SALA SOCIAL Y ADMINISTRATIVA PRIMERA

Expediente Nº A-88/2008

AUTO SUPREMO Nº 191 Contencioso Tributario Sucre, 06 de junio de 2011.

DISTRITO: Chuquisaca

PARTES: Walter Pedro Súvelza Gomes c/ Servicio de Impuestos Nacionales Chuquisaca


VISTOS: El recurso de casación en el fondo de fs. 230-234, interpuesto por el representante legal del Servicio de Impuestos Nacionales Chuquisaca (SIN-Chuquisaca), en contra del Auto de Vista Nº 82/08 de 18 de marzo de 2008, cursante a fs. 214-215, pronunciado por la Sala Social y Administrativa del Distrito Judicial de Chuquisaca, dentro del proceso contencioso tributario instaurado por Wálter Pedro Suvelza Gómez contra SIN-Chuquisaca, los antecedentes del proceso y ;

CONSIDERANDO I. Que Wálter Pedro Suvelza Gómez por escrito de fs. 92-96 interpuso demanda contencioso tributaria en contra del SIN-Chuquisaca, pidiendo que en referencia a la Resolución Determinativa Nº 07/97 de 10 de junio de 1997, se disponga que el actor está exento del pago del impuesto IVA, por existir doble tributación sobre un solo hecho generador.

De oficio el juez de la causa por auto interlocutorio de 4 de septiembre de 2003 cursante a fs. 97, rechazó la demanda decisión que fue anulada por Auto Supremo Nº 758/07 de 10 de octubre de 2007 de fs. 144-145.

A mérito de este antecedente, por auto de 22 de noviembre de 2007, saliente a fs. 151 se admitió la demanda y en razón de ello el SIN-Chuquisaca en calidad de demandado, por escrito de fs. 158-159 respondió negativamente y simultáneamente interpuso excepción perentoria de cosa juzgada al amparo del art. 242 de la Ley Nº 1340, la misma que por expresa disposición del art. 243 última parte de la Ley Nº 1340, fue resuelto por la juez de instancia a través del Auto Interlocutorio Definitivo de 19 de enero de 2008 de fs. 178 vta y 179, declarando probada la excepción de cosa juzgada con costas.

Contra dicha resolución Wálter Pedro Suvelza Gómez mediante escrito de fs. 182-184 interpuso recurso de apelación, resuelto por Auto de Vista Nº 82/08 de 18 de marzo de 2008 de fs. 214-215, documento mediante el cual los miembros de la Sala Social y Administrativa del Distrito Judicial de Chuquisaca, revocaron el Auto Interlocutorio Definitivo y resolviendo en el fondo, rechazaron la excepción perentoria de cosa juzgada, interpuesto por el SIN-Chuquisaca.

Dentro de término de ley, el SIN-Chuquisaca a través de su representante legal y por escrito de fs. 230-234 planteó en contra de la resolución de alzada, recurso extraordinario de casación en el fondo acusando:

Que los miembros del tribunal de alzada habrían falsa y erróneamente interpretado el art. 1319 del Cód. Civ., toda vez que en el caso de autos, está acreditado la presencia de la triple identidad que hace a "la cosa juzgada", es decir, que la cosa demandada es la misma, que la demanda se funde en la misma causa y que las partes son las mismas.

Que el tribunal de alzada no aplicó lo previsto en los arts. 242 num. 2) y 243 ambos de la Ley Nº 1340.

Finalmente el recurrente pide que este tribunal case el auto de vista y deliberando en el fondo declare probada la excepción de cosa juzgada.

Contestado el recurso en forma negativa por escrito de fs. 238-242, mediante Auto Nº 114/2008 de 15 de abril de 2008 cursante a fs. 244, se niega la concesión del recurso considerando que no se encuentra prevista esta posibilidad en el art. 255 del adjetivo civil, declarando por tanto ejecutoriada la resolución de segunda instancia.

El SIN-Chuquisaca contra esta decisión, interpone recurso de compulsa, resuelto por Auto Supremo Nº 214/08 de 30 de abril de 2008, dictado por la Sala Social y Administrativa Primera de la Corte Suprema de Justicia que cursa a fs. 255-256, declarando legal la compulsa y disponiendo la radicatoria de la causa.

CONSIDERANDO II. Que revisado minuciosamente el contenido del recurso de casación en el fondo, así como los antecedentes del proceso, corresponde al tribunal supremo de justicia resolver en virtud de lo siguientes argumentos:

El art. 214 de la Ley Nº 1340 (Cód.Trib.) dispone que los juicios Contencioso Tributarios se deberán sustanciar y resolver con arreglo al procedimiento establecido en dicho cuerpo legal y "sólo a falta de disposición expresa, se aplicarán las normas del procedimiento civil" (textual).

Ingresando a la parte adjetiva tributaria, el legislador mediante el num. 2) del art. 242 de la Ley Nº 1340 faculta al demandado interponer como un mecanismo de defensa en contra del actor la excepción perentoria de cosa juzgada, norma positiva que no regula lo referente a los requisitos de admisión, por lo que teniendo en cuenta el principio de supletoriedad previsto en el art. 214 de la Ley Nº 1340 es viable la aplicación del art. 340 del Cód. Pdto. Civ., norma que en referencia a la excepción de cosa juzgada dispone: " No se dará curso a la excepción de cosa juzgada si no estuviere acompañada por el testimonio de la sentencia respectiva".

Lo dispuesto por el legislador es coherente, toda vez que no es suficiente que el excepcionista "argumente" que existe una sentencia ejecutoriada y que el actor ha interpuesto una demanda similar, contra el mismo demandado y con el mismo objeto de la litis, sino que estos extremos deben ser objetivamente acreditados y ello sólo es viable mediante un testimonio o fotocopia legalizada de la resolución debidamente ejecutoriada, documento que luego será compulsado por el juez de la causa, junto a la demanda que radica en su juzgado. Deduciéndose de todo ello que es imposible al juez resolver una excepción perentoria de cosa juzgada, sin el testimonio antes indicado.

En el caso de autos, es evidente que a fs. 104-115 cursan fotocopias legalizadas de determinadas piezas procesales, como ser una demanda contencioso tributaria, una sentencia, Auto de Vista y Auto Supremo correspondiente a un proceso Contencioso Administrativo instaurado por Wálter Suvelza Gomez contra el Administrador Regional de Impuestos Internos de Chuquisaca. Esta documental no podía ser valorada a tiempo de resolver la excepción de cosa juzgada opuesta por escrito de fs. 158-159, toda vez que por Auto Supremo de fs. 144-145, se anulan obrados hasta fs. 97 inclusive, es decir, que las copias legalizadas antes indicadas no fueron tomadas en cuenta por la nulidad declarada.

Por otra parte, está probado que el recurrente a tiempo de interponer la excepción de cosa juzgada no adjuntó ninguna prueba documental que acredite los fundamentos de su escrito de excepción, incumpliendo de esta forma con el mandato previsto por el art. 340 inc. 2) del Cód. Pdto. Civ., siendo correcta la decisión del tribunal de alzada al disponer el rechazo de la excepción perentoria de cosa juzgada, considerándola como no presentada.

Finalmente hay que señalar, que por expreso mandato del art. 243 de la Ley Nº 1340, la excepción perentoria de cosa juzgada en proceso Contencioso Tributario "podrá oponerse en cualquier estado del juicio y en cualquier instancia y serán resueltas en la causa principal en la sentencia (textual)."

A mérito de dichas consideraciones, está visto que los miembros del tribunal de alzada a tiempo de emitir el auto de vista no han incurrido en ninguna de las acusaciones señaladas por el recurrente, correspondiendo resolver el referido recurso de casación en la forma prevista por el art. 271 inc. 2) del CPC, aplicable al caso de autos en virtud del art. 297 de la Ley Nº 1340.

POR TANTO: La Sala Social y Administrativa Primera de la Corte Suprema de Justicia, con la atribución contenida en el num. 1º del art. 60 de la L.O.J., y lo previsto por el Art. 273 del CPC declara INFUNDADO el recurso de casación cursante a fs. 230-234, sin costas por expresa disposición del art. 39 de la Ley Nº 1178.

Relator: Ministro Dr. Julio Ortiz Linares.

Regístrese, notifíquese y devuélvase.

Fdo. Dr. Julio Ortiz Linares.

Dr. Hugo R. Suárez Calbimonte

Sucre, 06 de junio de 2011

Proveído: Mirtha Dolly Ortiz Paniagua. Secretaria de Cámara.