SALA SOCIAL Y ADMINISTRATIVA PRIMERA

Expediente Nº 324/04

AUTO SUPREMO Nº 244 - Social Sucre, 13 de mayo de 2008.

DISTRITO: Santa Cruz

PARTES: Maria Constanza Quintanilla Silva c/ Lloyd Aéreo Boliviano "LAB"

= = = = = = = = = = = = = = = = = = = = = = = = = = = = = = = = = = = = = = = = = = = = =

VISTOS: El recurso de "nulidad y casación" de Fs. 196-197, interpuesto por Jhonny Fernando Ramírez Prado, en representación de la Empresa "Lloyd Aéreo Boliviano S.A." (LAB. S.A.), contra el Auto de Vista Nº 183 de 5 de mayo de 2004 de fs. 185-186, emitido por la Sala Social y Administrativa de la Corte Superior del Distrito Judicial de Santa Cruz, dentro el proceso laboral de pago de beneficios sociales seguido por María Constanza Quintanilla Silva, la respuesta de fs. 199-200, el auto de concesión del recurso de fs. 201, los antecedentes procesales, y

CONSIDERANDO I: Que, tramitado el proceso laboral, el Juez Primero de Trabajo y Seguridad Social de la ciudad de Santa Cruz dictó Sentencia de 5 de enero de 2004 cursante a fs. 125-127, declarando probada la demanda, disponiendo la cancelación, a favor de María Constanza Quintanilla Silva, de Bs. 13.646,25 por concepto de indemnización, aguinaldo, prima y vacación.

En grado de apelación, por auto de vista Nº 183 de 5 de mayo de 2004 de fs. 185-186, el Tribunal ad quem confirmó la sentencia con la modificación de dejar sin efecto el pago de desahucio e indemnización.

Este fallo motivó el recurso de "nulidad y casación" de fs. 196-197, interpuesto por el apoderado de la empresa demandada, alegando que el auto de vista recurrido hizo una valoración e interpretación errónea y aplicación indebida de la ley, así como de la prueba aportada al proceso por ambas partes, incurriendo en las causales de casación en el fondo y en la forma al haber pasado por alto la prueba documental acompañada al proceso oportunamente, como es el informe de Auditoria de la Gestión de 1998, donde se acredita que la empresa no tuvo utilidades y al haber reconocido la prima anual de la demandante se ha cometido una ilegalidad, incurriéndose en una interpretación errónea de los art. 96 y 97 del Reglamento Interno de la empresa sobre los descuentos efectuados por planillas a la actora en virtud de las infracciones laborales cometidas en sus funciones.

Que el auto de vista, al avalar la sentencia de primera instancia, ha infringido el art. 254 del C.P.C., toda vez que en la apelación, con el argumento que se encuentra amparada por los arts. 80 y 201 del C.P.T., le dá valor a dicha sentencia dictada fuera de término.

Concluye señalando que interpone recurso de nulidad y casación para que este Tribunal, case o anule el auto de vista recurrido.

CONSIDERANDO II: Que, así expuesto el recurso, pese a que no cumple a cabalidad con la exigencia contenida en el art. 258 del Cód. Pdto. Civ., se concluye:

1.- Que no puede considerarse en casación los Kardex adjuntos al recurso, pues éstos no fueron objeto de análisis ni valorados por los jueces y tribunales de grado, conforme establece el art. 48 del Reglamento de L.G.T, que dice: "La empresa que hubiere obtenido utilidades al finalizar el año, otorgará a sus empleados y obreros, una prima anual de un mes de sueldo o salario. Serán acreedores al beneficio que establece la ley, los empleados y obreros que hubieren trabajado más de tres meses y un mes, calendario respectivamente. A los que hubiesen prestado sus servicios por un tiempo menor de un año, se les concederá la prima en proporción al tiempo trabajado".

No siendo permisible valorar prueba que no fue oportunamente presentada por quien, en aplicación de los arts. 3-h), 66 y 150 del Cód. Proc. Trab., tenía la obligación de hacerlo, la actora es acreedora al pago de este beneficio.

2.- Revisando el expediente, se advierte que tampoco existe mérito para determinar la nulidad solicitada por la presunta perdida de competencia del Juez a quo, porque el art. 79 del Código Procesal del Trabajo establece como término máximo para que el Juez dicte sentencia el plazo de 10 días; en el caso de autos el Juez de la causa pronunció sentencia el 5 de enero de 2004, dentro del término establecido por el arts. 79 y 80 del Código Adjetivo Laboral, computable a partir de la fecha de entrega del expediente al juez con la nota de secretaría, la misma que corre a fs. 124 vuelta, de fecha 30 de diciembre de 2003, por lo tanto no existió retardación, ni pérdida de competencia.

En conclusión, se establece que el Tribunal ad quem, no incurrió en las infracciones denunciadas, correspondiendo dar aplicación al art. 273 del Cód. Pdto. Civ. en cumplimiento de la norma remisiva instituida en el art. 252 del Cód. Proc. Trab.

POR TANTO: La Sala Social y Administrativa Primera de la Corte Suprema de Justicia de la Nación, en ejercicio de la atribución prevista en el art. 60-1) de la Ley de Organización Judicial, declara INFUNDADO el recurso de casación de Fs. 196-197, con costas.

Se regula el honorario profesional de abogado en la suma de Bs. 400.-, que el Ad quem mandará hacer efectivo.

Relator: Ministro Dr. Jaime Ampuero García.

Regístrese, notifíquese y devuélvase.

Fdo. Dr. Jaime Ampuero García.

Dra. Beatriz Sandoval de Capobianco.

Sucre, 13 de mayo de 2008

Proveído: Ricardo Medina Stephens.- Secretario de Cámara.