TRIBUNAL SUPREMO DE JUSTICIA

SALA PENAL LIQUIDADORA

Auto Supremo  Nº  :  360/2014    

Fecha                         : Sucre, 15 de septiembre de 2014

Distrito                 : Potosí

Expediente                 : 17/11

Partes         : Ministerio Público, Angel Arturo Subieta Flores  y        

                                Norka Jackeline Cortez Barrios c/ Lola Sandra Urizar

                                Vargas de Montero y Severo Pérez Llampa

Delito         : Abuso de Firma en Blanco

Recurso                 : Casación                       

VISTOS: (Del Recurso en cuestión)

El Recurso de Casación presentado por Lola Sandra Urizar Vargas de Montero de fs. 343-346, impugnando el Auto de Vista SPS Nº 005/2011 de 4 de abril, de fs. 318-320 y vta., emitido por la Sala Penal Segunda del Distrito Judicial de Potosí, ahora Tribunal Departamental del Distrito Judicial de  Potosí, dentro del Proceso Penal seguido por el Ministerio Público, Angel Arturo Subieta y Norka Jackeline Cortez Barrios contra Lola Sandra Urizar Vargas de Montero y Severo Perez Llampa por la presunta comisión del Delito de Abuso de Firma en Blanco, previstos y sancionados por los arts. 336 con relación al 23 del Código Penal, los antecedentes de lo obrado; y,

CONSIDERANDO I: (Circunstancias Procesales)

Que, a los fines de resolver el Recurso de Casación que fue interpuesto en Autos, se tiene los siguientes antecedentes:

Con base a la Acusación Fiscal de fs. 5-9 y Acusación Particular de fs. 17-19 el Tribunal de Sentencia Nº 2 del Distrito Judicial de Potosí, mediante Sentencia Nº 04/2010 de 14 de diciembre, cursante de fs. 283-294 y vta.,  resuelve que al acusado Severo Pérez Llampa se le ABSUELVA de culpa y pena por el delito de Acción Pública de Abuso de Firma en Blanco en Grado de Complicidad previstos y sancionados por los arts. 336 con relación al 23 del Código Penal, sin costas., y  se DECLARA Autora del delito Abuso de Firma en Blanco previsto y sancionado por el art. 336 del Código Penal a Lola Sandra Urizar Vargas de Montero, condenándole a sufrir la pena de 2 años y 6 meses a cumplirse en el Centro de Rehabilitación Productiva de Santo Domingo de Cantumarca y pago de 105 días multa a razón de 5 Bs. Por día, el beneficio  de la  suspensión condicional de la Pena a favor de la acusada se dispondrá una vez ejecutoriada la sentencia.

Notificadas que fueron las partes con el Auto de Vista SPS Nº 005/2011, cursante de fs. 318-320 y vta., que en su parte resolutiva se ha determinado por unanimidad IMPROCEDENTE el Recurso de Apelación Restringida confirmando totalmente la Sentencia Nº 04/2010 de 14 de diciembre, cursante de fs. 283-294 y vta., pronunciada por el Juez de Sentencia Nº1 de esta Capital en suplencia legal, disponiendo costas de acuerdo al art. 269 del Código Procedimiento Penal, Lola Sandra Uriza de Montero, plantea Recurso de Casación contra el Auto de Vista precitado de acuerdo a los siguientes argumentos. 

CONSIDERANDO II: (Fundamentos sobre el planteamiento del Recurso de  Casación)

Que, del estudio del Recurso de Casación, se establece como motivos del mismo los siguientes aspectos:

1.- Errónea aplicación de la Ley Adjetiva que no exista fundamentación en la Sentencia  o que esta sea insuficiente o contradictoria

2.- Que, la Sentencia se base en hechos no acreditados

3.- Sentencia basada en defectuosa valoración de la prueba

De la Invocación del Precedente Contradictorio.- Que, de conformidad a lo previsto por el art. 416 del Código de Procedimiento Penal, el momento procesal oportuno para la Invocación de los Precedentes Contradictorios es en la formulación del Recurso de Apelación Restringida, verificado el mismo que cursa en Autos de fs. 300-303 y vta., se establece la invocación de los siguientes precedentes:

Invoca los siguientes  precedentes:

Auto Supremos Nª 314 de 25 de agosto de 2006

Auto Supremo Nº 222 de 28 de marzo de 2007

Auto Supremo Nª 215 de 28 de junio de 2006

Auto Supremo Nº 214 de 28 de marzo de 2007

Auto Supremo Nº 359 de 11 de noviembre de 2008


Petitorio.- Por todo lo sucintamente expuesto, estando en plazo y termino hábil interpone Recurso de Casación en contra del Auto de Vista SPS 005/2011 de 4 de abril, solicitando que se le admita el mencionado Recurso y que se declare quede sin efecto el Auto de Vista 005/2011.

CONSIDERANDO III: (Procedibilidad ante un Recurso de Casación)

Se define a la Casación, como un instrumento Político-Jurídico que tiene una doble finalidad: por un lado, fijar la Jurisprudencia, entendiendo por tal la proclamación en abstracto de la Doctrina Legal, fijando, con ello, la interpretación que ha de darse a los textos legales; y, por otro, enmendar las infracciones de Ley o de Doctrina que los Tribunales hayan cometido en la tramitación o resolución de los juicios.

Gimeno Sendra se refiere al Recurso de Casación como: “Al recurso que tiene una función predominantemente parciaria en el sentido de que principalmente tiende a defender los intereses y derecho de la partes procesales, aunque es cierto que con él persigue una clara función de protección o salvaguarda de las normas del ordenamiento jurídico (función nomofiláctica) y unificadora de la jurisprudencia en la interpretación y aplicación de las normas jurídicas

De ahí según prevé el art. 416 del Código de Procedimiento Penal, el Recurso de Casación procede para impugnar Autos de Vista dictados por las ex Cortes Superiores de Justicia (hoy Tribunales Departamentales de Justicia), contrarios a otros precedentes pronunciados por otras Cortes Superiores de Justicia o por la Sala Penal de la Corte Suprema (hoy Tribunal Supremo de Justicia) de ahí que uno de los fines de este recurso es el controlar uniformidad en la aplicación de la normativa penal por parte de los operadores de justicia, así lo señala Cafferata Nores cuando afirma que: El Recurso de Casación tiene un propósito unificador de las interpretaciones jurisprudenciales, mediante la actuación de un mismo Tribunal superior que controla la interpretación de la Ley sustantiva o procesal en cada caso sometido a su competencia funcional”.

CONSIDERANDO IV: (De la Admisibilidad)

De conformidad al Auto Supremo Nº 308/2014 de 5 de septiembre, se acredita que los recurrentes, cumplieron con los requisitos establecidos por los arts. 416, 417 y 418 del Código de Procedimiento Penal, constituyendo presupuestos de carácter formal para su admisión, con la finalidad de ingresar a determinar lo que fuese en derecho, por tal circunstancia correspondió su admisión; y por consiguiente este Tribunal pasa a analizar el recurso planteado.

CONSIDERANDO V: (Sobre los fundamentos de Casación y conclusiones)

Que, del análisis de antecedentes y fundamentos planteados por el recurrente, contrastados con el Auto de Vista recurrido se tiene las siguientes conclusiones de orden legal:

1.- Con relación a los numerales 1 y 2 que plantea el recurrente se establece que se vinculan entre sí.

Sobre la errónea aplicación de la Ley Adjetiva, errores de forma de la Ley 1970, que no exista fundamentación en la Sentencia o que esta sea insuficiente o contradictoria y que la Sentencia se base en hechos no acreditados;  efectuadas estas precisiones, corresponde analizar, en qué medida, el Auto de Vista impugnado ha valorado o no la subsunción realizada por el Tribunal de Sentencia, de la conducta de la imputada, al tipo penal y si evidentemente sus fundamentos resultan contradictorios con los precedentes invocados en el Recurso de Casación sometido a análisis; al respecto, se evidencia que el Auto de Vista impugnado, estableció que la Sentencia conceptualizó cada uno de los elementos, concluyendo que el Tribunal A quo realizó la correspondiente subsunción en base a una valoración y apreciación de todas las pruebas que fueron producidas por las partes; al respecto, del análisis exhaustivo de la Resolución impugnada, este Tribunal concluye que el Tribunal de alzada percibió que la Sentencia que dio fin al acto de juicio, por el cual la recurrente fue juzgada y condenada, se enmarca a nuestra normativa Jurídica. A este aspecto debe agregarse el hecho de que la Resolución de primera instancia efectuó la correspondiente explicación con relación a norma penal de manera adecuada.

3.- En relación a que la sentencia se basa en defectuosa valoración de la prueba, en casación no puede volverse a analizar este punto porque corresponde al Tribunal inferior hacerlo, a no ser que se identifiquen defectos absolutos o violación a derechos y garantías constitucionales

De la Invocación de los precedentes contradictorios se establece lo siguiente:

Se refiere al delito de Calumnias e Injurias, es sobre las resoluciones judiciales han lesionado los derechos fundamentales del demandante, toda vez que habría existido una errónea valoración de la prueba de cargo producida en juicio y que a decir del recurrente, destruido el estado de inocencia que amparaba a ambos procesados, debió condenarse y no absolverse de los cargos en su contra.

Se refiere al delito de  Homicidio, los jueces de mérito son soberanos en la valoración de las pruebas, las que estiman o desestiman, debiendo como en el caso de Autos, indicar las razones por las que estiman o desestiman determinados elementos probatorios; así, los razonamientos del fallo están acordes a las reglas del pensamiento humano, siendo el iter lógico de la sentencia correcto, adecuado y fundado en las leyes del pensamiento, las que independientemente de la experiencia se presentan como necesarias en nuestro raciocinio.

Se refiere al delito de Transporte de sustancias Controladas,  la recurrente, denuncia que el Auto de Vista referido incurre en desconocimiento de los alcances del artículo 48 de la Ley Nº 1008 concordante con el artículo 33 inciso m) de la misma ley, en sentido de que no toma en cuenta que el delito de transporte se encuentra inmerso en las disposiciones indicadas, lo que significa que los imputados no han sido sancionados por un hecho distinto al acusado, a más de contener graves contradicciones y falta de coherencia el Auto de Vista al referirse a que la sentencia vulneraría el derecho a la defensa del imputado por habérsele acusado con un tipo penal distinto al de la condena, anulando todo el proceso, consecuentemente interpreta en forma errónea y aplica indebidamente las leyes sustantivas penales.

Se refiere al delito de Robo Agravado, que el Auto de Vista revalorizó la prueba incumpliendo la línea doctrinal en sentido de que el Tribunal de apelación no puede descender al examen de los hechos, modificarlos, complementarlos o desconocerlos. que el razonamiento inmerso en el Auto de Vista, respecto a que existiría errónea aplicación de la ley sustantiva en la sentencia, tampoco es tal, puesto que en el presente caso, no existirían los dos presupuestos para calificarse en ese sentido: cuando media desconocimiento de una norma jurídica sea en su existencia o en su validez, así como cuando hay falsa aplicación, cuando media error al calificar los hechos del proceso, que el Auto de Vista es contrario a la "realidad" del proceso puesto que este Tribunal, no toma en cuenta en la valoración probatoria, la declaración de la víctima y que sólo da por cierto el fundamento del Ministerio Público, vulnerando de esta manera el derecho al "debido proceso" y a la "seguridad jurídica".

Se refiere al delito de Asesinato, se alcanza a evidenciar que el tribunal superior en parte, no observó fielmente los mencionados arts. 133 y 135 del Código de Procedimiento Penal, ya que no apreció en su dimensión todos los medios de prueba que aparecen en obrados, por lo que aplicó incorrectamente e infringió los preceptos de los arts. 20 y 23 del Código Penal, en consecuencia calificó los hechos acusados fuera del margen establecido por dichas normas sustantivas que establecen sobre el instituto de participación criminal a autores y complicidad.


Los Autos Supremos invocados se encuentran simplemente enunciados y ninguno es por Abuso de Firma en Blanco, no señalan la contradicción existente con el Auto de Vista y simplemente se limitan a realizar una relación de la doctrina legal aplicable incumpliendo con su obligación de señalar de forma expresa la situación de hecho similar e indicar cuál fue la contradicción en la que incurrió el Auto de Vista impugnado con las resoluciones citadas por lo que este Tribunal no encontró contradicción en dichos Autos.

Correspondiendo emitir el siguiente pronunciamiento.

POR TANTO:        

Esta Sala Penal Liquidadora del Tribunal Supremo de Justicia, de acuerdo con la facultad conferida por la Disposición Transitoria Octava de la Ley del Órgano Judicial, art. 8-II) de la Ley Nº 212, dispone conforme el segundo parágrafo del art. 419 del Código de Procedimiento Penal, declarar: INFUNDADO el Recurso de Casación planteado por Lola Sandra Uriza Vargas de Montero de fs. 343-346, impugnando el Auto de Vista SPS Nº 005/2011 de 4 de abril, cursante de fs. 318-320 y vta., emitido por la Sala Penal Segunda del Distrito Judicial de Potosí, ahora Tribunal Departamental  del Distrito Judicial de Potosí, dentro del Proceso Penal seguido por el Ministerio Público, Angel Arturo Subieta Flores y Norka Jackeline Cortez Barrios contra Lola Sandra Urizar Vargas de Montero y Severo Pérez Llampa por la comisión del Delito de Abuso de Firma en Blanco, previstos y sancionados por los arts. 336 con relación al 23 del Código Penal, sea con la imposición de costas.

Regístrese, hágase saber y devuélvase.-

Magistrada Relatora: Dra. Silvana Rojas Panoso