TRIBUNAL SUPREMO DE JUSTICIA

SALA PENAL LIQUIDADORA

AUTO SUPREMO Nº 729/2013

Fecha:                        Sucre, 11 de diciembre de 2013

Expediente:                158/2009

Distrito:        Santa Cruz    

Partes:        Nicolás Melendres Rojas en su calidad de Apoderado Legal de Lider Kleber Limón Ribera c/ Javier Capobianco Saravia 

Delito :        Apropiación Indebida y Abuso de Confianza   (art. 345 y 346 del Código Penal)

Recurso:                Casación

VISTOS: (Del recurso en cuestión)

       Los Recursos de Casación planteados por Nicolás Melendres Rojas en su calidad de Apoderado Legal de Lider Kleber Limón Ribera de fs. 190 a 191 vta. y Javier Capobianco Saravia de fs. 202 a 206, impugnando el Auto de Vista de 15 de junio de 2009 cursante de fs. 181 a 182 de obrados, pronunciado por la Sala Penal Segunda de la Corte Superior del Distrito Judicial de Santa Cruz, dentro del proceso penal seguido por Nicolás Melendres Rojas en su calidad de Apoderado Legal de Lider Kleber Limón Ribera contra Javier Capobianco Saravia, por la presunta comisión de los delitos de Apropiación Indebida y Abuso de Confianza, previstos y sancionados por los arts. 345 y 346 del Código Penal, los antecedentes, y;

CONSIDERANDO I: (Circunstancias Procesales)

Que, a los fines de resolver los Recursos de Casación que fueran interpuestos en Autos, se tiene los siguientes antecedentes:

Con base a la Particular, previa la sustanciación del juicio oral, el Juzgado Cuarto de Sentencia de la Capital del Distrito Judicial de Santa Cruz, mediante Sentencia Nº 14 de 22 de septiembre de 2008 de fs. 133 a 139 vta., resolvió fallar dictando Sentencia Condenatoria contra Javier Capobianco Saravia, por ser Autor y Culpable de la comisión de los delitos de Apropiación Indebida y Abuso de Confianza, previstos y sancionados por los arts. 345 y 346 del Código Penal, en consecuencia se le impuso la pena de tres años (3) y tres meses (3) de reclusión a ser cumplida en el Centro de Rehabilitación Santa Cruz “Palmasola” sección “Varones” a ejecutarse una vez que la Sentencia tenga calidad de cosa juzgada.

Se le impuso costas a favor del querellante, que se tasara en ejecución de Sentencia y dando lugar al procedimiento de reparación de daños.

Que, ante esta Sentencia Javier Capobianco Saravia solicito Complementación y Enmienda cursante a fs. 149 de fecha 24 de octubre de 2008, la cual fue resuelta mediante Auto de Vista Complementario de 28 de octubre de 2008, Enmendándose indicando: que la defensa del imputado propuso en el juicio el incidente de exclusión probatoria que le fue rechazada y se hizo la reserva de apelación restringida y de otra se Aclaró que los testigos Felipe Santiago Vallejos Gutiérrez e Ingrid Guasase Poiquí son testigos de descargo.

Es así que contra la referida Sentencia, Javier Capobianco Saravia de fs. 160 a 164 interpuso Recurso de Apelación Restringida, mismo que previo cumplimiento del procedimiento establecido por los arts. 407 y siguientes del Código de Procedimiento Penal, el 15 de junio de 2009 (fs. 181 a 182), la Sala Penal Segunda de la Corte Superior del Distrito Judicial de Santa Cruz, dictó Auto de Vista Nº 57/2009, por el que declaró Procedente el Recurso de Apelación Restringida y reparando directamente la errónea aplicación de la Ley, Revocó Parcialmente la Sentencia en lo pertinente a la calificación del hecho y la pena impuesta y consiguientemente declaró a Javier Capobianco Saravia Autor y Culpable de la comisión del delito de Apropiación Indebida previsto y sancionado por el art. 345 del Código Penal, condenándolo a cumplir la pena de dos años (2) y seis meses (6) de reclusión en el Centro de Rehabilitación Santa Cruz “Palmasola” y se lo Absolvió de la comisión del delito de Abuso de Confianza, previsto y sancionado por el art. 346 del Código Penal.

Notificadas que fueron las partes con el Auto de Vista, Nicolás Melendres Rojas en representación de Lider Kleber Limón Ribera, mediante memorial presentado el 29 de junio 15 de 2009 (fs. 190 a 192 vta.) y Javier Capobianco Saravia mediante memorial presentado el 30 de junio de 2009 (fs. 202 a 206), interpusieron Recursos de Casación contra el Auto de Vista precitado. 

CONSIDERANDO II: (Fundamentos sobre el planteamiento de los recursos casación)

Que, del estudio de los Recursos de Casación, se establece como motivos de los  mismos, los siguientes:

Recurso de Casación interpuesto por Nicolás Melendres Rojas en representación de Lider Kleber Limón Ribera 

El Auto de Vista en forma defectuosa consignó los siguiente: “…concurso ideal, Tráfico de Sustancias Controladas previstos en el art. 48 de la Ley Nº 1008, condenándolo a la pena de 10 años de presidio”, aspecto que esta fuera de todo comentario.

El Tribunal de Alzada al reducir la pena y absolverlo del delito de Apropiación Indebida señalando que el querellante acuso solo por dos delitos pidiendo una pena máxima de tres años de reclusión, resulta existir errónea aplicación del art. 346 del Código Penal, afirmación de no corresponde porque el art. 44 del mismo Código se debe aplicar al presente caso, vale decir que los tres años son con relación al art. 346 del Código Penal al cual el Juez aplicando correctamente aplicó los arts. 44 y 365 del Código Penal, artículos relacionados con los arts. 171 y 173 del mismo cuerpo legal.

Se lo absolvió del delito de Abuso de Confianza, sin valorar la misma declaración del imputado quién manifestó que se apropió del dinero con el fin de cancelar otras obligaciones, por tanto el primer delito (Apropiación Indebida) se cometió para proporcionarse los medios de cometer el otro delito (Abuso de Confianza).

Se aplicó correctamente el art. 135 del Código de Procedimiento Penal, por el cual el Juez de la causa llegó a la conclusión de que el procesado Javier Capobianco Saravia fue autor de la comisión de los delitos acusados y el procesado en ningún momento desvirtuó con pruebas que destruyan los hechos imputados más por el contrario los ha confesado en su declaración.

Al respecto señaló que acompaña precedentes contradictorios pronunciados por la Sala Penal de la Corte Suprema, de la revisión de los mismos se observa que se trata de:

Auto de Vista de 12 de febrero de 1999, emitido por la Corte Superior del Distrito Judicial de Cochabamba.

Auto de Vista de 4 de marzo de 1998, emitido por la Corte Superior del Distrito Judicial de La Paz

Auto Supremo de 25 de noviembre de 2000

Auto Supremo de 14 de agosto de 2000.

Recurso de Casación interpuesto por Javier Capobianco Saravia 

I.- Señaló que cumplió con las cuestiones formales para la interposición del recurso de Casación y pidió se tomen en cuenta los siguientes elementos de hecho y de derecho.

II.- Se ratificó en todos los puntos cuestionados en su Recurso de Apelación Restringida respecto de loa vicios oportunamente denunciados.

III.- Auto de Convocatoria a Juicio oral, solo se aperturó por el delito de Apropiación indebida, por ser base de la acusación, por tanto se incumplió el art 342 del Código de Procedimiento Penal, pero se le condenó por dos delitos cuando solo se le aperturó por el delito de Apropiación Indebida y no por el delito de Abuso de Confianza, delito que no se encuentra en los hechos a probar, este aspecto entra en contradicción con el art. 342 tercer párrafo, por lo que el Juez resolviendo ultra petita le condenó por el delito de Abuso de Confianza, además que la parte acusadora en ningún momento solicitó se aplique agravante alguna.

IV.- Reserva de la aplicación restringida en cuanto al rechazo del incidente de exclusión probatoria, debido a que el Juez de Primera Instancia, desarrolló un procedimiento especial desconocido por el sistema, por lo que debió resolverse de acuerdo a lo que corresponda y de conformidad al art. 403 y siguientes del Código de Procedimiento Penal, siendo su actuar lesivo y atentatorio a sus derechos fundamentales y garantías Constitucionales, al existir defectos procesales absolutos de la misma, inobservancia de la norma y errónea aplicación de la Ley.

V.- Defecto procesal absoluto, se vulneró el debido proceso y la legítima defensa, consagradas en la Constitución Política del Estado en su art. 16. II y artículo 8 de la Convención Americana sobre Derechos Humanos, sobre la que se asienta el debido proceso. Observó que en la sustanciación del juicio oral el incumplimiento de los arts. 216, 217 del Código de Procedimiento Penal generando un defecto absoluto previsto en el art. 169 num. 2) y 3) del mimso cuerpo Legal.

Violación de los arts. 3, 5, 6, 12, 216, 217, 347 y 169 num. 2) y 3) del Código de Procedimiento Penal.

VI.- Valoración defectuosa de las pruebas en la Sentencia, refiriendo que se infringió los arts. 171, 173 y 370 num. 6) del Código de Procedimiento Penal, por lo que el Juez Cuarto de Sentencia no valoro las pruebas en base a la sana crítica ni tampoco fueron armónicas sus valoraciones en cuanto a las pruebas producidas en la sustanciación del proceso pues perdió objetividad en la valoración de las mismas más aún se permitió la exhibición de prueba que no fue judicializada.

VII.- Se incurrió en lo previsto en el art. 370 num. 5) del Código de Procedimiento Penal, en cuanto a que a la Sentencia contenía fundamentación insuficiente y contradictoria.

VIII.- Solicitó se anule la Sentencia por emerger de la errónea aplicación de la Ley en su tramitación, por lo que señaló se ordene la reposición del juicio por otro Juez o Tribunal, al amparo del art. 413 del Código de Procedimiento Penal.

Señalo en su otrosí, que el recurso no debe ser rechazado y al respecto invocó la Auto Constitucional Nº 0306/1999-R de 8 de noviembre y la Sentencia Constitucional Nº 0338/2006-R.

Segundo.- Señaló que el Auto de Vista fue basado en un proceso de 1008 (Tráfico de Sustancias Controladas) que no tiene la menor relación con estos delitos de orden privado, por tanto se constituye en un defecto absoluto insubsanable.

IX.- Casación, refirió que todos estos vicios fueron denunciados oportunamente en su recurso de Apelación Restringida, por lo que correspondía la anulación de la Sentencia, porque fue declarado culpable con la valoración de la prueba que van en contra de nuestro ordenamiento jurídico.

X.- Se dicte Auto Supremo en el que se valore adecuadamente al prueba aportada y directamente como lo establece el art. 413 del Código de Procedimiento Penal se anule y se revoque la Sentencia y disponiendo se lo absuelva de culpa y pena por los dos delitos imputados.

Invocación del precedente contradictorio

Recurso de Casación interpuesto por Nicolás Melendres Rojas en representación de Lider Kleber Limón Ribera 

Auto de Vista de 12 de febrero de 1999, emitido por la Corte Superior del Distrito Judicial de Cochabamba.

Auto Supremo de 25 de noviembre de 2000

Auto de Vista de 4 de marzo de 1998, emitido por la Corte Superior del Distrito Judicial de La Paz

Auto Supremo de 14 de agosto de 2000.

Recurso de Casación interpuesto por Javier Capobianco Saravia 

Auto Constitucional Nº 0306/1999-R de 8 de noviembre.

Sentencia Constitucional Nº 0338/2006-R.

De la solicitud:

Recurso de Casación interpuesto por Nicolás Melendres Rojas en representación de Lider Kleber Limón Ribera 

Solicitó se admita su recurso de Casación y se declare la existencia de las contradicciones entre el Auto de Vista recurrido con otros similares y por tanto se confirme la Sentencia en todas sus partes.

Recurso de Casación interpuesto por Javier Capobianco Saravia 

Se dicte Auto Supremo en el que se valore adecuadamente al prueba aportada y directamente como lo establece el art. 413 del Código de Procedimiento Penal se anule revocando la Sentencia y disponiendo se lo absuelva de culpa y pena por los dos delitos imputados.

CONSIDERANDO III: (Procedibilidad ante un recurso de casación)

Se define a la Casación, como un instrumento político-jurídico que tiene una doble finalidad: por un lado, fijar la jurisprudencia, entendiendo por tal la proclamación en abstracto de la Doctrina Legal, fijando, con ello, la interpretación que ha de darse a los textos legales; y, por otro, enmendar las infracciones de Ley o de Doctrina que los Tribunales hayan cometido en la tramitación o resolución de los juicios.


Gimeno Sendra se refiere al Recurso de Casación como: “Al recurso que tiene una función predominantemente parciaria en el sentido de que principalmente tiende a defender los intereses y derecho de la partes procesales, aunque es cierto que con él persigue una clara función de protección o salvaguarda de las normas del ordenamiento jurídico (función nomofiláctica) y unificadora de la jurisprudencia en la interpretación y aplicación de las normas jurídicas…”


De ahí según prevé el art. 416 del Código de Procedimiento Penal, el Recurso de Casación procede para impugnar Autos de Vista dictados por las Cortes Superiores de Justicia (hoy Tribunales Departamentales de Justicia), contrarios a otros precedentes pronunciados por otras Cortes Superiores de Justicia o por la Sala Penal de la Corte Suprema (hoy Tribunal Supremo de Justicia) de ahí que uno de los fines de este recurso es el controlar uniformidad en la aplicación de la normativa penal por parte de los operadores de justicia, así lo señala Cafferata Nores cuando afirma que: “El Recurso de Casación tiene un propósito unificador de las interpretaciones jurisprudenciales, mediante la actuación de un mismo Tribunal superior que controla la interpretación de la Ley sustantiva o procesal en cada caso sometido a su competencia funcional”.


La procedencia del Recurso de Casación, está dada al cumplimiento de un conjunto de requisitos necesarios para que el Tribunal de Casación pueda pronunciarse sobre el fondo del planteamiento, siendo estos presupuestos formales de cumplimiento obligatorio e inexcusable; es así, que el Código de Procedimiento Penal en sus arts. 416 y 417 ha señalado lo siguiente:



El incumplimiento a los presupuestos señalados supra, determinarán la ineficacia del planteamiento, pues si bien, nuestra normativa legal otorga el derecho a recurrir, también exige requisitos que deben ser cumplidos, que ante la negligencia o incumplimiento debe disponerse su inadmisibilidad sin que pueda interpretarse ésta decisión, como a la negación a ese derecho recursivo, en consecuencia, de su cumplimiento recién este Tribunal podrá ingresar a considerar el recurso planteado.

CONSIDERANDO IV: (Cumplimiento de los requisitos formales)

Plazo: La fecha, desde la que corresponde computar el plazo de los 5 días para formular el Recurso de Casación, corre desde el día siguiente a la notificación con el Auto de Vista recurrido, en este caso verificadas las diligencias de notificación se puede advertir que:

Nicolás Melendres Rojas en representación de Lider Kleber Limón Ribera, fue notificado con el referido Auto de Vista el 24 de junio de 2009 (fs. 183) y el cargo de presentación de su Recurso de Casación data del 29 de junio de 2009 (fs. 190), por lo que se establece que su recurso de Casación fue presentado dentro del plazo previsto por el art. 417 del Código de Procedimiento Penal.

Javier Capobianco Saravia, fue notificado con el referido Auto de Vista el 24 de junio de 2009 (fs. 183) y el cargo de presentación de su Recurso de Casación data del 30 de junio de 2009 (fs. 202), por lo señalado, se establece que su recurso fue presentado dentro del plazo previsto por el art. 417 del Código de Procedimiento Penal, teniendo en cuenta que el día domingo 28 de junio de 2009 fue día inhábil.

Invocación del precedente contradictorio: Continuando con el análisis de los datos procesales que informan esta causa, se establecen las siguientes conclusiones de orden legal:

A) De la invocación en el Recurso de Apelación Restringida:

Conforme lo previsto por el art. 416 del Código de Procedimiento Penal, un requisito formal que debe ser cumplido por la parte que formuló el Recurso de Casación, es el de haber invocado el precedente contradictorio en su Recurso de Apelación Restringida, en el presente caso de la revisión de los antecedentes se tiene que:

Recurso de Casación interpuesto por Nicolás Melendres Rojas en representación de Lider Kleber Limón Ribera 

En el presente caso este requisito es flexibilizado porque el recurrente no planteo Recurso de Apelación Restringida por haberle sido favorable la Sentencia.

Recurso de Casación interpuesto por Javier Capobianco Saravia 

Auto Constitucional Nº 0306/1999-R de 8 de noviembre

Sentencia Constitucional Nº 0338/2006-R.

B) De la contradicción del Precedente Contradictorio y el Auto de Vista recurrido:

De lo previsto en el parágrafo segundo del art. 417 del Código de Procedimiento Penal, el recurrente, deberá señalar en términos claros y precisos las contradicciones existentes entre el Auto de Vista recurrido y los precedentes contradictorios; en este caso, los precedentes contradictorios invocados al momento de interponer su Recurso de Casación son:

Recurso de Casación interpuesto por Nicolás Melendres Rojas en representación de Lider Kleber Limón Ribera 

Auto de Vista de 12 de febrero de 1999, emitido por la Corte Superior del Distrito Judicial de Cochabamba.

Auto de Vista de 4 de marzo de 1998, emitido por la Corte Superior del Distrito Judicial de La Paz

Auto Supremo de 25 de noviembre de 2000

Auto Supremo de 14 de agosto de 2000.

Recurso de Casación interpuesto por Javier Capobianco Saravia 

Auto Constitucional Nº 0306/1999-R de 8 de noviembre

Sentencia Constitucional Nº 0338/2006-R.

Fundamentación respecto de ambos Recurso de Casación

Los recurrentes en el planteamiento de sus Recursos de Casación cumplieron con los requisitos previstos en los arts. 416 y 417 del Código de Procedimiento Penal, tanto en el plazo de presentación como se señaló supra, como también en la invocación de los precedentes contradictorios y la supuesta existencia de defectos absolutos, constituyendo presupuestos de carácter formal para su admisión, con la finalidad de determinar lo que fuese en derecho, cuando sea analizado el fondo del recurso, por tal circunstancia corresponde su admisión de conformidad a lo establecido en el art. 418 del Código de Procedimiento Penal.   

POR TANTO:

La Sala Penal Liquidadora del Tribunal Supremo de Justicia, de acuerdo con la facultad conferida por la Disposición Transitoria Octava de la Ley del Órgano Judicial, art. 8-II) de la Ley Nº 212, dispone conforme la primera parte del art. 418 del Código de Procedimiento Penal, declarar: ADMISIBLES los Recursos de Casación planteados por Nicolás Melendres Rojas en su calidad de Apoderado Legal de Lider Kleber Limón Ribera y por otra parte Javier Capobianco Saravia, dentro del proceso seguido por Nicolás Melendres Rojas en su calidad de Apoderado Legal de Lider Kleber Limón Ribera contra Javier Capobianco Saravia, por la presunta comisión de los delitos de Apropiación Indebida y Abuso de Confianza, previstos y sancionados por los arts. 345 y 346 del Código Penal.

Asimismo, por Secretaría de la Sala Penal Liquidadora hágase, conocer el presente Auto Supremo a las Salas Penales de los Tribunales Departamentales de Justicia del país a los fines señalados en el art. 418 párrafo segundo del Código de Procedimiento Penal.

Regístrese, hágase saber y cúmplase.-

Magistrado Relator: Dr. William E. Alave Laura