TRIBUNAL SUPREMO DE JUSTICIA

SALA PENAL LIQUIDADORA


AUTO SUPREMO Nº        151/2014

Fecha:                        Sucre, 25 de junio de 2014

Expediente:                         23/10 Oruro

Parte acusadora:                Ministerio Público   

Parte imputada:                  Ronald Pablo Gerónimo Viza, Florencio Paredes y Sergio

                               López Felipe  

Delito:                                  Tráfico de Sustancias Controladas 

Recurso:                               Casación

VISTOS: (De los recursos en cuestión)

El Recurso de Casación planteado por el Dr. Rubén Arciénega Llano, en su calidad de Fiscal de Sustancias Controladas, en representación del Ministerio Público de fs. 118 a 120, impugnando el Auto de Vista Nº 20 de 30 de septiembre de 2010 cursante de fs. 100 a 103 de obrados, pronunciado por la Sala Penal Primera de la Corte Superior del Distrito Judicial de Oruro, dentro del proceso penal seguido por el Ministerio Público contra Ronald Pablo Gerónimo Viza, Florencio Paredes y Sergio López Felipe, por la supuesta comisión del delito Tráfico de Sustancias Controladas, previsto y sancionado por el art. 48 con relación al 33 inc. m) de la Ley del Régimen de la Coca y Sustancias Controladas (ley Nº 1008), los antecedentes, y;

CONSIDERANDO I: (Circunstancias Procesales)

Que, a los fines de resolver los Recursos de Casación que fueran interpuestos en Autos, se tiene los siguientes antecedentes:

Con base a la Acusación Fiscal, previa la sustanciación del juicio oral, el Tribunal de Sentencia Nº 1 del Distrito Judicial de Oruro, mediante Sentencia Nº 05 de 8 de marzo de 2010 (fs. 32 a 48), declaró a Ronald Pablo Gerónimo Viza, Florencio Paredes Mollo y Sergio López Felipe, Autores y Culpables del delito de Tráfico de Sustancias Controladas, previsto y sancionado en el art. 48 con relación al 33 inc. m) de la Ley del Régimen de la Coca y Sustancias Controladas (Ley Nº 1008), en la modalidad de depósito y almacenamiento, imponiéndoles a cada uno la pena privativa de libertad de diez años (10) de presidio a cumplir en la Cárcel Pública de “San Pedro” de la ciudad de Oruro, sin perjuicio de que se les compute como parte de la pena cumplida el tiempo que estuvieron detenidos preventivamente por este hecho, inclusive en sede policial, asimismo se les impuso al pago de quinientos días multa (500) a cada uno de los imputados, a razón de Bs. 1.- por cada día, sea con costas y pago de la responsabilidad civil a favor del Estado, a ser averiguables en ejecución de Sentencia.

De conformidad a lo establecido por el art. 365 del Código de Procedimiento Penal el Tribunal dispuso la confiscación definitiva de un vehículo tipo camioneta, marca Chevrolet, color plomo, modelo 2007, sin placa, $us. 33.450 (treinta y tres mil cuatrocientos cincuenta Dólares Americanos), una cámara digital marca Sony y celulares marca Sony Ericsson, Alcatel, Samsung y Nokia, cuyas características se hallan detalladas en las pruebas codificadas como MP-D4, MP-D5, MP-D6, MP-D11, MP-D20 Y MP-D21  a favor del Estado.

Que, ante esta Sentencia, Ronald Pablo Gerónimo Viza (fs. 52 a 58) y Florencio Paredes Mollo (fs. 61 a 66) interpusieron Recursos de Apelación Restringida, mismos que previo cumplimiento del procedimiento establecido por los arts. 407 y siguientes del Código de Procedimiento Penal, el 30 de septiembre de 2010 (fs. 100 a 103), la Sala Penal Primera de la Corte Superior del Distrito Judicial de Oruro, dictó Auto de Vista Nº 20/2010, declarando Procedentes los Recursos de Apelación Restringida interpuestos y deliberando en el fondo Anuló totalmente la Sentencia y ordenó su reenvío por ante el Tribunal de Sentencia penal inmediato (Tribunal de Sentencia Nº 2) para que se sustancie nuevamente a partir de la nueva radicatoria de la acusación ya formulada por el Ministerio Público.

Notificadas que fueron las partes con el Auto de Vista, el Dr. Rubén Arciénega Llano en su calidad de Fiscal de Materia, en representación del Ministerio Público (fs. 118 a 120 vta.), mediante memorial presentado el 13 de octubre de 2010, interpuso Recurso de Casación contra el precitado Auto de Vista. 

CONSIDERANDO II: (Fundamentos sobre el planteamiento de casación)

Que, del estudio de los Recursos de Casación, se establecen como motivos de los  mismos, los siguientes:

I.- Realizó una relación de los hechos, refirió un análisis respecto de la Sentencia, los recursos de apelación restringida y el Auto de Vista.

II.- Señaló, que al momento de emitirse el Auto de Vista impugnado se ha violado el principio de imparcialidad y el debido proceso, porque la Ley no le concede al Tribunal Ad quen, el análisis de puro derecho, no pudiendo hacer un análisis de situaciones de hecho, no puede entrar a una valoración de circunstancias del juicio oral.

III.- El Tribunal de Alzada actuó fuera de los previsto en el art. 407  del Código de Procedimiento Penal, pues el Tribunal de Apelación no tiene las atribuciones de ingresar a la reconstrucción histórica de los hechos, no puede volver a evaluar los elementos de convicción que fueron considerados por el Tribunal de Sentencia, teniendo en cuenta que el Ministerio Público en el juicio demostró que los acusados fueron descubiertos en flagrancia en posesión de cocaína y marihuana sin que necesariamente para demostrar la posesión la sustancia controlada haya tenido que estar adheridas a sus cuerpos, además se demostró las transacciones ilícitas cuando los imputados fueron sorprendidos en posesión de más de $us. 30.000, sin justificar su origen.

Al respecto invocó como precedente contradictorio el Auto Supremo Nº 316 de 13 de junio de 2003, del cual refirió: “…el recurso de apelación restringida por su naturaleza y finalidad legal y doctrinal no puede retrotraer su actividad jurisdiccional a circunstancias, hechos, pruebas fácticas que ya fueron al control oral, público y contradictorio del órgano judicial de Sentencia, siendo a su vez ineludible que quien reclama un vicio oculto en esta esfera del Tribunal Superior, tenga que haberlo hecho oportunamente en el proceso, salvo que se trate de defectos absolutos especificados en el art. 169 del Código de Procedimiento Penal”

Por lo que menciono, que el Tribunal debía actuar sin retrotraer la revisión de aspectos de orden fáctico que ya fueron abordados por el Tribunal de Sentencia, bajo las garantías constitucionales.

Del Precedente Contradictorio Invocado:

Se debe tener en cuenta que el representante del Ministerio Público no interpuso recurso de apelación restringida, porque el fallo le fue favorable, por tanto no existe invocación del precedente contradictorio

De la solicitud:

Solicitó, se conceda su recurso de casación y se resuelva casando el Auto de Vista impugnado, determinando que la Sala Penal Primera de la Corte Superior el Distrito Judicial de Oruro pronuncie nuevo Auto de Vista conforme la doctrina legal establecida en el art. 419 del Código de Procedimiento Penal.

CONSIDERANDO III: (Procedibilidad ante un recurso de casación)

Se define a la Casación, como un instrumento político-jurídico que tiene una doble finalidad: por un lado, fijar la jurisprudencia, entendiendo por tal la proclamación en abstracto de la Doctrina Legal, fijando, con ello, la interpretación que ha de darse a los textos legales; y, por otro, enmendar las infracciones de Ley o de Doctrina que los Tribunales hayan cometido en la tramitación o resolución de los juicios.

Gimeno Sendra se refiere al Recurso de Casación como: Al recurso que tiene una función predominantemente parciaria en el sentido de que principalmente tiende a defender los intereses y derecho de la partes procesales, aunque es cierto que con él persigue una clara función de protección o salvaguarda de las normas del ordenamiento jurídico (función nomofiláctica) y unificadora de la jurisprudencia en la interpretación y aplicación de las normas jurídicas…”

De ahí según prevé el art. 416 del Código de Procedimiento Penal, el Recurso de Casación procede para impugnar Autos de Vista dictados por las Cortes Superiores de Justicia (hoy Tribunales Departamentales de Justicia), contrarios a otros precedentes pronunciados por otras Cortes Superiores de Justicia o por la Sala Penal de la Corte Suprema (hoy Tribunal Supremo de Justicia) de ahí que uno de los fines de este recurso es el controlar uniformidad en la aplicación de la normativa penal por parte de los operadores de justicia, así lo señala Cafferata Nores cuando afirma que: El Recurso de Casación tiene un propósito unificador de las interpretaciones jurisprudenciales, mediante la actuación de un mismo Tribunal superior que controla la interpretación de la Ley sustantiva o procesal en cada caso sometido a su competencia funcional”.

La procedencia del Recurso de Casación, está dada al cumplimiento de un conjunto de requisitos necesarios para que el Tribunal de Casación pueda pronunciarse sobre el fondo del planteamiento, siendo estos presupuestos formales de cumplimiento obligatorio e inexcusable; es así, que el Código de Procedimiento Penal en sus arts. 416 y 417 ha señalado lo siguiente:


El incumplimiento a los presupuestos señalados supra, determinarán la ineficacia del planteamiento, pues si bien, nuestra normativa legal otorga el derecho a recurrir, también exige requisitos que deben ser cumplidos, que ante la negligencia o incumplimiento debe disponerse su inadmisibilidad sin que pueda interpretarse ésta decisión, como a la negación a ese derecho recursivo, en consecuencia, de su cumplimiento recién este Tribunal podrá ingresar a considerar el recurso planteado.

CONSIDERANDO IV: (Cumplimiento de los requisitos formales)

Plazo: La fecha, desde la que corresponde computar el plazo de los 5 días para formular el Recurso de Casación, corre desde el día siguiente a la notificación con el Auto de Vista recurrido, en este caso verificadas las diligencias de notificación se puede advertir que el Ministerio Público fue notificado con el Auto de Vista, el 8 de octubre de 2010, tal como consta a fs. 106 y el cargo de presentación de su Recurso de Casación data del 13 de octubre de 2010, cursante a fs. 120 vta., por lo que se establece, que el mismo fue presentado dentro del plazo previsto por el art. 417 del Código de Procedimiento Penal.

Invocación del precedente contradictorio: Continuando con el análisis de los datos procesales que informan esta causa, se establecen las siguientes conclusiones de orden legal:

A) De la invocación en el Recurso de Apelación Restringida:

Conforme lo previsto por el art. 416 del Código de Procedimiento Penal, un requisito formal que debe ser cumplido por la parte que formuló el Recurso de Casación, es el de haber invocado el precedente contradictorio en su Recurso de Apelación Restringida; sin embargo este requisito es flexibilizado cuando el recurrente no planteó Recurso de Apelación Restringida por haberle sido favorable la Sentencia, por lo que, amerita la aplicación del Persaltum (Auto Supremo Nº 497 de 19 de octubre de 2010).

B) De la contradicción del Precedente Contradictorio y el Auto de Vista recurrido:

De lo previsto en el parágrafo segundo del art. 417 del Código de Procedimiento Penal, el recurrente, deberá señalar en términos claros y precisos las contradicciones existentes entre el Auto de Vista recurrido y los precedentes contradictorios; en este caso, en casación invocó como precedente contradictorio el Auto Supremo Nº 316 de 13 de junio de 2003, del cual se realiza el siguiente análisis:

El representante del Ministerio Público en el planteamiento de su Recurso de Casación cumplió con los requisitos previstos en los arts. 416 y 417 del Código de Procedimiento Penal, tanto en el plazo de presentación como se señaló supra, como también en la invocación de los precedentes contradictorios y la probable comisión de defectos absolutos, constituyendo presupuestos de carácter formal para su admisión, con la finalidad de determinar lo que fuese en derecho, cuando sea analizado el fondo del recurso, por tal circunstancia corresponde su admisión de conformidad a lo establecido en el art. 418 del Código de Procedimiento Penal.   

POR TANTO:

La Sala Penal Liquidadora del Tribunal Supremo de Justicia, de acuerdo con la facultad conferida por la Disposición Transitoria Octava de la Ley del Órgano Judicial, art. 8-II) de la Ley Nº 212, conforme a los arts. 416, 417 y 418 del Código de Procedimiento Penal, declarar: ADMISIBLE el Recurso de Casación planteado por el Dr. Rubén Arciénega Llano, en su calidad de Fiscal de Sustancias Controladas, en representación del Ministerio Público, dentro del proceso penal seguido por el Ministerio Público contra Ronald Pablo Gerónimo Viza, Florencio Paredes y Sergio López Felipe, por la supuesta comisión del delito Tráfico de Sustancias Controladas, previsto y sancionado por el art. 48 con relación al 33 inc. m) de la Ley del Régimen de la Coca y Sustancias Controladas (ley Nº 1008).

Asimismo, por Secretaría de la Sala Penal Liquidadora hágase conocer el presente Auto Supremo a las Salas Penales de los Tribunales Departamentales de Justicia del país a los fines señalados en el art. 418 párrafo segundo del Código de Procedimiento Penal.

Regístrese, hágase saber y cúmplase.-

Relatora: Dra. María Lourdes Bustamante