SALA SOCIAL Y ADM. II. AUTO SUPREMO: Nº 15

Sucre, 28 de enero de 2011

DISTRITO: La Paz PROCESO: Reclamación

PARTES: María Elena Carranza Ayo c/ SENASIR.

MINISTRO RELATOR: Hugo R. Suárez Calbimonte.


VISTOS: El recurso de casación en el fondo de fs. 135-143, interpuesto por Diego Alejandro Mark Baldivieso, apoderado legal del Servicio Nacional del Sistema de Reparto (SENASIR), contra el Auto de Vista Nº 052/10-SSA-I de 15 de marzo de 2010 (fs. 126-127), pronunciado por la Sala Social y Administrativa Primera de la Corte Superior del Distrito Judicial de La Paz, dentro del trámite de fusión de rentas instaurado por María Elena Carranza Ayo, contra el SENASIR, la respuesta de fs. 145-147, los antecedentes del proceso y

CONSIDERANDO I: Que dentro del trámite de fusión de renta interpuesto por María Elena Carranza Ayo, la Comisión de Prestaciones del Fondo Complementario de Seguro Social Médico y Ramas Afines, mediante Resolución Nº 071/96 de 20 de mayo de 1996 (fs. 58 y vta.), resolvió otorgar renta complementaria por vejez en favor de María Elena Carranza Ayo equivalente al 40 % de su promedio salarial cotizado, monto que asciende a Bs. 384 como renta mensual reconocida, que se pagaría a partir del mes de abril de 1996.

Asimismo, en aplicación del art. 27 inc. b) del Reglamento de Prestaciones de Fondo Complementario de Seguro Social Médico y R.A., se le otorgue el capital social en la suma de Bs.6.000, monto del que deberá descontársele las obligaciones pendientes de pago a favor de la Institución.

Posteriormente, la Comisión de Calificación de Rentas del SENASIR, mediante Resolución Nº 0010460 de 2 de octubre de 2008 (fs. 89-90), dispuso fusionar la renta de vejez del SENASIR Y COSSMIL, en aplicación del art. 63 del Manual de Prestaciones de Rentas en Curso de Pago y Adquisición de la Unidad de recaudación, aprobado por la R.S. Nº 10.0.0.087/97 de 21 de julio de 1987 y la Resolución Administrativa Nº 610/08 de 18 de septiembre del presente año, debiendo procesarse una sola boleta de pago a favor de María Elena Carranza Ayo, en el sector de COSSMIL, con matrícula Nº 415502-CAM, en la suma de Bs. 1.959.86, estableciendo en la liquidación final el pago de ambas rentas fusionadas, pero suprimiendo de la renta del SENASIR los incrementos efectuados correspondientes a las gestiones 2001 al 2008, manteniéndose los incrementos correspondientes a COSSMIL por las gestiones 2001-2008, haciendo un total de Bs. 1.959,86, computable a partir del mes de octubre de 2008.

Luego, la asegurada interpuso recurso de reclamación cursante a fs. 96, que fue resuelto por la Comisión de Reclamación de Rentas del SENASIR mediante Resolución Nº 0039/09 de 8 de enero de 2009 (fs. 101-104), confirmando el Auto Nº 0010460 de 2 de octubre de 2008 de la Comisión de Calificación de Rentas de fs. 80-81, por haberse emitido conforme a datos del proceso y normativa vigente.

Interpuesto el recurso de apelación por la asegurada (fs. 105-106), complementado a fs. 113 y vta. y 121-122, mediante Auto de Vista Nº 052/10-SSA-I de 15 de marzo de 2010 (fs. 126-127), la Sala Social y Administrativa Primera de la Corte Superior del Distrito Judicial de La Paz, revocó en parte la Resolución Nº 0039/09 dictada por la Comisión de Reclamación del SENASIR de 8 de enero de 2009, confirmando parte de la Resolución Nº 0010460 de 2 de octubre de 2008 y disponiendo dejar sin efecto el descuento efectuado en la Renta Fusionada, debiendo reponerse los incrementos de cada renta antes de cada fusión.

Esta resolución originó que el representante del SENASIR, formulase recurso de casación en el fondo (fs. 135-143), en el que acusó que el tribunal ad quem al emitir el auto de vista recurrido incurrió en infracción por omisión de la Ley Nº 2197 de 9 de mayo de 2001, causando la errónea interpretación de la Resolución Administrativa Nº 610 de 18 de septiembre de 2008 y el art. 63 del Manual de Prestaciones, además hizo una aplicación indebida del art. 477 del R.C.S.S., efectuando una falsa apreciación de este precepto normativo, puesto que hace una calificación errónea de los hechos y la aplicación indebida de esta normativa, ya que el objetivo del recurso de apelación como del trámite en cuestión es la fusión de rentas y no así el error de cálculo, porque se observó que la asegurada percibía rentas otorgadas por el SENASIR como por COSSMIL, así como también los incrementos de ley otorgados en forma doble y siendo que es un acto ilegal el monto que percibió la interesada, se excluyó de la renta otorgada por el SENASIR a partir de la fecha de fusión, manteniéndose los incrementos otorgados a las rentas concedidas por COSSMIL, no de forma retroactiva sino, de forma posterior, manteniéndose el 100 % de la renta calculada por COSSMIL.

Concluyó solicitando se conceda el recurso ante la Corte Suprema de Justicia de la Nación, donde deliberando en el fondo dicte auto supremo casando el auto de vista, previas las formalidades de ley.

CONSIDERANDO II: Que así expuestos los fundamentos del recurso de casación, se establece lo siguiente:

Conforme determina el art. 63 del Manual de Prestaciones: La unidad de recaudación procederá a la fusión de rentas que percibía un mismo asegurado en una sola, incluyendo todos los bonos e incrementos reconocidos por el Gobierno hasta la fecha.

Por su parte, la Resolución Administrativa Nº 610/08 de 18 de septiembre de 2008, no instruye realizar descuento alguno una vez realizada la fusión, más bien, dispone que una vez fusionadas las rentas deben aplicarse los incrementos de las gestiones establecidas a partir de la fecha de la fusión.

En el caso presente, se verifica que la solicitante percibía dos rentas; una en el SENASIR y otra en COSSMIL y por separado percibía los incrementos anuales en consideración a que el importe de las mismas eran montos reducidos.

Al haberse resuelto mediante Resolución Nº 0010460 de 2 de octubre de 2008 (fs. 80-81) la fusión de las indicadas rentas, el SENASIR determinó correctamente que se sumen a la renta fusionada los incrementos señalados, sin embargo, en forma arbitraria e indebida suprimió los incrementos correspondientes al SENASIR, ya que evidentemente estos derechos se otorgan a los beneficiarios de rentas bajas, importes que se consolidan al monto total de la renta, consignándose en planillas su importe; este importe al ser acumulable en cada gestión, en ningún momento puede ser motivo de descuento de las rentas, porque constituye un derecho adquirido y no existe ninguna norma que permita realizar descuento alguno ni mucho menos dejar sin efecto el pago de esos incrementos.

Por otra parte, cuando se determina la fusión de rentas, lógicamente deben sumarse ambas rentas, suma en la que necesariamente deben estar incluidos todos los importes de la misma, es decir, debe estar incluido en la fusión el incremento anual a cada una de las rentas, salvo que al momento de determinarse esa fusión, se hubiere cumplido los presupuestos jurídicos contenidos en el último párrafo del art. 477 del R. Cód. S.S., aspecto que no ocurrió en el caso de análisis.

En ese marco, el tribunal supremo no advierte que el auto de vista impugnado contenga violación, aplicación indebida, o errónea interpretación de la ley, por el contrario concluye que las razones de decisión del citado fallo, responden al espíritu proteccionista con que el legislador boliviano instituyó el régimen del Seguro Social, en aras del cuidado y protección del capital humano del Estado.

Consiguientemente, al concluir que no son evidentes las infracciones acusadas en el recurso, corresponde fallar en la forma prevista por los arts. 271 inc. 2) y 273 del Cód. Pdto. Civ., aplicables por disposición de los arts. 630 y 633 del R. del Cód. S. S.

POR TANTO: La Sala Social y Administrativa Segunda de la Corte Suprema de Justicia, con la facultad que le confiere el art. 60 núm. 1 de la L.O.J., declara INFUNDADO el recurso de casación de fs. 135-143.

Sin costas, en aplicación de lo previsto por el art. 39 de la Ley Nº 1178 de 20 de julio de 1990 (SAFCO)

 

Relator: Ministro Hugo R. Suárez Calbimonte

Regístrese, notifíquese y devuélvase.

Firmado: Min. Hugo R. Suárez Calbimonte.

Min. Esteban Miranda Terán.

Sucre, 28 de enero de 2011

Proveído: Mirtha Dolly Ortiz Paniagua.

Secretaria de Cámara de la Sala Social y Adm. II.