SALA SOCIAL Y ADMINISTRATIVA PRIMERA

Expediente Nº S-114/2007

AUTO SUPREMO Nº 33 Social Sucre, 28 de febrero de 2011.

DISTRITO: Santa Cruz

PARTES: Juanita Treat c/ Cooperativa Educacional Santa Cruz


VISTOS: el recurso de casación en el fondo interpuesto el 3 de noviembre de 2006 por William McKelligott, representante de la Cooperativa Educacional Santa Cruz (fojas 261 a 263), impugnando el Auto de Vista Nº 477 emitido el 16 de octubre del mismo año por la Sala Social y Administrativa de la Corte Superior del Distrito Judicial de Santa Cruz (fojas 257 a 259) en el proceso laboral por pago de beneficios sociales incoado contra dicho establecimiento educativo por Juanita Treat.

CONSIDERANDO: que para los fines de emisión de la resolución que al respecto corresponda, se cuenta con los siguientes datos:

1.- El 5 de abril de 2004, ante Juez del Trabajo y Seguridad Social de Turno de la ciudad de Santa Cruz de la Sierra, Juanita Treat, ciudadana de los Estados Unidos de América, planteó una demanda por pago de beneficios sociales, por un monto de $us. 83.965, contra William Mckelligott, de la misma nacionalidad, quien, según ella explicó, no dio cumplimiento a un contrato de trabajo que suscribieron ambos con acuerdo expuesto en sentido de que ella prestaría servicios de educadora por el lapso de dos años y un salario mensual de $us. 2.700 en el establecimiento educacional ubicado en la ciudad de Santa Cruz de la Sierra, denominado "Santa Cruz Cooperative School" o "Cooperativa Educacional Santa Cruz", y dirigida por el mencionado William Mckelligott (fojas 11 a 13).

2.- Correspondió conocer y resolver dicha causa al Juez Segundo de Partido y Seguridad Social de la ciudad de Santa Cruz de la Sierra (fojas 14) quien, al término del proceso respectivo, dictó sentencia el 15 de marzo de 2006 que, declarando parcialmente probada la indicada demanda, se pronunció en sentido de que correspondía que el demandado pague a la demandante la suma de $us. 13.034.06 (fojas 227 a 232).

3.- En grado de conocimiento de recursos de apelación planteados contra dicha sentencia tanto por el demandado (fojas 235 a 237) como por la demandante (fojas 240 a 244), el fallo respectivo fue confirmado por el Tribunal de Alzada.

4.- Ante esa decisión se interpuso el recurso de casación que es motivo de autos, presentado por William Mckelligott con los siguientes argumentos: a) El Auto de Vista emitido acerca de ese caso se pronunció sin la debida fundamentación exigida a ese efecto por el numeral 2) del artículo 193 del Código de Procedimiento Civil, pues no tomó en cuenta que los haberes percibidos por la demandante no fueron propiamente pagados por la Cooperativa Educacional Santa Cruz sino, respecto al periodo comprendido entre agosto de 2003 y junio de 2004, por el organismo norteamericano denominado "American Internacional School Support Corp." (AISS) que presta ayuda técnica, logística y financiera con fines de apoyo al desarrollo y promoción de la Educación Americana Internacional; b) Es errónea la posición asumida por el Tribunal de Alzada en sentido de haber apreciado que la renuncia formulada por Juanita Treat según lo expresado en la nota de fojas 34 y 35, debe interpretarse como constancia de que hubo entre demandada y demandante una relación laboral en el ámbito de la Ley General del Trabajo, pues consta en obrados que los haberes que ella percibía no procedían de la Cooperativa Educacional Santa Cruz sino de American Internacional School Support Corp. (AISS), pues durante todo el proceso se presentó abundante prueba que demuestra que la demandante era empleada dependiente de la Cooperativa Educacional Santa Cruz únicamente para los fines de orden académico sin obligación alguna de carácter económico.

CONSIDERANDO: que habiendo radicado la indicada causa en esta Sala Social y Administrativa Primera de la Corte Suprema de Justicia el 24 de febrero de 2007 para los fines de conocimiento y resolución del mencionado recurso de casación (fojas 275 vuelta), se convocó para ese efecto al Ministro Hugo Roberto Suárez Calbimonte de la Sala Social y Administrativa Segunda (fojas 299) y al Ministro José Luis Baptista Morales de la Sala Penal Segunda, quienes, con la Presidencia de esta Sala Social y Administrativa Primera, llegaron al respecto a las siguientes conclusiones:

1.- En agosto de 2001, los representantes de una entidad denominada "American Internacional School Support Corp." (AISS), creada para cumplir la misión de "proveer ayuda técnica, logística y financiera para apoyo del desarrollo y promoción de la educación americana a instituciones debidamente acreditadas que no persiguen fines de lucro", suscribió un convenio de cooperación con representantes de la "Cooperativa Educacional Santa Cruz Ltda..", institución educativa establecida en la ciudad de Santa Cruz de la Sierra y dirigida por William Mckelligott, ciudadano de los Estados Unidos de América (fojas 17 a 21).

2. Como consecuencia de ese convenio se suscribió otro complementario, según el cual la mencionada entidad de apoyo, en cumplimiento de sus fines y objetivos, contrató, para cooperación a la indicada unidad educativa de Santa Cruz de la Sierra, los servicios, en calidad de consultora, de Juanita Treat, también ciudadana de los Estados Unidos de América, por el lapso de dos años computables a partir del 1º de julio de 2003 con sueldo mensual de $us. 2.795.20 (fojas 22 a 39).

3.- Por lo expuesto en ese convenio complementario, se pudo apreciar que no existió propiamente una relación de dependencia de orden laboral para fines de pago de sueldos entre dicha consultora Juanita Treat y William Mckelligott, Director de la Cooperativa Educacional Santa Cruz, sino una relación de dependencia solamente en el orden académico y de funcionamiento técnico-institucional, pues, si bien los pagos de haberes respectivos eran efectuados por el Director de ese establecimiento educativo, provenían de los depósitos que a ese propósito remitían los personeros de "American Internacional School Support Corp." (AISS) desde su sede, en cumplimiento del convenio de referencia.

POR TANTO: la Sala Social y Administrativa Primera de la Corte Suprema de Justicia del Estado Plurinacional de Bolivia, con la intervención del Ministro de la Sala Social y Administrativa Segunda, Hugo R. Suárez Calbimonte y el Ministro de la Sala Penal Segunda, José Luis Baptista Moráles, en ejercicio de sus atribuciones, aplicando las reglas contenidas en el numeral 4) del artículo 271 del Código de Procedimiento Civil y en el artículo 274 del mismo Código, CASA el Auto de Vista Nº 477 emitido el 16 de octubre de 2006 por la Sala Social y Administrativa de la Corte Superior del Distrito Judicial de Santa Cruz en el proceso laboral sobre pago de beneficios sociales interpuesto por Juanita Treat contra William Mckelligott, Director del establecimiento educativo denominado "Santa Cruz Cooperative School" o "Cooperativa Educacional Santa Cruz", y, deliberando en el fondo, declara IMPROBADA la demanda de pago de beneficios sociales planteada por la mencionada Juanita Treat contra el recurrente William Mckelligott, sin costas.

Primer Relator: Ministro, Dr. Julio Ortiz Linares.

Segundo Relator: Ministra, Beatriz Sandoval de Capobianco

Regístrese, notifíquese y devuélvase.

Fdo. Dr. Julio Ortiz Linares.

Dra. Beatriz Sandoval de Capobianco.

Dr. Hugo R. Suárez Calbimonte

Dr. José Luís Baptista Morales

Sucre, 28 de febrero de 2011

Proveído: Sandra Magaly Mendivil B. Secretaria de Cámara.

 

Partes Procesales: Juanita Treat c/ William Mackelligott-Cooperativa Educacional Santa Cruz

Proceso: Social

Expediente: Santa Cruz 114/2007

VOTO DISIDENTE

El voto del Ministro Julio Ortiz Linares fue disidente, señalando porque según dispone el inc. 2) del art. 3 del Código de Procedimiento Civil, es deber de los jueces y tribunales señalados por ley.

En ese marco, revisados los antecedentes de este caso se evidencia que el primer sorteo del expediente se realizó en fecha 8 de septiembre del año en curso, siendo relatora la Ministra Beatriz Sandoval de Capobianco, según reza el sello de fs. 282 vuelta. Una vez redactado el proyecto de resolución, que se adjunta y lleva su firma, remitió junto al expediente a conocimiento del otro ministro que conformaba la sala Dr. Jorge I. von Borries, quien con el legajo procesal en su poder, formuló excusa al haber intervenido cuando Vocal de la Sala Social y Administrativa de la Corte de Santa Cruz, conforme sale a fs. 283.

Sin embargo, en lugar de convocarse al tercer ministro para resolver ambos casos, se convocó a fs. 284 únicamente para considerar la excusa y no para considerar el proyecto, sin reparar que el plazo transcurría ininterrumpidamente para la relatora, conforme dispone el parágrafo III del art. 204 del Código de Procedimiento Civil, cuando señala que "los autos de vista y los de casación se pronunciarán dentro del plazo de treinta días, computables desde la fecha en que se sorteare el expediente".

Si bien el auto de fs. 286 declara probada la excusa del Ministro von Borries, también deja sin efecto el sorteo de fs. 282 vuelta como si el expediente le habría correspondido en sorteo al excusado, caso en el que obviamente quedaba separado definitivamente como dispone el parágrafo II del art. 4 de la ley 1760, y habiendo desaparecido el relator el nuevo sorteo era imperativo. Lo que no sucedió en el caso presente, por cuanto no siendo relator el excusado, la separación de éste ministro no era determinante para la proyectista al no depender su competencia de la declaratoria de legalidad o ilegalidad de la excusa, sino que continuando con el trámite de la resolución debió convocar al tercer ministro para resolver la excusa y el proceso al mismo tiempo, teniendo en cuenta que había proyecto y el plazo corría inexorablemente para resolución; tanto más si la excusa, que es intuito personae, no afectaba su competencia menos interrumpía el transcurso del tiempo, amén de que para el tercer ministro, si era convocado para resolución, le corría otro plazo de treinta días, a sola condición de que la convocatoria se lo haga en vigencia del primero, así lo ha declarado el Tribunal Constitucional en la sentencia Nº 118/2004.

En el caso presente, el auto de fs. 286 que declara legal la excusa y sin efecto el sorteo de fs. 282, fue emitido a los treinta y siete días, en fecha 15 de octubre del año 2010; es decir, siete días más del plazo establecido por el numeral III del art. 204 del Código adjetivo civil, dejando que el proceso quede irresoluto sin causa ni razón. Por ello, sugiere regularizar el trámite conforme a las disposiciones del art. 205 con relación al inc. 5) del art. 8 del Código de Procedimiento Civil, dejándose sin efecto el segundo sorteo de fs. 290 se realice nueva convocatoria para conformar sala y se proceda a un nuevo sorteo, quedando sin valor la convocatoria de fs. 291.

Fdo.

Min. Julio Ortiz Linares