SALA SOCIAL Y ADM. II. AUTO SUPREMO: Nº 245

Sucre, 25 de noviembre de 2.009

DISTRITO: Beni PROCESO: Coac. Social.

PARTES: Caja Nacional de Salud Regional Beni c/Alcaldía Municipal de Magdalena.

MINISTRA RELATORA: Beatriz A. Sandoval Bascopé.

+++++++++++++++++++++++++++++++++++++++++++++++++++++++++++++++

VISTOS: El recurso de casación en el fondo de fs. 66 y vta., interpuesto por Hans Soruco Suárez en representación de la Alcaldía Municipal de Magdalena, contra el Auto de Vista de 23 de septiembre de 2005 (fs. 62-63), pronunciado por la Sala Social y Administrativa de la Corte Superior del Distrito Judicial del Beni; dentro del proceso coactivo social seguido por la Caja Nacional de Salud Regional Beni, contra la Alcaldía Municipal de Magdalena, la respuesta de fs. 69 y vta., el dictamen fiscal de fs. 73, los antecedentes del proceso y

CONSIDERANDO I: Que dentro del proceso coactivo social indicado líneas arriba, el Juez Primero de Trabajo y Seguridad Social de la ciudad de Trinidad, dictó el auto de 3 de agosto de 2005 (fs. 42 y vta.), declarando improbada la reclamación presentada a fs. 1 y mantiene el monto de Bs. 37.759.68 contenido en el Auto de Solvendo de fs. 11 y la Nota de Cargo de fs. 6, manteniendo además la medida precautoria de retención de fondos propios de la Alcaldía Municipal de Magdalena.

En grado de apelación interpuesto por el representante de la Alcaldía coactivada (fs. 44-46), por Auto de Vista de 23 de septiembre de 2005 (fs. 62-63), emitido por la Sala Social y Administrativa de la Corte Superior del Distrito Judicial del Beni, se confirmó el auto apelado, sin costas.

Que contra dicha resolución, la Alcaldía coactivada representada por Hans Soruco Suárez, ahora recurrente, interpuso recurso de casación en el fondo (fs. 66 y vta.), expresando que el auto de vista recurrido es lesivo, gravoso, dañino y perjudicial a los intereses de la comuna o municipio que representa, puesto que no es evidente que la parte coactivante hubiera demostrado en forma documentada la acción que pretende.

Concluye solicitando se "admita" el recurso de casación en el fondo y se remita la litis al máximo tribunal.

CONSIDERANDO II: Que conforme la amplia jurisprudencia del tribunal supremo, el recurso de casación es una nueva demanda de puro derecho, debiendo contener los requisitos enumerados en el art. 258 del Cód. Pdto. Civ.; debe fundamentarse por separado de manera precisa y concreta las causas que motivan la casación en la forma o en el fondo, no siendo suficiente la simple cita de disposiciones legales, sino demostrar en qué consiste la infracción que se acusa.

Que de la revisión del recurso, se colige que la Alcaldía recurrente no cumplió los requisitos enumerados en el inc. 2) del art. 258 del Cód. Pdto. Civ., porque si bien plantea el recurso de casación en el fondo, empero los argumentos expuestos carecen de justificación y fundamentación, toda vez que no hace cita de disposiciones legales supuestamente infringida, mal aplicada o erróneamente interpretada, no precisa en que consiste la vulneración de esas normas, menos alega ni demuestra error de hecho o de derecho en que se hubiera incurrido en la apreciación de las pruebas; simplemente y de manera desordenada señala que el auto recurrido es lesivo, gravoso, dañino y perjudicial para los intereses de la comuna demandada, el mismo que resulta intrascendente y de escaso contenido jurídico, menos cita los folios del auto de vista impugnado; por cuanto conforme establece la doctrina y jurisprudencia, el recurso de casación en el fondo debe fundarse en errores "in judicando" en que hubieran incurrido los tribunales de instancia al emitir sus resoluciones, debiendo identificar las causales señaladas por el art. 253 de la citada norma, lo que no ocurre en el caso de análisis.

Que en ese marco legal, lo expuesto en el recurso resulta insuficiente y hace inviable su consideración, porque impide a este tribunal supremo abrir su competencia.

POR TANTO: La Sala Social y Administrativa Segunda de la Corte Suprema de Justicia de la Nación, con la atribución contenida en el num. 1 del art. 60 de la L.O.J., arts. 271 inc. 1) y 272 inc. 2) del Cód. Pdto. Civ., aplicables por mandato del art. 252 del Cód. Proc. Trab., en de acuerdo con el dictamen fiscal, declara IMPROCEDENTE el recurso de casación de fs. 66 y vta., con costas.

Se regula el honorario profesional de abogado en la suma de Bs. 500.-, que mandará pagar el tribunal ad quem.

Para resolución, previa convocatoria de fs. 77, interviene la Sra. Ministra Presidente de la Sala Social y Administrativa Primera, Dra. Beatriz Sandoval Bascopé.

Relatora: Ministra Beatriz A. Sandoval Bascopé.

Regístrese, notifíquese y devuélvase.

Firmado: Min. Beatriz A. Sandoval Bascopé.

Min. Hugo R. Suárez Calbimonte.

Sucre, 25 de noviembre de 2009

Proveído: Mirtha Dolly Ortiz Paniagua.

Secretaria de Cámara de la Sala Social y Adm. II.