SALA SOCIAL Y ADMINISTRATIVA PRIMERA

Expediente Nº S-316/08

AUTO SUPREMO Nº 264 Social Sucre, 06 de septiembre de 2011.

DISTRITO: Santa Cruz

PARTES: Luís Mendieta c/ Empresa ABC Color


VISTOS: El Recurso de Casación de fs. 181 al 183, interpuesto por Leidy Cuellar vda. de Hemard Gerente General de la Empresa ABC Color, contra el Auto de Vista Nº 473 de 13 de diciembre 2007 cursante a fs. 165 - 166 vlta., dictado por la Sala Social y Administrativa de la Corte Superior del Distrito Judicial de la ciudad de Santa Cruz, en el proceso Social interpuesto por Luís Mendieta contra Empresa ABC Color y,

CONSIDERANDO I: Que, tramitado el proceso social en el Juzgado de Partido Segundo del Trabajo y S.S. del Distrito Judicial de Santa Cruz, se dictó la Sentencia Nº 37 de 21 de junio 2007 cursante a fs. 145 - 146, declarando probada la demanda de fs. 4 - 5 vlta., con costas.

Que en recurso de apelación interpuesto por Leidy Cuellar vda. de Hemard, por Auto de Vista Nº 473 de 13 de diciembre 2007 cursante a fs. 165 - 166 dictado por la Sala Social y Administrativa de la Corte Superior del Distrito Judicial de Santa Cruz, se confirmó la Sentencia Nº 37 de 21 de junio 2007.

Notificados los actores de la relación jurídica procesal con dicho Auto de Vista, Leidy Cuellar vda. de Hemard, Gerente General de la Empresa ABC Color interpuso recurso de casación en el fondo y en la forma (fs. 181 - 183), señalando que recurre de casación en el fondo contra la ilegal sentencia de fs. 145 a 146 vlta. y contra el Auto de Vista de fs. 165 a 166 vlta., ya que existe errónea interpretación y valoración de las pruebas presentadas y por lo tanto una aplicación parcial de la ley a la parte demandante que; el proceso desde su inicio hasta el Auto de Vista ha sido basado en mentiras, en pruebas presentadas por la parte demandante que nada tienen que ver con el proceso; que el juez a -quo no ha tomado en cuenta el valor de la prueba en el momento de dictar la injusta sentencia, que, el art. 150 del Cod. Proc. del Trabajo establece que la carga de la prueba corresponde al empleador demandado para desvirtuar los fundamentos de la acción, en este caso no ha habido necesidad de hacerlo.

Que el recurso de casación en la forma es planteado señalando que este proceso desde que se ha iniciado hasta el Auto de Vista ha tenido vicios de nulidad, ya que la juez ha permitido que el mismo se lleve de esta manera, olvidando lo que establece el art. 3º del Código de Procedimiento Civil de cuidar que el proceso se desarrolle sin vicios de nulidad, toda vez que el oficial de diligencias ha incurrido en errores en las notificaciones mal asentadas y que la Juez no lo notó, por lo que interpone el recurso de casación en el fondo y en la forma.

CONSIDERANDO II: Que así expuestos los fundamentos del recurso, corresponde a este tribunal establecer si lo denunciado es evidente o no, por lo que del análisis del proceso se llega a las siguientes conclusiones:

1.- Que conforme a la amplia jurisprudencia de este tribunal de Justicia, el recurso de casación es una nueva demanda de puro derecho que debe contener los requisitos enumerados en el Art. 258 - 2 y 3 del Cod. de Proc. Civ., debe fundamentarse por separado de manera precisa y concreta indicando cuales son las causas que motivan la casación en el fondo o en la forma y demostrar en qué consiste la infracción que denuncia.

En el presente caso, la recurrente no señala las causas legales, la ley o leyes violadas o aplicadas falsa o erróneamente, tampoco especifica en qué consiste la violación que motiva el recurso de casación en el fondo y en la forma. No discrimina debidamente el recurso en el fondo y la forma.

2.- Que en materia de nulidades procesales, rigen principios que deben ser observados para declararse la nulidad, como ser el principio de especificidad, trascendencia y convalidación, principios que establecen que "no hay nulidad sin la existencia de una ley específica que así lo determine (art. 251 - 1 C.P.C.), que tampoco hay nulidad sin perjuicio y la violación de forma que no es reclamada oportunamente se convalida".

En el caso presente la recurrente ha dejado convalidar los supuestos vicios de nulidad que no fueron reclamados oportunamente, precluyendo su derecho (art 3º- e) del C.P.T.)., aspectos que fueron considerados en el Auto de Vista impugnado y motivo del presente recurso, evidenciándose que la juez a quo en sus resoluciones resueltas aplicó correctamente esta norma legal.

3.- Que conforme al principio procesal señalado en los arts. 3 - g) y 59 del Código Procesal del Trabajo, los procedimientos laborales buscan la protección y tutela de los derechos de los trabajadores consignados en la ley substancial, criterios con los cuales deben interpretarse las disposiciones del código de la materia.

4.- Que la finalidad principal y esencial de la justicia laboral es concretar la justicia social, justa y pronta por la finalidad de la controversia surgida en la relación laboral, toda vez que los derechos y beneficios sociales conllevan el carácter alimentario indispensables para la vida del trabajador y el de su familia.

Por lo expuesto y no habiéndose cumplido con la técnica recursiva precisa, no se abre la competencia del tribunal, por lo que corresponde aplicar los arts. 271 - 1) y 272 - 2) con referencia al inc 2) del art. 258 del Código de Procedimiento Civil.

POR TANTO: La Sala Social y Administrativa Primera de la Corte Suprema de Justicia, con la atribución contenida en el numeral 1 del art. 60 de la L.O.J., declara IMPROCEDENTE el recurso de casación de fs. 181 al 183 vlta., con costas.

Relator: Ministro Dr. Julio Ortiz Linares.

Regístrese, notifíquese y devuélvase.

Fdo. Dr. Julio Ortiz Linares.

Dr. Hugo R. Suárez Calbimonte

Sucre, 06 de septiembre de 2011

Proveído: Gladys Segovia García. Secretaria de Cámara.