TRIBUNAL SUPREMO DE JUSTICIA

SALA PENAL LIQUIDADORA


Auto Supremo:        121/2014

Fecha:        Sucre, 14 de abril de 2014

Expediente:        90/09

Distrito:        La Paz

Partes:        Basilio Gutiérrez   Colque c/ Leónidas Quispe Vda. De Quispe, Rafaela Condori Condori, Raimundo Loza Quispe, Cleto Mendoza Moya, María Juana Limachi, Teófila Loza, Gregorio Limachi Huanca, Justina García Ramírez y Gregorio Quispe Choque.

Delito:        Despojo

Recurso:        Casación


VISTOS: (Del Recurso en cuestión)

El Recurso de Casación planteado por Cleto Mendoza Moya de fojas 1051 a 1053 vuelta, impugnando el Auto de Vista N' 40 de 19 de febrero de 2009 de fojas 1037 a 1039, de obrados pronunciado por la Sala Penal Tercera de la Corte Superior del Distrito Judicial de La Paz, dentro del proceso penal seguido por Basilio Gutiérrez Colque contra Leónidas Quispe Vda. de Quispe, Rafaela Condori Condori, Ralmundo Loza Quispe, Cleto Mendoza Moya (recurrente), María Juana Limachi, Teófila Loza, Gregorio Limachi Huanca, Justina García Ramírez y Gregorio Quispe Choque, por la presusunta comisión del delito de Despojo, previsto y sancionado por el artículo 351 del Código Penal, los antecedentes; y,

CONSIDERANDO 1: (Circunstancias Procesales)

Que, a los fines de resolver el Recurso de Casación que fue interpuesto en Autos, se tiene los siguientes antecedentes:

Con base a la Acusación Particular cursante de fojas 37 a 39 vuelta, el Juzgado Cuarto de Partido y Sentencia de El Alto del Distrito Judicial de La Paz, mediante Sentencia N' 12/2007 de 13 de marzo, cursante de fojas 960 a 965, previa la declaratoria de rebeldía de Maria Juana Limachi, Teófila Loza, Gregorio Limachi Huanca, Justina García Ramírez, Gregorio Quispe Choque y Rafaela Condori Condori, dispuso declarar a Raimundo Loza Quispe, absuelto del delito de Despojo, previsto y sancionado por el artículo 351 del Código Penal y con relación a Leonidas Quispe Vda, de Quispe y Cleto Mendoza Moya, se los declaró autores de la comisión del delito de Despojo, previsto y sancionado en el artículo 351 del Código Penal, condenándolos a la pena privativa de libertad de 3 años de reclusión que deberán cumplir la primera en el Centro de Orientación Femenina de Obrajes y el segundo en la Penitenciaria Distrital de San Pedro de la ciudad de La Paz, con costas y daños ocasionados a la víctima. Asimismo, al estar cumplidas las previsiones establecidas por Ley se les otorgó el beneficio de la Suspension Condicional de la Pena.

Que, ante esta Sentencia Cleto Mendoza Moya de fojas 983 a 988, planteó Recurso de Apelación Restringida, mismo que previo cumplimiento del procedimiento establecido por los articulos 407 y siguientes del Código de Procedimiento Penal, el 19 de febrero de 2009 la Sala Penal Tercera de la Corte Superior del Distrito Judicial de La Paz, dictó Auto de Vista Nº 40/2009 de fojas 1037 a 1039, declarando Improcedente el fundamento del Recurso de Apelación Restringida interpuesto, confirmando la Sentencia apelada.

Notificadas que fueron las partes con el Auto de Vista, Cleto Mendoza Moya, planteó Recurso de Casación contra el Auto de Vista precitado de acuerdo a los siguientes argumentos.

CONSIDERANDO II: (Fundamentos sobre el planteamiento de Casación)

Que, del estudio del Recurso de Casación, se establece como motivos del mismo los siguientes aspectos:

1. La restricción al derecho de subsanar su recurso constituyendo defecto absoluto, refiriendo que el Tribunal de Alzada en su Considerando cuarto último apartado hubiese señalado Que analizando la apelación materia del presente recurso, la misma no ingresa en vicios de la Sentencia, ni errónea observación de la Ley Sustantiva y adjetiva, para que accione el recurso, mucho menos para efectuar la consideración de una nueva sentencia por lo que corresponde desestimar la apelacion restringida al no estar individualizados menos discriminados los vicios conforme determina el artículo 408 del Código de Procedimiento Penal, lo que impide a este tribunal. ngresar en su consideración" señala el recurrente que si no se cumplía con los requisitos de su apelación se deb aplicar lo establecido por el artículo 399 del Código de Procedimiento Penal, dándosele un término de tres días para que lo amplíe o corrija, generando con esta decisión la contradicción a lo establecido por el Auto Supremo Nº 90 de 31 de marzo de 2005.

2, Conforme al precedente contradictorio invocado en su Apelación Restringida (Auto Supremo Nº 254 de 22 de junio de 2005 SPP) se establece que para que se configure el delito de Despojo debe existir dos elementos: a) Invadir con violencia el inmueble y b) Expulsar al poseedor o quien tenga la tenencia del inmueble, sin embargo ninguno de estos aspectos fueron acreditados en juicio, pero además el Tribunal de Alzada de manera contraria hubiese señalado que: "El apelante HABRIA OLVIDADO que la posesión no se determina exclusivamente por estar habitando un inmueble, sino por los actos de posesión realizados en el terreno, y que su mandante lo estaría efectuando mediante la tramitación de los papeles legales y técnicos demostrando de esa manera su derecho propietario".

  1. Sobre el precedente contradictorio establecido en el Auto Supremo N' 437 de 24 de agosto de 2007, referido a la falta de fundamentación señala que no se respondieron todos los puntos apelados sobre la sentencia ya que primero en lo referente a los puntos de su recurso no se mencionó la denuncia que la Sentencia se basó en hechos inexistentes y no acreditados y en valoración deficiente de la prueba, y aderriás en el considerando cuarto a momento de resolver los aspectos cuestionados sólo se pronunció a tres puntos no existiendo respuesta respecto del  III y IV motivo.
  2. Contradicción con el Auto Supremo Nº 307 de 11 de junio de 2003, relativo a la congruencia de la sentencia entre la parte considerativa y resolutiva, señalando que no se hubiese identificado la fecha del hecho pero además el Auto de Vista también ingresa en contradicciones cuando señala que solo ingresa a resolver algunos puntos cuestionados y no todos porque en el recurso de apelación restringida no se hubiese individualizado y discriminado los vicios denunciados, denotando con esa aseveración que el Tribunal de Alzada ingresaria en contradicción.

Del Precedente Contradictorio Invocado: conforme lo previsto por el artículo 416 del Código de Procedimiento Penal, un requisito formal que debe ser curriplido por la parte que formule el Recurso de Casación, es el de haber invocado el precedente contradictorio en su Recurso de Apelación Restringida, en este caso el recurrente cumplió con dicho presupuesto de carácter formal.

Petitorio: que, ante la existencia de contradicción en los términos del artículo 416 del Código de Procedimiento Penal, estableciendo la Doctrina Legal Aplicable se disponga dejar sin efecto el fallo devolviendo al Tribunal que lo dictó para que se emita uno nuevo.

CONSIDERANDO III: (Procedibilidad ante un Recurso de Casación)

Se define a la casacion, como un instrumento politico-juridico que tiene una doble finalidad: por un lado fijar la jurisprudencia, entendiendo por tal la proclamación en abstracto de la Doctrina Legal, fijando, con ello, la interpretación que ha de darse a los textos legales; y, por otro, enmendar las infracciones de Ley o de Doctrina que los Tribunales hayan cometido en la tramitación o resolución de los juicios.

Gimeno Sendra se refiere al Recurso de Casación comoi "Al recurso que tiene una función predominantemente parciaria en el sentido de que principalmente tiende a defender los intereses y derecho de la partes procesales, aunque es cierto que con él persigue una clara función de protección o salvaguarda de las normas del ordenamiento jurídico (función nomofiláctica) y uníficadora de la Jurisprudencia en la interpretación y aplicación de las normas jurídicas...".

De ahí según prevé el artículo 416 del Código de Procedimiento Penal, el Recurso de Casación procede para impugnar Autos de Vista dictados por las Cortes Superiores de Justicia (hoy Tribunales Departamentales de Justicia), contrarios a otros precedentes pronunciados por otras Cortes Superiores de Justicia o por la Sala Penal de la Corte Suprema (hoy Tribunal Supremo de Justicia) de ahí que uno de los fines de este recurso es el controlar uniformidad en la aplicación de la normativa penal por parte de los operadores de justicia, así lo señala Cafferata Nores cuando afirma que: "El Recurso de Casación tiene un propósito unificador de las interpretaciones jurisprudenciales, mediante la actuación de un mismo Tribunal superior que controla la interpretación de la Ley sustantiva o procesal en cada caso sometido a su competencia funcional".

La procedencia del Recurso de Casación, está dada al cumplimiento de un conjunto de requisitos necesarios para que el Tribuna¡ de Casación pueda pronunciarse sobre el fondo del planteamiento, siendo estos presupuestos formales de cumplimiento obligatorio e inexcusable, es así, que el Código de Procedimiento Penal en sus artículos 416 y 417 han señalado lo siguiente:

El incumplimiento a los presupuestos señalados supra, determinarán la ineficacia del planteamiento, pues si bien, nuestra normativa legal otorga el derecho a recurrir, también exige requisitos que deben ser cumplidos, que ante la negligencia o incumplimiento debe disponerse su inadmisibilidad sin que pueda interpretarse ésta decisión, como a la negación a ese derecho recursivo, en consecuencia, de su cumplimiento recién este Tribunal podrá ingresar a considerar el recurso planteado.

CONSIDERANDO IV: (Cumplimiento de los requisitos formales)

De conformidad al Auto Supremo Nº 82/2014 de 3 de abril, se dispuso su admisibilidad de manera excepcional en merito a los fundamentos de su recurso, por lo que, corresponde en esta etapa la verificación sobre la veracidad o no de los denuncias efectuadas.

CONSIDERANDO V: (Sobre los fundamentos de Casación y conclusiones)

Que, del estudio del Recurso de Casación, se establece como motivos del misio los siguientes aspectos:

En cuanto al primer motivo, el recurrente se limita a denunciar que se hubiese restringido su derecho a subsanar errores de forma en la interposición del recurso de apelación restringida y a citar el Auto Supremo 90 de 31 de marzo de 2005, sin cumplir con la carga procesal de explicar en forma clara y precisa, cuál la situación de hecho similar y principalmente cuál la contradicción en relación a lo determinado en el Auto de Vista impugnado, menos indica cuál sería el derecho o garantía constitucional que se habría lesionado, conforme a la exigencia establecida en el artículo 417 del Código de Procedimiento Penal.

Además, de la revisión que el Auto de Vista impugnado no contraviene la doctrina legal establecida en los precedentes invocados, porque el Tribunal de alzada, no declaró inadmisible el recurso de apelación restringida; contrariamente luego de realizar el análisis de su contenido, admitió expresamente el recurso y previa identificación de los motivos alegados por el imputado, procedió al examen y consideración de fondo de cada uno de ellos, para finalmente declarar su improcedencia; en consecuencia, es necesario precisar que estando admitido el recurso de apelación restringida y resuelto en el fondo, es impertinente pretender obligar al Ad quem, la aplicación de lo dispuesto por el artículo 399 del Código de Procedimiento Penal. En consecuencia la denuncia relacionada a la temática analizada, carece de sustento legal, por lo que el motivo del recurso de casación deviene en infundado.

Con relación al precedente contradictorio invocado en su Apelación Restringida (Auto Supremo Nº 254 de 22 de Junio de 2005 SPP) si bien es cierto que el referido Auto Supremo establece en su La Doctrina Legal Aplicable: Que en el delito de despojo tipificado en el artículo 351 de Código Penal para su consumación se requieren los siguientes elementos: invadir el inmueble y expulsar al poseedor que puede hacerse por fuerza o por engaño”, aspecto correctamente observado por el recurrente. Sin embargo el imputado olvida citar el parrafo siguiente que de manera clara y taxativa previene que: “Que de la inteligencia de esta norma se desprende que no puede exigirse, el cumplimiento de todos los elementos establecidos por el artículo 351 del Código Penal de manera conjunta, es decir que la conducta del imputado debe subsumirse en uno de los elementos ya sea al "de la posesión o tenencia de un inmueble o del ejercicio de un derecho real constituido sobre el". Por lo que se advierte que que en el caso de autos, se cumplieron los elementos consitutivos del delito de despojo, aspecto que se probo en el proceso con la prueba aportada.

Sobre el precedente contradictorio establecido en el Auto Supremo Nº 437 de 24 de agosto de 2007, sustentando la supuesta falta de fundamentación; de la lectura de la Resolución recurrida, se desprende que el Tribunal de alzada atendió todos los motivos en los que fundo su recurso de apelación restringida deducido por el imputado habiendo respondido a los cinco puntos impugnados de manera certera, no siendo evidente que no se haya contestado a los puntos tres y cuatro, puesto que de manera puntual en Tribunal de Alzada se refirió a ellos sosteniendo "los motivos por los cuales arriba en la convicción suficiente de autoría y participación de los condenados en los hechos acusados, extremo acorde con las reglas de la sana critica exigidos para el fundamento de la sentencia". Asimismo, argumento "la sentencia apelada posee congruencia con la acusación particular, debido a que se condeno a los imputados por los delitos por los que fueron acusados por medio de la querella y acusación particular (fojas 37 a 39) no apartándose en ningún rnomento de lo solicitado por el querellante". Advirtiéndose por lo tanto que el Tribunal de Apelación se circunscribió a todos los puntos recurridos en dicha apelación, de modo que confirmó la sentencia impugnada; en lo demás el recurrente de casación se restringió a relacionar los hechos, por lo expuesto precedentemente resulta que las infracciones acusadas por el imputado de primer grado, arribó al pleno convencimiento de la culpabilidad del mismo, por el delito de despojo, previsto y sancionado por el artículo 351 del Código Penal, al existir los elernentos configuradotes del liecho punible.

Finalmente, respecto al precedente contradictorio invocado a momento de presentar el recurso de casación, consistente en el Auto Supremo Nº 307 de 11 de junio de 2003 pronunciado por la Sala Penal Segunda de la ex Corte Suprema de Justicia, dentro del proceso penal seguido a instancias del Ministerio Público y otro contra Roberto Comboni Viscarra, por el delito de Estelionato y otros, se debe manifestar que el mismo, por poseer elementos constitutivos diferentes respecto de las acciones desarrolladas en la litis, además de pertenecer a un tipo penal diferente, no siendo similar al caso de análisis, no corresponde su consideración, debiendo aplicarse en la resolución del recurso el artículo 419 segundo párrafo, en cuanto a que el recurso deviene en infundado por no ser ciertas las infracciones acusadas por el recurrente en el memorial de fojas 1051 a 1053 vuelta.

En consecuencia las denuncias relacionadas a las temáticas analizadas, carecen de sustento legal, por lo que al no existir contradicción con los términos de los precedentes citados, los motivos del recurso de casación devienen en infundados.

POR TANTO:

La Sala Penal Liquidadora del Tribunal Supremo de Justicia, de acuerdo con la facultad conferida por la Disposición Transitoria Octava de la Ley del órgano Judicial, artículo 8-11) de la Ley NI 212, dispone conforme el segundo parágrafo del artículo 419 del Código de Procedimiento Penal, declarara: INFUNDADO el Recurso de Casación planteado por Cleto Mendoza Moya de fojas 1051 a 1053 vuelta, impugnando el Auto de Vista 40 de 19 de febrero de 2009 cursante de fojas 1037 a 1039 de obrados, pronunciado por la Sala Penal Tercera de la Corte Superior del Distrito Judicial de La Paz, dentro del proceso penal seguido por el Ministerio Público y Basilio Gutiérrez Colque en representación de Maria Rosario Hinojosa Lazarte en contra de Leonidas Quispe Vda. de Quispe Cleto Mendoza Moya, por la presunta comisión del delito de Despojo, previsto y sancionado por el artículo 351 del Código Penal, con costas.

Regístrese, hágase saber y devuélvase.-

Magistrado Relator: Dr. Javier Medardo Serrano Llanos