SALA SOCIAL Y ADMINISTRATIVA PRIMERA

Expediente Nº 624/01

AUTO SUPREMO Nº 070 - Social Sucre, 06 de diciembre de 2006.

DISTRITO: Tarija

PARTES: Jaime López Ricaldi c/ Honorable Alcaldía Municipal de Tarija.

= = = = = = = = = = = = = = = = = = = = = = = = = = = = = = = = = = = = = = = = = = = = =

VISTOS: El recurso de casación de Fs. 189, interpuesto por Oscar Samuel Figueroa Espinoza en representación de la Alcaldía Municipal de Tarija, contra el auto de vista de 24 de septiembre de 2001, cursante a Fs. 186-187, pronunciado por la Sala Social y Administrativa de la Corte Superior del Distrito Judicial de Tarija, dentro del proceso laboral seguido por Jaime López Ricaldi contra el Municipio recurrente, la respuesta de Fs. 191, el auto concesorio del recurso de Fs. 192 vlta., el Dictamen del Fiscal General de la República de Fs. 195, los antecedentes procesales; y

CONSIDERANDO I: Que, tramitada la demanda conforme a ley, la Jueza del Trabajo y Seguridad Social de la ciudad de Tarija, en fecha 2 de junio de 2001, pronunció la sentencia de Fs. 164-165 declarando probada la demanda en todas sus partes, con costas, disponiendo que la Alcaldía Municipal de Tarija, a través de su representante legal, pague en favor de la demandante la suma de Bs. 7.962.- por concepto de indemnización, desahucio, vacación, aguinaldo y bono municipal.

Apelada la sentencia por la entidad demandada, la Sala Social y Administrativa de la Corte Superior del Distrito Judicial de Tarija emitió el auto de vista de 24 de septiembre de 2001, cursante a Fs. 186-187 de obrados, por el que confirma totalmente la sentencia apelada. Esta resolución motivó el recurso de casación que se analiza.

CONSIDERANDO II: Que, conforme tiene establecido este Tribunal Supremo en su amplia jurisprudencia, el recurso de casación se equipara a una demanda nueva de puro derecho en el que debe darse cumplimiento a los requisitos de procedencia establecidos en el Art. 258-2) del Cód. Pdto. Civ., es decir, citar en términos claros, concretos y precisos la sentencia o auto del que se recurriere, su folio dentro del expediente, la ley o leyes violadas o aplicadas falsa o erróneamente y especificar en qué consiste la violación, falsedad o error, ya se trate de recurso de casación en el fondo, en la forma o en ambos, precisamente a tiempo de formular el recurso y no fundamentarse anticipadamente ni suplirse posteriormente. A contrario sensu, este recurso no procede cuando el recurrente no fundamenta adecuadamente, en términos claros, concretos y precisos, la infracción de la ley, sea que se trate de recurso de casación en en fondo, en la forma o en ambos.

De la revisión del recurso, se colige que el recurrente no cumplió aquellos requisitos. En efecto, el recurso es concebido de manera confusa y ambigua, puesto que, inicialmente, no se especifica si aquél se lo formula en el fondo, en la forma o en ambos; posteriormente se limita a acusar la violación de disposiciones adjetivas laborales como son los Arts. 161-c) y 60 del Cód. Proc.Trab., para concluir solicitando que se case el auto de vista y se declare improbada la demanda, olvidando que, conforme está establecido en la uniforme jurisprudencia de este Tribunal Supremo, el recurso de casación en el fondo debe fundarse en errores "in judicando" o sea la violación de leyes sustantivas en la decisión de la causa debidamente identificadas a tenor del Art. 253 del Cód. Pdto. Civ., mientras que el recurso de casación en la forma o recurso de nulidad, debe fundarse en errores "in procedendo" o sea la violación de las formas esenciales del proceso, enumeradas en el Art. 254 de dicho cuerpo legal; de esta forma, ambos recursos se sustentan en causas distintas y persiguen efectos diferentes que no pueden confundirse entre sí. Finalmente, de manera por demás confusa, el recurrente acusa la violación de aquellas normas adjetivas laborales "...porque habiéndose determinado un fraude procesal, no se valoró el mismo sin aplicación de la sana crítica y la aplicación de la equidad, y se confirmó la demanda en todas sus instancias"(¿?)

En ese contexto, el recurso resulta ambiguo, insuficiente, y carente de la adecuada técnica jurídica necesaria para la formulación de este recurso extraordinario, haciendo inviable su consideración porque impide a este Tribunal Supremo abrir su competencia, correspondiendo, en consecuencia, resolverlo en la forma prevista en el Art. 272 inc. 2) del Cód. Pdto. Civ., aplicable al caso con la permisión contenida en el Art. 252 del Cód. Proc. Trab.

POR TANTO: La Sala Social y Administrativa Primera de la Corte Suprema de Justicia de la Nación, en ejercicio de la atribución prevista en el Art. 60-1) de la L.O.J., en desacuerdo con el Dictamen Fiscal de Fs. 195, declara IMPROCEDENTE el recurso de casación de Fs. 189 de obrados, con costas.

Se regula el honorario profesional de abogado en la suma de Bs. 500.-, que mandará pagar el Tribunal Ad quem.

Para sorteo y resolución de la causa, según convocatoria de Fs. 196, interviene el Ministro Eddy Wálter Fernández Gutiérrez, Presidente de Sala Social y Administrativa Segunda.

Relator: Ministro Dr. Jaime Ampuero García.

Regístrese, notifíquese y devuélvase.

Fdo. Dr. Jaime Ampuero García.

Dr. Eddy Wálter Fernández Gutiérrez.

Sucre, 06 de diciembre de 2006

Proveído: Ricardo Medina Stephens.- Secretario de Cámara