TRIBUNAL SUPREMO DE JUSTICIA

SALA PENAL LIQUIDADORA

Auto Supremo Nº         : 386/2014

Fecha                         : Sucre, 18 de septiembre de 2014

Distrito                 : La Paz

Expediente                 : 254/2009

Partes                 : Ministerio Público c/ Marcela Lima Seis y Petrona

                               Venancia Mamani de Cosme

Delito                 : Transporte de Sustancias Controladas.        

Recurso                 : Casación

VISTOS: (Del Recurso en cuestión)

El Recurso de Casación planteado por Petrona Venancia Mamani de fs. 434 y vta., impugnando el Auto de Vista N° 88/2009 de 18 de agosto, pronunciado por la Sala Penal Segunda de la ex Corte Superior del Distrito Judicial de La Paz, ahora Tribunal Departamental del Distrito Judicial de la Paz, dentro del Proceso Penal seguido por el Ministerio Público contra Marcela Lima Seis y Petrona Venancia Mamani por la presunta comisión del Delito de Transporte de Sustancias Controladas previsto y sancionado por el art. 55 de la Ley del Régimen de la Coca y Sustancias Controladas Ley Nº 1008, los antecedentes de la causa; y,

CONSIDERANDO I: (Circunstancias Procesales)

Que, a los fines de resolver el Recurso de Casación que fue interpuesto en Autos, se tiene los siguientes antecedentes:

  1. Con base a la Acusación Particular de  fs. 10-15 el Fiscal de Materia de Sustancias Controladas de La Paz, previó juicio oral y tramitado el proceso, mediante Sentencia Nº 6/2009 de 06 de marzo, cursante de fs. 379-386, el Tribunal de Sentencia N° 2 de la ciudad de La Paz, falla declarando por unanimidad a las imputadas MARCELA LIMA SEIS, y PETRONA VENANCIA MAMANI de generales conocidas, AUTORAS de la comisión del delito tipificado y sancionado por el art. 55 (TRANSPORTE) de la Ley del Régimen de la Coca y Sustancias Controladas (Ley Nº 1008), por existir suficiente prueba que generó en el Tribunal la convicción sobre la responsabilidad penal de ambas imputadas, más allá de la duda razonable; condenándolas a la pena privativa de libertad de OCHO AÑOS (8 años) en presidio a cumplir en el COF. de Miraflores. Pena privativa de libertad que finalizará para Marcela Lima Seis  el 29 de diciembre de 2014 y para Petrona Venancia Mamani de Cosme deberá computarse desde el momento de su detención más el tiempo que estuvo detenida preventivamente; más multa de doscientos días, a razón de un boliviano por día multa para cada una de las condenadas, así como daños y costas al Estado a calificarse en ejecución de Sentencia.
  2. Que, ante la Sentencia de fs. 379-386, a su turno primero Petrona Venancia Mamani,  plantea Recurso de Apelación Restringida cursante de fs. 391-392 y vta., a continuación Marcela Lima Seis mediante memorial de fs. 394-395 y vta., interpone Recurso de Apelación Restringida,  mismos recursos que previo cumplimiento del procedimiento establecido por los arts. 407 y siguientes del Código de Procedimiento Penal,  la Sala Penal Segunda de la ex Corte Superior del Distrito Judicial de La Paz, ahora Tribunal Departamental del Distrito Judicial de La Paz, dictó Auto de Vista N° 88/2009 de 18 de agosto, cursante de fs. 429-431, declarando la IMPROCEDENCIA de las cuestiones planteadas en los Recursos de Apelación Restringida interpuestas por las acusadas PETRONA VENANCIA MAMANI y MARCELA LIMA SEIS, en consecuencia CONFIRMA la Sentencia apelada N° 6/2009 de 06 de marzo, dictada por el Tribunal de Sentencia Segundo de esta Capital en los términos de su redacción.
  3. Notificadas que fueron las partes con el Auto de Vista N° 88/2009 de 18 de agosto, Petrona Venancia Mamani, plantea Recurso de Casación de fs. 434 y vta., contra el Auto de Vista precitado de acuerdo a los siguientes argumentos. 

CONSIDERANDO II: (Fundamentos sobre el planteamiento del Recurso de  Casación)

Que, del estudio del Recurso de Casación, se establece como motivos del mismo los siguientes aspectos:

1.- Señala, que de la revisión de actuados como de la apelación interpuesta se evidencia que el Juzgador no aplico las reglas de la sana crítica, pues no sustenta con razonamiento claro, concreto y objetivo la comisión de los ilícitos a la conducta de Petrona Venancia Mamani, es decir no existirían subsunción de los hechos al derecho, tal como señalarían los precedentes contradictorios de la jurisprudencia nacional, toda vez que la sentencia se basaría en la prueba oral de un solo testigo, el policía quien además no le consta que los baldes de pintura hayan sido introducidas por su persona al bus y más bien el ayudante del bus en su declaración informativa así como de los policías que intervinieron,  señalaron que fue una tercera persona de sexo masculino quien introdujo los baldes y que esta persona a la fecha no ha sido aprehendida, esta circunstancia demuestra que no ha sido  valoradas de forma correcta la prueba.

2.- Indica que se acusó a Petrona Venancia Mamani, por el delito de Tráfico sin embargo el Juzgador la sentenció por el delito de Transporte de Sustancias Contraladas, vulnerando el Principio Jura Novit Curia, por cuanto se afirmó como ciertos hechos y conductas inexistentes de que se habría traslado Sustancias Controladas de un punto a otro es decir de la Ciudad de La Paz a la Provincia de Caranavi lo que no es cierto en vista de que las sustancias controladas fueron encontradas en la Ciudad de La Paz, lo que demuestra que se aplicó de forma errada el Principio de Jura Novit Curia, desconociendo el derecho aplicable a un hecho concreto. Finalmente no existe pronunciamiento expreso por el delito de Tráfico por el que se le acusó.

Petitorio.- En mérito de lo que señala, pide se anule el presente proceso debiéndose aplicar la doctrina legal positiva art. 413 del Código de Procedimiento Penal, sea con las formalidades de ley.

De la Invocación del Precedente Contradictorio.-  Que, de conformidad a lo previsto por el art. 416 del Código de Procedimiento Penal, el momento procesal para la invocación de los mismos es a tiempo de presentar el Recurso de Apelación Restringida, el mismo que cursa en Autos de fs. 391-392 y vta.,  en el cual se establece la invocación de los siguientes precedentes:

CONSIDERANDO III: (El  derecho Universal a recurrir y la Procedibilidad ante un Recurso de Casación)

Que, el derecho a impugnar o recurrir de las resoluciones judiciales, deviene de un componente esencial del debido proceso, el mismo que se define como el derecho que tiene todo encausado a ser oído y juzgado con las debidas garantías por un juez o tribunal competente e imparcial, por ello, el derecho a recurrir, es una de las garantías internacionales reconocidas a las personas y proclamadas en el art. 8 de la Declaración Universal de los Derechos Humanos, que preceptúa: “Toda persona tiene derecho a un recurso efectivo, ante los Tribunales nacionales competentes, que la ampare contra actos que violen sus derechos fundamentales reconocidos por la Constitución o por la Ley”; asimismo, la Convención Americana sobre Derechos Humanos o Pacto de San José de Costa Rica, del cual nuestro país es signatario, mediante Ley Nº 1430 de 11 de febrero de 1993, en sus arts. 8 -2) y -h), señala: “El derecho a recurrir del fallo ante juez o tribunal superior” y el 25 ordinal 1, consigna que: “Toda persona tiene derecho a un recurso sencillo y rápido o a cualquier otro recurso efectivo ante los jueces o tribunales competentes, que la ampare contra actos que violen sus derechos fundamentales reconocidos por la Constitución, la Ley o la presente Convención, aún cuando tal violación sea cometida por personas que actúen en ejercicio de sus funciones oficiales”; por último, el Pacto Internacional de Derechos Civiles y Políticos del cual nuestro país es signatario mediante Ley Nº 2119 de 11 de septiembre de 2000, en su art. 14 núm. 5, establece: “Toda persona declarada culpable de un delito tendrá derecho a que el fallo condenatorio y la pena que se le haya impuesto sea sometido a un tribunal superior, conforme a lo prescrito por la Ley”.


Se define a la Casación, como un instrumento Político-Jurídico que tiene una doble finalidad: por un lado, fijar la Jurisprudencia, entendiendo por tal la proclamación en abstracto de la Doctrina Legal, fijando, con ello, la interpretación que ha de darse a los textos legales; y, por otro, enmendar las infracciones de Ley o de Doctrina que los Tribunales hayan cometido en la tramitación o resolución de los juicios.

Gimeno Sendra se refiere al Recurso de Casación como: “Al recurso que tiene una función predominantemente parciaria en el sentido de que principalmente tiende a defender los intereses y derechos de las partes procesales, aunque es cierto que con él persigue una clara función de protección o salvaguarda de las normas del ordenamiento jurídico (función nomofiláctica) y unificadora de la jurisprudencia en la interpretación y aplicación de las normas jurídicas

De ahí según prevé el art. 416 del Código de Procedimiento Penal, el Recurso de Casación procede para impugnar Autos de Vista dictados por las Cortes Superiores de Justicia (hoy Tribunales Departamentales de Justicia), contrarios a otros precedentes pronunciados por otras ex Cortes Superiores de Justicia o por la Sala Penal de la Corte Suprema (hoy Tribunal Supremo de Justicia) de ahí que uno de los fines de este recurso es el de controlar uniformidad en la aplicación de la normativa penal por parte de los operadores de justicia, así lo señala Cafferata Nores cuando afirma que: El Recurso de Casación tiene un propósito unificador de las interpretaciones jurisprudenciales, mediante la actuación de un mismo Tribunal superior que controla la interpretación de la Ley sustantiva o procesal en cada caso sometido a su competencia funcional”.

La procedencia del Recurso de Casación, está dada al cumplimiento de un conjunto de requisitos necesarios para que el Tribunal de Casación pueda pronunciarse sobre el fondo del planteamiento, siendo estos presupuestos formales de cumplimiento obligatorio e inexcusable; es así, que el Código de Procedimiento Penal en sus arts. 416 y 417 han señalado lo siguiente:

El incumplimiento a los presupuestos señalados supra, determinará la ineficacia del planteamiento, pues si bien nuestra normativa legal otorga el derecho a recurrir, también exige requisitos que deben ser cumplidos, que ante la negligencia o incumplimiento debe disponerse su inadmisibilidad sin que pueda interpretarse esta decisión, como a la negación a ese derecho recursivo, en consecuencia, de su cumplimiento recién este Tribunal podrá ingresar a considerar el recurso planteado.

CONSIDERANDO IV: (Cumplimiento de los requisitos formales)

Plazo:La fecha, desde la que corresponde computar el plazo de los 5 días para formular el Recurso de Casación, corre desde el día siguiente a la notificación con el Auto de Vista recurrido o con el Auto de Vista que resuelve la solicitud de explicación, complementación y enmienda, contando sólo días hábiles, en este caso verificadas las diligencias de notificación cursantes a fs. 434, se notificó con el Auto de Vista recurrido ala recurrente el 10 de septiembre de 2009  y el cargo de presentación del Recurso de Casación de fs. 434 vta., es del 16 de septiembre  de 2009,por lo que  se establece, que el mismo fue  dentro del plazo previsto por el art. 417 del Código de Procedimiento Penal.

Invocación del precedente contradictorio y precisión sobre la contradicción entre los precedentes y el Auto de Vista: Continuando con el análisis de los datos procesales que informan esta causa, se tienen las siguientes consideraciones de orden legal:

Se debe tener claramente establecido que uno de los fines principales del Recurso de Casación, es el de buscar la uniformidad en la emisión de fallos judiciales por parte de los administradores de justicia a fin de evitar que ante la presentación de hechos similares, se aplique normas legales con diverso alcance; por lo que, es primordial la invocación de precedentes contradictorios al momento de formular el Recurso de Apelación Restringida por parte de los recurrentes para proceder a la contrastación de éstos con el Auto de  Vista que se pretende se revea.

Ahora bien, el recurrente en el planteamiento de su Recurso de Casación cumplió con los requisitos previstos por los arts. 416 y 417 del Código de Procedimiento Penal, tanto en el plazo de presentación como se señaló supra, como también en la invocación de precedentes contradictorios, y la correspondiente contrastación de éstos con el Auto de Vista del cual se recurre, constituyendo presupuestos de carácter formal para su admisión, con la finalidad de determinar lo que fuese en derecho, cuando sea analizado el fondo del recurso, por tal circunstancia corresponde la admisión de conformidad a lo establecido en el art. 418 del Código de Procedimiento Penal.

POR TANTO:

La Sala Penal Liquidadora del Tribunal Supremo de Justicia, de acuerdo con la facultad conferida por la Disposición Transitoria Octava de la Ley del Órgano Judicial, art. 8-II) de la Ley Nº 212, dispone conforme a la primera parte del art. 418 del Código de Procedimiento Penal, declarar: ADMISIBLE el Recurso de Casación planteado porPetronaVenancia Mamani, de fs. 434 vta., impugnando el Auto de Vista N° 88/2009 de 18 de agosto de 2009, pronunciado por la Sala Penal Primera de la ex Corte Superior del Distrito Judicial de La Paz, ahora Tribunal Departamental de Justicia,  dentro del proceso penal seguido por el Ministerio Público en contra de Marcela Lima Seis y PetronaVenancia Mamani por la presunta comisión del delito de Transporte previsto y sancionado por el art. 55 dela Ley del Régimen de la Coca y Sustancias Controladas Ley 1008.

Asimismo, por Secretaria de la Sala Penal Liquidadora, hágase conocer el presente Auto Supremo a la Salas Penales de los Tribunales Departamentales de Justicia del País, a los fines señalados en el segundo párrafo del art. 418 del Código de Procedimiento Penal.

Regístrese, hágase saber y cúmplase.

Magistrada Relatora: Dra. Silvana Rojas Panoso














































TRIBUNAL SUPREMO DE JUSTICIA

SALA PENAL LIQUIDADORA

Auto Supremo Nº         : 476/2014

Fecha                         : Sucre, 03 de octubre de 2014

Distrito                 : La Paz

Expediente                 : 254/2009

Partes                 : Ministerio Público c/ Marcela Lima Seis y Petrona

                               Venancia Mamani

Delito                 : Transporte de Sustancias Controladas.        

Recurso                 : Casación

VISTOS: (Del Recurso en cuestión)

El Recurso de Casación planteado por Petrona Venancia Mamani de fs. 434 y vta., impugnando el Auto de Vista N° 88/2009 de 18 de agosto, pronunciado por la Sala Penal Segunda de la ex Corte Superior del Distrito Judicial de La Paz, ahora Tribunal Departamental del Distrito Judicial de la Paz, dentro del Proceso Penal seguido por el Ministerio Público contra Marcela Lima Seis y Petrona Venancia Mamani por la presunta comisión del Delito de Transporte de Sustancias Controladas previsto y sancionado por el art. 55 de la Ley del Régimen de la Coca y Sustancias Controladas Ley Nº 1008, los antecedentes de la causa; y,

CONSIDERANDO I: (Circunstancias Procesales)

Que, a los fines de resolver el Recurso de Casación que fue interpuesto en Autos, se tiene los siguientes antecedentes:

  1. Con base a la Acusación Particular de  fs. 10-15 el Fiscal de Materia de Sustancias Controladas de La Paz, previó juicio oral y tramitado el proceso, mediante Sentencia Nº 6/2009 de 06 de marzo, cursante de fs. 379-386, el Tribunal de Sentencia N° 2 de la ciudad de La Paz, falla declarando por unanimidad a las imputadas MARCELA LIMA SEIS, y PETRONA VENANCIA MAMANI de generales conocidas, AUTORAS de la comisión del delito tipificado y sancionado por el art. 55 (TRANSPORTE) de la Ley del Régimen de la Coca y Sustancias Controladas (Ley Nº 1008), por existir suficiente prueba que generó en el Tribunal la convicción sobre la responsabilidad penal de ambas imputadas, más allá de la duda razonable; condenándolas a la pena privativa de libertad de OCHO AÑOS (8 años) en presidio a cumplir en el COF. de Miraflores. Pena privativa de libertad que finalizará para Marcela Lima Seis  el 29 de diciembre de 2014 y para Petrona Venancia Mamani de Cosme deberá computarse desde el momento de su detención más el tiempo que estuvo detenida preventivamente; más multa de doscientos días, a razón de un boliviano por día multa para cada una de las condenadas, así como daños y costas al Estado a calificarse en ejecución de Sentencia.
  2. Que, ante la Sentencia de fs. 379-386, a su turno primero Petrona Venancia Mamani,  plantea Recurso de Apelación Restringida cursante de fs. 391-392 y vta., a continuación Marcela Lima Seis mediante memorial de fs. 394-395 y vta., interpone Recurso de Apelación Restringida,  mismos recursos que previo cumplimiento del procedimiento establecido por los arts. 407 y siguientes del Código de Procedimiento Penal,  la Sala Penal Segunda de la ex Corte Superior del Distrito Judicial de La Paz, ahora Tribunal Departamental del Distrito Judicial de La Paz, dictó Auto de Vista N° 88/2009 de 18 de agosto, cursante de fs. 429-431, declarando la IMPROCEDENCIA de las cuestiones planteadas en los Recursos de Apelación Restringida interpuestas por las acusadas PETRONA VENANCIA MAMANI y MARCELA LIMA SEIS, en consecuencia CONFIRMA la Sentencia apelada N° 6/2009 de 06 de marzo, dictada por el Tribunal de Sentencia Segundo de esta Capital en los términos de su redacción.
  3. Notificadas que fueron las partes con el Auto de Vista N° 88/2009 de 18 de agosto, Petrona Venancia Mamani, plantea Recurso de Casación de fs. 434 y vta., contra el Auto de Vista precitado de acuerdo a los siguientes argumentos. 

CONSIDERANDO II: (Fundamentos sobre el planteamiento del Recurso de  Casación)

Que, del estudio del Recurso de Casación, se establece como motivos del mismo los siguientes aspectos:

1.- Señala, que de la revisión de actuados como de la apelación interpuesta se evidencia que el Juzgador no aplico las reglas de la sana crítica, pues no sustenta con razonamiento claro, concreto y objetivo la comisión de los ilícitos a la conducta de Petrona Venancia Mamani, es decir no existirían subsunción de los hechos al derecho, tal como señalarían los precedentes contradictorios de la jurisprudencia nacional, toda vez que la sentencia se basaría en la prueba oral de un solo testigo, el policía quien además no le consta que los baldes de pintura hayan sido introducidas por su persona al bus y más bien el ayudante del bus en su declaración informativa así como de los policías que intervinieron, señalaron que fue una tercera persona de sexo masculino quien introdujo los baldes y que esta persona a la fecha no ha sido aprehendida, esta circunstancia demuestra que no ha sido  valoradas de forma correcta la prueba.

2.- Indica que se acusó a Petrona Venancia Mamani, por el delito de Tráfico sin embargo el Juzgador la sentenció por el delito de Transporte de Sustancias Contraladas, vulnerando el Principio Jura Novit Curia, por cuanto se afirmó como ciertos hechos y conductas inexistentes de que se habría traslado Sustancias Controladas de un punto a otro es decir de la Ciudad de La Paz a la Provincia de Caranavi lo que no es cierto en vista de que las sustancias controladas fueron encontradas en la Ciudad de La Paz, lo que demuestra que se aplicó de forma errada el Principio de Jura Novit Curia, desconociendo el derecho aplicable a un hecho concreto. Finalmente no existe pronunciamiento expreso por el delito de Tráfico por el que se le acusó.

Petitorio.- En mérito de lo que señala, pide se anule el presente proceso debiéndose aplicar la doctrina legal positiva art. 413 del Código de Procedimiento Penal, sea con las formalidades de ley.

De la Invocación del Precedente Contradictorio.-  Que, de conformidad a lo previsto por el art. 416 del Código de Procedimiento Penal, el momento procesal para la invocación de los mismos es a tiempo de presentar el Recurso de Apelación Restringida, el mismo que cursa en Autos de fs. 391-392 y vta.,   en el cual se establece la invocación de los siguientes precedentes:

CONSIDERANDO III: (Procedibilidad ante un Recurso de Casación)

Se define a la Casación, como un instrumento Político-Jurídico que tiene una doble finalidad: por un lado, fijar la Jurisprudencia, entendiendo por tal la proclamación en abstracto de la Doctrina Legal, fijando, con ello, la interpretación que ha de darse a los textos legales; y, por otro, enmendar las infracciones de Ley o de Doctrina que los Tribunales hayan cometido en la tramitación o resolución de los juicios.

Gimeno Sendra se refiere al Recurso de Casación como: “Al recurso que tiene

una función predominantemente parciaria en el sentido de que principalmente tiende a defender los intereses y derecho de la partes procesales, aunque es cierto que con él persigue una clara función de protección o salvaguarda de las normas del ordenamiento jurídico (función monofiláctica) y unificadora de la jurisprudencia en la interpretación y aplicación de las normas jurídicas

De ahí según prevé el art. 416 del Código de Procedimiento Penal, el Recurso de Casación procede para impugnar Autos de Vista dictados por las ex Cortes Superiores de Justicia (hoy Tribunales Departamentales de Justicia), contrarios a otros precedentes pronunciados por otras Cortes Superiores de Justicia o por la Sala Penal de la Corte Suprema (hoy Tribunal Supremo de Justicia) de ahí que uno de los fines de este recurso es el controlar uniformidad en la aplicación de la normativa penal por parte de los operadores de justicia, así lo señala Cafferata Nores cuando afirma que: El Recurso de Casación tiene un propósito unificador de las interpretaciones jurisprudenciales, mediante la actuación de un mismo Tribunal superior que controla la interpretación de la Ley sustantiva o procesal en cada caso sometido a su competencia funcional”.

CONSIDERANDO IV: (De la Admisibilidad)

De conformidad al Auto Supremo Nº 386 de 18 de septiembre de 2014 se acredita que los recurrentes, cumplieron con los requisitos establecidos por los arts. 416, 417 y 418 del Código de Procedimiento Penal, constituyendo presupuestos de carácter formal para su admisión, con la finalidad de ingresar a determinar lo que fuese en derecho, por tal circunstancia correspondió su admisión; y por consiguiente este Tribunal pasa a analizar el Recurso planteado.

CONSIDERANDO V: (Sobre los fundamentos de Casación y conclusiones)

Que, del análisis de antecedentes y fundamentos planteados por los recurrentes, contrastados con el Auto de Vista recurrido, en aplicación a lo establecido en el art. 419 del Código de Procedimiento Penal corresponde a este Tribunal pasar a resolver el fondo de la problemática planteada, con relación a los motivos de su Admisión y los precedentes contradictorios señalados, agrupados en dos motivos  de acuerdo a lo siguiente:

1.- En cuanto a que el Juzgador no aplico las reglas de la sana crítica, pues no sustenta con razonamiento claro, concreto y objetivo la comisión de los ilícitos a la conducta de PetronaVenancia Mamani, es decir no existirían subsunción de los hechos al derecho, contrastados con los Autos Supremos Nº 5 de 21 de enero de 2007; Nº 59 de 27 de enero de 2007, Nº 8 de 26 de enero de 2007;  invocados como contradictorios.

Esta observación de subsunción va ligado al hechode que  el Tribunal de Alzada en el Auto de Vista impugnado no habría cumplido con la doctrina legal aplicable en lo que se refiere a la fundamentación y motivación de los fallos judiciales; al respecto, si bien es evidente que toda autoridad jurisdiccional al momento de emitir su fallo tiene el deber de pronunciarse sobre lo peticionado por las partes y que su omisión implica denegación de justicia, asimismo, toda autoridad que conozca de un proceso o una pretensión o que dicte una Resolución determinando una situación jurídica, debe ineludiblemente exponer los motivos que sustentan su decisión, debe precisar los hechos sobre los cuales se pronuncia, a efectos de constatar si la Sentencia se basa en errónea aplicación del art. 142 del Código Penal, por errónea calificación de los hechos (tipicidad); defecto de Sentencia que se encuentra previsto por el art. 370 -1) del Código de Procedimiento Penal y constituye defecto absoluto previsto por el art. 169 -3) de dicho adjetivo Penal. La insuficiente y contradictoria fundamentación probatoria intelectiva y jurídica de la Sentencia en lo atinente a la subsunción del tipo al hecho atribuido a su persona que provoca la inobservancia del art. 124 del Código de Procedimiento Penal; defecto que se encuentra previsto en el -5) del art. 370 del citado Adjetivo Penal, defecto absoluto previsto por el art. 169 -3) del Código de Procedimiento Penal; al respecto, de una revisión de lo obrado, de la Sentencia de Instancia como del Auto de Vista impugnado, se tiene que éste Auto de Vista N° 88/2009 de 18 de agosto, cursante de fs. 429-431 declaró la Improcedencia del Recurso de Apelación Restringida, con la debida fundamentación dando respuesta a los argumentos contenidos en la Apelación Restringida.

Así, del contenido del Recurso de Casación, se llega a evidenciar que sobre los supuestos defectos que hacen  a  motivación en la subsunción del Auto de Vista se evidencia de la revisión minuciosa de los datos del proceso que el Tribunal inferior no ha incurrido en inobservancia o errónea aplicación de la ley, por cuanto ese Tribunal no  ha efectuado una adecuación típica de las conductas antijurídicas de los imputados, tarea que incumbe al Tribunal de Sentencia, en tal sentido no se evidencia falta de motivación alguna en el Auto de Vista recurrido cuando anula la Sentencia por la no adecuación típica de la conducta de los imputados en relación a los hechos ocurridos.

Estos requisitos de la fundamentación o motivación es tomado en cuenta por el Tribunal de Alzada a momento de emitir el Auto de Vista que resolvió la Apelación Restringida formulada por las partes a los fines de que tenga validez, siendo necesario reiterar que una fundamentación o motivación suficiente, no precisa que sea extensa o redundante de argumentos y cita de normas legales, sino sea clara, concisa y responda a todos los puntos denunciados, lo que quiere decir también, que si la respuesta fundada se encuentra en el contenido total de la resolución que resuelve la problemática fundamental del recurso, no puede sostenerse la existencia de falta de fundamentación.

2.- En cuanto a que el Juzgador vulnero el Principio Jura Novit Curia por cuanto se inició el proceso por el delito de Tráfico sin embargo el Juzgador la sentenció por el delito de Transporte de Sustancias Contraladas.

El art. 362 del Código de Procedimiento Penal se refiere al hecho establecido en la acusación o precisado en el auto de apertura del juicio y que la sentencia debe referirse al mismo hecho; vale decir que se fija provisionalmente el hecho en la acusación fiscal  y/o particular, en caso de contradicciones irreconciliables es el Juez o Tribunal de Sentencia, mediante el Auto de Apertura del juicio, que precisa el hecho adecuando a uno o varios tipos penales, esta es la base material con el que inicia el juicio, pero es necesario aclarar que lo que se juzga es el hecho y no el tipo penal, razón por la que en sentencia se puede subsumir el hecho en otro tipo penal distinto al que se encuentra en la acusación o auto de apertura de juicio, con el cuidado que el hecho sea adecuado al mismo u otro tipo penal que afecte el mismo bien jurídico, no se puede subsumir el hecho a otro delito que afecte un bien jurídico distinto al que provisionalmente fue adecuado, no siendo en consecuencia evidentes los argumentos de la recurrente en cuanto a estos dos puntos motivo de su Recurso.

3.-En cuanto a prohibición de revalorización de la prueba contenida en la Doctrina Legal de los Autos Supremos N° 17 de 26 de enero de 2007; Nº 104 de 20 de febrero de 2004.

Al respecto debe recordarse que el Tribunal de Alzada está impedido de revalorizar la prueba producida durante el juicio oral por ser de competencia exclusiva del Juez o Tribunal; es decir, el Tribunal de apelación simplemente debe limitar su actuación a ejercer el control iter lógico o camino de razonamiento correcto desarrollado por el juzgador, a los fines de verificar el respeto de las reglas de la sana crítica como la experiencia, la piscología y la lógica y que con esa base haya establecido las razones de hecho y derecho para fundar su decisión, sea de condena o de absolución.

Por otra parte, se debe dejar constancia, que no es aceptable el solo hecho de que el recurrente se limite a denunciar actuados procesales como defectos absolutos, si bien señala la causal contenida en el art. 169 núm. 3 del Adjetivo Penal, empero no se especifica cual la inobservancia o violación de derechos o garantías previstos en la Constitución Política del Estado o en el Código de Procedimiento Penal que corresponda a estos defectos, además se omitió la debida fundamentación fáctica y jurídica por el cual se describa e individualice los posibles derechos y garantías conculcados por los operadores de justicia. Es decir no sólo basta señalar que existen defectos absolutos y que se han violado normas constitucionales sino que estas deben ser debidamente demostradas y comprobadas, teniendo la carga el recurrente de demostrarlos y con la técnica procesal adecuada, contrastando éstos argumentos con los precedentes invocando lo cual no se advierte en el Recurso de Casación ahora analizado, en consecuencia el Recuso que nos ocupa deviene en infundado.

POR TANTO:

La Sala Penal Liquidadora del Tribunal Supremo de Justicia del Estado Plurinacional de Bolivia, en aplicación del art. 8 -II) de la Ley Nº 212 de 23 de diciembre de 2011 y de la Norma procesal contenida en el art. 419 del  Código de Procedimiento Penal; declara INFUNDADO el Recurso de Casación planteado por Petrona Venancia Mamani de fs. 434 y vta.,  impugnando el Auto de Vista N° 88/2009 de 18 de agosto, pronunciado por la Sala Penal Segunda de la ex Corte Superior del Distrito Judicial de La Paz, ahora Tribunal Departamental del Distrito Judicial de La Paz, dentro del Proceso Penal seguido por el Ministerio Público contra Marcela Lima Seis y Petrona Venancia Mamani por la comisión del Delito de Transporte de Sustancias Controladas previsto y sancionado por el art. 55 de la Ley del Régimen de la Coca y Sustancias Controladas Ley Nº 1008. Con costas.

Regístrese, hágase saber y devuélvase.-

Magistrada Relatora: Dra. Silvana Rojas Panoso

Magistrado de Voto Disidente: Dr. Iván Lima Magne