SALA SOCIAL Y ADMINISTRATIVA PRIMERA

Expediente Nº A-62/2010

AUTO SUPREMO Nº 58 Reclamación Sucre, 04 de abril de 2011.

DISTRITO: Santa Cruz

PARTES: Aurelio Orlando Bernachi Barrero c/ SENASIR


VISTOS:El recurso de casación en el fondo y en la forma de fs. 222-220, interpuesto por EDWIN RAMON VILLARTE ANTEZANA, en su calidad de ADMINISTRADOR REGIONAL DEL SISTEMA NACIONAL DEL SERVICIO DE REPARTO - SENASIR - SANTA CRUZ, contra el Auto de Vista Nº 356 de 20 de agosto de 2009, (fs. 218 y vlta.) pronunciado por la Sala Social y Administrativa de la Corte Superior del Distrito Judicial de Santa Cruz, dentro del Recurso de Reclamación de cálculo de Renta Única de Vejez, que sigue AURELIO ORLANDO BERNACHI BARRERO contra la entidad ahora recurrente, los antecedentes del proceso y

CONSIDERANDO: Que la Comisión de Calificación de Rentas, mediante Resolución Nº 05890 de 24 de mayo de 2005 de fs. 134-135, resolvió DESESTIMAR la Renta Complementaria de Vejez, solicitada por el Sr. Bernachi Barrero Aurelio Orlando por las disposiciones expuestas en la parte considerativa de la citada Resolución.

Formulado el Recurso de Reclamación a fs. 136, es la Comisión de Reclamación, mediante Resolución Nº 1244/08 de 18 de noviembre de 2008 a fs. 194-195, la que resolvió REVOCAR la Resolución Nº 005890 de 24 de marzo de 2005, dictada por la Comisión de Calificación de Renta de fs. 230 de obrados, debiendo otorgar Renta Complementaria de Vejez a partir de abril de 2007, así como RECALCULAR la renta Única de Vejez a partir de abril de 2007.

Interpuesto el recurso de apelación por el demandante a fs. 198, la Sala Social y Administrativa de la Corte Superior del Distrito Judicial de Santa Cruz, pronunció el Auto de Vista Nº 356 de 20 de agosto de 2009 que cursa a fs. 218 y vlta., por el que REVOCA la Resolución 1144.08 de 18 de noviembre de 2008 emitida por la Comisión de Reclamación del SENASIR disponiendo que al contar el asegurado con sus aportaciones se deberá proceder a efectuar el recalculo y a cancelar el retroactivo de la renta básica y complementaria desde la fecha de inicio del trámite de jubilación, con todos los aportes efectuados y que sean reconocidos por la Seguridad Social, a partir del mes de noviembre del año 2.000.

Dicho fallo motivó el recurso de casación en el fondo y en la forma, interpuesto por el Administrador Regional del SENASIR - Santa Cruz, a fs. 222-220, donde en la fundamentación del mismo manifiesta:

I.- Interpretación errónea de la Ley, toda vez que el art. 471 del Reglamento del Cod. Seg. Soc., reconoce que la falta de presentación de documentos que acrediten derechos del solicitante, determinará se tome como fecha de solicitud el día de la presentación de los documentos que falten.

Continúa indicando que la resolución apelada esta consignada de manera equívoca toda vez de que se trata de la Resolución Nº 1244/08 de 18 de noviembre de 2008 y no de la Resolución Nº 1144/08 de la misma fecha, por lo que incumple lo dispuesto por el art. 192 inc. 3) del Cod. Proc. Civ.

II.- Acusa vulneración de los principios de seguridad jurídica e irretroactividad de la Ley.

III.- Señala defectos de forma e incongruencia en el fallo, toda vez que entiende se ha otorgado mas allá de lo pedido, aplicable por ello el art. 254-4) del Cod. Proc. Civ.

Finalmente concluye solicitando que deliberando en el fondo se case el Auto de Vista recurrido.

CONSIDERANDO II: Que, conforme ha establecido la amplia jurisprudencia del Tribunal Supremo, el recurso de casación se asimila a una nueva demanda de puro derecho, que debe cumplir y contener los requisitos enumerados en los arts. 257 y 258 del Cód. Pdto. Civ., concordante en el plazo que se otorga de 8 días con el art. 14 del Manual de Prestaciones en curso de Pago y Adquisición; es decir debe presentarse en término oportuno, además de fundamentarse por separado de manera precisa y concreta las causas que motivan la casación, ya sea en la forma o en el fondo, no siendo suficiente la simple cita de disposiciones legales, sino que debe demostrarse en qué consiste la infracción que se acusa en cada una de ellas.

Como dice Hugo Alsina, el proceso es un conjunto de actos, de procedimientos ejecutados por las partes y el juez, donde cada uno determina diversos estadios de aquél y no cabe duda que declarar la preclusión de uno de ellos requiere como condición que el plazo sea preciso, y el momento desde el cual corre a través de su notificación se encuentre claramente fijada.

Bajo estas prerrogativas, se concluye que los plazos procesales pueden computarse por día, así como de momento a momento. Para el caso de los plazos procesales que se cuentan por días, el término comienza a correr desde el día hábil siguiente a la notificación y culmina el último momento hábil del día que corresponde; mientras que para los plazos que se cuentan de momento a momento, el cómputo se inicia desde el momento de la notificación, y culmina en la hora similar del día en que se cumplen los concedidos como plazo.

En materia de Seguridad Social este plazo se encuentra instituido en el art. 14 del Manual de Prestaciones de Rentas en Curso de Pago y Adquisición, donde determina que los Autos de Vista pronunciados por la Sala Social de la Corte Superior de Distrito, podrán ser recurridos de nulidad ante la Corte Suprema dentro del plazo de ocho días. A ello debe considerarse que la norma remisiva al Cod. de Proc. Civ. es el art. 633 del Reglamento del Cod. Seg. Soc., que explícitamente señala: "A falta de disposiciones expresas, se aplicaran las del Procedimiento Civil". Por lo que el art. 257 del Código de Procedimiento Civil, es plenamente aplicable y es él quien establece que el recurso de casación se interpondrá dentro del plazo fatal e improrrogable de 8 días a contar desde la notificación con el auto de vista o sentencia.

Como se podrá advertir, se establece de manera precisa el momento procesal desde el cual debe iniciarse el cómputo del plazo dentro del que se debe interponer el recurso de casación, pues, de manera expresa se determina que es desde el momento de la notificación con el auto de vista a la parte recurrente, sin soslayar -cuando corresponda- las peticiones de explicación, complementación y enmienda previstos en nuestro ordenamiento jurídico.

En autos, de la revisión de obrados, se establece que el recurso de casación de fs. 222-220, fue presentado extemporáneamente, pues al haber sido notificado el SENASIR el 19 de octubre de 2009 a horas 11:20, conforme a las normas citadas, el plazo otorgado por ley, para la presentación del recurso de casación, vencía el 27 de octubre de 2009 a horas 11:20, sin embargo, se presentó el indicado recurso el día 27 de octubre de 2009, a "horas 11:30"; es decir, cuando el plazo ya se encontraba vencido en diez minutos.

Por lo anotado extraña sobre manera que el tribunal de alzada hubiese concedido indebidamente el recurso, y que paradójicamente en el Auto de 23 de noviembre de 2.009 conceda y señale como presentado dentro del plazo y admita al amparo de los arts. 260 del Cod. Proc. Civ., art. 229 del Cod. Seg. Soc., concordante con el art. 608 de su Reglamento.

Que, en ese marco legal, se concluye que la competencia de este Tribunal no se ha abierto para conocer dicho recurso, correspondiendo en consecuencia resolver en la forma prevista en los arts. 271-1) y 272 del Cód. Pdto. Civ., aplicables por mandato de la norma remisiva contenida en el art. 633 del Reglamento del Código de Seguridad Social.

POR TANTO: La Sala Social y Administrativa Primera de la Corte Suprema de Justicia del Estado Plurinacional de Bolivia, con la atribución contenida en el art. 60 inc. 1) de la L.O.J., declara IMPROCEDENTE el recurso de casación de fs. 222-220, sin responsabilidad por ser excusable, ni costas.

Relatora: Ministra, Beatriz Sandoval de Capobianco

Regístrese, notifíquese y devuélvase.

Fdo. Dra. Beatriz Sandoval de Capobianco.

Dr. Julio Ortiz Linares.

Sucre, 04 de abril de 2011.

Proveído: Sandra Magaly Mendivil B. Secretaria de Cámara.