SALA SOCIAL Y ADM. II. AUTO SUPREMO: Nº 166

Sucre, 17 de agosto de 2.009

DISTRITO: La Paz PROCESO: Reclamación

PARTES: María del Carmen Saavedra Arancibia c/ SENASIR

MINISTRO RELATOR: Hugo R. Suárez Calbimonte.

+++++++++++++++++++++++++++++++++++++++++++++++++++++++++++++++

VISTOS: El recurso de casación en el fondo de fs. 267-268 vta., interpuesto por Yoni Yamil Exeni León, en representación legal del Servicio Nacional del Sistema de Reparto (SENASIR), en su calidad de Director General Ejecutivo a.i., contra el Auto de Vista Res. Nº 24/08 de 6 de febrero de 2008, cursante a fs. 262 y vta. y Auto Complementario Nº 141/08 de 3 de abril de 2008, de fs. 264, pronunciado por la Sala Social y Administrativa Tercera de la Corte Superior del Distrito Judicial de La Paz, dentro del recurso de reclamación por Renta Única de Vejez, que sigue María del Carmen Saavedra Arancibia contra el SENASIR, representado legalmente por el recurrente como Gerente General Ejecutivo a.i., los antecedentes del proceso y

CONSIDERANDO I: Que en ejecución de fallos, al haberse emitido el Auto Supremo Nº 244 de 7 de junio de 2004 (fs. 144-145) el Servicio Nacional del Sistema de Reparto (SENASIR), dictó la Resolución Nº 018170 de 17 de diciembre de 2004 (fs. 166), que resolvió otorgar Renta Única de Vejez a María del Carmen Saavedra Arancibia, con reducción de edad, equivalente al 79% de su promedio salarial, en el monto de Bs. 3.350,99 correspondiendo a la básica el 36% Bs. 1.500,22 a la complementaria el 43% Bs. 1.791,93 más incrementos de ley, que se pagará a partir del mes de marzo de 2002.

Formulado el recurso de reclamación por la asegurada de fs. 174-175, la Comisión de Reclamación emitió la Resolución Nº 533. 06 de 25 de enero de 2006, que resolvió confirmar la Resolución Nº 018170 de 17 de diciembre de 2004, emitida por la Comisión de Calificación de Rentas, cursante a fs. 166, que dispuso otorgar Renta Única de Vejez, a partir de marzo de 2002.

En apelación promovida por la demandante (fs. 186-187), al haberse declarado legal la compulsa planteada en el memorial de apelación, mediante Auto de Vista Nº 02/06 de 19 de agosto de 2006, pronunciado por la Sala Social y Administrativa Tercera de la Corte Superior del Distrito Judicial de La Paz, esta misma Sala emitió el Auto de Vista Res. Nº 24/08 de 6 de febrero de 2008 (fs. 262 y vta.), por el que revocó la Resolución Nº 533.06 de 25 de enero de 2006 y dispuso que el SENASIR a través de la Comisión de Calificación de Rentas, dicte nueva resolución atendiendo a los informes técnicos elaborados, a los antecedentes del proceso y disposiciones de Seguridad Social, aplicables al caso de autos que beneficien a la asegurada por tratarse de materia social, cuyos parámetros se encuentran reconocidos en esa resolución de vista, aclarado por Auto Complementario Nº 141/08 SSA-III de 3 de abril de 2008, de fs. 264, que determina: "Al pedido que antecede se aclara, que el Auto de Vista que antecede Nº 24/08 en su segundo considerando en el párrafo 3º expresamente establece que la asegurada María del Carmen Saavedra realizó 233 cotizaciones por lo que le correspondería la renta de Bs. 3.782,50 la misma que debe ser cancelada a partir del mes de noviembre de 1998, cumpliendo normas vigentes de Seguridad Social." (sic).

Dicho fallo motivó el recurso de casación en el fondo, interpuesto por la entidad demandada (fs. 267-268 y vta), que se consideró.

CONSIDERANDO II: Que en cumplimiento a lo previsto por el art. 518 del Código de Procedimiento Civil, aplicable al caso presente por expresa permisión prevista por el art. 633 del Reglamento del Código de Seguridad Social y D.S. Nº 05315 de 30 de septiembre de 1959, las resoluciones dictadas en ejecución de fallos o sentencia, sólo pueden ser apeladas en el efecto devolutivo, sin recurso ulterior, por lo que el caso de autos se encuentra en esta fase de ejecución de fallos ejecutoriados, debiendo darse estricta aplicación al art. 518 del Código de Procedimiento Civil, resultando incoherente la interposición del recurso de casación en el fondo.

Consiguientemente, se debe referir que el tribunal de apelación, como es el compulsado, puede negar el recurso de casación o nulidad en los casos previstos por el art. 262 del adjetivo civil, es decir: a) Cuando se hubiere interpuesto el recurso después de vencido el término; b) Cuando pudiendo haber apelado no se hubiere hecho uso de ese recurso ordinario; y c) Cuando el recurso no se encuentra previsto en los casos señalados por el art. 255; este último completado por el art. 26 de la Ley Nº 1760 de 28 de febrero de 1997; empero, la norma prevista por el art. 518 del procedimiento citado, también le otorga al tribunal de segundo grado, la facultad de rechazar la interposición del recurso de casación cuando éste fuere interpuesto en ejecución de sentencia.

En la especie, se advierte que en el Auto Supremo Nº 244 de 7 de junio de 2004 (144-145), se explicó y resolvió de forma clara, precisa y concreta los fundamentos que permitieron se declare infundado el recurso de casación interpuesto por la entidad de reparto, extrañando a este supremo tribunal el incumplimiento del auto supremo indicado.

En autos, previa revisión de los antecedentes remitidos, se establece que el recurso de casación, impugna el Auto de Vista Nº 24/2008 de 6 de febrero de 2008, cursante a fs. 262 y vta. y Auto Complementario Nº 141/08 de 3 de abril de 2008, de fs. 264, que fue pronunciado en apelación en el efecto devolutivo, de la Resolución de la Comisión de Reclamación Nº 533.06 de 25 de enero de 2006, de fs. 181-182, que incumplió el referido Auto Supremo, emitido en ejecución de sentencia, por lo que en cumplimiento de la citada norma prevista en el art. 518 del Código de Procedimiento Civil, el recurso formulado deviene en improcedente, al estar ya cerrada la competencia de este tribunal para resolverlo, advirtiéndose además que el tribunal de alzada, no aplicó oportunamente el art. 262 inc. 3) del Código de Procedimiento Civil.

En ejercicio del control jurisdiccional corresponde a los tribunales, sean estos Juzgados, Cortes Superiores y Corte Suprema, ejercer el control de legalidad de todas las resoluciones dictadas en sede administrativa, por lo que ésta, ejercida por el SENASIR, debe acatar de forma estricta la determinación de las instancias jurisdiccionales, máxime si esta determinación deviene de la Excma. Corte Suprema de Justicia de la Nación.

Por lo referido, corresponde dar aplicación a las previsiones contenidas en los arts. 271 inc. 1) y 272 inc. 1) del Código de Procedimiento Civil, con la expresa permisión contenida en el art. 633 del Reglamento del Código de Seguridad Social.

POR TANTO: La Sala Social y Administrativa Segunda de la Corte Suprema de Justicia de la Nación, con la atribución conferida en el art. 60 numeral 1 de la Ley de Organización Judicial, arts. 271 inc. 1) y 272 inc. 1) del Código de Procedimiento Civil, declara IMPROCEDENTE el recurso de fs. 267-268 y vta. Sin costas, en aplicación de la previsión contenida en el art. 39 de la Ley Nº 1178 de 20 de julio de 1990 (SAFCO).

Se llama severamente la atención al Director Ejecutivo del Servicio Nacional del Sistema de Reparto (SENASIR) por no haber cumplido lo determinado en el Auto Supremo Nº 244 de 7 de junio de 2004 (fs. 144-145), hecho que ha motivado actuaciones innecesarias, ocasionando una extrema retención del expediente sin cumplir la determinación asumida en el mencionado Auto Supremo, para lo cual debe remitirse oficio al Ministerio de Hacienda.

Se llama también severamente la atención, a los Señores Vocales Jenny Villanueva Suárez y Víctor Hugo Ocampo Vila, que emitieron el Auto Nº 157/08 SSA-III de 2 de mayo de 2008.

Para resolución interviene la Ministra Beatriz Alcira Sandoval Bascopé, Presidenta de la Sala Social Primera, de acuerdo a convocatoria de fs. 277 y vta.

Relator: Ministro Hugo R. Suárez Calbimonte

Regístrese, notifíquese y devuélvase.

Firmado: Min. Hugo R. Suárez Calbimonte.

Min. Beatriz Sandoval Bascopé.

Sucre, 17 de agosto de 2009

Proveído: Ma. del Rosario Vilar G.

Secretaria de Cámara de la Sala Social y Adm. II.