SALA SOCIAL Y ADMINISTRATIVA PRIMERA

Expediente Nº A-56/2008

AUTO SUPREMO Nº 159 Contencioso Tributario Sucre, 06 de junio de 2011.

DISTRITO: La Paz

PARTES: Caja de Salud de la Banca Privada c/ Gobierno Municipal de La Paz


VISTOS: El recurso de casación en el fondo y en la forma de fs. 197-202, interpuesto por Lilian Selma Guardia Miranda, en representación de la Caja de Salud de la Banca Privada, contra el Auto de Vista Nº 205/07 SSA-I de 31 de octubre de 2007 (fs. 189-190), pronunciado por la Sala Social y Administrativa Primera de la Corte Superior del Distrito Judicial de La Paz, dentro del proceso contencioso tributario seguido por la representante de la institución recurrente, contra la Dirección de Recaudaciones del Gobierno Municipal de La Paz, la respuesta de fs. 204, el auto que concedió el recurso de fs. 205, los antecedentes del proceso y

CONSIDERANDO I: Que tramitado el proceso contencioso tributario, la Juez Primero en materia Administrativa, Coactiva Fiscal y Tributaria de la ciudad de La Paz, emitió la Sentencia Nº 24/2005 de 8 de agosto de 2005 (fs. 150-158), declarando improbada la demanda de fs. 15-17, disponiendo mantener en todas sus partes la Resolución Determinativa impugnada.

En grado de apelación formulada por los representantes de la Caja de Salud de la Banca Privada (fs. 162-166), mediante Auto de Vista Nº 205/07 SSA-I de 31 de octubre de 2007 (fs. 189-190), emitido por la Sala Social y Administrativa Primera de la Corte Superior del Distrito Judicial de la Paz, se confirmó la Sentencia Nº 24/2005 de 8 de agosto de 2005 de fs. 150-158.

Dicho fallo, motivó el recurso de casación en el fondo y en la forma, interpuesto por Lilian Selma Guardia Miranda, en representación de la Caja de Salud de la Banca Privada, conforme a los fundamentos que contiene el memorial que cursa a fs. 197-202.

CONSIDERANDO II: Que con carácter previo a resolver los recursos de casación planteados por ambas partes, corresponde hacer notar que en ejercicio de la facultad contenida en el art. 15 de la L.O.J., este tribunal supremo, tiene la facultad de revisar de oficio, los antecedentes del proceso a objeto de verificar el cumplimiento de los plazos y leyes que regulan su correcta tramitación y conclusión, para imponer, en su caso, la sanción que corresponda o determinar la nulidad de oficio, conforme dispone el art. 252 del Cód. Pdto. Civ.

En ese entendido, debe tenerse presente que las Cortes Superiores y sus salas, se encuentran integradas conforme establece el art. 92 de la L.O.J. que señala: "(Número de Vocales, Asiento y Jurisdicción) Las Cortes Superiores de Distrito están constituidas por magistrados llamados vocales cuyo número guarda relación con la densidad demográfica y el movimiento judicial de los departamentos de la República. La composición de las Cortes de Distrito sólo podrán modificarse mediante ley expresa....."

Por otra parte el art. 100 (Número de votos para resolución) de la referida ley establece que en las salas constituidas por tres o dos vocales, son necesarios dos votos conformes, cualquiera sea la forma de resolución.

Ninguna de estas disposiciones orgánicas ni las instituidas en el Cód. Pdto. Civ., confieren a un solo vocal, semanero o relator, las facultades de tomar las decisiones o sortear la causa, sin la intervención de los otros miembros que integran el tribunal.

En cumplimiento de los arts. 74 y siguientes y 122 de la L.O.J., el sorteo confiere competencia exclusiva al relator para proyectar la resolución dentro del plazo previsto por ley, para que luego de la relación, el proyecto sea apoyado o rechazado por los otros vocales integrantes de la sala. El incumplimiento de estas formalidades, acarrea la nulidad de obrados, conforme establece el art. 123 de la L.O.J.

En estos casos, el tribunal supremo, debe actuar de oficio cumpliendo la obligación procesal contenida por el citado art. 15 de la referida ley, cuando advierte la infracción de normas de orden público, más aún si se encuentra comprometida la competencia y sus normas en función de los arts. 90-I y 252 del Cód. Pdto. Civ., tomando en cuenta para ello los arts. 31 de la C.P.E. de 1967 y 30 de la L.O.J. y aplicando la nulidad de obrados de oficio.

En autos, previa revisión minuciosa del expediente, se advierte que el 22 de octubre de 2007 (fs. 187), la Sala Social y Administrativa Primera estaba conformada por una sola Vocal, lo que implica que el tribunal colegiado que debió resolver el recurso de apelación, no estaba adecuadamente constituido por falta de quórum, no obstante de ello se procedió al sorteo de la causa, sin previa convocatoria del Vocal de turno de la sala suplente, viciando con este acto procesal el trámite del proceso, y auto designándose como relatora la Vocal Carmen Aliaga Alarcón, quien mediante decreto de 22 de octubre de 2007 (fs. 188) posteriormente al sorteo, recién convocó al Vocal J. Orlando Ríos Luna.

En efecto, de acuerdo al detalle de las causas sorteadas (fs. 187), se verifica que en todos los procesos se le designó como relatora a la Vocal Carmen Aliaga Alarcón, implicando que en los hechos no hubo sorteo para emitir el Auto de Vista Nº 205/07 SSA-I de 31 de octubre de 2007, hecho acreditado por la inmediata convocatoria en la misma fecha al Vocal J. Orlando Ríos Luna para resolver la misma, emitiendo juntos el Auto de Vista Nº 205/07 SS-I de 31 de octubre de 2007, acto fundamental que legitima la competencia del tribunal de alzada.

En consecuencia, al haberse incurrido en la nulidad prevista en los arts. 123 de la L.O.J., 271 inc. 3) y 275 del Cód. Pdto. Civ., debe aplicarse las previsiones del art. 252 del adjetivo civil, aplicable por mandato de la norma remisiva establecida en los arts. 214 y 297 del Cód. trib. Ley Nº 1340.

POR TANTO: La Sala Social y Administrativa Primera de la Corte Suprema de Justicia, en ejercicio de la atribución prevista en los arts. 15 y 60 num.1 de la L.O.J., ANULA obrados hasta fs. 186 vta. inclusive, disponiendo que el tribunal ad quem, sin demora ni espera de turno, previo sorteo, emita nueva resolución, sin dilación alguna y con la pertinencia de los arts. 192 y 236 del Cód. Pdto. Civ., conformando un tribunal acorde a las normas de la L. O. J.

Sin multa por ser excusable.

Relator: Ministro, Hugo R. Suárez Calbimonte

Regístrese, notifíquese y devuélvase.

Fdo. Dr. Hugo R. Suárez Calbimonte.

Dr. Julio Ortiz Linares.

Sucre, 06 de Junio de 2011.

Proveído: Mirtha Dolly Ortiz Paniagua. Secretaria de Cámara.