SALA SOCIAL Y ADMINISTRATIVA PRIMERA

Expediente Nº 534/01

AUTO SUPREMO Nº 028 - Social Sucre, 26 de octubre 2006.

DISTRITO: Cochabamba

PARTES: Marina Rodríguez de Pantoja c/ Ramiro Alborta Rodríguez.

= = = = = = = = = = = = = = = = = = = = = = = = = = = = = = = = = = = = = = = = = = = = =

VISTOS: El recurso de casación de Fs. 81 a 83, interpuesto por Ramiro Alborta Rodríguez, contra el Auto de Vista de Fs. 78, pronunciado por la Sala Social y Administrativa de la Corte Superior de Justicia de Cochabamba, dentro del proceso social seguido por Marina Rodríguez de Pantoja contra el recurrente, sobre pago de beneficios sociales; los antecedentes del proceso, y

CONSIDERANDO I: Que planteada la demanda a Fs. 3 a 4 por Marina Rodríguez de Pantoja contra Ramiro Alborta, la Jueza Primero del Trabajo y Seguridad Social de Cochabamba, a Fs. 55-56 pronuncia Sentencia Fs. 55-56 declarando PROBADA en parte la demanda, condenando al demandado al pago de los beneficios sociales reclamados.. En grado de apelación, la Sala Social y Administrativa de la Corte Superior del Distrito Judicial de Cochabamba, a Fs. 78 emite el Auto de Vista CONFIRMANDO la sentencia apelada; fallo que motivó el recurso de casación de Fs. 81 a 83 que se pasa a analizar.

CONSIDERANDO II: Que de la revisión del contenido del recurso, se establece que este, no cumple con los requisitos formales exigidos por el Art. 258-2 del Código de Procedimiento Civil, referido a la cita clara, concreta y precisa de la ley o leyes violadas, y la obligación de especificar en el escrito recursivo en qué consiste la violación, falsedad o error, ya se trate de recurso de casación en el fondo, en la forma o en ambos.

La conclusión anterior, se funda en el hecho que el recurrente acusa en términos generales error de hecho y de derecho en la apreciación de la prueba sin discriminar ni especificar cuál el error de hecho y cuál el de derecho y, lo más determinante, sin citar ni denunciar la vulneración de ninguna norma legal de modo que permita abrir la competencia de este Tribunal a los fines del Art. 274 del Código de Procedimiento Civil, esto es, para el caso de haber lugar a la casación aplicar la norma o leyes conculcadas y que fueron así denunciadas.

Que, la causal de casación de fondo por error de hecho y de derecho prevista por el Art. 253-3) del Código de Procedimiento Civil, obliga al recurrente al cumplimiento de los requisitos señalados por el Art. 258-2) del mismo adjetivo civil; de ahí que, el citado artículo 258-2), constriñe citar en términos claros, concretos y precisos la ley o leyes violadas o aplicadas falsa o erróneamente, independientemente de que se trate de error de hecho o de derecho en la apreciación de la prueba; al no haber dado cumplimiento, el recurrente, a este presupuesto legal, como se tiene dicho, no permite abrir la competencia de este Tribunal, por lo que corresponde observar la disposición contenida en el Art. 272-2) del Código de Procedimiento Civil, aplicable en la materia con la permisión de la norma remisiva contenida en el Art. 252 del Código Procesal del Trabajo.

POR TANTO: La Sala Social y Administrativa Primera de la Corte Suprema de Justicia de la Nación, con la facultad conferida por el Art. 60-1) de la Ley de Organización Judicial, declara IMPROCEDENTE el recurso de Fs. 81-83, con costas.

Se regula el Honorario Profesional de abogado en la suma de Bs. 500.-, que mandará pagar el Tribunal Ad quem.

Para sorteo y resolución de la causa, según la convocatoria de fs. 92, interviene el Ministro Juan José González Osio, de Sala Social y Administrativa Segunda.

Fdo. Dr. Jaime Ampuero García.

Dr. Juan José González Osio.

Sucre, 26 de octubre 2006

Proveído: Ricardo Medina Stephens.- Secretario de Cámara