TRIBUNAL SUPREMO DE JUSTICIA

SALA PENAL

AUTO SUPREMO Nº 658/2014-RA

Sucre, 19 de noviembre de 2014


Expediente                : Cochabamba 87/2014        

Parte acusadora        : Ministerio Público

Parte imputada        : Andrés Parra Camacho

Delito                : Violación de Niño, Niña o Adolescente

RESULTANDO


Por memorial presentado el 14 de octubre de 2014, cursante de fs. 164 a 169, Andrés Parra Camacho, interpone recurso de casación, impugnando el Auto de Vista 59 de 4 de agosto de 2014 (fs. 152 a 156), pronunciado por la Sala Penal Segunda del Tribunal Departamental de Justicia de Cochabamba, dentro del proceso penal seguido por el Ministerio Público en contra del recurrente, por el delito de Violación de Niño, Niña o Adolescente incurso en la sanción del art. 308 bis, con las agravantes previstas en los incs. 3) y 4) del art. 310, ambos del Código Penal (CP).

I. ANTECEDENTES DEL PROCESO


De la revisión de los antecedentes venidos en casación se establece lo siguiente:


  1. En mérito a la acusación fiscal (fs. 2 a 4 vta.) y desarrollada la audiencia de juicio oral, por Sentencia 05/2012 de 12 de marzo (fs. 127 a 131), el Tribunal Primero de Sentencia, del Tribunal Departamental de Justicia de Cochabamba, declaró a Andrés Parra Camacho, autor y culpable del delito de Violación de Niño, Niña o Adolescente, previsto y sancionado por el art. 308 bis, con las agravantes señaladas en los incs. 3) y 4) del art. 310, ambos  del CP, imponiéndole la pena de veinticuatro años de presidio sin derecho a indulto a cumplir en el Centro de Rehabilitación “El Abra”, con costas a favor del Estado y de la víctima.

  1. Contra la mencionada Sentencia, el abogado defensor de oficio del imputado Andrés Parra Camacho, interpuso recurso de apelación restringida (fs. 136 a 139), motivando el pronunciamiento del Auto de Vista 59 de 4 de agosto de 2014, que declaró improcedente el recurso de apelación restringida y confirmó la Sentencia impugnada.


  1. Notificado el imputado Andrés Parra Camacho con el referido Auto de Vista el 7 de octubre de 2014 (fs. 157),  interpone recurso de casación, el 14 del mismo mes y año, que es motivo de autos.


II. DE LOS MOTIVOS DEL RECURSO DE CASACIÓN


Del memorial que cursa de fs. 164 a 169, se extraen los siguientes motivos del recurso de casación:


  1. Luego de referir a manera de antecedentes que, fue condenado por el delito de Violación de Niño, Niña o Adolescente, con la pena de veinticuatro años de presidio sin derecho a indulto y ratificada por el Tribunal de alzada, como primer motivo denuncia errónea aplicación de la ley sustantiva, refiriendo que el Ministerio Público le acusó la comisión del delito de Violación de Niño, Niña o Adolescente, previsto y sancionado por el art. 308 bis, con las agravantes señaladas en los incs. 3) y 4) del art. 310 del CP, a cuyo efecto el Tribunal de juicio, lo condenó como autor y culpable del mismo, pese a no haberse demostrado que él hubiese estado a cargo de la educación, custodia o en situación de dependencia o autoridad de la víctima, o que la hubiese sometido a condiciones vejatorias; igualmente sostiene que el Ministerio Público, no probó objetivamente la acusación, por cuanto las pruebas presentadas eran ambiguas y no fueron suficientes para una sentencia condenatoria, tampoco se acreditó la existencia de agravantes conforme los arts. 171 y 205 del Código de Procedimiento Penal (CPP), ni la existencia de penetración, fuerza o intimidación que hubiera ejercido sobre la víctima. Finalmente, afirma que la pena de veinticuatro años de presidio se emitió simplemente para subsanar la negligencia del Ministerio Público, puesto que los hechos que motivaron el juicio en ningún momento se adecuaron al delito endilgado, incurriendo así en defecto de sentencia señalado en el inc. 1) del art. 370 CPP, vulnerándose el art. 365 párrafo primero del mismo Código.


  1. Como segundo motivo, denuncia falta de individualización del imputado, defecto de sentencia incurso en el inc. 2) del art. 370 del CPP, expresando que el Ministerio Público refirió que el hecho existió, pero no se pudo identificar al agente que cometió el hecho; lo que demuestra  que no se demostró que su persona sea el autor intelectual y material del delito.


  1. Como tercer motivo, el recurrente señala falta de enunciación del hecho objeto del juicio [art. 370 inc. 3) del CPP], al respecto, invocando la “Sentencia Constitucional 0366/2005-R”(sic), refiere que la sentencia no realizó una adecuada enunciación de los hechos objeto del juicio, esto porque la acusación como fundamento fáctico señaló que su persona cometió el delito de Violación de Niño, Niña o Adolescente; sin embargo, no se determinó el lugar y fecha en que se consumó las agresiones sexuales, de igual forma, se presumió la edad de la víctima, doce años, sin prueba que asevere ese extremo, lo que demuestra que no se probó objetivamente su participación en el hecho.


  1. Como cuarto motivo, el recurrente denuncia que la “Sentencia se basó en medios o elementos probatorios no incorporados legalmente al juicio o incorporados por su lectura en violación a las normas de este título (art. 370-4 CPP)”(sic), habiendo llegado el Tribunal de mérito a la convicción de que es culpable, en base a elementos de prueba producidos en el juicio oral, como la documental consistentes en actas y certificados, material y testifical; empero, dichas pruebas no demostraron el delito, ni sirvieron de sustento de la acusación fiscal, se judicializaron ilegalmente contraviniendo el ordenamiento procesal penal, por cuanto no todas las pruebas fueron reconocidas por los personeros que las elaboraron; reitera que se presentó una fotocopia simple de la cedula de identidad de la supuesta víctima, no siendo este un documento idóneo para acreditar la edad, al respecto, el Tribunal de alzada se limitó a corroborar una simple copia de la cedula de identidad con el certificado médico.





  1. Como quinto motivo, denuncia falta de fundamentación de la Sentencia o que esta sea insuficiente o contradictoria, [art. 370 inc. 5) del CPP], argumentando que la fundamentación de la sentencia debe responder a una correlación lógica entre la acusación y las pruebas y conforme la doctrina, la fundamentación debe ser objetiva, descriptiva, probatoria, debe contener una relación circunstanciada real y objetiva de los hechos ilícitos sometidos a juzgamiento; en el caso, no se cumplió con lo establecido en el art. 124 del CPP, puesto que la sentencia observada, tomó en cuenta sólo los hechos fácticos durante la sustanciación del juicio oral y la prueba producida por los acusadores, omitiendo plasmar en la Sentencia los alegatos de la defensa y realizar sobre los mismo un análisis conforme a la sana crítica, extremo que asegura contradice a la Sentencia Constitucional (SC) 1369/2001 y al Auto Supremo 342 de “28 de 2006”, por lo que considera que se vulneraron los principios de imparcialidad, igualdad de las partes y el debido proceso.


  1. Como sexto motivo, denuncia valoración defectuosa de la prueba, art. 370 inc. 6) del CPP, señalando que el Tribunal realizó una narración  subjetiva generalizadora, presumiendo elementos y acciones no probadas en juicio, existiendo valoración defectuosa de la prueba  porque no le asigna el valor correspondiente a la prueba presentada de su parte, aferrándose a la narración de los acusadores, de tal forma que no se enmarca en las previsiones contenidas en los arts. 124 y 359 del CPP, incurriendo en defecto de sentencia contenido en el art. 370 inc. 6) del mismo cuerpo legal.


Finalmente, el recurrente solicita se disponga la nulidad del juicio y la reposición por otro Tribunal de Sentencia, Asimismo, con el título de precedentes contradictorios, señala que ante la eventualidad de un fallo negativo a sus intereses, anuncia recurso de revisión de sentencia, invocando como precedentes varios Autos Supremos.


III. REQUISITOS QUE HACEN VIABLE LA ADMISIÓN DEL RECURSO DE  CASACIÓN


El art. 180.II de la Constitución Política del Estado (CPE), garantiza el principio de impugnación en los procesos judiciales, que se constituye a su vez en una garantía judicial conforme lo determinan los arts. 8.2 inc. h) de la Convención Americana sobre Derechos Humanos y 14.5 del Pacto Internacional de Derechos Civiles y Políticos; debiendo los sujetos procesales, a tiempo de interponer los distintos recursos que la norma adjetiva prevé, observar las condiciones de tiempo y forma establecidas por la ley conforme la disposición contenida en el art. 396 inc. 3) del CPP.


En este contexto, el art. 416 del CPP, establece que el recurso de casación procede para impugnar Autos de Vista, dictados por los Tribunales Departamentales de Justicia, que sean contrarios a otros precedentes pronunciados por las Salas Penales de estos Tribunales o del Tribunal Supremo de Justicia; entendiéndose que existe contradicción cuando en una situación de hecho similar, el sentido jurídico que se asigna al Auto de Vista impugnado no coincida con el o los precedentes invocados, sea por haberse aplicado normas distintas o una misma norma con diverso alcance; pues debe tenerse presente, que en el actual régimen de recursos establecido por el Código de Procedimiento Penal, el recurso de casación dada su función nomofiláctica, tiene como función que el Tribunal Supremo de Justicia desarrolle la tarea de unificar la jurisprudencia, a fin de garantizar la aplicación correcta y uniforme de la ley penal, por razones de seguridad jurídica y respecto al derecho a la igualdad, de forma que todo ciudadano tenga la certeza y seguridad que la norma procesal y material será efectivamente aplicada por igual; además, esta labor se halla reconocida por el art. 42 de la Ley del Órgano Judicial (LOJ), que establece entre otras atribuciones de las Salas especializadas de éste Tribunal, la de sentar y uniformar jurisprudencia, resultando en el caso particular de las Salas Penales, que ante la interposición del recurso de casación, les corresponde en base al derecho objetivo, establecer la existencia o no de contradicción entre el fallo impugnado con los precedentes invocados.

Por otra parte, para la admisibilidad del recurso de casación es menester observar los requisitos prescritos en los arts. 416 y 417 del citado cuerpo legal, cuales son:


i)        Interposición del recurso de casación dentro de los cinco días siguientes a la notificación con el Auto de Vista impugnado o en su caso con el Auto de Complementación, ante la Sala que emitió la resolución impugnada.


ii)        Invocación del precedente contradictorio a tiempo de la interposición del recurso de apelación restringida, debiendo el recurrente señalar en términos claros y precisos la contradicción existente entre el Auto de Vista impugnado y el precedente invocado; es decir, este requisito constituye una carga procesal para el recurrente de efectuar la debida fundamentación sobre la existencia de precedentes contradictorios entre la resolución judicial impugnada con otros precedentes consistentes en Autos Supremos emitidos por las Salas Penales del Tribunal Supremo de Justicia o Autos de Vista pronunciados por los Tribunales Departamentales de Justicia; los cuales deberán ser expuestos de forma clara y precisa, a partir de la comparación de hechos similares y de las normas aplicadas con sentidos jurídicos diversos; especificando en qué consisten los defectos del pronunciamiento impugnado, las disposiciones inobservadas o erróneamente aplicadas, cuáles serían los preceptos que debieran aplicarse y la solución pretendida.

Esto significa que, no basta la simple mención, invocación, trascripción del precedente, ni la fundamentación subjetiva del recurrente respecto a cómo cree que debió ser resuelta la alegación; sino, la adecuación del recurso indefectiblemente a la normativa legal, para que a partir de ello, este Tribunal de Justicia, pueda cumplir con su competencia (art. 419 del CPP), sin que pueda considerarse a este medio de impugnación una nueva oportunidad de revisión del fallo de mérito.

iii)        Como única prueba admisible se acompañará copia del recurso de apelación restringida, pues el precedente contradictorio deberá ser invocado a tiempo de su interposición; a menos que la Sentencia le fuera inicialmente favorable a la parte y por lo tanto aquella resolución judicial no le genere agravio alguno, sino que éste surge en apelación cuando se dictó el Auto de Vista; caso en el cual, el recurrente tiene la carga procesal de invocar el precedente contradictorio en el momento de interponer el recurso de casación.


El precepto legal contenido en el citado art. 417 de la Ley Adjetiva Penal, concluye


señalando que el incumplimiento de dichos requisitos determinará la declaración de inadmisibilidad del recurso.


IV. ANÁLISIS SOBRE EL CUMPLIMIENTO DE DICHOS REQUISITOS


El recurso de casación, condiciona su admisión al cumplimiento de los requisitos previstos en los arts. 416 y 417 del CPP, constituyendo el plazo para su interposición y la obligación de señalar la contradicción con los precedentes citados en términos precisos, requisitos que deben ser examinados por el Tribunal Supremo de Justicia, porque del cumplimiento de los mismos depende que esta instancia, declare admisible o inadmisible el recurso, situación que tiene trascendental importancia a objeto de que este Tribunal pueda confrontar sobre la base de criterios ciertos y objetivos, la veracidad o no de cada uno de los motivos que hacen al recurso de casación.


En el caso de autos, se advierte que el recurrente fue notificado con el Auto de Vista impugnado, el 7 de octubre de 2014 (fs. 157) y presentó recurso de casación 14 de octubre del mismo mes y año, conforme se acredita por la intervención notarial de fs. 169 y vta.; es decir, dentro del plazo de los cinco días que señala el art. 417 del CPP.


Con relación al requisito de fondo, el recurrente denunció seis motivos, en cinco de los cuales, denuncia defectos de la sentencia referentes a: Errónea aplicación de la Ley sustantiva, falta de individualización del imputado, falta de enunciación del hecho objeto del juicio, que la sentencia se basó en medios o elementos probatorios no incorporados legalmente al juicio y defectuosa valoración de la prueba, incursos en los incs. 1), 2), 3), 4) y 6) del art. 370 del CPP; sin embargo, no cumplió con su obligación de invocar los precedentes presuntamente contradictorios en relación al Auto de Vista impugnado, omitiendo especificar cuál el agravio que provocó la Resolución de alzada, explicando claramente en qué consistiría la situación de hecho similar y la contradicción con la doctrina legal en la que habría incurrido, conforme a la exigencia establecida en el art. 416 del CPP, para que este Tribunal, en virtud a la competencia que le asigna el art. 419 del CPP, con relación al art. 42 de la LOJ, en caso de ser evidente la denuncia efectuada, ingrese al análisis de fondo del recurso de casación y proceda a enmendar posibles errores y omisiones cometidas por el Tribunal de apelación, requisitos ineludibles para decretar la admisibilidad del recurso, obligación que tiene trascendental importancia, pues su observancia posibilita el análisis de contradicción a efectuarse en una Resolución de fondo.


Por otro parte, se debe considerar que el motivo quinto, referente a la denuncia de falta de fundamentación de la sentencia o que sea insuficiente y contradictoria, se advierte que si bien el recurrente invocó el Auto Supremo 342 de “28 de 2006”, se constata que en similar sentido que en el anterior párrafo, omite explicar en términos claros y precisos, cuál la contradicción de los razonamientos asumidos en el Auto de Vista recurrido con el precedente invocado, dado que el recurrente únicamente se limita a cuestionar el contenido de la Sentencia, afirmando llanamente que el Auto de Vista carece de fundamentación, provocando con la referidas falencias, se determine su inadmisión. Con relación a los Autos Supremos invocados bajo el título de precedentes contradictorios, conforme  lo expresado por el recurrente, sirven de sustento de una eventual solicitud de revisión extraordinaria de sentencia, más no fueron citados como emergencia del recurso de casación, debiendo aclararse asimismo que, respecto a la cita de la SC 1369/2001, conforme establece el art. 416 del CPP, únicamente constituyen precedentes contradictorios los Autos de Vista emitidos por los Tribunales Departamentales de Justicia y los Autos Supremo pronunciados por este Tribunal, no pudiendo efectuarse la labor de contrastación con una sentencia constitucional.


Finalmente, es preciso aclarar que los motivos primero, cuarto, quinto y sexto, fueron denunciados en apelación restringida y resueltos por el Tribunal de alzada; empero, el recurrente en los motivos segundo y tercero, denuncia falta de individualización del imputado, falta de enunciación del hecho objeto del juicio, pretendiendo que este Tribunal conozca de manera directa esos defectos de sentencia, sin que hubiesen sido objeto de impugnación y conocimiento del Tribunal de apelación; siendo otro motivo más para no abrir la competencia de este Tribunal, por lo que corresponde declarar la inadmisibilidad del recurso.


POR TANTO

La Sala Penal del Tribunal Supremo de Justicia, con la facultad reconocida en el art. 418 del CPP, declara INADMISIBLE el recurso de casación interpuesto por Andrés Parra Camacho, que cursa de fs. 164 a 169.

Regístrese, hágase saber y devuélvase.