes del proceso, manifestó que el auto de vista recurrido al referirse en el tercer considerando a lo previsto en el art. 9 del D.S. Nº 28888 de 18 de octubre de 2006, se tomó en cuenta lo establecido en el art. 1 (objeto) del mismo Decreto Supremo, aplicando incorrectamente esta normativa, ya que como se aprecia en antecedentes, éste es un trámite del Sistema de Reparto y no así de Compensación de Cotizaciones, Pago Mensual Mínimo ni pago Único.

Manifestando también que no se tomó en cuenta los alcances del art. 477 del R.C.S.S, provocando una interpretación errónea en su aplicación, pues el auto de vista recurrido no consideró que la renta otorgada mediante Resolución Nº 15274 de 25 de octubre, se concedió considerando datos otorgados por el asegurado, induciendo en error a la entidad con el propósito de obtener una renta vitalicia más alta que la que le corresponde.

Concluyó solicitando se conceda el recurso ante la Corte Suprema de Justicia quien deliberando en el fondo dicte auto supremo, casando en parte el auto de vista recurrido, previas las formalidades de ley.

CONSIDERANDO II: Que así expuestos los fundamentos del recurso de casación, se establece lo siguiente:

Acerca de la aplicación incorrecta del D. S. Nº 28888 de 18 de octubre de 2006, porque el presente caso es un trámite del Sistema de Reparto, no es evidente, porque este Decreto Supremo, se aplica a todos los trámites de Compensación de Cotizaciones, Pago Mensual Mínimo, Pago Único y también al Sistema de Reparto, tal cono se establece en su art. 1 y por consiguiente instituye la consolidación de los derechos en dicho sistema, conforme refiere el art. 9 del indicado decreto y si bien en el caso presente sólo se revocó y dejó sin efecto los presuntos importes indebidamente cobrados por el asegurado, la determinación del tribunal de apelación sobre este punto es acertada, porque no existió fraudulencia en la obtención de la renta y que por ello inclusive pudo revocar la resolución impugnada íntegramente, pero al no haber sido impugnada por el beneficiario no se abre la competencia de este tribunal para definir este punto.

Referente a la vulneración del art. 477 del R. Cód. S.S., referidas a la "revisión de oficio o por denuncia a causa de errores de cálculo o falsedad en los datos que hubieran servido de base para su otorgamiento. La revisión que revocare la prestación concedida o redujere su monto, no surtirá efecto retroactivo respecto a las mensualidades pagadas, excepto cuando se comprobare que la concesión obedeció a documentos, datos o declaraciones fraudulentas. En este último caso, la caja, exigirá la devolución total de las cantidades indebidamente entregadas", situación que no ocurrió en el caso de autos, toda vez que en el momento de presentación de la solicitud de renta básica de vejez por el interesado y habiéndosele otorgado la misma, no fue rechazada ni observada en su momento, por consiguiente es de única responsabilidad de los funcionarios del SENASIR.

Por ello, al haberse dispuesto en el caso presente confirmar en parte la resolución recurrida, el tribunal de alzada actuó adecuadamente, tanto porque el error incurrido no se debió a datos o declaraciones fraudulentas como exige el mencionado art. 477 del R. Cód. S.S. sino a una mala aplicación de las normas por parte de los funcionarios del SENASIR que procedieron al recálculo y descuento del 20 % como cobro indebido de manera arbitraria de la renta única de de vejez otorgada al asegurado, por ello no podía determinarse la devolución de los pagos con efecto retroactivo, resultando ilegal el descuento ordenado, porque no es la vía legal para hacerlo.

En ese marco, el tribunal supremo no advierte que el auto de vista impugnado contenga violación, aplicación indebida o errónea interpretación de la ley, por el contrario concluye que las razones de la decisión del citado fallo, objeto del recurso, responden al espíritu proteccionista con que el legislador boliviano introdujo en el régimen del Seguro Social, en aras del cuidado y protección del capital humano del Estado.

Consiguientemente, al concluir que no son evidentes las infracciones acusadas en el recurso, corresponde fallar en la forma prevista por los arts. 271 inc. 2) y 273 del Cód. Pdto. Civ., aplicables por disposición de los arts. 630 y 633 del R. del Cód. S. S.

POR TANTO: La Sala Social y Administrativa Segunda de la Corte Suprema de Justicia, con la facultad que le confiere el art. 60 núm. 1 de la L.O.J., declara INFUNDADO el recurso de casación de fs. 134-136.

Sin costas, en aplicación de lo previsto por el art. 39 de la Ley Nº 1178 de 20 de julio de 1990 (SAFCO).

Relator: Ministro Hugo R. Suárez Calbimonte

Regístrese, notifíquese y devuélvase.

Firmado: Min. Hugo R. Suárez Calbimonte.

Min. Esteban Miranda Terán.

Sucre, 9 de marzo de 2011

Proveído: Mirtha Dolly Ortiz Paniagua.

Secretaria de Cámara de la Sala Social y Adm. II.