SALA SOCIAL Y ADMINISTRATIVA PRIMERA

Expediente N° 504/01

AUTO SUPREMO N° 002 - Social Sucre, 20 de enero de 2006.

DISTRITO: La Paz

PARTES: Olga Uria Quintela c/ Empresa "WACKENHUT BOLIVIA S.A."

RELATOR: MINISTRO DR.- Alberto Ruiz Pérez.


VISTOS: El Recurso de Casación de fs. 235-236, interpuesto por Pablo Schenld Gerente General de la empresa "WACKENHUT BOLIVIA S.A.", contra el Auto de Vista 192/01 de 7 de agosto de 2001 cursante a fs. 232 y vlta., pronunciado por la Sala Social y Administrativa Primera de la Corte Superior del Distrito Judicial de La Paz, dentro el proceso social seguido por Olga Uria Quintela contra la empresa que representa el recurrente, los antecedentes del proceso; y

CONSIDERANDO: Que, tramitado el proceso social, la Jueza de Partido Sexto de Trabajo y Seguridad Social de la ciudad de La Paz pronunció sentencia a fs. 205-210, declarando PROBADA en parte la demanda, disponiendo que la empresa demandada, a través de su representante legal, cancele al demandante beneficios sociales de indemnización, desahucio, vacaciones y aguinaldo por duodécimas, sueldos devengados de junio a octubre y duodécimas de noviembre por la gestión 1998 y primas también por duodécimas en el monto de Bs. 46.870,51.

En grado de apelación, la Sala Social y Administrativa Primera de la Corte Superior del Distrito Judicial de La Paz, emitió el Auto de Vista de fs. 232 y vlta, que CONFIRMO la sentencia apelada, modificando el monto de los beneficios sociales a Bs. 44.154,91, excluyendo el monto de la prima anual.

Dicho fallo motivó el recurso de casación interpuesto por Pablo Schneld, Gerente General de la empresa "WACKENHUT BOLIVIA S.A.", acusando mala aplicación del art. 13 de la Ley General del Trabajo, porque el documento de fs. 1-2, no demuestra ningún retiro forzoso sino, más bien, contiene una solicitud para que la demandante desocupe el ambiente que ocupaba como Vice-Presidenta del Directorio, debido a que en dicho lugar funcionaría el área de capacitación de guardias; tampoco se puede considerar las literales de fs. 40 a 44 como retiro intempestivo, por el contrario éste tiene que ser concreto y preciso. Asimismo acusa la vulneración de los DD.SS Nº 1592 y 11478 de 19/04/49 y 16/05/74 respectivamente, puesto que al no haber retiro forzoso sino voluntario y al no cumplir con 5 años de trabajo contínuo se considera abandono del cargo, con derecho al pago, únicamente, de los beneficios sociales colaterales de vacación, el aguinaldo, etc. y no así los beneficios de desahucio e indemnización.

CONSIDERANDO: Que, así expuestos los fundamentos del recurso, los antecedentes procesales, en el marco de lo exclusivamente peticionado en el mismo, se establecen los siguientes extremos:

I. La doctrina y la jurisprudencia sentada por este Tribunal, sostuvo que, la extinción del contrato de trabajo, se produce por algunas de las causales admitidas por ley, distracto que también puede producirse por decisión de una de las partes sin que medie causa justa imputable a la otra. La relación laboral tiene que desarrollarse de tal manera que el cumplimiento de las obligaciones a cargo de cada una de las partes, se realice de buena fe, como "buen trabajador" y como "buen empleador"; por consiguiente, todo hecho que altere la normal armonía que exige la relación obrero patronal, puede dar motivo a su extinción y frente al incumplimiento de una parte, la otra queda habilitada para resolver el contrato.

En este sentido, cuando la disolución contractual, excepto los casos de trabajo eventual, se opera como consecuencia de la decisión adoptada por una de las partes sin que exista justa causa imputable a la otra, debe ser notificada con una anticipación que fija la ley, para evitar que el empleado quede en una situación de desamparo y el empleador perjudicado. De cumplirse con esta exigencia, tanto el trabajador como el empleador, aplicando el principio de buena fe que debe regir las relaciones, según sea el caso, pueden adoptar las medidas pertinentes (búsqueda de nuevo empleo, ocupación y reemplazante).

II. Partiendo del razonamiento anterior, el recurrente reclama que no hubo retiro forzoso e intempestivo, sino que la demandante abandonó su cargo en forma voluntaria, observándose en obrados que:

Durante la vigencia de la relación laboral (1º de junio de 1995 hasta el 28 de noviembre de 1998), la demandante ejerció el cargo de auditora interna de la empresa WACKENHUT BOLIVIA S.A. y según consta a fs. 152, el 28 de mayo de 1998, mediante Acta de Reunión del Directorio de dicha empresa, fue nombrada Vicepresidenta del Directorio, cargos que ejerció en forma simultánea.

Posteriormente, se tiene a fs. 157 que, el 13 de noviembre de 1998, en reunión del Directorio con la mayor participación accionaria dentro de la empresa, se decidió la nueva elección de las personas que formarían parte del mismo, en el que no resultó ratificada ni elegida la demandante, por ello, el nuevo Vicepresidente elegido y designado fue el Ing. Luís Fernando Canedo.

Ahora bien, como consecuencia de esta reunión de Directorio nace la carta de fs. 1-2 de 23 de noviembre de 1998, mediante la cual se hace conocer a la actora los resultados de la elección de las personas que formarían parte del nuevo Directorio y se le comunica, que "...el directorio resolvió instruir al gerente general para que este tome las medidas pertinentes que conlleven a la creación de una Gerencia de Operaciones y un aula de capacitación de guardias. En vista de las restricciones de espacio existentes en el actual domicilio de la sociedad, el Directorio determinó destinar de inmediato a la Gerencia de Operaciones y a la referida Aula de Capacitación, todo el ambiente de la planta baja, que anteriormente era utilizado por la ahora inexistente Gerencia de ventas y por la Vicepresidencia del Directorio (...) con el objeto de permitir que la presente Resolución de Directorio pueda ser llevada a la práctica de inmediato, mucho le agradeceremos que tenga usted la gentileza de proceder a entregar en el centro de control de "Wachenhut Bolivia S.A.", las llaves pertenecientes en el escritorio que solía emplear cuando ejercía las funciones de Vicepresidenta del Directorio, previo retiro, claro está, de los objetos de su propiedad, que aún permanecen en dicho escritorio...".

III. En el presente caso, calificando con precisión su naturaleza, se concluye que no hubo despido intempestivo de la demandante del cargo de "Vice-presidenta del Directorio" que ostentaba dentro de la empresa, sino que, sencillamente cesó en su nombramiento temporal y que mediante la misiva de fs. 1-2 se le comunicó que debido a la restricción de espacio, el Directorio resolvió crear el funcionamiento de una Gerencia de Operaciones en los ambientes que ocupaba la actora; por lo que, de la revisión minuciosa de las referidas literales, se advierte que los jueces de instancia, no examinaron los hechos fácticos relevantes, ni compulasaron la prueba correctamente, originando una errónea aplicación del art. 13 de la Ley General del Trabajo. Resultando por ello, que la actora no tiene derecho al pago de los beneficios sociales reclamados referidos a la indemnización y el desahucio, sino tan solo a las vacaciones y aguinaldo por duodécimas, derechos además que son reconocidos por la empresa demandada en el memorial del recurso de casación , advirtiéndose la subordinación jurídica dentro de la relación laboral.

IV. Respecto de los sueldos devengados por los meses de junio a octubre y 23 días de noviembre de la gestión 1998, corresponde sean cancelados por la empresa demandada debido a que no presentó prueba de descargo que demuestre lo contrario, incumpliendo así lo dispuesto por los arts. 66 y 150 del Código de Procedimiento Laboral.

V. Finalmente, conforme se tiene expuesto, corresponde pronunciarse en el marco del art. 274-II del Código de Procedimiento Civil, aplicable en la materia con la permisión de la norma remisiva contenida en el art. 252 del Código Procesal del Trabajo.

POR TANTO: La Sala Social y Administrativa Primera de la Corte Suprema de Justicia de la Nación, con la atribución contendida en el art. 60 inc. 1) de la Ley de Organización Judicial, CASA parcialmenteel auto de vista de fs. 232 y vlta., disponiendo el pago de Bs. 24.151,32.- por concepto de vacaciones de las gestiones 97/98 y aguinaldo por duodécimas, además de sueldos devengados, sin lugar al pago de indemnización y desahucio, ni prima, conforme al siguiente detalle:

Tiempo de servicios: 3 años 5 meses y 22 días

Sueldo promedio indemnizable: Bs. 3.259,93.-

Vacaciones Gestión 97 y 98 Bs. 2.435,89.-

Aguinaldo 10 meses y 23 días Bs. 2.924,88.-

Sueldos devengados jun a oct y 23 días de nov. Bs. 18.798,93.-

Total a cancelar Bs. 24.159,70.-

Para resolución según convocatoria de fs. 251, interviene el Ministro Dr. Juan José González Osio, de Sala Social y Administrativa Segunda.

Ministro relator: Dr. Alberto Ruiz Pérez.

Regístrese, notifíquese y devuélvase.

Fdo. Dr. Alberto Ruiz Pérez.

Dr. Carlos Rocha Orosco.

Dr. Juan José González Osio.

Sucre, 20 de enero de 2006.

Proveído: Ricardo Medina Stephens.-Secretario de Cámara.