SALA SOCIAL Y ADMINISTRATIVA PRIMERA

Expediente Nº 68/03

AUTO SUPREMO Nº 368 - Social Sucre, 01 de junio de 2007.

DISTRITO: Cochabamba

PARTES: Wilde Rioja Vargas c/ Caja Nacional de Salud

= = = = = = = = = = = = = = = = = = = = = = = = = = = = = = = = = = = = = = = = = = = = =

VISTOS: Elrecurso de casación en el fondo de fojas 110 a 114, interpuesto por Wilde Rioja Vargas, contra el auto de vista Nº 337/2002 de 22 de octubre de 2002 de fojas 105 a 106, dictado por la Sala Social y Administrativa de la Corte Superior del Distrito Judicial de Cochabamba, dentro del proceso laboral de reintegro de beneficios sociales seguido por el recurrente contra la Caja Nacional de Salud, representada por Rodolfo Cossio Nava, el dictamen fiscal de fojas 122 a 124, los antecedentes del proceso; y,

CONSIDERANDO I: Que, tramitado el proceso laboral, el Juez Segundo del Trabajo y Seguridad Social de la ciudad de Cochabamba, pronunció sentencia el 6 de junio de 2002 (fojas 58 a 60), declarando probada en parte la demanda de fojas 7 a 8 de obrados, y probada la excepción perentoria de prescripción de beneficios sociales de los periodos siguientes:

De 20 de abril de 1970 al 1º de abril de 1982,

Del 2 de abril de 1982 al 11 de noviembre de 1998, y,

Del 1º de julio de 1999 al 1º de marzo de 2000, y de las vacaciones de los periodos de 1995, 1996, 1997, 1998 y 1999, e improbada la excepción perentoria de pago; ordenando que el representante legal de la Caja Nacional de Salud, Regional Cochabamba, pague a favor del demandante la suma de Bs. 2.596,13; por concepto de sueldo devengado de 8 días de trabajo.

En grado de apelación a instancia del demandante Wilde Rioja Vargas, la Sala Social y Administrativa de la Corte Superior del Distrito Judicial de Cochabamba, a través del Auto de vista Nº 337/2002 de 22 de octubre de 2002 de fojas 105 a 106, confirmó en su integridad la sentencia apelada de 6 de junio de 2002.

Dicho fallo motivó, que la parte demandante, interponga el recurso de casación en el fondo de fojas 110 a 114; haciendo una relación sobre el auto de vista que impugna, y manifestando:

a) Que el auto de vista incurrió en violación y aplicación incorrecta de las normas sociales y civiles; refiriendo que la liquidación de beneficios sociales practicada el 16 de agosto de 1982, y su pago de 6 de septiembre de 1982 (fojas 29 y 30), es ilegal, porque el haber ascendido al cargo de Administrador Regional, no importa retiro alguno, sino un ascenso, sin embargo la Caja le liquidó sus beneficios en la suma de Bs. 123.115,37; por ampliación de horario (figura jurídica que no contempla la legislación), y que él pago de beneficios fue un anticipo, sin interrupción de la relación laboral.

b) La liquidación y comprobante de pago de 30 de marzo de 2000, por destitución, es ilegal, que contraviene lo dispuesto en los Arts. 4º y 13 de la Ley General del Trabajo y 162 de la Constitución Política del Estado, porque debía practicarse desde el 20 de abril de 1970 y no desde el 1º de septiembre de 1971.

c) Que al haber basado, el Juez a quo y el Tribunal de alzada, sus conclusiones en el informe de fojas 53, sin tomar en cuenta los documentos de fojas 86 a 91, infringieron los Arts. 158 y 159 del Código Procesal del Trabajo, y 1289 del Código Civil.

d) Se vulneróel Art. 236 del Código de Pdto. Civil, porque no se tomó en cuenta los puntos objeto de la apelación.

e) Se infringieronlos Arts. 120 de la Ley General del Trabajo, 1503 y 1506 del Código Civil, al haberse determinado la prescripción de las acciones y derechos que confiere la Ley General del Trabajo.

Finaliza pidiendo se case el auto de vista impugnado, con costas.

A su vez la entidad demandada, a fojas 118 a 119, responde al recurso, contradiciendo los términos del mismo, para concluir pidiendo se declare infundado dicho recurso, por la inexistencia de los extremos acusados.

CONSIDERANDO II: Que, del examen del proceso y la revisión de obrados, se tiene:

I.- Que Wilde Rioja Vargas, de fojas 7 a 8 de obrados, demanda al Administrador de la Caja Nacional de Salud, la cancelación de reintegro de beneficios sociales, relativos a desahucio, indemnización, aguinaldo, vacaciones y sueldo por el tiempo de 8 días, en el monto de Bs. 263.314.-; por la prestación de trabajo por más de 31 años, cuyo retiro fue forzoso, habiendo desempeñando los cargos de médico pediatra, Jefe Médico Regional y Administrador Regional de la Caja de Salud, con los datos procesales que siguen:

a) Por la literal de fojas 1 y 53, se desprende que el actor ingresó a trabajar a la Caja Nacional de Salud desde el 20 de abril de 1970, y por la literal de fojas 29 de fecha 6 de septiembre de 1982, se establece que la entidad demandada le canceló la suma de Bs. 123.115,37; por concepto de beneficios sociales, desde el 20 de abril de 1970 al 1ro. de abril de 1982, es decir por el término de 11 años, 10 meses y 10 días.

b) Que el actor después de cobrar sus beneficios, continuó prestando sus servicios labores en la entidad demandada, lo que por formulario cursante a fojas 2 y 3, repetido a fojas 33, de fecha 30 de marzo de la gestión 2000, le pago la suma de Bs. 141.685, 45.

II.- Que respecto a la denuncia de violación y aplicación incorrecta de las normas sociales y civiles, en la liquidación de sus beneficios sociales, carece de asidero legal, debido a que el actor no reclamo en su oportunidad, presumiéndose, por el contrario, que estuvo conforme con las referidas liquidaciones de beneficios sociales, extrañándose posteriormente que en la demanda interpuesta de 10 de abril de 2002 se alegue, de manera extemporánea, que dichos pagos, fueron recibidos "a cuenta de los beneficios sociales", vale decir fuera del término previsto por los Arts. 120 de la Ley General del Trabajo y 163 de su Decreto Reglamentario.

a) En lo concerniente a la vulneración de los Arts. 4 y 13 de la Ley General del Trabajo, y 162 de la Constitución Política del Estado, tampoco es evidente, porque la liquidación de beneficios sociales, se practicó justamente desde el 20 de abril de 1970, y en cuanto a que se debía incluir la antigüedad, dicho extremo no fue reclamado en su oportunidad, quedando de manera implícita conforme con las dos liquidaciones realizadas.

b) En lo que corresponde a la denuncia de vulneración de los Arts. 158 y 159 del Código Procesal del Trabajo, y 1289 del Código Civil, carecen de sustento legal, porque la valoración de la prueba es facultad privativa de los tribunales de instancia, e incensurable en casación y de conformidad con el Art. 158 del Código Procesal del Trabajo, que dispone: "El Juez no estará sujeto a la tarifa legal de pruebas, por lo tanto formará libremente su convencimiento, inspirándose en los principios científicos que informan la crítica de la prueba y atendiendo a las circunstancias relevantes del pleito y a la conducta procesal observada por las partes. Sin embargo, cuando la Ley exija determinada solemnidad ad substantiam actus, no se podrá admitir su prueba por otro medio. En todo caso, en la parte motivada de la sentencia el Juez indicará los hechos y circunstancias que causaron su convencimiento".

c) En cuanto a la denuncia de violación del Art. 236 del Código de Pdto. Civil, no es evidente, porque los puntos contenidos en el recurso de apelación, fueron resueltos por el Tribunal de alzada y si no quedó conforme el actor debió pedir complementación y enmienda dentro del plazo previsto por ley.

d) En lo que corresponde a la infracción de los Arts. 120 de la Ley General del Trabajo, 1503 y 1506 del Código Civil, tampoco es cierto, porque si bien el Juez a quo determinó la prescripción sobre la solicitud de pago de las vacaciones reclamadas, fue en sujeción precisamente de lo previsto en el Art. 120 de la Ley General del Trabajo, por haber sido impetradas de manera extemporánea, tal como acredita la demanda de fecha 10 de abril de 2002 (fojas 7-8).

III.- Que el auto de vista objeto del presente recurso, resolvió la apelación interpuesta por el actor de fojas 71 a 76, con propia convicción en la valoración de la prueba, al haber confirmado la determinación de pago a favor del demandante, por concepto de sueldo devengado de 8 días, ha procedido conforme a derecho realizando una adecuada valoración de la prueba, en función del Art. 158 y 200 del Cód. Proc. del Trab;

Por lo relacionado precedentemente y dentro del marco legal, corresponde aplicar los Arts. 271-2) y 273 del Código de Pdto. Civil, con la permisión de la norma remisiva del Art. 252 del Cod. Proc. del Trab.

POR TANTO: La Sala Social y Administrativa Primera de la Corte Suprema de Justicia de la Nación, en ejercicio de la atribución prevista en el Art. 60-1) de la L.O.J., de acuerdo con el dictamen fiscal de 122 a 124, declara INFUNDADO el recurso de casación en el fondo, deducido a fojas 110 a 114 por parte del actor; sin costas.

Relator: Ministro Dr. Jaime Ampuero García.

Regístrese, notifíquese y devuélvase.

Fdo. Dr. Jaime Ampuero García.

Dra. Beatriz Sandoval de Capobianco.

Sucre, 01 de junio de 2007

Proveído: Ricardo Medina Stephens.- Secretario de Cámara.