SALA SOCIAL Y ADMINISTRATIVA PRIMERA

Expediente Nº 412/04

AUTO SUPREMO Nº 323 - Social Sucre, 12 de agosto de 2008.

DISTRITO: Santa Cruz

PARTES: Pedro Percy Pedraza Pedraza c/ Empresa SISTECOM S.R.L.

= = = = = = = = = = = = = = = = = = = = = = = = = = = = = = = = = = = = = = = = = = = = =

VISTOS: El recurso de casación de fs. 76-77 interpuesto por Joaquín Addel Álvarez Cisneros, representante legal de la Empresa SISTECON S.R.L. y el recurso de casación parcial en el fondo de fs. 80-83 planteado por Pedro Percy Pedraza Pedraza, contra el auto de vista Nº 323 de 27 de mayo de 2004, cursante a fs. 71-74, dictado por la Sala Social y Administrativa de la Respetable Corte Superior del Distrito Judicial de Santa Cruz, en el proceso laboral seguido por Pedro Percy Pedraza Pedraza contra la empresa SISTECON S.R.L.; el auto que concede el recurso de fs. 85, los antecedentes del proceso, y

CONSIDERANDO I: Que tramitada la causa, la Jueza Cuarto del Trabajo y Seguridad Social de la ciudad de Santa Cruz, en 10 de octubre de 2003, pronunció la sentencia Nº 19, de fs. 50-52, declarando probada en parte la demanda, sin costas, por haberse demostrado, como causal de la ruptura de la relación laboral, el abandono de su fuente de trabajo y consecuente incumplimiento de contrato por parte del trabajador, ordenando que la empresa demandada SISTECON S.R.L. cancele a favor de su ex trabajador la suma de Bs. 14.638.- por concepto de aguinaldo, vacación, lactancia, prima, bono de antigüedad y viáticos; además de los reajustes previstos en el D.S. Nº 23381 de 29 de diciembre de 1992.

Apelada la sentencia por ambas partes, la Sala Social y Administrativa de la Respetable Corte Superior de Santa Cruz pronunció el auto de vista Nº 323 de 27 de mayo de 2004, cursante a fs. 71-74, confirmando la sentencia en todas sus partes; sin costas por la doble apelación.

Que, contra la resolución de vista, tanto la parte demandada como el demandante interponen los recursos de casación de fs. 76-77 y 80-83, respectivamente, que por su orden expresan lo siguiente:

La empresa demandada a través de su representante legal expresa en el recurso de casación de fs. 76-77, sin acusar en concreto ninguna disposición legal, que no corresponde el pago de lactancia porque el padre no hizo llegar ninguna documentación para poder cumplir con dicha obligación en especie, cuya negligencia ha ocasionado que ese derecho se extinga; luego menciona que no corresponde el pago de las primas por cuanto no tenían en su poder la documentación por efecto de la presente litis y de las licitaciones que existían.

Concluye solicitando en forma genérica que no es procedente el pago de todos los demás derechos asignados en sentencia, conforme se fundamentó en el recurso de apelación, por lo que pide la casación del auto de vista recurrido y, que luego de deliberar en el fondo, se declare improbada la demanda laboral.

Por su parte en el recurso de casación parcial en el fondo interpuesto por el actor de fs. 80-83, reclama el pago de desahucio e indemnización por el despido intempestivo que sufrió, constituyendo además derechos irrenunciables y que la prueba de fs. 45 es extemporánea y fuera del plazo, no pudiendo aplicarse lo dispuesto en el art. 157 del Cód. Proc. Trab.; asimismo, en forma genérica pide el pago de las vacaciones y los trabajos realizados por instalaciones eléctricas e hidrosanitarias que fueron excluidos sin ningún fundamento.

Por lo que concluye solicitando la casación parcial del auto de vista y se declaren probados los derechos demandados los que fueron reclamados oportunamente conforme a procedimiento.

CONSIDERANDO II: Que, así expuesto el fundamento del recurso, corresponde su análisis y consideración en base a los antecedentes del proceso, de donde se tiene:

Resolviendo el recurso de casación interpuesto por la empresa demandada, en el que reclama no corresponder el pago de lactancia ni el pago de primas, es menester recordar al recurrente que las asignaciones familiares como el de "lactancia" previstas en el D.S. Nº 21637 de 25 de julio de 1987, son obligatorias para el empleador y que si bien dicha asignación se traduce en entregar a la madre gestante asegurada o beneficiaria una asignación mensual en especie por un valor equivalente a un salario mínimo nacional, durante los 12 primeros meses de vida; empero no es menos evidente que ante dicha omisión, la empresa demandada debe pagar dicho subsidio o su equivalente en dinero, conforme lo determinó correctamente el Juez de grado y que luego fue confirmado por el Tribunal de apelación; a ello se agrega el hecho de que estando la esposa del actor -beneficiaria- asegurada a la Caja (fs. 1), es inconcebible que la entidad no lleve sus registros actualizados y no tenga conocimiento del nacimiento del hijo del actor, negligencia que no puede ser atribuida al trabajador; consiguientemente resultan inconsistentes los argumentos sobre este aspecto.

Luego, respecto al reclamo del derecho a las primas otorgadas al trabajador, la empresa recurrente confiesa que no contaba con la documentación necesaria en el momento del juicio porque intervenía en licitaciones con otras empresas, ameritando la aplicación de la presunción contenida en el art. 181 del Cód. Proc. Trab., respecto del pago de las primas en el marco de lo estipulado por el art. 57 de la L.G.T., modificado por la Ley de 11 de junio de 1947, por cuanto, se considera a este derecho una obligación imperativa y no una liberalidad patronal; por ello, tampoco es evidente que los jueces de grado hubieran otorgado algo indebido, sin que, en el marco de la inversión probatoria que contemplan los arts. 66 y 150 del adjetivo laboral, la parte demandada no hubiera demostrado en el curso del proceso que al actor no le correspondía su pago.

En cuanto al recurso de casación parcial en el fondo interpuesto por el actor, reclamando el pago de los derechos de desahucio e indemnización, es imperativo dejar claramente establecido que en autos consta que el actor hizo abandono de su fuente laboral incumpliendo el contrato con el empleador, así se tiene demostrado por el informe de fs. 44 expedido por el representante de la autoridad administrativa del Ministerio del Trabajo, literal que fue valorada por el Juez de la causa, en el marco de lo señalado por el art. 59 del Cód. Proc. Trab., resolviendo el fondo de la controversia, por lo que se tiene acreditado que la conducta del actor se subsume en la causal e) del art. 16 de la L.G.T., con la lógica consecuencia del no pago del desahucio e indemnización que prevé el art. 13 de la indicada ley sustantiva. En ese marco, se tiene que la empresa demandada ha cumplido con la carga procesal que le imponen los arts. 66 y 150 del Cód. Proc. Trab., ya que el motivo del distracto laboral no le es atribuible.

Finalmente en lo que hace al reclamo de los trabajos extraordinarios supuestamente realizados fuera de horario laboral por el actor en beneficio de la empresa, este extremo no ha sido acreditado por el demandante, lo que no le estaba impedido, conforme la última parte de los arts. 66 y 150 del adjetivo que rige la materia, y con respecto a las vacaciones, su reclamo es inatendible, toda vez que la sentencia le asignó correctamente este derecho y que ha sido confirmado por el Tribunal de alzada.

Por lo fundamentado precedentemente, ambos recursos deben resolverse en la forma prevista por los arts. 271 inc. 2º) y 273 del Cód. Pdto. Civ., por mandato de la norma remisiva contenida en el art. 252 del Cód. Proc. Trab.

POR TANTO: La Sala Social y Administrativa Primera de la Corte Suprema de Justicia de la Nación, en ejercicio de la facultad y atribución que le confiere el Art. 60-1) de la Ley de Organización Judicial, declara INFUNDADOS los recursos de casación de fs. 76-77 y 80-83; sin costas por ser ambas partes recurrentes.

Relator: Ministro Dr. Jaime Ampuero García.

Regístrese, notifíquese y devuélvase.

Fdo. Dr. Jaime Ampuero García.

Dra. Beatriz Sandoval de Capobianco.

Sucre, 12 de agosto de 2008

Proveído: Ricardo Medina Stephens.- Secretario de Cámara.