SALA SOCIAL Y ADMINISTRATIVA PRIMERA

Expediente Nº A-54/2008

AUTO SUPREMO Nº 166 Coactivo Fiscal Sucre, 06 de junio de 2011

DISTRITO: La Paz

PARTES: Empresa Nacional de Televisión ENTV c/ Rolando J. Viscarra Valdivia y otros


VISTOS: El recurso de casación en el fondo de fs. 213-219, formulado por la EMPRESA NACIONAL DE TELEVISION BOLIVIANA "ENTB", legalmente representada por Irguen Edwin Pasten Brañez contra el Auto de Vista Nº 175/2007 de fecha 31/10/2007 de fs.205 y vta., pronunciado por la Sala Social y Administrativa Tercera de la Corte Superior del Distrito Judicial de La Paz, dentro del proceso coactivo fiscal seguido por la empresa recurrente contra ROLANDO JAVIER VISCARRA VALDIVIA, JUAN ENRIQUE DE RECACOCHEA SAENZ Y ROBERTO JULIO TABOADA BEJARANO, las respuestas de fs. 221-222 y vta., 226-228, el auto de concesión de fs. 229, los antecedentes del proceso, y

CONSIDERANDO I: Que tramitado el proceso en base al Informe Preliminar Nº. EX/EP10/M01-R1 y Complementario Nº. EX/EP10/M01-C1, aprobados por Dictamen de Responsabilidad Civil Nº. CGR-1/D-072/2003 por el Contralor General de la República, la Juez Segundo de Partido Administrativo, Coactivo Fiscal y Tributario del Distrito Judicial de La Paz, pronunció la Sentencia Nº 26/2006 de fecha 18/05/2006 (fs. 166-171) declarando IMPROBADA la demanda de fs. 2-4, resolviendo Primero: dejar sin efecto la Nota de Cargo Nº 18/04 cursante a fs. 10 girada contra Javier Viscarra Valdivia, Juan Enrique de Recacochea Saenz y Roberto Julio Taboada Bejarano. Segundo: Levantar las medidas precautorias dispuestas contra los coactivados Javier Viscarra Valdivia, Juan Enrique de Recacochea Saenz y Roberto Julio Taboada Bejarano.

Deducida la apelación de fs. 173-176 y vta. por la institución demandante, la Sala Social y Administrativa Tercera de la Corte Superior del Distrito Judicial de La Paz, mediante Auto de Vista Nº. 175/2007 de fecha 31/10/2007 de fs. 205 y vta. CONFIRMO íntegramente la Sentencia Nº. 26/2006 de fecha 18/05/2006 de fs. 166-171. Sin costas en cumplimiento al art. 39 de la Ley 1178.

Este fallo motivó el Recurso de Casación en el fondo de fs. 213-219 interpuesto por la EMPRESA NACIONAL DE TELEVISION BOLIVIANA "ENTB", representada legalmente por Irguen Edwin Pastén Brañez,acusando que en virtud al Decreto Supremo 08395 de 19 de junio de 1968 se creó la Empresa de Televisión Boliviana como entidad autárquica de derecho público. Con posterioridad mediante D.S. 08571 de 20 de noviembre de 1968 cambia de denominación a Empresa Nacional de Televisión.

Conforme al art. 2 del DS 08125 de 31 de octubre de 1957 y al art. 6 del Decreto Ley 11049 de 24 de agosto de 1973 los empleados de Televisión Boliviana son funcionarios públicos, que es ratificado en el DS. 11863 de 15 de octubre de 1993 que en su artículo único aclara que el status del personal administrativo de la Empresa Nacional de Televisión Boliviana, abarca desde su creación y se mantiene dentro de las regulaciones legales del empleado público mientras no se dicte una ley especial. Al respecto, el Decreto Ley 14642 de 3 de junio de 1977 vigente a la fecha ratifica que la Empresa Nacional de Televisión por su estatus se regula por normas legales para empleados públicos.

Por otro lado el recurrente hace mención a la sentencia constitucional Nº. 1068/2004-R, que establece que los funcionarios son calificados como funcionarios públicos o servidores públicos estando bajo el régimen legal del Estatuto del Funcionario Público y no así de la Ley General del Trabajo. Luego acusa errónea interpretación de la Ley 2027 Estatuto del Funcionario Público, de la Ley General del Trabajo, Decreto Ley 11049 de 24 de agosto de 1973, Decreto Supremo 11863 de 15 de octubre de 1993, Ley de Organización del Poder Judicial y su Reglamento, indicando que la juez de primera instancia como el tribunal de alzada no tomaron en cuenta que los funcionarios de la Empresa Nacional de Televisión son servidores públicos, por lo que nunca estuvieron sujetos a la Ley General del Trabajo al no existir contrato laboral verbal o escrito que ampare la inadmisible acción atentatoria a los intereses del Estado efectuado por los coactivados.

Concluye solicitando que esta Corte Suprema dicte Auto Supremo CASANDO TOTALMENTE el auto de vista Nº. 175/07.

CONSIDERANDO II: Que así planteado el recurso, ingresando a su análisis, se establece lo siguiente:

Que conforme a la amplia jurisprudencia este Tribunal Supremo, ha establecido de manera reiterada que el recurso de casación constituye una demanda nueva de puro derecho, utilizada para invalidar una sentencia o auto definitivo en los casos expresamente señalados por Ley, cuando se trate de recurso de casación en la forma, el recurrente debe acomodar sus denuncias dentro de las causales de procedencia enumeradas expresamente en el art. 254 del Código de Procedimiento Civil y cuando se recurra de casación en el fondo, las denuncias formuladas deben enmarcarse en uno o varios de los numerales previstos por el art. 253 del adjetivo legal citado, sin que exista óbice alguno para que ambos recursos se interpongan al mismo tiempo, conforme manda el art. 250 del Código de Procedimiento Civil, cumpliendo además necesariamente, los requisitos formales mencionados en el art. 258 del procesal señalado; pues la omisión o ausencia de uno de ellos motiva la improcedencia del recurso conforme manda el art. 272 del ritual de la materia.

Que de manera general establece la improcedencia cuando el recurrente no cumplió con el mandato del inc. 2) del art. 258, que obliga fundamentar por separado y de manera clara, precisa y concreta las causas que motivan la casación, ya sea en la forma o en el fondo o en ambos a la vez, especificando en qué consiste la violación, falsedad o error en que hubieren incurrido los tribunales de instancia.

Se añade lo expuesto, que la forma de resolución para cada uno de los recursos, es concreta y precisa en el recurso de casación en el fondo, el recurrente debe solicitar la casación del auto de vista, mientras en el recurso de casación en la forma, el recurrente debe pretender la anulación de obrados por la violación de las formas esenciales del proceso.

En el caso en análisis, de la revisión del recurso se colige que el recurrente descuidó completamente las exigencias de la norma procesal civil, para la procedencia del recurso de casación en el fondo, porque primero realiza una relación sobre la creación de la Empresa Nacional de Televisión Boliviana, que no es motivo del recurso casación en el fondo. Posteriormente, cita de manera general 5 leyes que presuntamente habrían sido erróneamente interpretadas por los de instancia, olvidando especificar qué artículos de esas leyes fueron erróneamente interpretadas y en qué consiste cada uno de ellos, concluyéndose en consecuencia que lo expuesto en el recurso es insuficiente, haciendo inviable su consideración por este tribunal supremo, que resuelve el recurso conforme a los artículos 271-1) y 272-2) del Código de Procedimiento Civil.

POR TANTO: La Sala Social y Administrativa Primera de la Corte Suprema de Justicia, con la atribución conferida en el art. 60-1 de la Ley de Organización Judicial, declara IMPROCEDENTE el recurso de fs. 213-219. Con costas.

Relator: Ministro Dr. Julio Ortiz Linares .

Regístrese, notifíquese y devuélvase.

Fdo. Dr. Julio Ortiz Linares.

Dr. Hugo R. Suárez Calbimonte

Sucre, 06 de junio de 2011

Proveído: Mirtha Dolly Ortiz Paniagua Secretaria de Cámara.