SALA SOCIAL Y ADMINISTRATIVA PRIMERA

Expediente Nº 452/04

AUTO SUPREMO Nº 374 - Social Sucre, 29 de agosto de 2008.

DISTRITO: La Paz

PARTES: Alfredo Careaga Guereca c/ EMPLELPAZ S.A.

= = = = = = = = = = = = = = = = = = = = = = = = = = = = = = = = = = = = = = = = = = = = =

VISTOS: El recurso de casación de fs. 121-122, interpuesto por la Empresa Rural Eléctrica La Paz S.A. "EMPRELPAZ" representada por su apoderado legal Mario Mayorga Chambi, contra el Auto de Vista Nº 153/04-SSAII de 17 de junio de 2004, cursante a fs. 113, dictado por la Sala Social y Administrativa Segunda de la Respetable Corte Superior del Distrito Judicial de La Paz, en el proceso social seguido por Alfredo Carega Guereca contra la empresa que representa el apoderado recurrente; la respuesta a de fs. 125, el auto que concede el recurso de fs. 126, los antecedentes del proceso, y

CONSIDERANDO I: Que, tramitada la causa, el Juez Quinto del Trabajo y Seguridad Social de la ciudad de La Paz, en 5 de noviembre de 2002, pronunció la Sentencia Nº 132/2002 de fs. 93-94 declarando probada en parte la demanda de fs. 17, disponiendo que la empresa demandada, a través de su representante legal, cancele al actor la suma de Bs. 31.095,99 por concepto de indemnización, desahucio, vacaciones y 5 días de salario devengado por el mes de marzo de la gestión 2002; además de los reajustes previstos en el D.S. Nº 23381 de 29 de diciembre de 1992.

Apelada la sentencia por ambas partes, la Sala Social y Administrativa Segunda de la Respetable Corte Superior del Distrito Judicial de La Paz, pronunció el Auto de Vista Nº 153/04-SSAII de 17 de junio de 2004, cursante a fs. 113, confirmando la Sentencia Nº 123/2002 de fs. 93-95; sin costas por la doble apelación.

Que, contra la resolución de vista, el apoderado de la empresa demandada interpone el recurso de casación de fs. 121-122, expresando que el Tribunal ad quem realizó un cómputo equivocado del tiempo de la relación laboral, que inicialmente fue de carácter civil hasta el mes de junio de 2001 extremo que se acredita por las literales de fs. 2-4, luego a partir del mes de julio de 2001 el actor ingresó a formar parte de la planta de la empresa como dependiente, por ello, la prestación efectiva de servicios fue de 8 meses y 3 días; asimismo alude por la relación cronológica expuesta que tampoco es viable el pago de vacaciones, por cuanto vulneraría los arts. 44 de la L.G.T. y 33 de su D.R.

Concluye solicitando que la Corte Suprema de Justicia de la Nación case el auto de vista y declare improbada la demanda en lo que hace al tiempo de servicios y vacaciones, sea con las formalidades de rigor.

CONSIDERANDO II: Que, así expuesto el fundamento del recurso, corresponde su análisis y consideración en base a los antecedentes del proceso, de donde se tiene:

1.- Que, ciertamente los arts. 162-II de la C.P.E. y 4º de la L.G.T., establecen que los derechos y beneficios sociales a favor de los trabajadores son irrenunciables; consiguientemente el trabajo y el capital gozan de protección del Estado, de ahí que cuando el empleador incumple con sus obligaciones sociales, el trabajador acude ante el Órgano Jurisdiccional Laboral para hacerlos efectivos.

El art. 13 de la L.G.T., dispone que: "Cuando fuere retirado el empleado u obrero por causal ajena a su voluntad, el patrono estará obligado independientemente del desahucio, a indemnizarle por tiempo de servicios, con la suma equivalente a un mes de sueldo o salario por cada año de trabajo cont.inuo; y si los servicios no alcanzaren a un año, en forma proporcional a los meses trabajados descontando los tres primeros".

2.- En la especie, el Tribunal de alzada al confirmar la sentencia de primer grado, no ha aplicado correctamente las disposiciones legales en las que se sustenta su decisorio, por cuanto, no tomó en cuenta que, si bien el memorandum Nº 008/2000 de fs. 1, establece como denominativo "designación de funciones" como "asesor legal de EMPRELAPAZ S.A." del actor, a partir del 9 de noviembre de 2000 -comienzo de la relación laboral-empero, la empresa demandada ha probado en autos, a través de las literales de fs. 41 a 48, el descuento por el Impuesto a las Transacciones y a las Utilidades de las Empresas el emolumento cancelado al "abogado", infiriéndose por ello y sin lugar a dudas que la prestación de servicios hasta el mes de junio de 2001, tenía carácter civil, periodo que no puede ser computado como relación laboral, ya que no concurren los requisitos exigidos por el D.S. Nº 23570 de 26 de julio de 1993 que interpreta a cabalidad el art. 2º de la L.G.T., como equivocadamente sostuvieron los jueces de grado.

Razonamiento que este Tribunal considera respaldado con la presentación por parte de la empresa demandada de las literales de fs. 49-56, consistentes en planillas del personal de planta en las que se encuentra el nombre del actor, recién a partir del mes de julio de la gestión 2001, cumpliendo de esta manera con la carga probatoria que le imponen los arts. 66 y 150 del Cód. Proc. Trab., aspecto que tampoco consideraron los de instancia a tiempo de emitir sus resoluciones.

3.- En el marco de lo relacionado precedentemente se establece con absoluto convencimiento que la relación de trabajo -nunca negada por la parte demandada-, no se inició en fecha 9 de noviembre de 2000 que informa la literal de fs. 1, sino que tuvo lugar recién a partir del mes de julio de 2001, habiendo culminado por voluntad del empleador (retiro intempestivo) en fecha 5 de marzo de 2002, conforme se tiene por el memorandum G.G.-M.037/02, cursante a fs. 11; consiguientemente, el tiempo efectivo de vigencia en la relación laboral entre las partes litigantes fue de 9 meses y 4 días, que deberán ser cancelados por EMPRELPAZ S.A. al demandante.

4.- Finalmente, en lo que hace al reclamo de las vacaciones, corresponde dejar establecido también que no corresponde el pago de este derecho, por cuanto, la prestación laboral no alcanza a un año, requerido en el marco del D.S. Nº 17288 de 18 de marzo de 1980 que reglamenta la escala de vacaciones; en consecuencia, el demandante al no haber cumplido con los doce meses de trabajo contínuos, no es acreedor a gozar del pago de las mismas, rubro que, indebidamente fue otorgado por los jueces de instancia, que también debe enmendarse.

Por lo relacionado, corresponde resolver el recurso conforme disponen los arts. 271 inc. 4º) y 274-II del Cód. Pdto. Civ.

POR TANTO: La Sala Social y Administrativa Primera de la Corte Suprema de Justicia de la Nación, en ejercicio de la facultad y atribución que le confiere el Art. 60-1) de la Ley de Organización Judicial, CASA parcialmente el Auto de Vista Nro. 153/04-SSAII de 17 de junio de 2004, cursante a fs. 113 y, deliberando en el fondo, declara probada en parte la demanda, disponiendo que EMPRELPAZ S.A. cancele al actor la suma de Bs. 24.108,38 de acuerdo a la liquidación que a continuación se realiza, sin costas.

Tiempo efectivo de trabajo: 9 meses y 4 días.

Sueldo promedio indemnizable: Bs. 6.240.-

Indemnización (duodécimas) Bs. 4.348,38

Desahucio (3 sueldos) Bs. 18.720.-

5 días sueldo marzo/02 Bs. 1.040.-

TOTAL A CANCELAR: Bs. 24.108,38

Sin multa por ser excusable

Para resolución, según convocatoria de fs. 128, interviene el Sr. Ministro Hugo R. Suárez Calbimonte de la Sala Social Segunda.

Relator: Ministro Dr. Jaime Ampuero García.

Regístrese, notifíquese y devuélvase.

Fdo. Dr. Jaime Ampuero García.

Dra. Beatriz Sandoval de Capobianco.

Dr. Hugo Roberto Suárez Calbimonte

Sucre, 29 de agosto de 2008

Proveído: Ricardo Medina Stephens.- Secretario de Cámara.