TRIBUNAL SUPREMO DE JUSTICIA

SALA PENAL LIQUIDADORA


AUTO SUPREMO Nº:                44/2014

Fecha:                                           Sucre, 20 de Febrero de 2014

Expediente :                                 40/09 Oruro

Partes:                          Ministerio Público, Nancy Miguelina García Aguilar y Virginia  María García Aguilar    C/ Carlos Guillermo Orellana Maldonado,                                Jaqueline Favia Orellana Laura y Virginia Laura Mogro Rocha 

Delito :                         Lesiones Gravísimas, Robo Agravado, Allanamiento de Domicilio 

                                                      o sus Dependencias, Amenazas y Lesiones Leves 

Recurso:                                       Casación

VISTOS: (De los recursos en cuestión)

              Los Recursos de Casación planteados por Carlos Guillermo Orellana Maldonado de fs. 150 a 160, Victoria Laura Mogro Rocha de Orellana de fs. 162 a 168 vta. y Jaqueline Fabia Orellana Laura de fs. 171 a 178 vta., impugnando el Auto de Vista Nº 19 de 23 de julio de 2009 cursante de fs. 140 a 146 de obrados, pronunciado por la Sala Penal Segunda de la Corte Superior del Distrito Judicial de Oruro, dentro del proceso penal seguido por el Ministerio Público, Nancy Miguelina García Aguilar y Virginia María García Aguilar contra los recurrentes, por la supuesta comisión de los delitos Lesiones Gravísimas, Robo Agravado, Allanamiento de Domicilio o sus Dependencias, Amenazas y Lesiones Leves, previstos y sancionados por los arts. 270, 332, 298, 293 y 271 del Código Penal, los antecedentes, y;

CONSIDERANDO I: (Circunstancias Procesales)

            Que, a los fines de resolver los Recursos de Casación que fueran interpuestos en Autos, se tiene los siguientes antecedentes:

Con base a la Acusación Fiscal y Particular, previa la sustanciación del juicio oral, el Tribunal de Sentencia Nº 1 del Distrito Judicial de Oruro, mediante Sentencia Nº 06 de 25 de marzo de 2009 (fs. 44 a 59), declaró a:

1.- Carlos Guillermo Orellana Maldonado, Autor de los delitos de Lesiones Gravísimas, Allanamiento de Domicilio o sus Dependencias y Lesiones Leves, previstos y sancionados por los arts. Num. 2) del art. 270, segunda parte del art. 298 y segunda parte del art. 271 del Código Penal y se le impuso la pena de cuatro años (4) de privación de libertad, a cumplir en la Cárcel de “San Pedro” de la ciudad de Oruro, debiendo concluir la pena el 25 de marzo de 2013.

2.- Jaqueline Fabia Orellana Laura, al existir concurso de delitos se la declaró Autora de los delitos de Lesiones Graves y Allanamiento de domicilio o sus Dependencias, previstos y sancionados por los arts. 271 y segunda parte del 298 del Código Penal, imponiéndole la pena privativa de libertad de 3 años (3) de privación de libertad, en la Cárcel Pública de “San Pedro” de la ciudad de Oruro, debiendo concluir la pena impuesta el 25 de marzo de 2012.

3.- Virginia Laura Mogro Rocha, al existir concurso real de delitos se la declaró Autora de los delitos de Lesiones Leves y Amenazas, previstos y sancionados por la segunda parte del art. 271 y primera parte del art. 293 del Código Penal, imponiéndole la pena privativa de libertad de dos años (2) de privación de libertad en la Cárcel Pública de “San Pedro” de la ciudad de Oruro, debiendo concluir la pena impuesta el 25 de marzo de 2011.

              Sin prejuicio de que se les compute como parte de la pena cumplida de sanción, el tiempo que estuvieron detenidos preventivamente por estos hechos, inclusive en sede policial, una vez ejecutoriada la Sentencia, sea con costas y pago de la responsabilidad civil a favor del Estado y la Acusación Particular, a ser averiguables en ejecución de Sentencia.

               En observancia de lo establecido por el art. 366 con relación a los arts. 23 y 24 del Código de Procedimiento Penal, se concedió a favor de Jaqueline Fabia Orellana Laura, la suspensión condicional de la pena, por lo que la misma ejecutoriada que sea esta resolución, deberá cumplir:

1.- Queda prohibida de cambiar de domicilio sin autorización del Señor Juez de Ejecución Penal.

2.- Queda prohibida de comunicarse con las víctimas, siempre que no afecte su derecho a la defensa.

3.- Someterse a la vigilancia del Juez de Ejecución Penal por un periodo de prueba de tres años (3), debiendo presentarse ante dicha autoridad, el primer día hábil de casa mes.

El Juez de ejecución Penal quedo encargado de velar por el cumplimiento de estas reglas.

             En aplicación del art. 368 del Código de Procedimiento Penal, se concedió a  favor de la acusada Virginia Laura Mogro Rocha, el beneficio el Perdón Judicial.

              En aplicación el art. 363 num. 2) el Código de Procedimiento Penal se Absolvió de culpa y pena al acusado Carlos Guillermo Orellana Maldonado, por la comisión de los delitos de Robo Agravado y Amenazas, previsto y sancionado por los arts. 332 num. 2) y primera parte del art. 293 del Código Penal; así como la acusada Jaqueline Fabia Orellana Laura, por los delitos de Lesiones Gravísimas, Robo Agravado y Amenazas, previstos y sancionados por los arts. 270 num. 2) 332 y primera parte del 293 del Código Penal; como también a la acusada Virginia Laura Mogro Rocha, por el delito de Allanamiento de domicilio o sus Dependencias, previsto y sancionado por el art. 298 del Código Penal, toda vez que la prueba aportada, no fue suficiente para generar en este Tribunal, la convicción plena sobre la responsabilidad penal de los acusados.

             Que, ante esta Sentencia, Carlos Guillermo Orellana Maldonado (fs. 63 a 72 vta.), Jaqueline Fabia Orellana Laura (fs. 74 a 82 vta.) y Virginia Laura Mogro Rocha de Orellana (fs. 84 a 91) interpusieron Recursos de Apelación Restringida, mismos que previo cumplimiento del procedimiento establecido por los arts. 407 y siguientes del Código de Procedimiento Penal, el 23 de julio de 2009 (fs. 140 a 146), la Sala Penal Segunda de la Corte Superior del Distrito Judicial de Oruro, dictó Auto de Vista Nº 19/2009, declarando Improcedentes los Recursos de Apelación Restringida interpuestos y en consecuencia Confirmó la Sentencia pronunciada por los miembros del Tribunal Nº 1 del Distrito Judicial de Oruro.

               Notificadas que fueron las partes con el Auto de Vista, Carlos Guillermo Orellana Maldonado (fs. 150 a 160), mediante memorial presentado el 12 de agosto de 2009, Victoria Laura Mogro Rocha de Orellana (fs. 162 a 168 vta.) mediante memorial presentado 12 de agosto de 2009 y Jaqueline Favia Orellana Laura (fs. 171 a 178 vta.), mediante memorial presentado el 12 de agosto de 2009, interpusieron Recursos de Casación contra el precitado Auto de Vista. 

CONSIDERANDO II: (Fundamentos sobre el planteamiento de casación)

            Que, del estudio de los Recursos de Casación, se establecen como motivos de los  mismos, los siguientes:

Recurso de Casación interpuesto por Carlos Guillermo Orellana Maldonado 

Refirió, como agravios:

  1. El Auto de Vista impugnado, legitima una errónea aplicación de los arts. 270 num. 2) segunda parte del art. 298 y segunda parte del art. 271 del Código Penal, defecto de la Sentencia inserto en el art. 370 num. 1) del Código de Procedimiento Penal, al respecto realizó un resumen de los fundamentos asumidos en el recurso de apelación restringida señaló que los miembros del Tribunal de Sentencia ejercitaron una valoración de los elementos de convicción con una clara y notoria imprecisión, además de establecer, en el proceso de subsunción, contradicciones insalvables que hacen a la imposibilidad de que una persona pueda ser condenada a la vez, por el delito de Lesiones Gravísimas y Lesiones Leves, cuando en la Sentencia, se hace referencia a una sola víctima que habría sido objeto del hecho.

Errónea aplicación de la Ley sustantiva en relación al delito de Lesiones Gravísimas previsto en el art. 270 num. 2) del Código Penal, porque la Sentencia no explicó a los fines de la adecuación de la conducta del imputado y el tipo penal subsumido al oído izquierdo que habría sido el lesionado como órgano o un sentido, más bien, sus probidades establecieron al establecer que el oído izquierdo fuera una sentido y que ciertamente, la víctima hubiera perdido, pues para considerar la pérdida de un sentido este debe resultar absolutamente inexistente, lo que en los hechos no ocurrió teniendo en cuenta la declaración del Médico Forense y perito, por lo que la calificación del delito en la Sentencia resulta errónea en la medida que no se demostró la concurrencia de uno de los elementos constitutivos de las Lesiones gravísimas.

  1. El Auto de Vista realizó una fundamentación apartada de los argumentos expuestos en su recurso de apelación restringida.

El Auto de Vista no se pronunció respecto de todos los agravios apelados señalándolos en 5 puntos fundamentados.

Señaló como precedentes contradictorios haciendo referencia a la falta del Auto de Vista recurrido con relación a todos y cada uno de los fundamentos del recurso de apelación restringida.

  1. A efectos de establecer de fundamentación en la impugnación señaló que determinan explícitamente la contradicción existente entre el Auto de Vista y la Doctrina legal Aplicable que transcribió, precedentes que los señaló realizando la contradicción que se pretende con el Auto de Vista impugnado:

Auto Supremo Nº 034 de 7 de febrero de 2009

Auto Supremo Nº 437 de 24 de agosto de 2007

Auto Supremo Nº 329 de 29 de agosto de 2006

Auto Supremo Nº 431 de 11 de octubre de 2008

Auto Supremo Nº 315 de 25 de agosto de 2006

  1. Señaló que el Auto de Vista con fundamentación contradictoria legitima un defecto de la Sentencia que contiene una fundamentación insuficiente con relación a la pena impuesta, defecto de sentencia incurso dentro del art. 370 num. 5) del Código de Procedimiento Penal.
  2. Realizando un análisis de lo manifestado por el Auto de Vista y refiriéndose a la expresión de agravios en los que incurrió el mismo, señaló 8 puntos debidamente fundamentados.
  3. Se señaló la probable comisión de defectos absolutos, los cuales fueron debidamente argumentados.
  4. Invocó precedentes contradictorios con relación a la falta de fundamentación del Auto de Vista con relación a todos y cada uno de los fundamentos del recurso de apelación restringida, además de los cuales transcribió la doctrina legal aplicable y señaló la contradicción del precedente con el Auto de vista impugnado  

Auto Supremo Nº 34 de 7 de febrero de 2009

Auto Supremo Nº 437 de 24 de agosto de 2007

Auto Supremo Nº 99 de 24 de marzo de 2005

Auto Supremo Nº 507 de 11 de octubre de 2007

Recurso de Casación interpuesto por Victoria Laura Mogro Rocha de Orellana

Refirió, de agravios consistentes en:

  1. El Auto de Vista impugnado, legitima con argumentos contradictorios una errónea aplicación de la segunda parte del art. 271 y primera parte del art. 293 del Código Penal, defecto de la Sentencia inserto en el art. 370 num. 1) del Código de Procedimiento Penal.
  2. Errónea aplicación de la Ley sustantiva en relación al delito de Lesiones Leves previsto en el art. 271 del Código Penal, el Auto de Vista no se pronunció respecto de los puntos pelados, realizando una fundamentación de los fundamentos expuesto por el Auto de Vista refirió que no existe prueba que hubiera agredido a Virginia María García Aguilar de Medina, por lo que fue condenada de manera injusta y que el Auto de Vista carece de fundamentación.
  3. Con relación al delito de Amenazas, previsto y sancionado de por la primera de 293 del Código Penal, señaló que en la Sentencia no se menciona en ninguna parte cuales fueron las amenazas en que habría vertido y menos contra quien    
  4. A efectos de establecer la falta de fundamentación del Auto de Vista señaló la contradicción existente entre el Auto de Vista y la Doctrina legal Aplicable, la cual transcribió, precedentes que los señaló realizando la contradicción que se pretende:

Auto Supremo Nº 034 de 7 de febrero de 2009

Auto Supremo Nº 437 de 24 de agosto de 2007

Auto Supremo Nº 329 de 29 de agosto de 2006

Auto Supremo Nº 431 de 11 de octubre de 2008

Auto Supremo Nº 315 de 25 de agosto de 2006

  1. Señaló la ausencia en el Auto de Vista de fundamentación con relación al defecto de Sentencia vinculado a que ésta contiene una fundamentación insuficiente con relación a la pena impuesta - Defecto de la Sentencia incurso dentro del art. 370 num. 5) del Código de Procedimiento Penal.
  2. Se señaló la probable comisión de defectos absolutos, los cuales fueron debidamente argumentados.
  3. Invocó precedentes contradictorios con relación a la falta de fundamentación del Auto de Vista con relación a todos y cada uno de los fundamentos del recurso de apelación restringida, además de los cuales transcribió la doctrina legal aplicable y señaló la contradicción del precedente con el Auto de Vista impugnado  

Auto Supremo Nº 34 de 7 de febrero de 2009

Auto Supremo Nº 437 de 24 de agosto de 2007

Auto Supremo Nº 99 de 24 de marzo de 2005

Auto Supremo Nº 507 de 11 de octubre de 2007

Recurso de Casación interpuesto por Jaqueline Fabia Orellana Laura

Refirió, como agravios los siguientes:

  1. El Auto de Vista impugnado, legitima con argumentos contradictorios una errónea aplicación de la primera parte del art. 271 y segunda parte del art. 298 del Código Penal, defecto de la Sentencia inserto en el art. 370 num. 1) del Código de Procedimiento Penal.
  2. Errónea aplicación de la Ley sustantiva en relación al delito de Lesiones Leves Graves previsto y sancionado en la primera parte del art. 271 del Código Penal, el Auto de Vista no se pronunció respecto de los puntos pelados, realizando una fundamentación de los argumentos expuestos en el Auto de Vista, refirió que la calificación del delito en la Sentencia resulta errónea en la medida que no se demostró la concurrencia de ninguno de los elementos constitutivos de las Lesiones Graves, ni los días de impedimento entre 30 y 180 días, porque se bifurcó el hecho en dos momentos distintos, atribuyéndole en un primer momento y a Carlos Guillermo Orellana Maldonado el segundo, asimismo no se acreditó el otro elemento constitutivo, la capacidad de la víctima para el trabajo, por lo que se adecua al defecto anotado.
  3. A efectos de establecer la falta de fundamentación del Auto de Vista señaló la contradicción que se pretende, existente entre el Auto de Vista y la Doctrina legal Aplicable la cual transcribió:

Auto Supremo Nº 034 de 7 de febrero de 2009

Auto Supremo Nº 437 de 24 de agosto de 2007

Auto Supremo Nº 329 de 29 de agosto de 2006

Auto Supremo Nº 431 de 11 de octubre de 2008

Auto Supremo Nº 315 de 25 de agosto de 2006

  1. El Auto de Vista con fundamentación contradictoria legitimó un defecto de Sentencia que contiene una fundamentación insuficiente con relación a la pena impuesta Defecto de la Sentencia incurso en el art. 370 num. 5) del Código de Procedimiento Penal, de lo que señaló que no se estableció en absoluto cuales los motivos vinculados al quantum de la pena y no explica en absoluto de cuales las razones por las que decidieron condenarle a 3 años, la fundamentación resulto insuficiente de lo que no se sabe cuáles las razones o fundamentos respecto del porque el quantum de la pena llego a los 3 años y aun así establecieron el concurso real de delitos.
  2. Se señaló la probable comisión de defectos absolutos, los cuales fueron debidamente argumentados.       
  3. Señaló precedentes contradictorios de los cuales transcribió la partes pertinentes y realizó la contradicción del precedente con el Auto de Vista impugnado siendo estos:

Auto Supremo Nº 34 de 7 de febrero de 2009

Auto Supremo Nº 437 de 24 de agosto de 2007

Auto Supremo Nº 99 de 24 de marzo de 2005

Auto Supremo Nº 507 de 11 de octubre de 2007

Del Precedente Contradictorio Invocado:

A los fines de no realizar reiteraciones innecesarias, teniendo en cuenta que en los tres recursos se invocaron los mismos precedentes contradictorios, se tiene:

Auto Supremo Nº 329 de 29 de agosto de 2006

Auto Supremo Nº 431 de 11 de octubre de 2006

Auto Supremo Nº 315 de 25 de agosto de 2006

Auto Supremo Nº 99 de 24 de marzo de 2005

Auto Supremo Nº 507 de 11 de octubre de 2007

De la solicitud:

             Con la finalidad de evitar reiteraciones, en el petitorio de los tres recursos de casación se solicitó, se dignen pronunciar resolución declarando procedente su recurso de casación interpuesto y alternativamente se deje sin efecto el Auto de Vista impugnado disponiéndose que se pronuncie otra resolución en el marco de la doctrina legal aplicable y con las exigencias legales previstas por Ley.

CONSIDERANDO III: (Procedibilidad ante un recurso de casación)

              Se define a la Casación, como un instrumento político-jurídico que tiene una doble finalidad: por un lado, fijar la jurisprudencia, entendiendo por tal la proclamación en abstracto de la Doctrina Legal, fijando, con ello, la interpretación que ha de darse a los textos legales; y, por otro, enmendar las infracciones de Ley o de Doctrina que los Tribunales hayan cometido en la tramitación o resolución de los juicios.


              Gimeno Sendra se refiere al Recurso de Casación como: Al recurso que tiene una función predominantemente parciaria en el sentido de que principalmente tiende a defender los intereses y derecho de la partes procesales, aunque es cierto que con él persigue una clara función de protección o salvaguarda de las normas del ordenamiento jurídico (función nomofiláctica) y unificadora de la jurisprudencia en la interpretación y aplicación de las normas jurídicas…”


               De ahí según prevé el art. 416 del Código de Procedimiento Penal, el Recurso de Casación procede para impugnar Autos de Vista dictados por las Cortes Superiores de Justicia (hoy Tribunales Departamentales de Justicia), contrarios a otros precedentes pronunciados por otras Cortes Superiores de Justicia o por la Sala Penal de la Corte Suprema (hoy Tribunal Supremo de Justicia) de ahí que uno de los fines de este recurso es el controlar uniformidad en la aplicación de la normativa penal por parte de los operadores de justicia, así lo señala Cafferata Nores cuando afirma que: El Recurso de Casación tiene un propósito unificador de las interpretaciones jurisprudenciales, mediante la actuación de un mismo Tribunal superior que controla la interpretación de la Ley sustantiva o procesal en cada caso sometido a su competencia funcional”.


              La procedencia del Recurso de Casación, está dada al cumplimiento de un conjunto de requisitos necesarios para que el Tribunal de Casación pueda pronunciarse sobre el fondo del planteamiento, siendo estos presupuestos formales de cumplimiento obligatorio e inexcusable; es así, que el Código de Procedimiento Penal en sus arts. 416 y 417 ha señalado lo siguiente:



             El incumplimiento a los presupuestos señalados supra, determinarán la ineficacia del planteamiento, pues si bien, nuestra normativa legal otorga el derecho a recurrir, también exige requisitos que deben ser cumplidos, que ante la negligencia o incumplimiento debe disponerse su inadmisibilidad sin que pueda interpretarse ésta decisión, como a la negación a ese derecho recursivo, en consecuencia, de su cumplimiento recién este Tribunal podrá ingresar a considerar el recurso planteado.

CONSIDERANDO IV: (Cumplimiento de los requisitos formales)

Plazo: La fecha, desde la que corresponde computar el plazo de los 5 días para formular el Recurso de Casación, corre desde el día siguiente a la notificación con el Auto de Vista recurrido, en este caso verificadas las diligencias de notificación se puede advertir que los tres Recursos de Casación fueron presentados dentro del plazo previsto por el art. 417 del Código de Procedimiento Penal.

Invocación del precedente contradictorio: Continuando con el análisis de los datos procesales que informan esta causa, se establecen las siguientes conclusiones de orden legal:

A) De la invocación en el Recurso de Apelación Restringida:

              Conforme lo previsto por el art. 416 del Código de Procedimiento Penal, un requisito formal que debe ser cumplido por la parte que formuló el Recurso de Casación, es el de haber invocado el precedente contradictorio en su Recurso de Apelación Restringida; en el presente caso en los tres recursos se invocó los mismos precedentes contradictorios:

Auto Supremo Nº 329 de 29 de agosto de 2006

Auto Supremo Nº 431 de 11 de octubre de 2006

Auto Supremo Nº 315 de 25 de agosto de 2006

Auto Supremo Nº 99 de 24 de marzo de 2005

Auto Supremo Nº 507 de 11 de octubre de 2007

B) De la contradicción del Precedente Contradictorio y el Auto de Vista recurrido:

               De lo previsto en el parágrafo segundo del art. 417 del Código de Procedimiento Penal, el recurrente, deberá señalar en términos claros y precisos las contradicciones existentes entre el Auto de Vista recurrido y los precedentes contradictorios; en este caso resultan ser los mismos, los precedentes contradictorios señalados en los tres recursos al momento de interponer su Recurso de Casación:

Auto Supremo Nº 034 de 7 de febrero de 2009

Auto Supremo Nº 437 de 24 de agosto de 2007

Auto Supremo Nº 329 de 29 de agosto de 2006

Auto Supremo Nº 431 de 11 de octubre de 2008

Auto Supremo Nº 315 de 25 de agosto de 2006

Auto Supremo Nº 99 de 24 de marzo de 2005

Auto Supremo Nº 507 de 11 de octubre de 2007

En consecuencia, los recurrentes en el planteamiento de sus Recursos de Casación cumplieron con los requisitos previstos en los arts. 416 y 417 del Código de Procedimiento Penal, tanto en el plazo de presentación como se señaló supra, como también en la invocación de los precedentes contradictorios y la probable comisión de defectos absolutos, constituyendo presupuestos de carácter formal para su admisión, con la finalidad de determinar lo que fuese en derecho, cuando sea analizado el fondo del recurso, por tal circunstancia corresponde su admisión de conformidad a lo establecido en el art. 418 del Código de Procedimiento Penal.   

POR TANTO:

              La Sala Penal Liquidadora del Tribunal Supremo de Justicia, de acuerdo con la facultad conferida por la Disposición Transitoria Octava de la Ley del Órgano Judicial, art. 8-II) de la Ley Nº 212, conforme a los arts. 416, 417 y 418 del Código de Procedimiento Penal, declarar: ADMISIBLES los Recursos de Casación planteados por Carlos Guillermo Orellana Maldonado de fs. 150 a 160, Victoria Laura Mogro Rocha de Orellana de fs. 162 a 168 vta. y Jaqueline Fabia Orellana Laura de fs. 171 a 178 vta., dentro del proceso penal seguido por el Ministerio Público, Nancy Miguelina García Aguilar y Virginia María García Aguilar contra los recurrentes, por la supuesta comisión de los delitos Lesiones Gravísimas, Robo Agravado, Allanamiento de Domicilio o sus Dependencias, Amenazas y Lesiones Leves, previstos y sancionados por los arts. 270, 332, 298, 293 y 271 del Código Penal.

                Asimismo, por Secretaría de la Sala Penal Liquidadora hágase conocer el presente Auto Supremo a las Salas Penales de los Tribunales Departamentales de Justicia del país a los fines señalados en el art. 418 párrafo segundo del Código de Procedimiento Penal.

Regístrese, hágase saber y cúmplase.-

Magistrado Relator: Dr. William E. Alave Laura