SALA SOCIAL Y ADMINISTRATIVA SEGUNDA AUTO SUPREMO: Nº 037

Sucre, 22 de noviembre de 2.005

DISTRITO: Santa Cruz PROCESO: Contencioso Tributario.

PARTES: INTERMAT Ltda. c/ Dirección Nacional de Impuestos Internos Dirección GRACO Regional Santa Cruz

MINISTRO RELATOR: Dr. Eddy Walter Fernández Gutiérrez.

+++++++++++++++++++++++++++++++++++++++++++++++++++++++++++++++

VISTOS: El Recurso de casación de fs. 821 a 828, interpuesto por Mario Gutiérrez Reese y Hernán Ríos Serrano, en representación de INTERMAT Ltda., contra el Auto de Vista Nº 071/2001 de 3 de marzo de 2001 (fs. 594 - 595), dictado dentro el proceso contencioso tributario que siguen contra el Servicio Nacional de Impuestos Internos Dirección GRACO Regional Santa Cruz, el Dictamen Fiscal de fs. 837 - 838, los antecedentes del proceso, y;

CONSIDERANDO.- Que, tramitada la demanda contencioso tributaria de fs. 29 - 30, interpuesta por Mario Gutiérrez Reese y Hernán Ríos Serrano, en representación de INTERMAT Ltda., impugnando la Resolución Determinativa Nº 074/97 de 26 de agosto de 1997, el Juez de Partido Primero en Materia Administrativa de Santa Cruz, dictó la sentencia Nº 30/00 de 3 de noviembre de 2000 (fs. 576 - 580), declarando probada en parte la demanda contencioso tributaria de fs. 29 - 30 y, en consecuencia, modificando la Resolución Determinativa Nº 074/97 de 26 de agosto de 1997, reduciendo el cargo a la suma de Bs. 493.- (Cuatrocientos Noventa y Tres 00/100 Bolivianos), más accesorios y multa por defraudación. En apelación la Sala Social y Administrativa de la Corte Superior de Santa Cruz, dictó el Auto de Vista de 3 de marzo de 2001 que cursa a fs. 594 - 595, confirmando - según dice - la sentencia de 3 de noviembre de 2000 de fs. 576 - 580, incrementando el cargo definido en sentencia, en la suma de Bs. 24.430.- (Veinticuatro Mil Cuatrocientos Treinta 00/100 Bolivianos). Decisión contra la que se interpone el recurso de casación en el fondo de fs. 821 a 828, acusando la violación de los arts. 90,192 - 2), 236, 375 - 2), 397 del Código de Procedimiento Civil, art. 3 de la Ley Nº 843 y 3 del D.S. 21530, art. 22 del Código Tributario, arts. 1 y 2 del D.S. 23680 y art. 16 de la Constitución Política del Estado, pidiendo al Supremo Tribunal case el Auto de Vista recurrido y, deliberando en el fondo, aplique las leyes conculcadas dejando sin efecto la Resolución Determinativa Nº 074/97 de 26 de agosto de 1997.

Recurso que se concede sin la respuesta de la entidad demandada, mediante Auto de de 15 de mayo de 2001 (fs. 834).

CONSIDERANDO: Que, analizado el recurso en relación a los antecedentes del proceso se tiene:

1.- La Administración Tributaria demandada, a raíz de la fiscalización practicada sobre los documentos presentados por la Empresa Exportadora INTERMAT Ltda., como sustento de las solicitudes de Certificados de Devolución Impositiva (CEDEIM), por los períodos fiscales de julio a octubre de 1994, dictó la Resolución Determinativa Nº 074/97 de 26 de agosto de 1997, que cursa repetida a fs. 27 - 28 y 34 - 35, estableciendo un cargo de Bs. 66.202.- (Sesenta y Seis Mil Doscientos Dos 00/100 Bolivianos), que incluye accesorios (fs. 400), mas multa por defraudación que asciende a Bs. 42.569.- (Cuarenta y Dos Mil Quinientos Sesenta y Nueve 00/100 Bolivianos), cargo que a juicio de la Administración emerge del control cruzado de notas fiscales, entre las que afirma, haber evidenciado algunas falsas por no encontrarse inscritas en el Registro Único de Contribuyentes, tales como las extendidas por los proveedores Agroindustrial Los Cusis, Complejo Industrial y Maderero San José y Barraca La Tarara, por las sumas que se detallan en el resumen de reparos (fs. 398), por una parte y, por otra, facturas con observaciones "sin detalle" de los artículos adquiridos, conforme dispone el numeral 12 inc. d) de la Resolución Administrativa Nº 05-559-94 de 21 de diciembre de 1994, como la extendida por el proveedor Multicenter (fs. 399).

Resolución Determinativa que en conocimiento del contribuyente es impugnada en la vía contencioso tributaria, dando lugar al presente proceso, en el que resolviendo la causa en primera instancia, se dicta la sentencia de 3 de noviembre de 2000 de fs. 576 - 580, declarando probada en parte la demanda, dejando sin efecto el reparo por la supuesta invalidación del RUC de los proveedores Agroindustrial Los Cusis, Complejo Industrial y Maderero San José Ltda.y Barraca la Tarara, por haber sido establecido sin el suficiente análisis de los documentos y registros existentes en la misma Administración Tributaria, reduciendo el cargo inicial a la suma de Bs. 493.- (Cuatrocientos Noventa y Tres 00/100 Bolivianos), más accesorios actualizables en el momento del pago más multa por defraudación, correspondiente al reparo de la factura Nº 16307 RUC 4426134 emitida "sin detalle" por el proveedor Multicenter por el importe de Bs. 3.789,77.- (Tres Mil Setecientos Ochenta y Nueve 77/100 Bolivianos).

2.- Dicha decisión de primer grado, apelada tanto por la administración demandada, con el fundamento de que los reparos establecidos en relación a los proveedores Agroindustrial Los Cusis y Barraca la Tarara deben mantenerse, por cuanto no es reconocible el crédito fiscal generado por las facturas que otorgaron, por los importes de Bs.79.774,48.- y Bs. 104.424,31.- respectivamente; por no existir el pago del impuesto generado por tales transacciones en sus declaraciones juradas, conforme consta en los extractos tributarios de fs. 501 - 504 y 505 - 507; como por el demandante, haciendo énfasis en que la entidad demandada, luego de no observar los descargos correspondientes a su proveedora Empresa Maderera San José, pretende en la apelación modificar sus argumentos iniciales, manifestando que el no pago de los impuestos por las Empresas Los Cusis y Barraca la Tarara, no hace reconocible el crédito fiscal a favor de INTERMAT, cuando es la Administración Tributaria la que debe dirigir su acción contra dichas empresas -cuya existencia sí reconoce- buscando el pago de sus obligaciones tributarias pendientes; y en lo que hace al reparo correspondiente a la factura "sin detalle" emitida por su proveedor Multicenter, agrega que, siendo deber del emisor consignar el detalle de las mercaderías o servicios vendidos, no se debe sancionar, -como en este caso-, a la empresa que compra los productos y/o servicios, por lo que pide que, revocando parcialmente la sentencia, se declare totalmente probada su demanda. Apelaciones que fueron resueltas por el Auto de Vista de 3 de marzo de 2001, cuya complementación y enmienda fue negada con Auto de fs. 819 vlta., que en la oportunidad se impugna.

3.- El Auto de Vista objeto del recurso, que dice fundamentarse en la aplicación de los arts. 11 de la Ley Nº 843 Texto Ordenado por D.S.24602 de 6 de mayo de 1997; 11 del D.S. 21530 de 27 de febrero,(derogado por el D.S. 23574 de 29 de julio de 1993 Reglamento para el Tratamiento Tributario y Arancelario de las exportaciones); inc. c) del art. 7 de la Resolución Administrativa Nº 05-82-87 de 20 de marzo de 1987,(anterior a la Res. Adm. Nº 05-559-94 de 21 de diciembre de 1994 aplicable al período fiscalizado), confirma la sentencia de 3 de noviembre de 2000 que cursa a fs. 576 - 580, modificando el valor del reparo en Bs.24.430.- (Veinticuatro Mil Cuatrocientos Treinta 00/100 Bolivianos), que surge de la sumatoria del crédito fiscal generado del importe de las facturas emitidas por los proveedores Agroindustrial Los Cusis, Barraca Tarara y Multicenter, ratificando por válido el crédito fiscal emergente de la factura emitida por Complejo Industrial Maderero San José; es decir, entendiendo al igual que la Administración Tributaria demandada, que no corresponde en perjuicio del demandante, el reconocimiento del crédito fiscal por las facturas emitidas por las empresas los Cusis y Tarara, porque éstas no hubieran pagado el impuesto por tales transacciones.

CONSIDERANDO: Que, en el marco de los antecedentes que preceden se concluye:

a).- La Administración Tributaria, reconoce en obrados la existencia de las empresas proveedoras del demandante, Agroindustrial Los Cusis y Barraca la Tarara, cuando en su interés presenta como prueba suficiente los extractos tributarios de las obligaciones pendientes de las mencionadas empresas, a fs. 501 - 504 y 505 - 507 y de la empresa Complejo Industrial y Maderero San José Ltda., cuando, no objeta los descargos reconocidos como válidos en sentencia, por la transacción que realizara con factura Nº 404, por el importe de Bs. 102.925,42.- consiguientemente válidos igualmente, los números asignados a cada una de ellas en el Registro Único de Contribuyentes, antes y después del reempadronamiento dispuesto por D.S. 23680 de 19 de noviembre de 1993, quedando desvirtuado el hecho de suponer falsas, las notas fiscales otorgadas por transacciones realizadas con INTERMAT Ltda., suposición errada con la que sustentó, en lo pertinente, los reparos establecidos en la Resolución Determinativa Nº 074/97 de 26 de agosto de 1997, aspecto este que no obstante estar debidamente documentado en Autos no fue debidamente valorado por el Tribunal ad quem.

b).- Siendo la obligación tributaria un vínculo de carácter personal que surge entre el Estado u otros entes públicos, como sujetos activos acreedores del tributo, y los contribuyentes o responsables como sujetos pasivos deudores del tributo, en cuanto se produce el hecho generador de la obligación tributaria previsto por la norma legal, conforme prevén los arts. 18 y 22 del Código Tributario Ley Nº 1340 de 28 de mayo de 1992, no es legítimo negar el reconocimiento del crédito fiscal emergente de las facturas Nº 231 por el importe de Bs. 79.574,48.- con Nº de RUC 04603061 de la empresa Agroindustrial los Cusis y Nº 115 por el importe de Bs. 104.424,31.- con Nº de RUC 01343327 de la Barraca la Tarara, extendidas a la demandante INTERMAT Ltda., bajo el razonamiento equívoco de que dichas empresas no pagaron el tributo emergente de las transacciones que realizaron con responsabilidad propia y como directamente obligadas ante el fisco, así también dispone el art. 3 de la Ley Nº 843, correspondiendo a la Administración Tributaria exigir directamente el cumplimiento de las obligaciones impositivas a dichas empresas.

c).- En lo que hace al crédito fiscal emergente de la Nota Fiscal Nº 16307 por el importe de Bs. 3.789,77.- con Nº de RUC 4426134, extendida sin detalle por el proveedor Multicenter, corresponde dejar establecido que, si bien es cierto que es deber del vendedor proceder a la correcta extensión de las notas fiscales por las transacciones que realiza, también es evidente que el comprador, en este caso INTERMAT Ltda., no estaba prohibido de exigir se incluya el detalle de los bienes adquiridos, precisamente a efecto de acreditar en su interés la vinculación de la compra con las operaciones gravadas, asegurando así el cómputo del crédito fiscal emergente como sustento de la devolución impositiva que obtuviera, conforme dispone el segundo párrafo del art. 8 de la Ley Nº 843.

d).- En suma, es evidente que en la dictación del Auto de Vista recurrido, no se consideró el alcance y vigencia de las disposiciones, entonces aplicables, contenidas en la Ley 1489 de 16 de abril 1993, de Desarrollo y Tratamiento Impositivo a las Exportaciones y de D.S.23574 de 29 de julio de 1993, Reglamento para el Tratamiento Tributario y Arancelario de las Exportaciones, que abroga el art. 11 del D.S.21530 de 27 de febrero de 1987, a su vez reglamentario del art. 11 de la Ley Nº 843, en los que se funda, ni valoró debidamente las pruebas aportadas en el proceso, incurriendo así en las infracciones acusadas en el recurso.

Consiguientemente, corresponde resolver el recurso planteado, en la forma prevista por el art. 274 del Procedimiento Civil, aplicable por disposición del art. 297 norma remisiva del Código Tributario Ley 1340 de 28 de mayo de 1992.

POR TANTO: La Sala Social y Administrativa Segunda de la Corte Suprema de Justicia de la Nación, con la atribución que le confiere el Art. 60 inciso 1) de la Ley de Organización judicial, de acuerdo con el Dictamen Fiscal de fs. 837 - 838, CASA parcialmente el Auto de Vista recurrido de fs. 594 - 595 y, deliberando en el fondo, mantiene firme y subsistente la Sentencia de 3 de noviembre de 2000 de fs. 576 - 580. Sin responsabilidad por ser excusable.

Relator:Ministro Dr. Eddy Walter Fernández Gutiérrez.

Regístrese, notifíquese y devuélvase.

Firmado: Dr. Eddy Walter Fernández Gutiérrez.

Dr. Julio Ortiz Linares.

Dr. Juan José González Osio.

Proveído: Sucre, 22 de noviembre de 2.005

Ma. del Rosario Vilar G.

Secretaria de Cámara de la Sala Social y Administrativa Segunda