TRIBUNAL SUPREMO DE JUSTICIA

SALA PENAL LIQUIDADORA


Auto Supremo Nº:                64/2014.

Lugar y Fecha:                Sucre,28 de Febrero de 2014.

Expediente:                        125/09.

Distrito:                        Cochabamba.

Partes:                                  Ministerio Público contra José Blanco Rosas.

Delito:                             Tráfico de Sustancias Controladas (Art. 48 con relación al Art.33 Inc. m de la Ley 1008)

Recurso:                        Casación

_______________________________________________________________

VISTOS: Los Autos correspondientes al Recurso de Casación cursante de fs. 215 a 219, interpuesto por el procesado José Blanco Rosas, impugnando la Resolución jurisdiccional contenida en el Auto de Vista, de 20 de Julio de 2009, cursante de fs. 181 a fs, 185 vlta., pronunciado por la Sala Penal Primera de la Corte Superior de Justicia del Distrito de Cochabamba, dentro del proceso penal seguido por el Ministerio Público contra el recurrente, por la comisión del delito de Tráfico de Sustancias Controladas, previsto y sancionado por el art. 48 con relación al art. 33 inc. m) de la Ley Nº 1008, los antecedentes de la causa, y;

CONSIDERANDO I: Que, el Tribunal Segundo de Sentencia del Distrito de Cochabamba, pronunció la Resolución de grado Nº 07/2009 contenida en la Sentencia de 28 de Marzo de 2009 cursante de fs. 143 a fs. 152, declarando al procesado José Blanco Rosas sin responsabilidad del delito de Trafico de Sustancias Controladas, por el que lo absuelve y dicta Sentencia Condenatoria en su contra, por cuanto la prueba aportada en juicio es suficiente para generar en el Tribunal la convicción sobre la responsabilidad penal del imputado en el delito de Transporte de Sustancias Controladas tipificado y sancionado por el art. 55 de la Ley 1008), imponiéndole en consecuencia la pena privativa de libertad de 8 (OCHO) años de presidio en el penal de San Sebastián, así mismo se impone la multa de 100 días a razón de Bs. 1,00 (Bolivianos uno) por día, más condenación a la reparación del daño civil a favor del Estado, averiguables en ejecución de sentencia y costas al Estado, sea con costas y pago de responsabilidad civil a  favor del Estado  a ser averiguables en estado de sentencia, asimismo la confiscación del vehiculo, marca Nissan, tipo camión, así como los 30.190 gramos de acido sulfurico y 33.325 gramos de carbonato de sodio.

Que, la Sentencia condenatoria pronunciada por el Tribunal de juicio fue objeto de impugnación por parte del procesado José Blanco Rosas  a través del Recurso de Apelación Restringida cursante de fs. 164 a 170 vta., siendo contestado dicho Recurso por el Ministerio Público, cursante de fs. 165 a fs. 166 vlta.; que el Tribunal de Apelación conformado en el caso presente por la Sala Penal Primera de la Corte Superior de Justicia del Distrito de Cochabamba, a través del Auto de Vista de 20 de Julio de 2009 cursante de fs. 181 a fs. 185 vlta., declaró improcedente el recurso de apelación restringida interpuesto por José Blanco Rosas en contra de la Sentencia Nº 07/2009, pronunciada por los miembros del Tribunal de Sentencia Penal Nº 2 de esa ciudad, con costas.

CONSIDERANDO II: Que, a través del Recurso de Casación cursante de fs. 215 a fs. 219, el procesado José Blanco Rosas impugna la Resolución jurisdiccional contenida en el Auto de Vista de 20 de Julio de 2009, cursante de fs. 181 a 185 vlta., pronunciado por la Sala Penal Primera de la Corte Superior de Justicia del Departamento de Cochabamba, alegando como motivos de su Recurso de Casación: 1) Existe falta de congruencia en la Sentencia en cuanto en la Acusación se le acusa de trafico, en la sentencia se lo absuelve por el delito de tráfico y se le condena por el delito de transporte, por lo que la sentencia debió limitarse únicamente al tratamiento de esa adecuación penal realizada por el acusador, violando el principio acusatorio, principio de la certidumbre, seguridad jurídica y debido proceso, invocando como precedente contradictorio el Auto Supremo Nº 305, de 25 de Agosto de 2006, 2) El Tribunal de Sentencia valoró y otorgó valor a las declaraciones de testigos (funcionarios de la FELCN) que no estuvieron en el momento de su detención, siendo testigos de oídas, constituyendo un defecto absoluto que amerita la anulación de la sentencia.

Que, el recurrente solicita a este Supremo Tribunal dicte auto supremo anulando el Auto de vista, conforme a procedimiento.

CONSIDERANDO III: Que, desde una perspectiva amplia, señala ORTELLS RAMOS, el medio de impugnación se define como el instrumento legal puesto a disposición de las partes, destinado a atacar una resolución judicial para provocar su reforma, su anulación o bien su nulidad. Así, el principio de legalidad exige tanto resoluciones ajustadas a la Ley como materialmente justas, lo cual además se engarza además en el derecho fundamental a la tutela jurisdiccional: la resolución judicial debe ser fundada y guardar armonía con la Ley y los valores que inspiran el ordenamiento jurídico. Precisamente para garantizar esta sumisión de la decisión judicial a la ley y a la justicia existen los medios de impugnación, con los cuales se configura una verdadera actividad depuradora como garantía o derecho de los justiciables.

Que, el Recurso de Casación tiene una finalidad eminentemente defensora del iusconstitutionis, del ordenamiento jurídico, a través de dos vías: 1) la función nomofiláctica, que importa la protección o salvaguarda de las normas del ordenamiento jurídico; y, 2) la función uniformadora de la jurisprudencia en la interpretación y aplicación de las normas jurídicas. Así, el Recurso de Casación se configura contemporáneamente como un Recurso que desarrolla su actuación para asegurar la interdicción de la arbitrariedad, tanto en lo que afecta al control sobre la observancia de los derechos fundamentales como en la unificación de la interpretación penal y procesal. Al respecto, ALCALÁ ZAMORA Y CASTILLO señala que este Recurso cumple una doble finalidad: tutelar el interés público al tratar de mantener la exacta observancia de la Ley, que presumiblemente se quebranta con el fallo recurrido, procurando que el Poder Judicial juzgue rectamente los casos que les toca resolver sin mal interpretar la norma jurídica, respetando las disposiciones procesales y aplicando las Leyes uniformemente. Por su parte, CAFFERATA NORES expresa que el Recurso de Casación tiene un propósito unificador de las interpretaciones jurisprudenciales, mediante la actuación de un mismo Tribunal superior que controla la interpretación de la Ley sustantiva y procesal en cada caso sometido a su competencia funcional.

Que, en el contexto antes señalado, el sistema procesal penal vigente en el país ha establecido a través del art. 416 del Código de Procedimiento Penal el Recurso de Casación como el medio recursivo que procede para impugnar Autos de Vista dictados por los ahora Tribunales Departamentales de Justicia contrarios a otros precedentes pronunciados por otros Tribunales Departamentales o por una de las Salas especializadas del Tribunal Supremo de Justicia, para cuya procedencia deben cumplirse indefectiblemente con los requisitos de admisibilidad establecidos en los arts. 416 y 417 del Código de Procedimiento Penal, esto es:

  1. Al interponer el Recurso de Apelación Restringida la parte recurrente deba invocar el precedente contradictorio, precisando la contradicción ante una situación de hecho similar, sea por haberse aplicado normas distintas o bien una misma norma con diverso alcance; 
  2. El Recurso de Casación deberá ser presentado dentro de los cinco días siguientes a la notificación legal con el Auto de Vista que se impugna, señalando la contradicción que existiría entre la Resolución impugnada y los precedentes invocados en términos claros y precisos para que el Tribunal Supremo establezca la Doctrina Legal Aplicable que corresponda en caso ser evidentes las contradicciones deducidas por la parte recurrente.
  3. En el Recurso de Casación se deberá señalara la contradicción en términos precisos y como única prueba admisible se acompañará copia del Recurso de Apelación Restringida en el que se invocó el precedente.

CONSIDERANDO IV: Que, ingresando a la consideración de las condiciones de admisibilidad del Recurso de Casación en análisis, de la revisión de los antecedentes que conforman el legajo procesal se establece que el recurrente presentó el Recurso de Casación dentro los cinco días hábiles siguientes a su legal notificación, cumpliendo el requisito de tiempo previsto por el Art. 417 del Código de Procedimiento Penal.

Que, prosiguiendo con la verificación de los requisitos de admisibilidad, de la revisión de los antecedentes que conforman el legajo procesal se tiene que el recurrente en su Recurso de Casación denunció: 1) Existe falta de congruencia en la Sentencia en cuanto en la Acusación se le acusa de trafico, en la sentencia se lo absuelve por el delito de tráfico y se le condena por el delito de transporte, por lo que la sentencia debió limitarse únicamente al tratamiento de esa adecuación penal realizada por el acusador, violando el principio acusatorio, principio de la certidumbre, seguridad jurídica y debido proceso, invocando como precedente contradictorio el Auto Supremo Nº 305, de 25 de Agosto de 2006.

Que, el Auto Supremo Nº 305, de 25 de Agosto de 2006,invocando como precedente contradictorio no guarda relación de coherencia con la situación de hecho planteada ,no establece la similitud en la naturaleza del hecho ,tampoco son las mismas disposiciones legales interpretadas y aplicadas u otras y, menos se funda en sentido jurídico diferente en la praxis debido  a que dicho precedente habrían sido pronunciado dentro un proceso penal por la presunta comisión de los delitos de tentativa de asesinato, lesiones graves y gravísimas ,allanamiento de domicilio ,amenazas  y complicidad ,estableciendo como doctrina aplicable que le Tribunal de Alzada no se encuentra legalmente facultado para valorar total o parcialmente la prueba ,por lo que no existe ninguna contradicción ni relación ni similitud con al vulneración del principio de congruencia.

Que, asimismo el procesado en su Recurso de Casación denunció 2)El Tribunal de Sentencia valoró y otorgó valor a las declaraciones de testigos (funcionarios de la FELCN) que no estuvieron en el momento de su detención, siendo testigos de oídas, constituyendo un defecto absoluto que amerita la anulación de la sentencia invocando como precedentes contradictorios los Autos Supremos 512 de 16 de Noviembre de 2006 y 438 de 24 de Agosto de 2007.

   Que, el recurrente en su Recurso de Apelación Restringida, ya denunció  este hecho, invocado dichos precedentes ,conforme consta en obrados  de fs. 169 a fs. 170, denuncia que fue resuelta por el Tribunal de Alzada al establecer que el testigo de cargo Teodoro Rodríguez Torrico no fue un “testigo de oídas” sino un policía que fue testigo directo  de los hechos suscitados y los testigos también de cargo Rosmery Mercedes Chura Yauli y Roberto Condori Gutiérrez, fueron funcionarios policiales que declararon respecto de sus actuaciones judiciales, en aplicación al Art. 194 del CPP, conforme consta en obrados a fs. 185, por lo que esta denuncia ya fue considerada y debidamente resuelta en el Auto de Vista recurrido ,pues, para que pueda efectivizar la flexibilización para la admisibilidad de un recurso de casación por la denuncia de defectos absolutos, el recurrente tienen la obligación de precisar con detalle de restricción de los derechos acusados como vulnerados ,explicar el resultado dañoso emergente del defecto ,así como las consecuencias procesales tengan connotación de orden constitucional ,que en el caso no acontecido .En  igual forma ,en el caso de la inobservancia o violación de derechos y garantías previstos en la Constitucin Politica del Estado  se debe realizar la debida fundamentación fáctica y jurídica en el cual se describa e individualize los posibles derechs y garantías conculcados por los operadores de justicia ,ante este sentido este tribunal  ya se pronuncio mediante diferentes fallos como ser los Autos Supremos Nros. 59/2012 de 3 de mayo de 2012 y 199/2013 de 5 de junio de 2013 entre otros, es decir la existencia de una línea jurídica asumida. 

POR TANTO:

La Sala Penal Liquidadora del Tribunal Supremo de Justicia, de acuerdo con la facultad conferida por la Disposición Transitoria Octava de la Ley del Órgano Judicial, art. 8-II) de la Ley Nº 212, conforme a los arts. 417 y 418 del Código de Procedimiento Penal, declara: INADMISIBLE el Recurso de Casación planteado por el recurrente José Blanco Rosas, impugnando la Resolución jurisdiccional contenida en el Auto de Vista, de 20 de Julio de 2009, cursante de fs. 181 a 185 vlta., pronunciado por la Sala Penal Primera  de la Corte Superior de Justicia del Distrito de Cochabamba, dentro del proceso penal seguido por el Ministerio Público contra el recurrente, por la comisión del delito de Transporte de Sustancias Controladas previsto por el Art. 55 de la Ley 1008, con costas.

Regístrese, hágase saber y devuélvase.-

Magistrada Relatora: Dra. María Lourdes Bustamante Ramírez.