SALA SOCIAL Y ADMINISTRATIVA PRIMERA

Expediente Nº S-330/2006

AUTO SUPREMO Nº 10 Social Sucre, 18 de enero de 2011.

DISTRITO: Santa Cruz

PARTES: Juan Cuevas Choque c/ Empresa Schlumberger Surenco S.A.


VISTOS: El recurso de casación de fs.67- 68, interpuesto por Juan Cuevas Choque, impugnando el Auto de Vista Nº 331 de 25 de julio de 2005 cursante a fs. 63-64, pronunciado por la Sala Social y Administrativa de la Corte Superior del Distrito Judicial de Santa Cruz, dentro del proceso social, que sigue el recurrente contra la Empresa Schlumberger Surenco S.A., la respuesta de fs.70-71, el auto que concede el recurso de fs. 72, los antecedentes del proceso y

CONSIDERANDO I: Que tramitado el proceso laboral, el Juez Tercero de Trabajo y Seguridad Social de Santa Cruz, emitió la Sentencia de Nº 05 de 19 de enero de 2005 (fs. 47- 49), declarando improbada la demanda de fs. 10 de obrados, con costas en razón a que si bien se demostró la relación laboral entre el actor y la empresa demandada por 18 años, 6 meses y 26 días (13/9/84 a 7/4/03), también es cierto que se le pagó todos sus beneficios sociales en la suma de Bs. 201.590,64, por lo que no hubo reclamo alguno; y probada la excepción de prescripción de fs. 26-27 en razón de que el pago de compensaciones por días trabajados en domingos y feriados, los cuales se constituyen en horas extras, fueron realizadas en los años 1990, 1991, 1992, 1993, y 1994, sin embargo recién se reclamó por su pago después de más de 8 años, es decir, el 8 y el 24 de abril de 2003, lo que hace evidente la extinción de acción y derechos del actor por prescripción, por el transcurso de más de dos años sin reclamo alguno.

En grado de apelación formulada por el demandante (fs. 52- 53), la Sala Social y Administrativa de la Corte Superior del Distrito Judicial de Santa Cruz, por Auto de Vista Nº 331 de 25 de julio de 2005 cursante a fs. 63-64, confirma en todas sus partes la sentencia apelada de fs. 47- 49, con costas.

Que contra la resolución de vista, Juan Cuevas Choque, interpone el recurso de casación en el fondo de fs. 67- 68, e invocando el amparo de los arts. 210 del Cód. Proc. Trab. y 250 del Cód. Pdto. Civ., demanda el pago de días compensatorios por los trabajos extras que realizó para la empresa demandada, pago que al igual que otros compañeros de trabajo se les pagó por este concepto sin haber opuesto la excepción de prescripción como en su caso, así se demuestra por las literales de fs. 5 a 7 y 31 a 33, pruebas que dice, no fueron analizadas en las resoluciones de grado, por lo que pide al Tribunal Supremo, tomar en cuenta la prueba documental adjuntada al proceso para disponer el pago de Bs. 98.769,60, que la empresa no quiere reconocer a su favor, aduciendo su prescripción, y haber transcurrido más de 8 años sin que hubiera reclamado dicho pago compensatorio, es decir, fuera de los dos años de haber nacido su derecho, y del término previsto por el art. 120 de la L.G.T. y 163 de su Decreto Reglamentario.

Concluye solicitando que la Corte Suprema de justicia, case el auto de vista y declare probada la demanda conforme la liquidación de fs. 3 de obrados y sea con costas.

CONSIDERANDO II: Que, así planteado el recurso ingresando a su análisis en función de los datos del proceso se tiene:

Que el auto de vista recurrido confirma la sentencia de primera instancia, en la convicción que el Juez a quo, al pronunciar su resolución, declarando improbada la demanda y probada la excepción de prescripción opuesta por el demandado, hizo una correcta aplicación del art. 120 de la L.G.T., en relación al art. 163 de su Decreto Reglamentario, dado que las compensaciones que demanda el actor corresponden a las gestiones comprendidas entre 1990 y 1994, habiéndose reclamado dicho pago al empleador recién con nota 24 de abril (fs. 9 y 24), y presentado la demanda en 9 de junio de 2003 conforme se evidencia el cargo de fs. 11, es decir, cuando el plazo de dos años previsto por la ley para el ejercicio de los derechos del trabajador, transcurrió superabundantemente.

De ahí que en la especie, no se puede negar que se operó la prescripción alegada, por el sólo efecto del transcurso del tiempo en que el actor no hizo valer oportunamente sus derechos, siendo este hecho fundamental el que toca valorar en autos, independientemente que el empleador hubiera hecho efectivo el pago por dicho concepto, a favor de terceros que no son parte de la litis en la presente causa, no obstante su calidad de ex trabajadores de la misma empresa, como erróneamente pretende el recurrente, olvidando demostrar en su caso, de qué manera se habría infringido la previsión de los arts. 120 de la L.G.T. y 163 de su Decreto Reglamentario en que se sustentan los fallos de instancia, de donde las argumentaciones vertidas en el memorial de recurso no son suficientes para enervar los fundamentos del fallo recurrido.

Consiguientemente, corresponde resolver el recurso en la forma prevista en los arts. 271-2) y 273) del Cód. Pdto. Civ., aplicable al caso con la permisión contenida en el art. 252 del Código Procesal del Trabajo.

POR TANTO: La Sala Social y Administrativa Primera de la Corte Suprema de Justicia de la Nación, con la atribución contenida en el numeral 1 del art. 60 de la L.O.J., declara INFUNDADO el recurso de casación de fs. 67- 68, con costas.

Se regula el honorario profesional de Abogado, en la suma de Bs. 500.- que mandará pagar el tribunal ad quem.

Para resolución conforme a convocatoria de fojas 85, interviene el Ministro de Sala Social y Administrativa Segunda Esteban Miranda Terán, cuyo voto fue apoyando la inclusión propuesta por el Ministro Julio Ortiz Linares quien si está conforme con el fondo de la resolución, pero agregando severa llamada de atención al Juez de la causa.

Se llama severamente la atención al Juez Juan Saucedo Velasco, por no adecuar su resolución final a la celeridad que le impone su calidad de director del proceso con el advertido de imponerle una sanción si persiste en esta inconducta, toda vez que no es el primer caso en el que actúa de esta manera. Se deja sin efecto la segunda parte del auto de fs. 77 en lo que respecta sorteo entre los ministros suscribientes de dicho auto.

La señora Ministra relatora es de voto disidente en cuanto a la llamada severa de atención al Juez de la causa.

Relatora: Ministra, Beatriz Sandoval de Capobianco

Regístrese, notifíquese y devuélvase.

Fdo. Dra. Beatriz Sandoval de Capobianco.

Dr. Julio Ortiz Linares.

Dr. Esteban Miranda Terán

Sucre, 18 de enero de 2011.

Proveído: Sandra Magaly Mendivil B. Secretaria de Cámara.