SALA SOCIAL Y ADMINISTRATIVA PRIMERA

Expediente Nº S-164/2008

AUTO SUPREMO Nº 188 Social Sucre, 06 de junio de 2011.

DISTRITO: Santa Cruz

PARTES: Angel Pardo Miranda c/ Distribuidora Exclusiva ARCOR


VISTOS: El recurso de casación de fs. 91-92 vlta., interpuesto por MARY LUZ VENTURA JIMENEZ, en su calidad de Gerente Propietaria de la DISTRIBUIDORA EXCLUSIVA ARCOR, contra el Auto de Vista Nº 0338, de 24 de agosto de 2007, cursante a fs. 88-89, dictado por la Sala Social y Administrativa de la Corte Superior del Distrito Judicial de Santa Cruz, dentro del proceso laboral sobre cobro de beneficios sociales, seguido por ANGEL PARDO MIRANDA contra la ahora recurrente, los antecedentes del proceso, lo alegado por las partes, y

CONSIDERANDO I: Que interpuesta la demanda por cobro de derechos laborales a fs. 11-13 de obrados y su subsanación de fs. 16, la Juez de Partido Primero del Trabajo y Seguridad Social de la ciudad de Santa Cruz, emitió la Sentencia de 24 de octubre de 2.006, de fs. 61-63, declarando PROBADO el derecho demandado,con costas. En cuyo mérito ordena a Mary Luz Ventura de Jiménez cancelar en favor del actor la suma de Bs. 5.579,02.- por concepto de desahucio e indemnización.

En grado de apelación recurrida por la demandada a fs. 66-69, la Sala Social y Administrativa de la Corte Superior de Santa Cruz, mediante Auto de Vista Nº 0338 de 24 de agosto de 2.007, cursante a fs. 88-89, CONFIRMA en todas sus partes la Sentencia de 24 de octubre de 2.006, de fs. 61-63. Con costas.

Contra dicho fallo, Mary Luz Ventura Jiménez interpuso recurso de casación a fs. 91-92 vlta., acusando transgresión y errónea interpretación, bajo el siguiente argumento:

1.- Transgresión del art. 159 del Cod. Proc. Trab., al considerar el despido forzoso sin tomar en cuenta la documental de descargo presentada, ello en el entendido de que la comunicación verbal del mes de noviembre y el memorandum de 30 de diciembre del 2.005, únicamente le comunican la reorganización, inventariación e implementación de nuevas oficinas y no su despido.

2.- Infracción de los arts. 154 y 159 del Cod. Proc. Trab., al establecer como sueldo promedio indemnizable Bs. 1.500.- sin considerar las boletas de pago por comisiones que cursan en el expediente que demuestran a su entender que el sueldo promedio es Bs. 1.254,66.- aparte de no considerar la declaración testifical de fs. 56 donde se admite como promedio una suma inferior a la fijada.

3.- Violación al derecho a la defensa al señalarse no haber cumplido con la inversión de la prueba al no desvirtuar los extremos demandados.

Concluye solicitando se case el auto de vista recurrido.

CONSIDERANDO II: Que así planteado el recurso, es menester señalar queconforme la amplia jurisprudencia del Tribunal Supremo, el recurso de casación es una nueva demanda de puro derecho que debe contener los requisitos enumerados en el art. 258-2) del Cód. Pdto. Civ., sea que se plantee en la forma, en el fondo o en ambos efectos a la vez, procediendo el recurso de casación en la forma, cuando la resolución recurrida haya sido dictada violando formas esenciales del proceso y, a su vez, el recurso de casación en el fondo, cuando el juez o tribunal de apelación ha emitido una sentencia o auto de vista violando, interpretando erróneamente o aplicando indebidamente la ley, así como, cuando se ha incurrido en error de hecho o de derecho en la apreciación de la prueba, conforme establecen los arts. 250, 253 y 254 del Cód. Pdto. Civ., es decir, en la forma, por errores in procedendo que dan lugar a la nulidad del proceso, y en el fondo, por errores in judicando, que motivan la invalidación de la resolución dictada con infracción de la ley sustantiva, no siendo suficiente, en ambos casos, la simple cita de disposiciones legales, sino fundamentar en qué consiste la infracción y precisar cuál la correcta aplicación de la norma cuya infracción se acusa.

En la especie, el recurso interpuesto por Mary Luz Ventura Jiménez, propietaria de la Distribuidora Exclusiva ARCOR., resulta ser ambiguo y no se ajusta al marco conceptual anotado porque carece de la técnica recursiva que exige la formulación de esta acción extraordinaria. Dice interponer recurso de "casación" de forma genérica y global, acusando al Auto de Vista recurrido bajo un relato extenso y repetitivo, exponiendo los mismos argumentos de la apelación los cuales ya merecieron análisis y resolución por el tribunal de alzada, pero olvida hacer un señalamiento exacto de que si recurre en la forma o en el fondo, ya que ambas son instituciones diferentes una de la otra y que por lo mismo merecen formas diferentes de resolución.

Por otro lado y a la conclusion de su recurso, termina solicitando que solo se case el Auto de Vista recurrido y no hace mayor consideración sobre el fondo de la causa, lo que demuestra la superficialidad de los argumentos de su recurso.

En suma, corresponde recalcar que ya sea en el fondo o en la forma, el recurso exige el cumplimiento inexcusable de los requisitos previstos por el art. 258 del Cód. Pdto. Civ., mereciendo ambas modalidades del recurso de casación formas diferentes de resolución según los arts. 274 y 275 del mismo cuerpo procesal civil, siendo totalmente ilógico recurrir en "Casación" de forma genérica, pues es distinta la naturaleza jurídica y los fines que persiguen tanto la casación en el fondo, cual es invalidar el fallo de alzada, sancionando errores in judicando por infracción de ley sustantiva, como la casación en la forma, que persigue la nulidad del proceso sancionando errores in procedendo, por infracción de las formas esenciales que rigen el procedimiento, de manera que no se pueden analizar en el fondo cuestiones que atingen a la forma del proceso, ni a la inversa, pretensión que por incongruente hace inviable su consideración, porque no abre la competencia de éste Tribunal.

Consiguientemente corresponde resolver el recurso en la forma prevista en el art. 271 -1) y 272 -2) del Cód. Pdto. Civ.

POR TANTO: La Sala Social y Administrativa Primera de la Corte Suprema de Justicia, con la facultad conferida por el art. 60 atribución 1) de la Ley de Organización Judicial, declara IMPROCEDENTE el recurso de fs. 91-92 vlta. Con costas, se regula los honorarios del abogado patrocinante en Bs. 500.

Relator: Ministro Dr. Julio Ortiz Linares.

Regístrese, notifíquese y devuélvase.

Fdo. Dr. Julio Ortiz Linares.

Dr. Hugo R. Suárez Calbimonte

Sucre, 06 de junio de 2011

Proveído: Mirtha Dolly Ortiz Paniagua. Secretaria de Cámara.