TRIBUNAL SUPREMO DE JUSTICIA

SALA PENAL LIQUIDADORA


AUTO SUPREMO Nº        341/2014

Fecha:                        Sucre, 12 de Septiembre de 2014

Expediente:                         258/2009 Santa Cruz    

Parte acusadora:                Ministerio Público y Nelly Adrian Chambi   

Parte imputada:                  Hugo Freddy Cruz Quenta

Delito:                                  Homicidio por Emisión Violenta

Recurso:                               Casación

VISTOS: (De los recursos en cuestión)

El Recurso de Casación planteado por Hugo Freddy Cruz Quenta, de fojas 234 a 238, impugnando el Auto de Vista N° 224/2009, de 25 de Septiembre de 2009, cursante de fojas 225 a 226, de obrados pronunciado por la Sala Penal Segunda de la Corte Superior del Distrito Judicial de Santa Cruz, dentro del proceso penal seguido por el Ministerio Público y Acusadora Particular contra el recurrente, por la presunta comisión del delito de Homicidio, previsto y sancionado por el artículo 251 del Código Penal, los antecedentes, y;

CONSIDERANDO I: (Circunstancias Procesales)

Que, a los fines de resolver el Recurso de Casación que fue interpuesto en Autos, se tiene los siguientes antecedentes:

Con base a la Acusación Fiscal y Acusación Particular, el Tribunal de Sentencia de la Provincia Obispo Santistevan el Distrito Judicial de Santa Cruz, mediante Sentencia Nº 12/2009, cursante de fojas 196 a 202, declaró Autor y Culpable  a Hugo Freddy Cruz Quenta, por la comisión del delito de Homicidio por Emoción Violenta, previsto y sancionado por el artículo 254 párrafo primero del Código Penal, imponiéndole la pena privativa de libertad de tres años y un mes de reclusión, a cumplir en la Cárcel Pública de la ciudad de Montero.

Que, ante esta Sentencia, Hugo Freddy Cruz Quenta, de fojas 206 a 208 vta., de obrados, plantea Recurso de Apelación Restringida, mismo que previo cumplimiento del procedimiento establecido por los artículos 407 y siguientes del Código de Procedimiento Penal, el 25 de Septiembre de 2009, la Sala Penal Segunda de la Corte Superior del Distrito Judicial de Santa Cruz, dictó Auto de Vista cursante de fojas 225 a 226, declarando Improcedente el Recurso de Apelación impugnado.

Notificadas que fueron las partes con el Auto de Vista, Hugo Freddy Cruz Quenta, de fojas 234 a 238, planteó Recurso de Casación contra el Auto de Vista precitado de acuerdo a los siguientes argumentos. 

CONSIDERANDO II: (Fundamentos sobre el planteamiento del Recurso Casación)

Que, del estudio del Recurso de Casación, se establece como motivos del mismo los siguientes aspectos:

I.- El Auto de Vista carece de una fundamentación jurídica penal, toda vez que realiza una simple relación de los datos del proceso sin exponer de manera razonada y fundamentada del porqué de su resolución.

I.2. El Tribunal de Apelación inobserva y aplica erróneamente la Ley Sustantiva en el Art. 370 num. 1 y 6 de la Ley 1970, citando como precedente contradictorio el Auto Supremo Nº 66 de 27 de Enero de 2006, manifestando que tanto el Tribunal de Primera Instancia como el Tribunal de Alzada han vulnerado los principios de seguridad jurídica y de legalidad, constituyendo un defecto absoluto al sentir del art. 169 num. 3 de la Ley N° 1970.

I.2.2.- El Tribunal de Apelación dicta Auto de Vista contrario a los precedentes contradictorios presentados en la apelación restringida, al no estar fundamentada, ya que en vez de reparar los agravios expresados en el recurso de apelación restringida, los convalida, contraviniendo el precedente contradictorio establecido en el Auto Supremo N° 111 de 31 de Marzo de 2007.

Del Precedente Contradictorio Invocado:

Auto Supremo N° 66 de 27 de Enero de 2006

Auto Supremo N° 111 de 31 de Marzo de 2007.

Petitorio.-  Solicitó, que en cumplimiento a la doctrina legal aplicable resuelva anular la sentencia y ordenar el reenvío conforme a la doctrina legal establecida por la uniforme jurisprudencia de las salas penales de la Corte Suprema de Justicia.

CONSIDERANDO III: (Procedibilidad ante un recurso de casación)

Se define a la Casación, como un instrumento político-jurídico que tiene una doble finalidad: por un lado, fijar la jurisprudencia, entendiendo por tal la proclamación en abstracto de la Doctrina Legal, fijando, con ello, la interpretación que ha de darse a los textos legales; y, por otro, enmendar las infracciones de Ley o de Doctrina que los Tribunales hayan cometido en la tramitación o resolución de los juicios.

Gimeno Sendra se refiere al Recurso de Casación como: “Al recurso que tiene una función predominantemente parciaria en el sentido de que principalmente tiende a defender los intereses y derecho de la partes procesales, aunque es cierto que con él persigue una clara función de protección o salvaguarda de las normas del ordenamiento jurídico (función nomofiláctica) y unificadora de la jurisprudencia en la interpretación y aplicación de las normas jurídicas…”

De ahí según prevé el art. 416 del Código de Procedimiento Penal, el Recurso de Casación procede para impugnar Autos de Vista dictados por las Cortes Superiores de Justicia (hoy Tribunales Departamentales de Justicia), contrarios a otros precedentes pronunciados por otras Cortes Superiores de Justicia o por la Sala Penal de la Corte Suprema (hoy Tribunal Supremo de Justicia) de ahí que uno de los fines de este recurso es el controlar uniformidad en la aplicación de la normativa penal por parte de los operadores de justicia, así lo señala Cafferata Nores cuando afirma que: “El Recurso de Casación tiene un propósito unificador de las interpretaciones jurisprudenciales, mediante la actuación de un mismo Tribunal superior que controla la interpretación de la Ley sustantiva o procesal en cada caso sometido a su competencia funcional”.

CONSIDERANDO IV: (Cumplimiento de los requisitos formales)

De conformidad al Auto Supremo Nº 289/2014 de 04 de septiembre de 2014, se acredita que el recurrente, cumplió con los requisitos establecidos por los arts. 416, 417 y 418 del Código de Procedimiento Penal, constituyendo presupuestos de carácter formal para su admisión, con la finalidad de ingresar a determinar lo que fuese en derecho, por tal circunstancia correspondió su admisión; y por consiguiente este Tribunal pasa a analizar el recurso planteado.

CONSIDERANDO V: (Sobre los fundamentos de Casación y conclusiones)

Que, del análisis de antecedentes y fundamentos planteado por Hugo Freddy Cruz Quenta, contrastados con el Auto de Vista recurrido y los precedentes contradictorios se tiene las siguientes conclusiones de orden legal:

I.- El Auto de Vista carece de una fundamentación jurídica penal, toda vez que realiza una simple relación de los datos del proceso sin exponer de manera razonada y fundamentada.

I.2. El Tribunal de Apelación inobserva y aplica erróneamente la Ley Sustantiva en el Art. 370 num. 1 y 6 de la Ley 1970, citando como precedente contradictorio el Auto Supremo Nº 66 de 27 de Enero de 2006, manifestando que tanto el Tribunal de Primera Instancia como el Tribunal de Alzada han vulnerado los principios de seguridad jurídica y de legalidad, constituyendo un defecto absoluto al sentir del art. 169 num. 3 de la Ley N° 1970.

- Respondiendo estos dos puntos se tiene que de la revisión de los antecedentes, así como de la Sentencia y Auto de Vista, se debe tener en cuenta que de la Sentencia Nº 12/2009, cursante de fojas 196 a 202 de obrados, consigna en su contenido la existencia de la enunciación del hecho y circunstancias objeto de juicio, existencia, momento y lugar del hecho, participación en el hecho, apreciación de todas las pruebas, motivos de derecho que fundamentan la Sentencia, fijación de la pena, las cuales son debidamente detalladas respecto a la participación del acusado en el hecho delictuoso denunciado. Asimismo está basada en elementos de prueba que fueron incorporados legalmente a juicio y judicializadas conforme a procedimiento, por su lado el Tribunal de Alzada atendió todos los motivos en los que fundo su recurso de apelación restringida deducido por el imputado, habiendo respondido a los puntos impugnados de manera certera, realizando el correspondiente control sobre la determinación asumida por el Tribunal de Sentencia, no siendo evidente la falta de fundamentación alegada por estar claramente determinado el hecho antijurídico como así demostrado la participación del recurrente, consiguientemente cumplidas las formalidades previstas en el Código de Procedimiento Penal para la aplicación de una pena a la conducta, no evidenciándose el defecto previsto en el num. 1 y 6 del art. 370 del Código de Procedimiento Penal.

I.2.2.- El Tribunal de Apelación dicta Auto de Vista contrario a los precedentes contradictorios presentados en la apelación restringida, al no estar fundamentada, ya que en vez de reparar los agravios expresados en el recurso de apelación restringida, los convalida, contraviniendo el precedente contradictorio establecido en el Auto Supremo N° 111 de 31 de Marzo de 2007.

- Con referencia a los precedentes invocados se debe tener en cuenta que los mismos deberían ir en sentido de que en un caso similar el Tribunal de Apelación hubiera dispuesto normas contrarias, sin embargo del análisis de los precedentes invocados por el acusado, tratan de otros tipos penales como el Despojo; Falsedad Material; Falsedad Ideológica y Uso de Instrumento Falsificado y otros, consecuentemente delitos distintos al del caso de Autos, por tanto no se puede establecer el hecho similar, porque los delitos relacionados no responden a la familia del mismo bien jurídico, por tanto no se advirtió la existencia de contradicción porque cuando ante una situación de hecho similar, se debe observar el sentido jurídico que le asignó el Auto de Vista recurrido y este no coincida con el del precedente sea por haberse aplicado normas distintas o una misma norma con diverso alcance, aspecto que no ocurrió.

Respecto de la mención de la supuesta existencia de defectos absolutos en los que hubiera incurrido el Tribunal de Alzada, se debe tener en cuenta que el impetrante en el planteamiento de su Recurso de Casación, al momento de invocar los precedentes contradictorios se apoyó en los mismos para señalar la existencia de defectos absolutos, de los cuales como se pudo observar resultan no ser contradictorios con el Auto de Vista impugnado, por lo tanto, no se advierte actos vulneratorios de Derechos y Garantías Constitucionales y/o del Procedimiento Penal; por lo que se debe dejar constancia, que, no se advirtió la restricción o disminución de los derechos acusados de vulnerados o el resultado dañoso emergente del defecto. En igual forma, en el caso de la inobservancia o violación de Derechos y Garantías previstos en la Constitución Política del Estado se debe realizar la debida fundamentación fáctica y jurídica por el cual se describa e individualice los posibles Derechos y Garantías conculcados por los operadores de justicia; aspecto que el recurrentes no cumplió, consiguientemente, resulta en definitiva insuficiente que alegue supuestos defectos absolutos, sin cumplir con las obligaciones claramente determinadas mediante la jurisprudencia emitida por éste Tribunal Supremo.

Por los fundamentos expresados en el presente Auto Supremo, no advirtiéndose contradicción alguna en la emisión del Auto de Vista N° 224/2009, de 25 de Septiembre de 2009, emitida por la Sala Penal Segunda de la Corte Superior de Justicia del Distrito de Santa Cruz,  así como también del control legal no se advierte la existencia de defecto absoluto que amerite alguna nulidad, pues al contrario se tiene que el proceso penal fue llevado adelante respectando los derechos de las partes procesales, por lo que,   corresponde emitir el siguiente pronunciamiento.

POR TANTO:

La Sala Penal Liquidadora del Tribunal Supremo de Justicia, de acuerdo con la facultad conferida por la Disposición Transitoria Octava de la Ley del Órgano Judicial, art. 8-II) de la Ley Nº 212, dispone conforme el segundo parágrafo del art. 419 del Código de Procedimiento Penal, declarar: INFUNDADO el Recurso de Casación interpuesto por Hugo Freddy Cruz Quenta, de fojas 234 a 238, impugnando el Auto de Vista N° 224/2009, de 25 de Septiembre de 2009, cursante de fojas 225 a 226, de obrados pronunciado por la Sala Penal Segunda de la Corte Superior del Distrito Judicial de Santa Cruz, dentro del proceso penal seguido por el Ministerio Público y Acusadora Particular contra el recurrente, por la comisión del delito de Homicidio por Emoción Violenta, previsto y sancionado por el artículo 254 párrafo primero del Código Penal, sea con la imposición de costas.


Regístrese, hágase saber y devuélvase.-

Magistrada Relatora: Dra. Ma. Lourdes Bustamante R.