SALA SOCIAL Y ADM. II. AUTO SUPREMO: Nº 147

Sucre, 10 de mayo de 2.010

DISTRITO: Tarija PROCESO: Social.

PARTES: Manuel Barja Paredes c/ I.A.B.S.A.

MINISTRO RELATOR: Esteban Miranda Terán.

+++++++++++++++++++++++++++++++++++++++++++++++++++++++++++++++

VISTOS: El recurso de casación en el fondo de fs. 185-187, interpuesto por Myriam E. Miranda Navía, apoderada del actor, contra el Auto de Vista de 27 de diciembre de 2005 (fs. 181-182), pronunciado por la Sala Social y Administrativa de la Corte Superior del Distrito Judicial de Tarija; dentro del proceso laboral sobre pago de bono de antigüedad y reliquidación de beneficios sociales seguido por la indicada recurrente, en representación de Manuel Barja Paredes, contra la empresa Industrias Agrícolas Bermejo S.A. "IABSA", la respuesta de fs. 190 y vta., los antecedentes del proceso, y

CONSIDERANDO I: Que, tramitado el proceso social, la Jueza Segundo del Trabajo y Seguridad Social de la ciudad de Tarija, emitió la Sentencia el 9 de abril de 2005 (fs. 133-134), declarando improbada la demanda de fs. 21-22 y probada la excepción de prescripción, sin costas.

En grado de apelación formulada por la representante del demandante (fs. 137-138), la Sala Social y Administrativa de la Corte Superior de Distrito Judicial de Tarija, mediante Auto de Vista de 27 de diciembre de 2005 (fs. 181-182), confirmó parcialmente la sentencia, con la modificación de declarar improbada la excepción de prescripción. Sin costas.

Dicho fallo motivó el recurso de casación en el fondo, interpuesto por la apoderada del demandante (fs. 185-187), en el que refiere:

Que el Tribunal ad quem interpretó y aplicó erróneamente el D. S. Nº 21060 de 29 de agosto de 1985, en virtud que el auto de vista que confirma parcialmente la sentencia, se fundamenta en esta normativa jurídica, tampoco consideró lo establecido en la segunda parte del art. 60 del mencionado D. S. Nº 21060, así como tampoco considero el D. S. Nº 23474 de 20 de abril de 1993, el artículo único del D.S. Nº 23101, arts. 4, 13 y 20 de la L. G. T., el D. S. 07850 del 1º de abril de 1966 y el art. 162 de la C. P. E. de 1967. Asimismo acusó que incurrió en error de hecho y en error derecho en la apreciación de la prueba documental y en los agravios expresados en el recurso de apelación porque no se ha considerado que el objeto de la demanda es la reliquidación de los beneficios sociales por el tiempo omitido en el finiquito, más el pago del bono de antigüedad por el tiempo trabajado en la empresa privatizada, desde el 1º de septiembre de 1998 hasta la fecha de su retiro ocurrida el 25 de octubre de1999.

Concluyó solicitando que este Tribunal case parcialmente el auto de vista recurrido, y deliberando en el fondo declare probada la demanda en todas sus partes y disponga la cancelación del bono de antigüedad y la reliquidación de los beneficios sociales, con costas.

CONSIDERANDO II: Que, así planteado el recurso, ingresando a su análisis en relación a los datos del proceso y las disposiciones aplicadas en el decisorio del tribunal de alzada, se tiene lo siguiente:

1.- El actor ahora recurrente, mediante su representante, inició la presente causa el 13 de agosto de 2004 (fs. 21-22), demandando a Industrias Agrícolas Bermejo (I.A.B.) el pago de bono de antigüedad y reliquidación de beneficios sociales, indicando que fue trabajador permanente de IAB desde el 1 de enero de 1970 hasta el 25 de octubre de 1999, fecha en que fue despedido de dicha empresa, sin embargo, esta empresa fue privatizada el 1 de septiembre de 1998, con el nombre o razón social Industrias Agrícolas Bermejo S.A. (I.A.B.S.A.) reconociéndole la cancelación de sus beneficios sociales por el tiempo trabajado en la empresa, tal como consta en el finiquito de fs. 14 por 10 meses y 8 días y medio desde el 1º de septiembre de 1998 hasta el 25 de octubre de 1999, habiéndose cancelado el 26 de octubre de 1999 (y pagado el 4 de noviembre del mismo año) a la suma de Bs. 11.603.80. Esta demanda fue negada en todas sus partes por el representante de la empresa demandada, quien opuso a su vez excepción de prescripción (fs. 52-54 y vta.).

La sentencia de 9 de abril de 2005 (fs. 133-134), que pone fin a la primera fase del proceso, declarando improbada la demanda del actor y probada la excepción de prescripción opuesta por el demandado, dio lugar al recurso de apelación interpuesto por el demandante (fs. 137-138), resuelto por el auto de vista recurrido, por el que el tribunal ad quem confirmó parcialmente la sentencia apelada de fs. 133-134 y declaró improbada la excepción de prescripción.

Sobre el pago de bono de antigüedad el art. 60 del D.S. Nº 21060, en concordancia con el artículo único del D.S. 23474 de 20 de abril de 1993, establecen el porcentaje y la base de cálculo del bono de antigüedad, normas que de ninguna manera se refieren al reconocimiento de dicho derecho en caso de sustitución de empleadores, como aconteció en el caso presente, cuando existe extinción del contrato de trabajo y de la relación laboral, al haberse reiniciado una nueva relación de trabajo, pues a tiempo de la transferencia, se canceló al actor todos sus beneficios sociales, tal como consta en el finiquito que cursa en obrados a fs. 14 y vta. 26 de octubre de 1999 y pagado el 4 de noviembre del mismo año (sello rojo en la parte anversa de dicho finiquito).

Por ello se concluye igualmente que no existe error de hecho ni de derecho en la apreciación de la prueba, pues el objeto del presente proceso laboral se encuentra debidamente identificado por los órganos jurisdiccionales de grado; empero, esas pretensiones no pueden ser tuteladas por las razones anotadas, más aún si los arts. 11 de la L.G.T., 8º del D.S. Nº 1592 de 19 de abril de 1949 y 3º del D.S. Nº 7850 de 1º de noviembre de 1.966, establecen que en caso de haberse pactado la sustitución de patronos, con la extinción del contrato de trabajo o la relación laboral, la antigüedad de los trabajadores no se mantiene subsistente y, por ello, ésta debe computarse respecto del sucesor, desde el día siguiente al último cubierto por la indemnización, sin considerar periodo de prueba alguno.

Criterios asumidos uniformemente en los Autos Supremos Nos. 87 de 29 de enero de 2007 y 1284 de 22 de noviembre de 2006, entre otros, en los que la temática dilucidada es similar, involucrando a la misma empresa en relación a otros trabajadores.

Consiguientemente, al no haberse advertido la existencia de ninguna de las infracciones referidas en el recurso, corresponde resolverlo en la forma prevista por los arts. 271 inc. 2) y 273) del Cód. Pdto. Civ., aplicables por mandato de la norma remisiva del art. 252 del Cód. Proc. Trab.

POR TANTO: La Sala Social y Administrativa Segunda de la Corte Suprema de Justicia de la Nación, con la atribución contenida en el inc. 1) del art. 60 de la L.O.J., declara INFUNDADO el recurso de casación de fs. 185-187, con costas.

Se regula el honorario del profesional Abogado, en Bs. 500.- que mandará pagar el Tribunal de alzada.

 

Relator:Ministro Esteban Miranda Terán.

Regístrese, notifíquese y devuélvase.

Firmado: Min. Esteban Miranda Terán

Min. Hugo R. Suárez Calbimonte.

Sucre, 10 de mayo de 2010

Proveído: Mirtha Dolly Ortiz Paniagua.

Secretaria de Cámara de la Sala Social y Adm. II.