SALA SOCIAL Y ADMINISTRATIVA PRIMERA

Expediente Nº 28/04

AUTO SUPREMO Nº 086 - Contencioso Tributario Sucre, 03 de marzo de 2009.

DISTRITO: Santa Cruz

PARTES: Empresa INTERPIPE S.R.L. c/ Grandes Contribuyentes del Servicio de Impuestos Nacionales Santa Cruz

= = = = = = = = = = = = = = = = = = = = = = = = = = = = = = = = = = = = = = = = = = = = =

VISTOS: El recurso de casación en el fondo de fs. 294-295, interpuesto por Adolfo Guillermo Maertens Audiver, representante legal de la empresa INTERPIPE S.R.L., contra el Auto de Vista Nº 316 de 5 de noviembre de 2003, cursante a fs. 291-292, pronunciado por la Sala Social y Administrativa de la Corte Superior del Distrito Judicial de Santa Cruz dentro del proceso contencioso tributario seguido por el recurrente contra el Servicio de Impuestos Nacionales-Graco Santa Cruz; el auto que concede el recurso de fs. 297, el dictamen fiscal de fs. 299-300, los antecedentes del proceso, y

CONSIDERANDO I: Que planteada la demanda de fs. 13-18, el Juez de Partido Administrativo, Coactivo Fiscal y Tributario del Distrito Judicial de Santa Cruz pronunció la Sentencia Nº 8 de 22 de julio de 2003 (fs. 277-280), declarando improbada la demanda de fs. 13-18, por consiguiente firmes y subsistentes los Pliegos de Cargos Nos. 79-351/2001 de 27 de septiembre de 2001 y 006/2002 de 31 de mayo de 2002, cursantes a fs. 162 y 166, respectivamente, disponiendo que la Administración Tributaria continúe con la cobranza coactiva.

En grado de apelación, deducida por la parte demandante, la Sala Social y Administrativa de la Corte Superior del Distrito Judicial de Santa Cruz, pronunció el Auto de Vista Nº 316 de 5 de noviembre de 2003, cursante a fs. 291-292, confirmando en todas sus partes la sentencia de fs. 277-280; con costas.

Que contra la resolución de vista, el representante legal de la empresa INTERPIPE S.R.L. interpone recurso de casación en el fondo (fs. 294-295), acusando que la sentencia de primera instancia carece de motivación, con olvido de que este recurso extraordinario por las características que reviste tiene por finalidad impugnar la resolución de alzada que hubiere sido pronunciado con evidente infracción de las normas sustantivas, es decir, cuando tal resolución contuviere: violación de la norma, interpretación errónea, aplicación indebida de la ley, disposiciones contradictorias o cuando en la apreciación de las pruebas se hubiere incurrido error de derecho o error de hecho, conforme estipula el art. 253 del Cód. Pdto. Civ., lo que no ha sido cumplido por el recurrente en el caso que se examina.

A lo dicho, se agrega la falta de fundamentación del recurso, la omisión de las citas legales supuestamente infringidas por el Tribunal de apelación, aspectos que impiden abrir la competencia de este Máximo Tribunal de casación.

CONSIDERANDO II: Que, conforme la amplia jurisprudencia del Tribunal Supremo, el recurso de casación es una nueva demanda de puro derecho que debe contener los requisitos enumerados en el Art. 258 del Cód. Pdto. Civ.; debiendo fundamentarse por separado de manera precisa y concreta las causas que motivan la casación, ya sea en la forma o en el fondo, no siendo suficiente la simple cita de disposiciones legales, sino demostrar en qué consiste la infracción que se acusa.

Que, el recurso no cumple con la exigencia de la técnica jurídica establecida en la norma legal señalada porque, no obstante estar interpuesto en el fondo y atacar el auto de vista recurrido, hace alusión a la sentencia de primera instancia, careciendo de un petitorio claro y concreto que responda a sus legítimos intereses, además que no cita ni precisa ninguna disposición normativa como supuestamente infringida. A ello se agrega que el recurrente no adecua los hechos a las causales que hacen la procedencia del recurso previstas en los incisos 1º), 2º) y 3º) del art. 253 del mismo cuerpo legal, pues olvida que el recurso de casación en el fondo tiene por finalidad impugnar la resolución de vista que se hubiera dictado con evidente infracción de normas sustantivas, es decir, con errores in judicando. Defectos, todos estos, que impiden abrir la competencia del Máximo Tribunal para ingresar a considerar el fondo de la causa.

En ese marco, el recurso que se examina es insuficiente e injustificable, por lo que debe resolverse el mismo en la forma prevista por los arts. 271 inc. 1º) y 272 del Cód. Pdto. Civ., aplicables al caso de autos por mandato de las normas remisivas contenidas en los arts. 214 y 297 del Cód. Tributario.

POR TANTO: La Sala Social y Administrativa Primera de la Corte Suprema de Justicia de la Nación, con la facultad conferida por el art. 60 atribución 1º de la Ley de Organización Judicial, de acuerdo con el Dictamen del Fiscal General de la República de fs. 299-300, declara IMPROCEDENTE el recurso de casación en el fondo de fs. 294-295. Sin costas en aplicación de los arts. 39 de la Ley Nº 1178 de 20 de julio de 1990 y 52 del D.S. Nº 23215 de 22 de julio de 1992.

Relator: Ministro Dr. Jaime Ampuero García.

Regístrese, notifíquese y devuélvase.

Fdo. Dr. Jaime Ampuero García.

Dra. Beatriz Sandoval de Capobianco.

Sucre, 03 de marzo de 2009

Proveído: Ricardo Medina Stephens.- Secretario de Cámara.