SALA SOCIAL Y ADMINISTRATIVA PRIMERA

Expediente Nº S-198/2008

AUTO SUPREMO Nº 164 Social Sucre, 06 de junio de 2011.

DISTRITO: Cochabamba

PARTES: Jorge Ayaviri Atocha c/ Asociación UNAVANA


VISTOS: El recurso de nulidad de fs. 153-154 interpuesto por la Asociación UNABANA a través de su representante legal contra el Auto de Vista Nº 392/2007 de fecha 22-12-07, dictado por la Sala Social y Administrativa del Distrito Judicial de Cochabamba, dentro del proceso laboral interpuesto por Jorge Ayaviri Atocha y otros, contra la Asociaciones Productores de Banano "UNABANA", el auto de fs. 157 por el cual se concedió el recurso, los antecedentes procesales y;

CONSIDERANDO I. Que Jorge Ayaviri Atocha, Percy Rivas Acero y Efraín Montaño Villarroel, este último a través de su apoderada Katia Mora Zapata por escrito de fs. 20-21, aclarado a fs. 24-26 interponen demanda laboral por concepto de pago de beneficios y derechos sociales, en contra de la Asociación de Productores de Banano "UNABANA", los que alcanzan a Bs. 34.828,70; 31.931,70 y 29.028,80 respectivamente, además de desahucio, indemnización, aguinaldo, vacaciones, primas y sueldo devengado.

La entidad demandada "UNABANA" por medio de su representante responde negativamente a la demanda mediante escrito de fs. 32 y luego de cumplidas todas las formalidades de ley, el Juez Tercero de Trabajo y Seguridad Social, en fecha 25-07-2005 dicta la Sentencia de fs. 117-121, declarando probada en parte la demanda, disponiendo el demandado cancele a favor de los tres actores la suma de Bs. 95.028,83 al tercero día de ejecutoriada la referida resolución por concepto de indemnización, desahucio, vacaciones, aguinaldo, primas y sueldos devengados, según la planilla de fs. 120-121.

La entidad demandada a través de su abogado apoderado y por escrito de fs. 124-125 interpone recurso de apelación, contra la resolución de primera instancia, resuelto previa las formalidades de ley, por la Sala Social y Administrativa del Distrito Judicial de Cochabamba por el Auto de Vista Nº 392/2007 de fecha 22-12-07 cursante a fs. 149-150, resolviendo confirmar en todas sus partes la sentencia de primera instancia, con costas en ambas instancias.

Contra la resolución de alzada y dentro del término legal, el abogado apoderado de la Asociación de Productores de Banano "UNABANA" interpone recurso extraordinario de nulidad a fs. 153-154, y sin contestación se dicta el auto de fecha 13-02-2008 de fs. 157 concediendo el recurso.

A mérito de lo explicado y luego de una revisión del contenido y redacción del recurso de nulidad, corresponde resolver de acuerdo a los siguientes argumentos:

La uniforme jurisprudencia de este tribunal en relación al recurso extraordinario de casación (denominado nulidad en materia laboral), ha manifestado que se asimila a una demanda nueva de puro derecho, utilizada para invalidar una sentencia o auto definitivo en los casos expresamente señalados por Ley, pudiendo presentarse como recurso de casación en el fondo, en cuyo caso las denuncias formuladas deben enmarcarse en uno o varios de los numerales previstos por el art. 253 del CPC y cuando se trate de recursos de casación en la forma, el recurrente debe acomodar sus denuncias dentro de las causales de procedencia previstas en el art. 254 del adjetivo legal citado, sin que exista óbice alguno para que ambos recursos se interpongan al mismo tiempo conforme manda el art. 250 del CPC cumpliendo además los requisitos formales mencionados en el art. 258. 2), la omisión o ausencia de uno de ellos motiva la improcedencia del recurso conforme manda el Art. 272 del ritual de la materia. Además de ello, también se debe precisar la forma de resolución que se pretende para cada uno de los recursos, siendo así que en el recurso de casación en el fondo, el recurrente debe solicitar la casación del auto de vista, mientras que en el recurso de casación en la forma, el recurrente debe pretender la anulación de obrados por la violación de las formas esenciales del proceso. El legislador ha previsto estas formalidades procesales con el único objetivo de asegurar que el recurso extraordinario de casación sea en la forma o el fondo, cumpla su finalidad invalidando, modificando o dejando sin efecto una resolución emitida por el Juez o Tribunal de instancia.

En el caso de autos, la parte recurrente en forma genérica realiza una narrativa de hechos y actos procesales en los cuales menciona determinada norma legal tanto sustantiva como adjetiva, pero en ningún momento acomoda éstos aspectos a alguno de los numerales previstos en los arts. 253 o 254 del CPC, lo cual impide a este tribunal compulsar dichas narrativas con los antecedentes del proceso, ya que no aclara si se refieren a "errores in procedendo" los cuales motivan la casación en la forma o "errores in jundicando", que son el referente de la casación en el fondo.

En el presente caso al inicio de su fundamentación acusa que los tres actores no tendrían contratos indefinidos con "UNABANA", lo cual implícitamente significa que no procedía para ello la tutela en la vía jurisdiccional con el reconocimiento de algún derecho o beneficio social; empero, contradictoriamente en la parte principal de su petitorio, solicita se declare únicamente la improcedencia del pago de primas y beneficios sociales.

En conclusión, es evidente que el recurso extraordinario de nulidad interpuesto por el abogado apoderado de "UNABANA" carece de la técnica recursiva exigida por nuestra normativa procesal, motivo por el cual y en virtud del principio de supletoriedad previsto en el art. 252 del CPT, corresponde a este Tribunal resolver el recurso en la forma señalada por el art. 271 inc. 1) del CPC.

POR TANTO: La Sala Social y Administrativa Primera de la Corte Suprema de Justicia, con la atribución contenida en el numeral 1 del art. 60 de la L.O.J., art. 272 inc. 2) del CPC declara IMPROCEDENTE el recurso de nulidad o casación cursante a fs. 153-154. Sin constas por no existir respuesta al recurso.

Relator: Ministro Dr. Julio Ortiz Linares.

Regístrese, notifíquese y devuélvase.

Fdo. Dr. Julio Ortiz Linares.

Dr. Hugo R. Suárez Calbimonte

Sucre, 06 de junio de 2011

Proveído: Mirtha Dolly Ortiz Paniagua. Secretaria de Cámara.