SALA SOCIAL Y ADM. II. AUTO SUPREMO: Nº 23

Sucre, 29 de enero de 2011

DISTRITO: Santa Cruz PROCESO: Laboral

PARTES: Félix Orlando Valdivia Balderrama c/ Empresa "TRIPLAST" S.R.L.

MINISTRO RELATOR: Esteban Miranda Terán.


VISTOS: El recurso de casación de fs. 142-144, interpuesto por Carlos Alcázar Serna, representante de la Empresa "TRIPLAST" S.R.L., contra el Auto de Vista Nº 468 de 24 de octubre de 2007 (fs. 139-140), pronunciado por la Sala Social y Administrativa de la Corte Superior del Distrito Judicial de Santa Cruz, dentro del proceso laboral sobre pago de beneficios sociales y otros derechos, seguido por Félix Orlando Valdivia Balderrama, contra la empresa que representa el recurrente, la respuesta de fs. 148, el auto que concede el recurso de fs. 151, los antecedentes del proceso y

CONSIDERANDO I: Que, tramitado el proceso social, el Juez Tercero de Trabajo y Seguridad Social de la ciudad de Santa Cruz, emitió la Sentencia Nº 63 de 18 de junio de 2007 de fs. 120-123, declarando probada en parte la demanda de fs. 24-26, sin costas, disponiendo que la Empresa TRIPLAST S.R.L., cancele a través de su propietario Carlos Alcázar Serna, la suma de Bs. 66.548,62, a favor del actor, por concepto de desahucio, indemnización, vacación, sueldos devengados y bono de antigüedad, más la actualización y reajuste previsto por el D.S. Nº 23381 de 29 de diciembre de 1992.

En grado de apelación, a instancia del representante de la empresa demandada, por memorial de fs. 126-128, por Auto de Vista Nº 468 de 24 de octubre de 2007, cursante a fs. 139-140, emitido por la Sala Social y Administrativa de la Corte Superior del Distrito Judicial de Santa Cruz, se confirmó la sentencia apelada.

Dicho fallo motivó el recurso de casación en el fondo de fs. 142-144, interpuesto por el propietario de la empresa demandada, en el que alega que el auto de vista, adolece de falta de fundamentación, que incurrió en error de hecho y de derecho a momento de valorar las pruebas, incurrió en violación de varias normas sustantivas, que no corresponde el pago del desahucio, la indemnización ni los sueldos, por esa razón solicitó la casación de la resolución de segunda instancia.

CONSIDERANDO II: Que, conforme ha establecido la jurisprudencia del tribunal supremo, el recurso de casación se asimila a una nueva demanda de puro derecho, que debe contener los requisitos enumerados en el art. 258 del Cód. Pdto. Civ. y debe fundamentarse por separado de manera precisa y concreta cuáles son las causas que motivan la casación, ya sea en la forma o en el fondo, no siendo suficiente la simple cita de disposiciones legales, sino demostrar en qué consiste la infracción que se acusa.

Que, a este efecto y de la revisión del recurso, se colige que el recurrente, no cumplió con los requisitos enumerados en el inc. 2) del art. 258 de la norma procesal civil (en este caso fundamentar su recurso), porque no discrimina ni refiere si plantea recurso de casación en la forma o en el fondo, realiza una confusa fundamentación de agravios, limitándose a relacionar los antecedentes del proceso, sin precisar en qué consiste la infracción denunciada, no cita ninguna disposición supuestamente infringida, solo realiza un relato intrascendente de escaso contenido jurídico, en desconocimiento de lo preceptuado por los arts. 253 y 254 del Cód. Pdto. Civ., que instituyen que en el recurso de casación en el fondo se debe fundamentar la existencia de errores in judicando a momento de resolverse el proceso y que el recurso de casación en la forma se debe fundamentar en errores in procedendo, que se hubieren incurrido en la tramitación del juicio, aspectos que el recurrente incumple.

Que, en este marco legal, lo expuesto en el recurso es insuficiente y hace inviable su consideración, porque impide a este tribunal supremo abrir su competencia para resolver en el fondo, correspondiendo aplicar los arts. 271-1) y 272-2) del Cód. Pdto. Civ., por mandato remisivo del art. 252 del Cód. Proc. Trab.

POR TANTO: La Sala Social y Administrativa Segunda de la Corte Suprema de Justicia, con la atribución contenida en el núm. 1 del art. 60 de la L.O.J., declara IMPROCEDENTE el recurso de casación de fs. 142-144, con costas.

Se regula el honorario del profesional abogado en Bs. 500 que mandará pagar el tribunal de alzada.

Relator: Ministro Esteban Miranda Terán

Regístrese, notifíquese y devuélvase.

Firmado: Min. Esteban Miranda Terán

Min. Hugo R. Suárez Calbimonte.

Sucre, 29 de enero de 2011

Proveído: Mirtha Dolly Ortiz Paniagua.

ecretaria de Cámara de la Sala Social y Adm. II.