SALA SOCIAL Y ADMINISTRATIVA PRIMERA

Expediente Nº A-48/2011

AUTO SUPREMO Nº 91 Coactivo Social Sucre, 28 de abril de 2011.

DISTRITO: La Paz

PARTES: Caja de Salud de la Banca Privada c/ Asociación Mutual de Ahorro y Préstamo para La Vivienda La Paz


VISTOS: El auto constitucional de fecha 11 de enero de 2011, cursante a fs 361-365 a través del cual la Sala Penal de la Corte Superior del Distrito Judicial de Chuquisaca concede la tutela solicitada por la Asociación Mutual de Ahorro y Préstamo para la Vivienda La Paz, a través de su representante legal mediante la acción de amparo constitucional, disponiendo por lo tanto dejar sin efecto el Auto Supremo Nº 229/2010 de 22 de mayo de 2010, cursante a fs 311-314 y emitir un nuevo Auto Supremo.

A mérito de dichos antecedentes, el recurso de casación en el fondo interpuesto por la Caja de Salud de la Banca Privada a través de su representante legal, contra el Auto de Vista Nº 166/2005 de fecha 05-09-05, dictado por la Sala Social y Administrativa Tercera del Distrito Judicial de La Paz, dentro el proceso coactivo social interpuesto por La Caja de Salud de la Banca Privada, contra la "Asociación Mutual de Ahorro y Préstamo para la Vivienda La Paz" ,el auto de fs 291 por el cual se concedió el referido recurso, los antecedentes procesales y;

CONSIDERANDO I. Que la Caja de Salud de la Banca Privada a través de sus representantes legales y por escrito de fs 11 interpone en contra de la "Asociación Mutual de Ahorro y Préstamo para la Vivienda La Paz", demanda coactiva social, manifestando que la entidad demandada adeudaría por concepto de aportes devengados al seguro de corto plazo, intereses, multas y gastos judiciales, producto de las notas de cargo Nº 04/98 y 05/98 cursantes a fs 9 y 10 la suma de Bs. 946.566,31.

Que el Juez a quo emitió el auto de solvendo con el que fue citada la entidad demandada, oponiendo por escrito de fs 63-64 excepción previa de imprecisión en la demanda y excepción perentoria de falta de acción y derecho.

Que luego de cumplida las formalidades procesales, el Juez cuarto de Trabajo y Seguridad Social, emitió la resolución Nº 79/00 de 02-12-00 de fs 168-169 y luego de motivar su decisión, falló declarando probada la excepción perentoria de falta de acción y derecho y probada en parte la de imprecisión opuesta a fs 63-64 de obrados con costas, dejando sin efecto las Notas de Cargo de fs 9 y 10.

Contra esta resolución la Caja de Salud de la Banca Privada mediante su representante legal interpuso recurso de apelación por escrito de fs 171-173, el mismo que es rechazado por extemporáneo mediante auto de 13 de febrero de 2001, de fs 187, decisión que es modificada mediante recurso de compulsa, que es declarado legal por Auto de Vista Nº 29/2001 cursante a fs 222.

Finalmente la Sala Social y Administrativa Tercera del Distrito Judicial de La Paz resuelve el respectivo recurso de apelación, por Auto de Vista Nº 166/05 de fecha 05 de septiembre de 2005 cursante a fs 270 , confirmando la resolución de primera instancia, con costas.

CONSIDERANDO II. Dentro del término legal, la Caja de Salud de la Banca Privada a través de sus representantes legales y contra la resolución de alzada por escrito de fs 277-280 interpuso recurso extraordinario de casación en el fondo, acusando:

Que el tribunal de alzada, al pronunciar su Auto de Vista, no consideró que los Directores de "Mutual La Paz", al haber percibido independientemente y al margen de las dietas otro tipo de remuneraciones, como gastos de representación, pago de vacaciones, primas aguinaldos, prestaciones médicas y otras remuneraciones que no constituyen dietas, han determinado que su estatus jurídico no sea solamente de Directores sino más bien de empleados o trabajadores de Mutual La Paz y por consiguiente sujeto a los aportes establecidos en el Código de Seguridad Social, su Reglamento y demás disposiciones complementarias y conexas. A mérito de dichos antecedentes la parte recurrente argumenta que los miembros del Tribunal A quem, interpretaron y aplicaron erróneamente los arts. 158 y 159 de la C.P.E.Abrog., art. 13 inc e) del Código de Seguridad Social, arts. 1º y 32 inc f)del Reglamento del Código de Seguridad Social, solicitando finalmente que este Tribunal Supremo de Justicia mediante Auto de Supremo case la resolución de alzada, recurso que fue respondido mediante escrito de fs 289-290 y concedido por auto de fecha 28 de octubre de 2005 cursante a fs 271.

CONSIDERANDO III. A mérito de dichos antecedentes, revisado minuciosamente el contenido del recurso, corresponde a este Tribunal Supremo de Justicia resolver el mismo en virtud de los siguientes argumentos:

La uniforme jurisprudencia emitida por este tribunal manifiesta que el recurso de casación en el fondo que tiene su motivación en "errores in jundicando", se asemeja a una demanda de puro derecho, motivo por el que es imperativo que a la parte recurrente cumplir con los requisitos formales previstos en el art. 258 num 2) del CPC y que adecue en forma precisa su argumentación a uno o varios de los numerales previstos en el art. 253 del tantas veces mencionado CPC.

En el caso de autos, no obstante de identificar en forma precisa las normas presuntamente vulneradas por el tribunal de alzada, no acomoda su exposición a ninguno de los puntos contenidos en el art. 253 del adjetivo civil, limitándose simplemente a pedir que este tribunal case la resolución de alzada y no solicita como debería de pronunciarse en el fondo. No obstante de estas situaciones y aplicando el principio pro actione que tiende a garantizar a toda persona el acceso a los recursos y medios impugnativos, desechando todo rigorismo o formalismo excesivo, que impida obtener un pronunciamiento judicial sobre las pretensiones o agravios invocados, este tribunal ingresa a analizar el fondo del recurso.

Asumiendo que el hecho controvertido a ser resuelto por este tribunal es establecer " que al haber percibido los Directores de Mutual La Paz, al margen de las dietas otro tipo de remuneraciones, como ser aguinaldo, primas, etc, se constituirían en empleados de Mutual La Paz y la remuneración que percibieron adquiriría todas las características de un salario. Si lo argumentado es evidente, por expresa disposición de los arts. 13 inc e) del Cód.Seg. Soc. y 32 inc f) del Reg. Cód.Seg. Soc., la entidad empleadora debía de haber procedido a retener el monto señalado por ley sobre dichas remuneraciones y cotizar a la Caja de Salud de la Banca Privada, caso contrario de no ocurrir aquello, no correspondería dicha cotización".

En este sentido corresponde señalar en forma expresa que en virtud al Testimonio Nº 34/95 referente a la "Escritura de Constitución, Reconocimiento de la Personalidad Jurídica y Aprobación de sus Estatutos de Mutual La Paz", cursante a fs 100-112 se acredita que: "La Asociación Mutual de Ahorro y Préstamo para la vivienda La Paz, es una institución independiente de derecho privado" y merced a ello, producto de su propio Estatuto, a través de su art. 16 se ha acreditado que : "La Asamblea Ordinaria, tiene facultad para elegir a los Directores Titulares y Suplentes", a su turno el art. 37 indica: " La Asamblea, en cada elección, elegirá igual número de directores titulares y suplentes que corresponda. La elección se hará por voto secreto"; por su parte el art. 54 dispone: "Los directores durarán en sus funciones dos años pudiendo ser reelegidos solo por un periodo adicional"; el art. 58 del tantas veces indicado estatuto dispone: " Los directores percibirán dietas por su asistencia a reuniones del Directorio o de Comités y también tendrán derechos a los beneficios que establezca la Asociación, y por último el art. 59 dispone "Los directores no pueden ser al mismo tiempo funcionarios o empleados de la Asociación", (las negrillas y cursiva son nuestras).

Que este Estatuto tiene plena validez en virtud de lo previsto por los arts. 60 y 1311 ambos del C.C., documento que no fue objetado por la parte actora.

Por todo lo transcrito, las atribuciones del Directorio al interior de "Mutual La Paz", expresamente señalados en el referido Estatuto, evidencian que no existe relación de dependencia entre los miembros del Directorio y Mutual La Paz , lo cual implica que no existió una relación laboral.

Por otro lado, la parte actora reconoce implícitamente mediante escritos de fs. 96-98; 171-173 y 277-280 que el pago de dietas no ingresa a lo previsto por el art. 13 inc e) del CSS, vale decir no se considera salario, sin embargo a continuación explica que su pretensión se basa en la siguiente presunción: " que al haber percibido los directores de Mutual La Paz, al margen de su dieta otros emolumentos, como ser (textual) "gastos de representación, pensiones vitalicias, prima de primer y segundo semestre, aguinaldo, pago de vacaciones y seguro médico privado pagado en un 80 % por la Mutual La Paz", la categoría de "dieta se convertiría en salario, por lo cual los directores pasarían a ser empleados de Mutual La Paz por lo cual deberían de aportar a la Caja de Salud de la Banca Privada".

Hay que aclarar al respecto que lo accesorio no puede modificar lo principal y en el caso de autos, se ha evidenciado documentalmente a través del Estatuto ofrecido por Mutual La Paz en calidad de prueba documental de descargo que los Directores tienen derecho a percibir una dieta y accesoriamente otros beneficios más, conforme indica el art. 58 del referido Estatuto : " Los directores percibirán dietas por su asistencia a reuniones del Directorio o de Comités y también tendrán derecho a los beneficios que establezca la Asociación"(textual), deduciéndose que todas las remuneraciones o percepción de dineros señaladas por la parte actora a los directores, están enmarcadas en sus normas internas.

No obstante lo anteriormente indicado, y siendo más específicos, en lo referente a los gastos de representación que son aquellos gastos que realiza un Director en el desarrollo propio de sus actividades, como ser, transporte, alojamiento, alimentación, y otro tipo de gastos directos o indirectos necesarios y acostumbrados en la realización de determinadas actividades, los mismos están sujetos a una rendición de cuentas posterior y que por esa razón no pueden considerarse salarios.

Asimismo, las primas que hubieran sido percibidas por los directores, por expresa disposición del artículo único de la Ley del 03 de septiembre de 1958 y 32 inc f) del Reg.Cód. Seg.Soc., tampoco pueden constituir base de cálculo para la cotización a los seguros de corto plazo.

En lo referente al aguinaldo, el propio actor en varios escritos presentados en el transcurso del proceso ha reconocido que dicho pago por disposición del art. 13 inc e) del C.S.S. y art. 32 inc f) de su Reg. , no constituye base de cálculo para el seguro de salud.

Por otra parte hay que puntualizar que en el Informe de Inspección y fiscalización de Mutual La Paz, Nº 007/98 de 22 de junio de 1998, elaborado por la Caja de Salud de la Banca Privada cursante a fs 81-83, como prueba de cargo, en referencia a las vacaciones, se indica: "derecho a vacación anual", pero contradictoriamente en su escrito de casación de fs 277-280 el recurrente hace referencia al "pago de vacaciones", aspecto este que no se demostró en forma idónea en el transcurso del proceso. Ocurriendo lo mismo con el pago de Seguro Médico Privado pagado por Mutual La Paz en un 80 %, el mismo que es mencionado y no acreditado objetivamente, pero que pese a ello por el aspecto intrínseco del término, tampoco constituye un salario y menos otorga a los Directores la calidad de Empleados de Mutual La Paz.

Por todo lo dicho, se concluye que los miembros del tribunal de alzada al haber emitido el respectivo Auto de Vista no conculcaron, interpretaron o aplicaron erróneamente los arts. 13 inc e) del Cód.Seg. Soc. y art. 32 inc.f) de su Reglamento precisamente por que los emolumentos que percibieron los Directores de Mutual La Paz denominados "dietas" y beneficios accesorios expresamente permitidos en su normativa interna, consistente en gastos de representación, aguinaldo y primas no pueden constituirse en base de calculo para la cotización al Seguro Social a Corto Plazo, por no existir una relación de dependencia entre Mutual La Paz y los Directores de dicha entidad.

En referencia a los arts. 158, 159 de la CPE Abrog, y 1º del Cód.Seg.Soc., cuyo contenido conceptual tiene por finalidad comunicar la obligación que tiene el Estado para con la Seguridad Social en nuestro país, dichos preceptos constitucionales citados por el recurrente no tienen relación directa con lo ocurrido y solicitado en el caso de autos, motivo por el cual no corresponde pronunciamiento alguno de este tribunal al respecto.

A consecuencia de todo lo argumentado, corresponde resolver el referido recurso de casación en la forma prevista por el art. 271 inc. 2) del Código de Procedimiento Civil, aplicables por permisión del art. 633 del Reg. Cód.Seg.Soc..

POR TANTO: La Sala Social y Administrativa Primera de la Corte Suprema de Justicia del Estado Plurinacional de Bolivia, con la intervención del Ministro de Sala Social y Administrativa Segunda, Dr. Hugo R. Suárez Calbimonte, convocado a fojas 370, con la atribución conferida en el art. 60 numeral 1) de la Ley de Organización Judicial, 273 del Código de Procedimiento Civil, de acuerdo con el dictamen fiscal de fs. 294-295, declara INFUNDADO el recurso de casación en el fondo de fs. 289-290. Siendo la Caja de Salud de la Banca Privada una entidad gestora del Sistema Nacional del Seguro Social de Salud, regulada por el C.S.S. y demás normas conexas, conforme lo previsto por el D.S. 25289 de 30 de enero de 1999, por disposición del art. 39 de la ley 1178 no corresponde imponerle costas procesales en ninguna instancia jurisdiccional a la parte actora.

Relator: Ministro Dr. Julio Ortiz Linares.

Regístrese, notifíquese y devuélvase.

Fdo. Dr. Julio Ortiz Linares.

Dr. Hugo R. Suarez Calbimonte.

Sucre, 28 de abril de 2011

Proveído: Sandra Magaly Mendivil B. Secretaria de Cámara.