SALA SOCIAL Y ADM. II. AUTO SUPREMO: Nº 172

Sucre, 20 de agosto de 2.009

DISTRITO: La Paz ROCESO: Social.

PARTES: Leonardo Villanueva Chura c/ Melvi Ortiz Mercado.

MINISTRA RELATORA: Beatriz A. Sandoval Bascopé.

+++++++++++++++++++++++++++++++++++++++++++++++++++++++++++++++

VISTOS: El recurso de casación de fs. 82-83 interpuesto por Melvi Ortiz Mercado, del Auto de Vista No. 76/05 de fs. 79-80, dictado por la Sala Social y Administrativa Tercera de la Corte Superior de Justicia de La Paz, en el proceso laboral sobre cobro de beneficios sociales por despido, seguido por Leonardo Villanueva Chura con la recurrente, como propietaria de la empresa "Le Atelier Boutique"; sus antecedentes, lo alegado por las partes, y

CONSIDERANDO I: Que, la Sentencia No. 10/2004 de fs. 65-66 dictada en conocimiento del proceso, por el Juez Cuarto del Trabajo y Seguridad Social de La Paz, declara probada la demanda de fs. 11, complementada a fs. 13 y 15; disponiendo la cancelación al actor por la empresa demandada, el monto de Bs. 2.793.33, por 9 meses y 15 días, en base a un salario mensual promedio indemnizable de Bs. 600.00, por los conceptos de indemnización por el tiempo de servicios antes referido, desahucio, salario de 14 días y confección de 6 pantalones a Bs. 40.00 por cada uno; de acuerdo a la liquidación inserta.

Apelada esta Sentencia a fs. 69 por la demandada, la Sala Social y Administrativa Tercera de la Corte Superior de La Paz, en conocimiento de la alzada la confirma en todas sus partes, con costas.

Resolución contenida en el Auto de Vista No. 76/05 de fs. 79-80, del que la demandada, Melvi Ortiz Mercado, como se tiene referido, interpone el recurso de casación, que se examina.

CONSIDERANDO II: Que, del análisis y conocimiento del mismo resulta imperioso previamente, recordar que este recurso se equipara a una demanda nueva de puro derecho en el que, conforme establece el art. 258-2) del Adjetivo Civil, debe citarse en términos claros, concretos y precisos la sentencia o auto del que se recurriere, su folio dentro del expediente, la ley o leyes violadas o aplicadas falsa o erróneamente y especificar en qué consiste la violación, falsedad o error, ya se trate de recurso de casación en el fondo, en la forma o en ambos, especificaciones que deberán hacerse precisamente en el recurso y no fundarse en memoriales o escritos anteriores ni suplirse posteriormente.

Atenta la anterior definición, a los efectos de emitir una adecuada resolución en el presente recurso es pertinente hacer referencia a la previsión legal del art. 252 del Código Procesal del Trabajo, con relación a los aspectos no previstos en ese Compilado, que deben regirse por las disposiciones de la Ley de Organización Judicial y las del Procedimiento Civil, en tanto y en cuanto no violen los principios generales del Derecho Procesal Laboral.

En tal virtud, se infiere que cuando se interpone el recurso extraordinario de casación o nulidad, los actores deben circunscribir su demanda a las previsiones del Capítulo VII del Título V, arts. 250 al 282 del Código de Procedimiento Civil, referidos, expresamente, al recurso en análisis.

Dentro de ese marco normativo, la jurisprudencia sentada por este Tribunal ha establecido de manera reiterada que el recurso de casación constituye una demanda nueva de puro derecho, utilizada para invalidar una sentencia o auto definitivo en los casos expresamente señalados por Ley, pudiendo presentarse como recurso de casación en el fondo, recurso de casación en la forma o en ambos efectos, conforme establece la norma prevista por el art. 250 del Código de Procedimiento Civil.

Que, la finalidad del recurso de casación en el fondo es la de unificar la interpretación de las normas jurídicas, creando la jurisprudencia correspondiente; en tanto que la del recurso de casación en la forma, es la de anular la resolución recurrida o un proceso, cuando al ser dictado se violan formas esenciales sancionadas con nulidad por la Ley; a ese efecto, es de inexcusable cumplimiento los requisitos establecidos en la norma del art. 258 del Procedimiento Civil a partir de la previsión de los arts. 253 y 254 del mismo Adjetivo, según se lo interponga en el fondo, en la forma o en ambos.

Situación y condiciones que no se cumplen en el caso, en tanto y en cuanto el recurso se extravía en una relación innecesaria de antecedentes y circunstancias procesales con incidencia en la relación laboral entre las partes, con referencia al incumplimiento en la valoración de la prueba que se alega, en el Auto de Vista con relación a la Sentencia, del art. 397 en relación con el 90, ambos del Código de Procedimiento Civil, con la simple cita o referencia de los arts. 3-j) y 158 del Procesal del Trabajo y 13 de la Ley General del Trabajo, sin el cumplimiento antes referido del art. 258-2) del Adjetivo Civil.

Recurso que, finalmente, en el petitorio, formalizando su interposición con falta de criterio legal y tecnicismo jurídico procesal, pide de este Tribunal se lo declare fundado, casando la Resolución recurrida y disponiendo la nulidad de obrados hasta fs. 65 inclusive, al estado de que el a quo dicte nueva Sentencia.

Por lo que resulta en insuficiencia legal el recurso para su conocimiento más allá de lo dicho precedentemente.

Sin embargo, prescindiendo de consideraciones respecto a las deficiencias del recurso y tomando en cuenta sólo lo alegado, en el marco del derecho que tienen las partes de ser oídas y que sus reclamos aún deficientes, merecen una respuesta que absuelva su convicción de Justicia, este Tribunal no encuentra mérito para la anulación de obrados impetrada, solicitada en un petitorio incongruente que pretende que, deliberando en el fondo se declare fundado el recurso, consecuentemente casando el Auto de Vista y disponiendo la nulidad de obrados; careciendo de consistencia legal tal pretensión conlleva desconocimiento de las normas procesales que hacen al conocimiento y resolución del Recurso de Casación, en particular de los arts. 271, 274 y 275 del Código de Procedimiento Civil.

No siendo evidente lo afirmado sobre incumplimiento del art. 397 que haga aplicable el art. 90, ambos del mismo Procedimiento Civil, si los de instancia obraron con criterio legal en la calificación y valoración de la prueba, en el conocimiento del proceso; incensurable en casación, al no incurrir en errores de hecho o derecho; por lo que corresponde resolver conforme el art. 273 del Código de Procedimiento Civil, aplicable en la materia en virtud de la norma remisiva contenida en el art. 252 del Código Procesal del Trabajo.

POR TANTO: La Sala Social y Administrativa Segunda de la Excelentísima Corte Suprema de Justicia de la Nación, en ejercicio de la facultad y atribución que le confiere el Art. 60-1) de la Ley de Organización Judicial, dando aplicación al art. 273 del Código de Procedimiento Civil, declara INFUNDADO el recurso de casación de fs. 82-83. Con costas.

No se regula honorario profesional por no haber respondido el recurso.

Para resolución, previa convocatoria de fs. 90, interviene la Ministra Presidente de la Sala Social y Administrativa Primera, Dra. Beatriz Sandoval Bascopé.

Relatora: Ministra Beatriz A. Sandoval Bascopé.

Regístrese, notifíquese y devuélvase.

Firmado: Min. Beatriz A. Sandoval Bascopé.

Min. Hugo R. Suárez Calbimonte.

Sucre, 20 de agosto de 2009

Proveído: Ma. del Rosario Vilar G.

Secretaria de Cámara de la Sala Social y Adm. II.