SALA SOCIAL Y ADMINISTRATIVA PRIMERA

Expediente Nº 538/01

AUTO SUPREMO Nº 029 - Social Sucre, 26 de octubre 2006.

DISTRITO: Cochabamba

PARTES: Filemón Paredes Pererira c/ Empresa Constructora "BARTOS" & Cía. S.A.

= = = = = = = = = = = = = = = = = = = = = = = = = = = = = = = = = = = = = = = = = = = = =

VISTOS: El recurso de nulidad de fs. 94-95, interpuesto por Juan Martín Valdivia Velásquez, en representación de Filemón Paredes Pereira, "contra el auto de vista de 02 de agosto de 2001", pronunciado por la Sala Social y Administrativa de la Corte Superior del Distrito Judicial de Cochabamba, dentro del proceso social por pago de beneficios sociales seguido por Filemón Paredes Pereira contra la Empresa Constructora "BARTOS" & Cía. S.A.; el auto concesorio del recurso de Fs. 100, los antecedentes del proceso; y

CONSIDERANDO I: Que, tramitada la demanda de fs. 17-18, interpuesta por Filemón Paredes Pereira, el Juez de Partido Segundo del Trabajo y Seguridad Social de la ciudad de Cochabamba, en fecha 1 de junio de 2001, pronuncia la sentencia de fs. 49 a 51 declarando probada en parte la acción intentada, disponiendo que la Empresa Bartos & Cía. pague en favor del demandante las sumas de Bs. 17.060,41; Bs. 8.855,61; Bs. 12.998,07 y Bs. 1.587,30, por los cuatro períodos de trabajo que prestó a dicha Empresa, respectivamente.

Apelada la sentencia por la Empresa demandada, la Sala Social y Administrativa de la Corte Superior del Distrito Judicial de Cochabamba emitió el auto de vista de fs. 92-93 por el que confirma la sentencia en cuanto se refiere al 3er. periodo de trabajo, con exclusión del desahucio y lo dispuesto por el 4to. Periodo de salarios devengados de marzo y abril de 1999, y REVOCA en lo que hace al 1er. y 2do. periodos, al estar prescrito el derecho a revisar el finiquito de fs. 27; disponiendo que el demandado pague al demandante la suma de Bs. 8.704,58, sin costas. Esta resolución motivó el recurso de nulidad que se analiza.

CONSIDERANDO II: Que, previamente, debe recordarse que el recurso de casación se equipara a una demanda nueva de puro derecho en el que, conforme establece el art. 258-2) del Cód. Pdto. Civ., debe citarse en términos claros, concretos y precisos la sentencia o auto del que se recurriere, su folio dentro del expediente, la ley o leyes violadas o aplicadas falsa o erróneamente y especificar en qué consiste la violación, falsedad o error, ya se trate de recurso de casación en el fondo, en la forma o en ambos, especificaciones que deberán hacerse precisamente en el recurso y no fundarse en memoriales o escritos anteriores ni suplirse posteriormente. A contrario sensu, este recurso no procede cuando el recurrente no fundamenta adecuadamente, en términos claros, concretos y precisos, la infracción de la ley.

En el recurso en análisis, se tiene que el recurrente no ha cumplido adecuadamente y a cabalidad los requisitos precedentemente expuestos. En efecto, el recurrente, en primer término, no señala el folio, dentro del expediente, de la resolución que recurre. Por otro lado, el recurso resulta ser ambiguo en su concepción, pues se anuncia como recurso de nulidad (recurso de casación en la forma) y finaliza solicitando que se aplique "la norma social con equidad y justicia , anulando y casando el auto de vista..." , sin discriminar ni diferenciar el recurso de casación en el fondo, que se funda en errores "in judicando" es decir la violación de leyes sustantivas debidamente identificadas al tenor del art. 253 del Código de Procedimiento Civil, del recurso de casación en la forma o recurso de nulidad que se funda en errores "in procedendo" o sea la violación de las formas esenciales del proceso enumeradas en el art. 254 de predicho cuerpo legal; y que ambos persiguen efectos diferentes que no pueden confundirse entre sí. Finalmente, lo más determinante es que en el recurso no se cita ni denuncia la vulneración de norma legal alguna, limitándose simplemente a mencionar algunas disposiciones legales como los arts. 150 del Código Procesal del Trabajo, 1503 y 1505 del Código Civil y la R.M. 383/62 de 13 de junio de 1962.

No habiéndose dado cumplimiento al presupuesto legal establecido en el Art. 258-2) del Código de Procedimiento Civil, y careciendo el recurso de la adecuada técnica jurídica necesaria para la formulación de este recurso extraordinario, como se tiene dicho, se hace inviable su consideración porque impide a este Tribunal Supremo abrir su competencia; correspondiendo, en consecuencia, resolverlo en la forma prevista en el art. 272 inc. 2) del Código de Procedimiento Civil, aplicable al caso con la permisión contenida en el art. 252 del Código Procesal del Trabajo

POR TANTO: La Sala Social y Administrativa Primera de la Corte Suprema de Justicia de la Nación, con la facultad conferida por el Art. 60-1) de la Ley de Organización Judicial, declara IMPROCEDENTE el recurso de Fs. 94 a 95, con costas.

Sin lugar a la regulación de honorario profesional de abogado, por no haber sido respondido el recurso.

Para sorteo y resolución de la causa, según la convocatoria de Fs. 104, interviene el Ministro Juan José González Osio, de Sala Social y Administrativa Segunda.

Fdo. Dr. Jaime Ampuero García.

Dr. Juan José González Osio.

Sucre, 26 de octubre 2006

Proveído: Ricardo Medina Stephens.- Secretario de Cámara