TRIBUNAL SUPREMO DE JUSTICIA

SALA PENAL LIQUIDADORA


AUTO SUPREMO                :        No. 582/2014.

Fecha                                :        Sucre, 21 de octubre de 2014.

Expediente                        :        115/10.

Distrito                        :        Santa Cruz.

Partes                                :        Ministerio Público c/ José Antonio

Sandoval Terrazas y Jorge Melgar Daza.

Delito                                :        Transporte de Sustancias Controladas.

Recurso                        :        Casación.

VISTOS: (Del Recurso en cuestión).

El Recurso de Casación planteado por José Antonio Sandoval Terrazas, de fs. 249 a 250 vta., impugnando el Auto de Vista No. 75 de 31 de mayo de 2010, pronunciado por la Sala Penal Primera de la ex Corte Superior del Distrito Judicial de Santa Cruz, dentro del Proceso Penal seguido por el Ministerio Público, contra José Antonio Sandoval Terrazas y Jorge Melgar Daza, por la presunta comisión del delito de Transporte de Sustancias Controladas, previsto y sancionado por el Art. 55 de la Ley No. 1008;  los antecedentes de la causa; y,

CONSIDERANDO I: (Circunstancias Procesales).

Que, a los fines de resolver el Recurso de Casación, interpuesto en Autos, se tiene los siguientes antecedentes:

Con base a la Acusación Fiscal de fs. 5 a 8, y luego de la declaratoria de rebeldía del imputado Jorge Melgar Daza, el Tribunal Sexto de Sentencia y Sustancias Controladas de la Capital, del Distrito Judicial de Santa Cruz, mediante Sentencia de 6 de marzo de 2010, cursante de fs. 218 a 223 vta., dispuso declarar a Jorge Antonio Sandoval Terrazas, autor y culpable de la comisión del delito de complicidad en Transporte de Sustancias Controladas, previsto y sancionado por el Art. 76, con relación al Art. 55 de la Ley del Régimen de la Coca y Sustancias Controladas (Ley 1008), imponiéndole la pena de 5 (cinco) años y 4 (cuatro) meses de presidio, a cumplir en el Centro de Rehabilitación Santa Cruz; además del pago de 200 días multa, a razón de Bs. 1.- por cada día y costas al Estado que serán tasadas en ejecución de sentencia.

Que, ante la indicada Sentencia, José Antonio Sandoval Terrazas, a fs. 233-236 vta., plantea Recurso de Apelación Restringida; mismo que previo cumplimiento del procedimiento establecido por los Arts. 407 y siguientes del Código de Procedimiento Penal, la Sala Penal Primera de la ex Corte Superior del Distrito Judicial de Santa Cruz, dictó el Auto de Vista No. 75 de 31 de mayo de 2010, cursante de fs. 245 a 246, por el que se declara Admisible e Improcedente el Recurso de Apelación Restringida formulado por José Antonio Sandoval Terrazas.

Notificadas que fueron las partes con el referido Auto de Vista, José Antonio Sandoval Terrazas, plantea Recurso de Casación contra el indicado Auto de Vista, de acuerdo a los siguientes argumentos.

CONSIDERANDO II: (Fundamentos sobre el planteamiento del Recurso de  Casación).

Que, del estudio del Recurso de Casación, se establece como motivos del mismo los siguientes aspectos:

Señala que recurre de casación contra el indicado Auto de Vista por encontrarse en ella inobservancia o aplicación errónea de la ley, además de constatar la existencia de defectos absolutos, ilegalidad de la prueba, violación de las garantías constitucionales y derechos fundamentales del debido proceso y que ante sus argumentos formulados en su Apelación Restringida, el Auto de Vista concluyó que el Fallo de Primera Instancia, ha procedido de forma correcta y conforme a derecho, lo que no sería evidente.  Realiza una relación de hechos que fue de conocimiento del Tribunal de Primera Instancia bajo los principios de contradicción, oralidad, publicidad, continuidad e inmediación, empero el Tribunal de Alzada manifiesta que la fundamentación del Tribunal Inferior es suficiente y no es contradictoria, aplicando correctamente la norma.  Que, los jueces ciudadanos deliberaron en diez minutos con influencia de la juez presidente del Tribunal y que no cometió delito alguno.

Petitorio.-  Solicitó, se admita el recurso y se deje sin efecto el Auto de Vista No. 75 de 31 de mayo de 2010.

CONSIDERANDO III: (La Procedibilidad ante un Recurso de Casación).

Se define a la Casación, como un instrumento político-jurídico que tiene una doble finalidad: por un lado, fijar la jurisprudencia, entendiendo por tal la proclamación en abstracto de la Doctrina Legal, fijando, con ello, la interpretación que ha de darse a los textos legales; y, por otro, enmendar las infracciones de Ley o de Doctrina que los Tribunales hayan cometido en la tramitación o resolución de los juicios.

Gimeno Sendra se refiere al Recurso de Casación como: “Al recurso que tiene una función predominantemente parciaria en el sentido de que principalmente tiende a defender los intereses y derecho de la partes procesales, aunque es cierto que con él persigue una clara función de protección o salvaguarda de las normas del ordenamiento jurídico (función nomofiláctica) y unificadora de la jurisprudencia en la interpretación y aplicación de las normas jurídicas…”

De ahí según prevé el artículo 416 del Código de Procedimiento Penal, el Recurso de Casación procede para impugnar Autos de Vista dictados por las Cortes Superiores de Justicia (hoy Tribunales Departamentales de Justicia), contrarios a otros precedentes pronunciados por otras Cortes Superiores de Justicia o por la Sala Penal de la Corte Suprema (hoy Tribunal Supremo de Justicia) de ahí que uno de los fines de este recurso es el controlar uniformidad en la aplicación de la normativa penal por parte de los operadores de justicia, así lo señala Cafferata Nores cuando afirma que: “El Recurso de Casación tiene un propósito unificador de las interpretaciones jurisprudenciales, mediante la actuación de un mismo Tribunal superior que controla la interpretación de la Ley sustantiva o procesal en cada caso sometido a su competencia funcional”.

La procedencia del Recurso de Casación, está dada al cumplimiento de un conjunto de requisitos necesarios para que el Tribunal de Casación pueda pronunciarse sobre el fondo del planteamiento, siendo estos presupuestos formales de cumplimiento obligatorio e inexcusable; es así, que el Código de Procedimiento Penal en sus artículos 416 y 417 han señalado lo siguiente:

El incumplimiento a los presupuestos señalados supra, determinarán la ineficacia del planteamiento, pues si bien, nuestra normativa legal otorga el derecho a recurrir, también exige requisitos que deben ser cumplidos, que ante la negligencia o incumplimiento debe disponerse su inadmisibilidad sin que pueda interpretarse ésta decisión, como a la negación a ese derecho recursivo, en consecuencia, de su cumplimiento recién este Tribunal podrá ingresar a considerar el recurso planteado.

CONSIDERANDO IV: (Cumplimiento de los requisitos formales).

Plazo.- La fecha, desde la que corresponde computar el plazo de los 5 días para formular el Recurso de Casación, corre desde el día siguiente a la notificación con el Auto de Vista recurrido o con el Auto de Vista que resuelve la solicitud de Explicación, complementación y enmienda, contando sólo días hábiles.  En este caso, verificadas las diligencias de notificación cursantes a fs. 247 y el cargo de presentación del Recurso de Casación de fs. 249-250 vta., se establece, que el mismo fue presentado dentro del plazo previsto por el art. 417 del Código de Procedimiento Penal.

Invocación del precedente contradictorio y precisión sobre la contradicción entre los precedentes y el Auto de Vista.-  Continuando con el análisis de los datos procesales que informan esta causa, se tienen las siguientes consideraciones de orden legal:

Se debe tener claramente establecido que uno de los fines principales del Recurso de Casación, es el de buscar la uniformidad en la emisión de fallos judiciales por parte de los administradores de justicia a fin de evitar que ante la presentación de hechos similares se aplique normas legales con diverso alcance; por lo que, es primordial la invocación de precedentes contradictorios al momento de formular el recurso de apelación restringida por parte del recurrente para proceder a la contrastación de estos con el Auto de  Vista que se pretende se revea.

De la revisión y consideración del legajo procesal, se establece que el recurrente si bien ha cumplido con la presentación del recurso de casación dentro el plazo previsto por ley, empero ha incumplido con las exigencias establecidas por el legislador, toda vez, que el indicado recurrente debe realizar la fundamentación de su recurso de forma clara y precisa respecto de la contradicción existente entre los precedentes contradictorios invocados y el Auto de Vista recurrido, cuál la norma vulnerada, cuál la que se debió aplicar, qué entendimiento es el correcto; no es suficiente señalar las normas supuestamente vulneradas y exponer los hechos que considere supuestamente ilegales, sino, que se debe demostrar fehacientemente que existe un alcance contrario, de tal naturaleza que demuestre la vulneración de derechos y garantías constitucionales, aspecto que no fue cumplido por el recurrente, conforme a la previsión del Art 416 del C.P.P.  Además de carecer de fundamentación o expresión sobre vulneración de derechos fundamentales y/o violaciones a normas procedimentales, sin precisar y establecer de qué manera hubieran sido infringidos sus derechos.  Lo mismo ocurre cuando no se estableció los aspectos facticos similares de los precedentes contradictorios en los que se hubiese aplicado una misma norma diferente a la consideradas por el Tribunal de Alzada, consiguientemente este Máximo Tribunal de Justicia no puede ingresar a considerar el recurso deducido, al no ser posible establecer el sentido jurídico contradictorio de la resolución impugnada, esto en concordancia con la línea jurisprudencial establecida por la ex - Corte Suprema de Justicia mediante Auto Supremo Nº 133 de 15 de febrero de 2007.

Respecto de la presunta actividad procesal defectuosa, que debió advertirse por las instancias correspondientes, se debe tener en cuenta la línea jurisprudencial emitida por el Auto Supremo Nº 46 de 07 de marzo de 2006 la cual en su Doctrina Legal Aplicable señaló: "(..) para evitar las impugnaciones en casación sobre hechos pasados y derechos precluídos; las partes en las etapas preparatorias, intermedia del juicio oral o de los recursos y en ejecución de sentencia deben ejercer las acciones que en cada acto procesal se encuentran previstos y los recursos que en cada etapa procesal se prevén, la omisión de uno de ellos tiene el efecto jurídico de no retroceder al acto consumado por la preclusión del derecho de la parte que no ha ejercido las acciones o recursos legales oportunamente”.

En consecuencia, uniformando la jurisprudencia existente se hace evidente establecer, que la inadmisibilidad del recurso debe darse en casos excepcionales, en los que se evidencia que el recurso fue presentado con el único fin de demorar la administración de justicia, sin que ello importe denegación del derecho recursivo, por cuanto no existe razón o argumento de hecho que permita revisar el recurso formulado.

POR TANTO:

La Sala Penal Liquidadora del Tribunal Supremo de Justicia, de acuerdo con la facultad conferida por la Disposición Transitoria Octava de la Ley del Órgano Judicial, Art. 8-II) de la Ley Nº 212, conforme a los Arts. 416, 417 y 418 del Código de Procedimiento Penal, declara: INADMISIBLE el Recurso de Casación planteado por José Antonio Sandoval Terrazas, de fs. 249 a 250 vta., impugnando el Auto de Vista No. 75 de 31 de mayo de 2010, pronunciado por la Sala Penal Primera de la ex Corte Superior del Distrito Judicial de Santa Cruz, dentro del Proceso Penal seguido por el Ministerio Público, contra José Antonio Sandoval Terrazas, por la comisión del delito de Transporte de Sustancias Controladas, previsto y sancionado por el Art. 55 de la Ley No. 1008;  con costas.

Se hace constar el voto disidente del Magistrado Dr. Iván Manolo Lima Magne.

Regístrese, hágase saber y devuélvase.-

Magistrada Relatora: Dra. María Lourdes Bustamante Ramírez.