TRIBUNAL SUPREMO DE JUSTICIA

SALA PENAL LIQUIDADORA

AUTO SUPREMO Nº:

692/2014

Fecha:

11 de noviembre de 2014

Expediente:

148/10-La Paz

Acusación:

Ministerio Público.

Imputados:

Rosario Nina Alanoca

Delito:

Suministro de Sustancias Controladas.

Recurso:

Casación Resolución de fondo

IANUS:

201199201000568

Magistrado Relator:

Abg. Iván Lima Magne


VISTOS: El Auto Supremo Nº 614/2014 dictado por la Sala Penal Liquidadora del Tribunal Supremo de Justicia que determina ingresar a conocer el fondo de los derechos alegados y establecer la existencia de contradicción entre el Auto de Vista impugnado y la doctrina legal vinculante establecida por la Jurisprudencia vigente del Tribunal Supremo de Justicia. 

I.- DEL RECURSO DE CASACION.

1. ANTECEDENTES.- Determinada la admisibilidad del recurso, se analizara el recurso presentado en consideración de la problemática planteada por la recurrente. El Sistema de Recursos definido por la Ley 1970 (es compatible con la Constitución Política del Estado y el Pacto de San José de Costa Rica) está regido por el derecho a la fundamentación de las decisiones judiciales, asumiendo que la actuación de los Tribunales de Sentencia, los Tribunales Departamentales y el Tribunal Supremo de Justicia, conforman una unidad coherente y lógica que da respuesta al ciudadano y corrige su actuación en los aspectos vulnerados y preserva las actuaciones cumplidas que no han generado una afectación al debido proceso. En consecuencia y según  los fundamentos expuestos con relación al derecho constitucional de la doble instancia y el derecho a la fundamentación de las decisiones Judiciales, se analiza la presente causa a fin de resguardar el derecho de las partes a la impugnación en los términos establecidos por la Constitución Política del Estado.

2. MOTIVO DEL RECURSO.- El recurso de casación presentado por Rosario Nina Alanoca, el 4 de octubre de 2010, cursante a fojas 532 a 533 en el que, sostiene los siguientes argumentos:

2.1. Considera que no se aplicó correctamente las normas legales que regulan la tentativa del ilícito acusado.

2.2 Denuncia la existencia de defecto absoluto por no existir la firma de una Juez  Ciudadana en la Sentencia.

3. PETITORIO.-  La recurrente solicita se emita Auto Supremo declarándola Autora del delito Suministro de Sustancias Controladas en grado de Tentativa, tipificado y sancionado en el art. 51 de la Ley N° 1008 con relación al art. 8 de Código Penal, condenándola a la  pena de 5 años y 4 meses de presidio en el Centro de Orientación Femenina de Obrajes.

II.- ACTUACIONES PROCESALES VINCULADAS AL RECURSO.

4.  El Tribunal considera que las siguientes actuaciones deben ser consideradas y analizadas como el contexto que determina su decisión: La Sentencia N° 02/2010, dictada por el Tribunal Tercero de Sentencia Penal del Distrito Judicial de La Paz, el 11 de marzo de 2010, cursante a fojas 489 a 494 de obrados, que condenó a Rosario Nina Alanoca a la pena de 8 años de presidio por la comisión del delito establecido en el art. 51 con relación al 33 inc. i) de la Ley N° 1008, asimismo se tiene presente el Auto de Vista Nº 215/2010 de 20 de septiembre de 2010, pronunciado por la Sala Penal Tercera de la Corte Superior del Distrito Judicial de La Paz, que declaró Improbada la apelación interpuesta por la imputada confirmando la sentencia apelada.

Con el fin de considerar de forma clara la decisión en la presente causa es importante analizar las determinaciones con relación a la responsabilidad penal de la imputada:

4.1. Los hechos determinados por la Sentencia en cuanto a la recurrente: a) Que, la procesada Rosario Nina Alanoca fue sorprendida en flagrancia en posesión de 100 gramos de sustancias controladas en la Ceja de El Alto, que en la requisa personal se le encontró con un bolsón de mano de color negro multicolor con envoltorios pequeños de bolsa nylon conteniendo en su interior una sustancia con olor y característica a cocaína; b) Que la sustancia controlada sometida a la prueba de campo dio positivo para “Cocaína”; c) Que la imputada de manera voluntaria señalo que la sustancia encontrada en su poder era para ser entregada por encargo de la Sra. Roxana.  Los hechos acreditados en juicio oral y en aplicación del principio Iura novit curia y la calificación provisional de los hechos, determinaron que la conducta de la imputada se adecuó el tipo penal de Suministro de Sustancias Controladas: 

- ARTÍCULO 51º.- SUMINISTRO: El que suministrare ilícitamente a otras sustancias controladas, será sancionado con presidio de ocho a doce años y mil a dos mil días de multa, cualquiera sea la cantidad suministrada.

4.2. Como consecuencia de los hechos juzgados se ha determinado que la imputada fue sorprendida en posesión ilícita de sustancias controladas.

4.3. En la sentencia se comprobó que los hechos puestos a su consideración y valoración generaba responsabilidad de la imputada.

III.- VERIFICACIÓN DE LA EXISTENCIA DE CONTRADICCIÓN CON EL PRECEDENTE INVOCADO EN EL RECURSO.

5. DOCTRINA LEGAL APLICABLE ASUMIDA EN EL PRECEDENTE.- El recurso de casación formulado por la imputada cita como precedentes contradictorios los Autos Supremos:

6.- RESOLUCIÓN DEL CASO CONCRETO.- De la revisión de antecedentes, se tiene que tanto en la emisión de la Sentencia, como en el Auto de Vista  recurrido se tomó en cuenta todos los aspectos que hicieron al proceso penal puestos a consideración de este Tribunal de Casación, en consecuencia se debe tener presente los siguientes aspectos:

6.1. Al segundo punto referido a que  no se aplicó correctamente la tentativa en el ilícito acusado. Sobre la falta de aplicación del art. 8 del Código Penal, al no haberse considerado la  “tentativa” en el delito de Suministro de Sustancias Controladas, se tiene que la ex Corte Suprema de Justicia y el actual Tribunal Supremo de Justicia ha establecido que, los delitos inmersos en el régimen de Sustancias Controladas, son de carácter formal, no de resultado, configurándose en forma instantánea a tiempo de iniciada su ejecución; y, en el caso presente el delito de Suministro de Sustancias Controladas se consolidó en base a los elementos descritos en la sentencia; es decir, el agente conocía que su conducta era delictiva, no otra cosa significa que la imputada haya señalado que la sustancia controlada debía ser entrega por encargo de una tercera persona , constituyendo elementos configurativos de este tipo penal especial, a los cuales se adecuo la actividad de la imputada; entendimiento que llevó, a los juzgadores, a la convicción de la responsabilidad respecto de la comisión del ilícito previsto en el art. 51 de la Ley del Régimen de la Coca y Sustancias Controladas, consiguientemente conforme lo señalado el art. 8 del Código Penal, no es aplicable al caso de Autos, concluyendo que el Tribunal de Alzada ha efectuado una correcta aplicación legal y jurisprudencial respecto de la problemática planteada por la imputada, así lo respalda la jurisprudencia en los diferentes fallos por la Ex. Corte Suprema de Justicia y el actual Tribunal Supremo de Justicia tal como  los AS. 658 Sucre 25 de octubre de 2004,  Nº 111 de 31 de marzo de 2005, No. 483 de 08 de diciembre de 2005. No. 91 de 28 de marzo de 2006 y No. 39 SP-II de 27 de enero de 2007 entre otros.

6.2 Al tercer punto denunciado como defecto absoluto por no existir la firma dela Jueza ciudadana en la Sentencia. Al respecto verificado los antecedentes se tiene presente que la parte resolutiva de la sentencia cursante a fs. 488, si consta la firma de la jueza ciudadana Adela Carrafta de Pérez, lo que acredita que si participó en la deliberación y correspondiente pronunciamiento de la Sentencia, pues si bien se extraña la firma de la precita jueza en la Sentencia, no es menos cierto que esta omisión fue aclarada en el registro del acta de lectura de Sentencia cursante a fs. 495, en la que se hizo constar la ausencia de dicha jueza con la aclaración de que sí participó de la lectura de la Sentencia en su parte resumida (Sic…) consiguientemente no existe vulneración al art.370 núm. 9) del Código de Procedimiento Penal, ya que si existe constancia de que la jueza ciudadana participó de la deliberación de la sentencia, requisito sine-quanum para dar legalidad y validez a la emisión de una Sentencia.


En consecuencia no existe motivos que permitan acoger los motivos expuestos por el recurrente, ya que no existe contradicción entre el Auto de Vista impugnado y la Jurisprudencia vinculante de este Tribunal Supremo de Justicia, puesto que la situación fáctica y la argumentación de las decisiones judiciales han seguido criterios de justicia, no siendo evidentes los argumentos expresados por el recurso de casación.


POR TANTO: La Sala Penal Liquidadora del Tribunal Supremo de Justicia conforme establece el art. 419 del Código de Procedimiento Penal, declara INFUNDADO el Recurso de Casación, con costas en esta instancia.


Regístrese, hágase saber y cúmplase.