SALA SOCIAL Y ADMINISTRATIVA SEGUNDA

AUTO SUPREMO: Nº 060 Sucre, 29 de noviembre de 2.005

DISTRITO: La Paz PROCESO: Laboral.

PARTES: Lina Chávez Vásquez c/ Empresa MARBOLTEX S.R.L.

MINISTRO RELATOR: Dr. Juan José González Osio.

+++++++++++++++++++++++++++++++++++++++++++++++++++++++++++++++

VISTOS: El recurso de casación de fs. 95-96, interpuesto por Marcos Kim Lim, en representación de la empresa MARBOLTEX S.R.L., contra el auto de vista Nº 011/01/SSA-I, de fs. 93, pronunciado el 12 de enero de 2001, por la Sala Social y Administrativa Primera de la Corte Superior del Distrito Judicial de La Paz, dentro del proceso laboral seguido por Lina Chávez Vásquez, contra la empresa que representa el recurrente, el auto de fs. 97, por el que se concede el recurso de casación y todo cuanto ver convino y se tuvo presente para resolución, y;

CONSIDERANDO: Que, tramitado el proceso social, el Juez Tercero del Trabajo y Seguridad Social de la ciudad de La Paz, el 22 de mayo de 1997, a fs. 81-83, emitió sentencia, declarando probada en parte la demanda de fs. 4-5, e improbada la excepción perentoria de pago, disponiendo que la empresa demandada, cancele a la actora, por concepto de desahucio, indemnización, aguinaldo por duodécimas, horas extras, salarios devengados por inamovilidad y asignaciones familiares, la suma de Bs. 14.138.95.-

En apelación formulada por la empresa demandada, la expresada Sala Social y Administrativa, emitió el auto de vista de fs. 93, por el que revocó parcialmente la sentencia, estableciendo que la empresa demandada cancele a la demandante, por desahucio, indemnización, aguinaldo en duodécimas y horas extras la suma de Bs. 1.938.95.-

Esta resolución, motivó el recurso de casación en el fondo y en la forma, de fs. 95-96, interpuesto por el representante de la empresa demandada, en el que acusa la infracción de los arts. 46, 55 de la L.G.T.; 41 de su D.R.; 3º inc. h), 66 y 150 del Cód. Proc. Trab., porque, dice, no se dio validez a las pruebas de descargo ofrecidas por la empresa demandada, pese a que se desvirtuó el fondo de la causa con el libro de control de asistencia, siendo improcedente el pago de horas extras.

CONSIDERANDO: Que, así expuestos los fundamentos del recurso, corresponde a este Tribunal Supremo, su análisis y resolución.

Es necesario puntualizar que el recurso de casación por sus antecedentes históricos, doctrinales y jurisprudenciales, se equipara a una demanda nueva de puro derecho, tratándose de una cuestión de responsabilidad entre la ley y sus infractores; para la viabilidad de este recurso extraordinario, el mismo debe cumplir requisitos insoslayables como son los señalados por el art. 258 inc. 2) del Cód. Pdto. Civ.; que es lo que se extraña en el presente caso.

El recurrente indica tratarse de recurso de "casación en la forma y en el fondo", alegando únicamente que no procede el pago de horas extraordinarias; sin llegar a discriminar o diferenciar ambos recursos, que son dos realidades procesales de diferente naturaleza jurídica. En cuanto al recurso de casación en la forma, (art. 254 concordante con el art. 275 ambos del Cód. Pdto. Civ.), no se señala ningún caso que de lugar a la nulidad de obrados, por vicios formales o errores de procedimiento, que importen violación de las formas esenciales del proceso; incurriendo en olvido que no hay nulidad sin la existencia de una ley específica que así lo determine. En cuanto al recurso de casación en el fondo, (art. 253 del Cód. Pdto. Civ.), no se demuestra la violación de leyes sustantivas en la decisión de la causa. Se repara la ausencia de una fundamentación racional y circunstanciada, que demuestre de manera clara, concreta y precisa, cómo, porqué y en qué forma, se hubiesen violado disposiciones legales; como tampoco se fundamenta con claridad la existencia de error de derecho o de hecho en la libre apreciación de la prueba.

En resumen, el recurrente no concreta correctamente su reclamo, incumpliendo el mandato del citado art. 258 inc. 2) del Cód. Pdto. Civ., lo que impide la apertura de la competencia de este Supremo Tribunal, correspondiendo la aplicación de los arts. 271 inc. 1) y 272 inc. 2) de dicho Pdto. Civ., con la permisión contenida en el art. 252 del Cód. Proc. Trab.

POR TANTO: La Sala Social y Administrativa Segunda de la Excma. Corte Suprema de Justicia de la Nación, con la atribución contenida en el art. 60 inc. 1) de la L.O.J., declara IMPROCEDENTE, el recurso de casación de fs. 95-96, con costas.

No se regula honorario profesional de abogado por no haber sido respondido el recurso.

Relator:Ministro Dr. Juan José González Osio.

Regístrese, notifíquese y devuélvase.

Firmado: Dr. Juan José González Osio.

Dr. Eddy Walter Fernández Gutiérrez.

Dr. Julio Ortiz Linares.

Proveído: Sucre, 29 de noviembre de 2.005

Ma. del Rosario Vilar G.

Secretaria de Cámara de la Sala Social y Adm. II